Cómo nos siguen el rastro ahora Apple, Google y Facebook


Las compañías Apple, Google y Facebook están dejando obsoleto el uso de 'cookies' de cara al rastreo de usuarios, valiéndose de nuevas técnicas de seguimiento basadas en el sistema de autentificación única (SSO, por sus siglas en inglés) entre otros.

El uso de 'cookies' por parte de las grandes compañías de servicios como Apple, Google y Facebook está disminuyendo considerablemente en favor de nuevas técnicas de rastreo virtual, informa el servicio web de noticias tecnológicas 'VentureBeat'.

Las 'cookies', pequeños archivos que envía un servidor web al disco duro del internauta que lo visita con el fin de obtener información acerca de sus preferencias y pautas de navegación, poseen un nivel de personalización en materia publicitaria muy bajo, ya que no consiguen discernir si son varios los usuarios que utilizan una misma máquina y qué parte de la actividad ha realizado cada uno de ellos.

Además, muchos de los dispositivos móviles actuales no aceptan la política de rastreo de 'cookies' más allá del navegador web, por lo que los más interesados en conocer los hábitos de los internautas encuentran inaccesible la información contenida, por ejemplo, en las aplicaciones móviles.

A raíz de esto, gigantes como Facebook o Google han sustituido este sistema por la autentificación única (SSO, por sus siglas en inglés), de modo que los usuarios puedan acceder a varios sistemas con una sola instancia de identificación desde su cuenta.

Así, la cuenta del gran buscador Google sirve para acceder a servicios como Gmail, YouTube, Maps, Calendar, Drive o Hangouts, convirtiéndose en una fuente valiosa de información que ofrecer al anunciante de publicidad. Del mismo modo, el sistema operativo Android, con un 88,1% de cuota de mercado, según los datos más recientes de Kantar, asigna a cada usuario una identificación Google Ad que utiliza sus servicios de publicidad (AdSense, AdMob y DoubleClick) para afinar aún más su tipo de público de cara a las campañas publicitarias.

En cuanto a las técnicas de rastreo de Apple, éstas se centran principalmente en la dirección de correo electrónico, que vincula a todos los servicios de Apple a cualquier dispositivo iOS o OS X, así como en la cuenta de iTunes, que facilita información acerca de los datos de la tarjeta de crédito.

Facebook, a pesar de usar el sistema SSO, no cuenta con un 'software' omnipresente en los dispositivos móviles como Android ni con una herramienta de publicidad como AdSense. Por ello el mes pasado anunció la puesta en marcha de Atlas, una plataforma de publicidad para vender anuncios en sitios ajenos a la red social con la capacidad de segmentar a sus usuarios gracias a los datos recolectados en la misma.