De 1800 a 1950. Inmigración Y ferrocarriles. Hist. Argentin

Inmigración:
La inmigración es un hecho voluntario o forzoso, en el que un individuo, una familia, grupos de individuos y aún una nación entera, abandona el suelo natal para ir a establecerse en otro. Las razones pueden ser: económicas, sociales o políticas.

En la Argentina hay un punto crucial cuando se comenzaba o tomar en cuanta seriamente, lo que la inmigración de Europeos iba a afectar nuestro modo de vida social, político y económico: y aunque en los hechos resulto ser nada mas que una declaración, es necesario referirse al decreto del 4 de septiembre de 1812 dictado por el primer triunvirato, como punto de partida de una apolítica inmigratoria en nuestro país.

De 1800 a 1950. Inmigración Y ferrocarriles. Hist. Argentinperon


En él cual se afirmó que: “siendo la población el principio de la industria y el fundamento de la felicidad de los estados”, era conveniente promoverla por todos lo medios posibles, como así también ofrecer protección y seguridad en el goce de sus derechos a todos los extranjeros que quisieran radicarse en estas tierras; Otorgándole además, a quien se dedicara a la agricultura, terreno suficiente y auxilio para la instalación de sus primeros establecimientos rurales, gozando en la comercialización de sus productos de iguales privilegios que los nativos. No obstante este no era mas que un sano propósito, a lo que en el año 1821 se asumieron mediadas concretas en política inmigratoria. Esto le correspondió al gobernador de Buenos Aires, Martín Rodríguez y su ministro inspirador Bernardino Rivadavia; que el 22 de agosto de 1821 la legislatura, bajo una propuesta del poder Ejecutivo, faculta a esta para negociar el transponte de familias industriosas que aumentarán la población de la provincia. El 9 de octubre inmediato – y luego que esta noticia había llegado a Europa – llega desde Londres un plan de colonización agrícola; este fue el primer intento de carácter legal relacionado con la materia.
En un intento de organización social y promoción de este régimen en abril de 1824 se crea una comisión de inmigración, que es integrada con ciudadanos y extranjeros residentes, poseedores de bienes raíces.
Al año siguiente se la pone en funcionamiento dotándola de un reglamento que le fijaba normas de funcionamiento y le determinaba facultades. Entre estas los agentes necesarios en Europa para la ejecución de los contratos. Además tendría a cargo la realización de propaganda, publicando en periodos regulares, tanto en el país como en el extranjero, las ventajas que se ofrecían a quienes inmigraran al Rió de la Plata. Otras tareas de la Comisión eran: proporcionar empleo a todo que viniere al país sin destino o que se halle en él sin colocación. Traer de Europa labradores y artesanos de toda clase. Introducir agricultores por contrato de arrendamiento con los propietarios y artistas (es decir artesanos) del país, bajo un plan general de contrato que seria acordado por la comisión, y libre y espontáneamente convenido entre los trabajadores y los patrones que lo requieran.

Hotel de Inmigrantes (1824)


trenesinmigración


Luego, 6 años después en 1830 comienza una nueva etapa en esta política inmigratoria, y se debe a que en esta época, la época de Rosas se reformulan las cuestiones por la cual se había fomentado de manera tan brusca la inmigración, sin dejar de lado que en un principio esta actitud del estado fue la de producir ventajas para el país; no obstante solo se había logrado aumentar el gasto público y distraído al gobierno de otras importantes atenciones; Por esto Rosas decide en agosto de 1830 extinguir la Comisión De Inmigración, establecida por decreto el 13 de abril de 1824.
Pero la inmigración no se detiene, aunque escasa es continua. Una interrumpida corriente inmigratoria al Río de la Plata se inicia luego de concluida la guerra con el Brasil.
En esta ultima época del furor por la inmigración y en adelante (año 1942) en cuanto a las actividades que desarrollaban los inmigrantes europeos en nuestro país puede notarse una cierta especialización por nacionalidad.
Los Ingleses dedicaban sus esfuerzos sobre todo al comercio, para ello se habían radicado en la capital de la provincia, pero muchos tenían establecimientos rurales en la campaña. Los irlandeses dedicados a las faenas rurales, especialmente como criadores de ovejas, se ubicaban preferentemente en los partidos limítrofes a la ciudad de Buenos Aires; los que no habían logrado ahorrar lo suficiente trabajaban como zanjardores, tarea que evitaba el nativo. Los Vascos convirtieron en tradición sus oficios de tamberos y lecheros. Los italianos como siempre hacían de todo, pero sobresalieron como artesanos y especialmente, juntamente con los portugueses, en el cabotaje fluvial y como prácticos de los ríos. Los franceses muy pronto se destacaron en la artesanía y algunos, más emprendedores, crearon en esa época algunas industrias que llegaron a ser importantes años después.



Grafico de esa decada

Argentina


La colonización en Entre Ríos (mi provincia)
Dos han sido los sistemas de colonización de entre ríos. El primero, haciendo dueños de la tierra a los colonos que las cultivaban. El segundo haciendo solo arrendatarios y medianeros.
El primer sistema, despertando en el colono el amor a la tierra, porque lo convertía al labrador participe en la valoración paulatina de la propiedad, ha hecho colonos ricos y colonias florecientes. El segundo sistema no aseguraba nada para el inmigrante más que su subsistencia temporaria, en una tierra que no les pertenecía y de la cual no obtenían bien alguno, este sistema fue perjudicial para el colono y la provincia.
El general Urquiza fue el iniciador de la colonización en Entre Ríos. Alcanzando el triunfo de Caseros el 3 de febrero1852, deseó Urquiza recompensar a un grupo de Alemanes que al mando del coronel Clemente habían participado del combate; los trajo a Entre Ríos ubicándolos en los márgenes del arroyo “las conchas”, donde les dio tierras, herramientas, animales de labor y provisiones, fundando la primera colonia en el departamento de Paraná, pero el elemento colonizador no fue el más apropiado y después de algún tiempo la colonia desapareció por el abandono que de sus tierras hicieron los pobladores.
No obstante en 1857 estaba formada la colonia “San José” sobre la costa del Uruguay, y en 1858 “Villa Urquiza” que son los 2 primeros focos de colonización en Entre Ríos. Las colonias Entrerrianas tenían la obligación de ubicar dentro de las mismas, a familias argentinas, a fin de producir una integración como así también un intercambio de cocimientos propios.


Registro de inmigrantes (concordia)

historia


Ferrocarriles.
En agosto de 1857, se inauguró el primer tramo de línea ferroviaria (de Bs. As a floresta), y otros cuatro tramos entre 1862 y 1872. no obstante estas obras no dejaban de ser limitadas en sus características por lo que la gente siguió optando por las carretas para conducir carga y las mensajeras trasladando pasajeros, y las galeras particulares llevando a las familias pudientes.

La técnica con las que se organizaron las empresas ferroviarias es variada. El primer ferrocarril argentino nombrado antes (Bs. As – floresta. 1857). Fue vendido en 1889 a un grupo de ferroviarios ingleses a un valor tan bajo que cualquier argentino podía ser dueño de este, ya que la operación no requería de capital efectivo, que florecía en in sistema de corromper a los hombres dirigentes del país. Así fue que poco a poco mediante combinaciones tan hábiles que no requerían inversión alguna a veces. Los ferrocarriles comenzaban a pasar a manos de financistas ingleses, entre estos la Línea el Pacifico y el central de Córdoba. Esto comenzaba a constituir un fondo fijo, particular, constituido en su mayoría por títulos ferroviarios argentinos.
Indirectamente con esta política de “coordinación de transportes” Inglaterra podía alcanzar el manejo absoluto de los transportes, y someter al país a una apolítica de aniquilamiento donde todo estaba enfocado a la producción de material agropecuario que ella necesitaba para subsistir. Inglaterra quiere que la Rep. Arg. Sea una inmensa estancia sin mas población que la indispensable para labrar los campos, apacentar los ganados y conducir los trenes que llevan a sus barcos la materia prima que ella necesita., lo que iba lográndose poco a poco.


A continuación se transcriben las reflexiones del General Juan Domingo Perón sobre la red de transporte de la Argentina, en particular sobre los ferrocarriles, contenidas en “El Pensamiento de Perón”, de Ramón S. Hereñu.
Pregunta: General, en la Argentina existe un problema serio desde el punto de vista económico y que esta afectando grandemente las finanzas del Estado y que se llama ferrocarriles. Los ferrocarriles los adquirió el peronismo. ¿Qué habría pasado si hubiera estado Usted en el gobierno? ¿Se tendría este déficit extraordinario de setenta u ochenta mil millones de pesos? ¿Cómo solucionaría una situación de esta naturaleza?
Perón: “La historia de los ferrocarriles, desde ese punto de vista, es muy interesante y yo se la voy a exponer con cierta amplitud porque es un problema que no todos conocen. Los ferrocarriles representaban para la República Argentina, cuando yo me hice cargo del gobierno, un grave problema en manos de los ingleses. En primer lugar, porque nos fijaban toda la política de transportes y toda la política económica. Los precios los fijan los transportadores, especialmente, no los que producen ni los que trafican. Inglaterra había establecido un sistema de sol. Como un sol, para llevar todo hacia Buenos Aires, porque era el puerto de exportación que los abastecía. Pero es claro, ellos seguían una política proteccionista a los productos que ellos consumían. Por ejemplo, un vagón de ganado que venia de Mendoza a Buenos Aires y corría mil doscientos kilómetros de vuelta, porque los vagones de hacienda no se pueden utilizar para otra cosa. De manera que recorría dos mil cuatrocientos kilómetros por dos mil pesos el vagón completo. Pero, en cambio, un vagón de mercadería que iba del puerto de Buenos Aires a Mendoza y recorría 1200 kilómetros, llevando productos que a lo mejor venían de Inglaterra, costaba 4000 pesos. Por la mitad del recorrido pagaban el doble del destinado a la hacienda. ¿Por qué...? Porque la hacienda era para los ingleses y la mercadería era para los mendocinos, entonces, le hacían pagar a los mendocinos...Los ferrocarriles estaban llenos de esos anacronismos. En segundo lugar nos representaba un fuerte sector de divisas que se iban del país todos los años. Sumaban casi mil millones en divisas. Había que tomar, por ello los servicios públicos y entre ellos los ferrocarriles.”


ferrocarriles
De 1800 a 1950. Inmigración Y ferrocarriles. Hist. Argentin


COMO SE COMPRARON LOS FERROCARRILES
Perón: “Cuando hubimos de comprar los ferrocarriles por algo los comprábamos nosotros. Porque se podía hacer el negocio en esos momentos. Había terminado la guerra y los ingleses estaban muy mal económicamente. Necesitaban, por otra parte, abastecimientos y nosotros correr la voz de que el gobierno compraría los ferrocarriles. Enseguida se vinieron los ingleses a querer venderlos. Los recibimos con Miranda. El inglés nos dijo: “¿Ustedes quieren comprar los ferrocarriles”? Miranda les contesto: “Es la primera noticia que tenemos, pero si ustedes los ponen a buen precio... los compramos”. “¿Cuál sería el precio de los ferrocarriles?” dijo Miranda. Y el inglés contestó: “El precio sería diez mil millones de pesos. Es lo que consideramos nosotros el valor de libras”. Miranda se sonrió y les dijo que no era posible: “Esto es todo hierro viejo”, replicó... Es decir, la política del que compra... Los ingleses después se enojaron porque Miranda les dijo algunas otras cosas un poco desagradables y se fueron a Londres. Claro... enseguida sobrevino la huelga de los ferrocarriles, el reglamento de trabajo por el cual difícilmente se podía trabajar... Ellos llegaron a perder tres o cuatros millones de pesos por día. Entonces se vinieron los ingleses, entrando más en razones. Ofrecieron venderlos en seis mil millones. Pero cometieron un error: le ofrecieron a Miranda una coima de cien millones de dólares, depositados en Bancos de Inglaterra a la orden de Miranda y mía, si se los comprábamos en ese precio. Miranda vino inmediatamente y me dijo: “Han ofrecido cien millones de dólares para el Movimiento Peronista, en un banco de Londres a orden suya y mía, si se los compramos en seis mil”. Y el siguió discutiendo en el precio y se los sacó por 1.020 millones. Ese fue el precio de los ferrocarriles. Les compró bienes directos e indirectos de los ferrocarriles. Mil millones eran una cosa formidable. Porque los ferrocarriles eran 48 mil kilómetros de material rodante, estaciones, etc... y muchas propiedades, porque la Ley Mitre les había dado seis kilómetros a cada lado de la vía para que construyeran. Cuando se ajustó este asunto, Miranda nos dijo: “ya hemos vencido en el precio, ahora vamos a ver como nos va en las condiciones de entrega”.
LE PAGAMOS CON TRIGO
Perón: “El hace un boleto de compra-venta donde establece –como los ingleses tenían un tratado con nosotros– mantener la convertibilidad de la libra que nos permitía el negocio triangular con Estados Unidos. Si se mantiene la convertibilidad de la libra, pagamos “cash” mil veintinueve millones. Si no se mantiene, entonces pagaremos en mercadería. Porque ese dinero lo teníamos en Estados Unidos y se lo podíamos pagar a los ingleses. Cuando terminó eso vino Miranda y me dijo: “Bienes directos e indirectos en estas condiciones”.
Yo le contesté: “¿Y si no declaran la convertibilidad de la libra? Vamos a tener que pagar los mil veintinueve millones... vea que esos no los tenemos”. “No se aflija...- acotó Miranda- los ingleses van a declarar la convertibilidad de la libra”. A los dos meses declararon la convertibilidad de la libra. Ya no pagábamos en dinero. El dinero lo necesitábamos para pagar equipos industriales que estábamos, en esos momentos, trayendo al país para abastecer a la industria que se encontraba sin maquinarias. Ya ese no era problema para nosotros porque en 1947 empezamos a comprar la cosecha con el IAPI. A los chacareros que le pagaban seis pesos el quintal, le pagábamos veinte, con lo que estaban eufóricos... Pero Miranda había previsto que se venia la crisis del trigo del año 1948. Ustedes recuerdan, se habían agotado los “stocks” durante la guerra y en vez de vender metió en silos subterráneos y dejo que se valorizaran. De manera que ese trigo que le compró a veinte y dejó eufórico a los chacareros, se los vendíamos a los ingleses a sesenta... Vale decir que de los mil veintinueve millones que debíamos pagar por los ferrocarriles, le pagamos en trigo porque habían declarado la convertibilidad de la libra. Trigo que comprábamos a veinte y vendíamos a sesenta, era el treinta y tres por ciento. De 1.029 millones, el 33% menos quedaba como precio total setecientos cincuenta millones. Eso se omitió. Cuando se tomaron los ferrocarriles, se vendieron algunas de las propiedades que tenían y se sacaron 1.000 millones. Esos setecientos millones que habíamos emitido, se retiraron de circulación y nos quedamos con todas las propiedades. Fíjese que desde el puerto de Buenos Aires, desde la Casa de Gobierno hasta el Dock Sud, era todo de los ferrocarriles y veintitrés mil propiedades... Todo paso al Estado. Y... ¿Qué pagamos nosotros? Ni un centavo!!! Con la plata de ellos, nosotros le pagamos a ellos. ¿Se da cuenta Usted por qué se compraron los ferrocarriles?”
LOS DEFICITS FERROVIARIOS:
Perón: “Recibimos los ferrocarriles y tenían un déficit de mil doscientos millones al año. Esto era porque el material era anticuado; porque, en fin, había muchas deficiencias. Se hizo un gran esfuerzo, se pusieron los ferrocarriles a punto y se racionalizó el personal. Esa nacionalización del personal nos bajó matemáticamente el déficit a setecientos millones. Cuando había llegado a setecientos millones la nacionalización no era posible seguirla haciendo. Nosotros habíamos establecido que cuando moría un ferroviario o se jubilaba era reemplazado por otro ferroviario y no tomábamos gente de afuera. Así se bajó casi un cincuenta por ciento el personal. Los ferrocarriles funcionaban mejor que antes.Bueno... ¿Qué ocurrió? Ese déficit de setecientos millones lo quería bajar la Comisión de Racionalización aumentando los fletes y los transportes. Dije: “No. Pagamos de una partida del presupuesto y no aumentamos los fletes, ni los pasajes, porque esto gravita sobre todo el resto de la economía”. Y mantuvimos siempre a los ferrocarriles con un déficit de seiscientos ó setecientos millones de pesos.”

POLÍTICOS EN EL FERROCARRIL
Perón: “Caímos nosotros... Estos se encontraron con 150.000 ferroviarios y empezaron a meter políticos de comités y los llevaron casi a cuatrocientos mil. Y entonces naturalmente, el déficit está en relación directa. Fueron modificando el déficit. Porque esto no es una empresa ferroviaria. Esto es una sociedad de beneficencia para políticos de los comités. Además de eso, porque no pagan a la gente han provocado conflictos, la pagan mal, entonces el déficit ha ido aumentando. De setecientos millones que tenia en el año 54, los ferrocarriles han llegado, ahora, a 80.000 millones de pesos. Ese es el problema de los ferrocarriles. Que estos lo han convertido en un comité político. Y un comité político no creo que pueda ser muy apto en asuntos ferroviarios. Y mientras sigan en eso el déficit será cada vez mayor. Porque ahí meten a todos los políticos desplazados. Para tener el voto de ellos, los meten en los ferrocarriles, ¡como no van a tener déficit!”
Pregunta: ¿Y la solución cual sería?
Perón: “Y, la solución sería la misma que hicimos nosotros. Hay que poner un proceso de racionalización en los ferrocarriles y despedir a toda esa gente que ellos han tomado, que no tienen nada que ver en los ferrocarriles, que son gente de comités. Reajustar eso. Poner el material en condiciones. Pagar el sueldo a los ferroviarios y volver a retomar el ritmo anterior. Nosotros prestamos un excelente servicio ferroviario, a todo el país, durante los diez años de mi gobierno y los déficits eran insignificantes, al lado de los que tienen esta gente. Hay que racionalizar... Eso se arregla en seis meses...”.


El trabajo es elaborado por mi con info. de diferentes fuentes.
Gracias....

1 comentario - De 1800 a 1950. Inmigración Y ferrocarriles. Hist. Argentin

@Franco1_1 +1
Gracias Che Me Servio Para Efemérides +5