El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Montoneros «2 Parte»

Montoneros «2 Parte»
Bandera de Montoneros.

Contraofensivas de 1979 y 1980
En 1979, llegaron a Argentina cuatro pelotones de combatientes que efectuaron varios atentados: Dinamitaron el edificio donde vivía Walter Klein, Secretario de Coordinación Económica, pero sobrevivieron él y toda su familia. Al Secretario de Hacienda del gobierno nacional, Dr. Juan Alemán, lo ametrallaron pero salió vivo del atentado. Al empresario Francisco Soldati y su chofer, los montoneros vestidos como policías los asesinaron en la avenida 9 de Julio. Pero el resultado para Montoneros fue catastrófico: muchos guerrilleros fueron descubiertos por los servicios de inteligencia militar, y a otros los delataron sus compañeros quebrados por las torturas y abusos que padecieron. En 1980, la conducción montonera, que estaba refugiada en Cuba, continuó el plan de la contraofensiva, pero un nuevo pelotón fue secuestrado y desaparecido en marzo cuando llegó al país. Varios de ellos, como Tropas Especiales de Infantería (TEI), habían realizado cursos en el Líbano. Fueron casi un centenar de guerrilleros montoneros que regresaron de manera clandestina al país entre 1979 y 1980. Luego de una estadía en La Habana, la dirigencia de los Montoneros se trasladó a Europa. Mientras tanto, los montoneros sobrevivientes de la columna oeste de Gran Buenos Aires formaron el "Batallón Héroes Montoneros", entre ellos figuraban Graciela Estela Alberti y Ricardo Soria, quienes fueron secuestrados en Buenos Aires el 17 de marzo de 1980. En México Montoneros constituyó una Brigada Sanitaria 'Adriana Haidar" encabezada por Silvia Berman que cumplió una importante misión durante la guerra contra Somoza en Nicaragua.
La represión tuvo también coordinación con los militares de Uruguay: en 1977-1978, en el marco de los operativos contra los GAU y otros grupos de extrema izquierda, elementos Montoneros presentes en Uruguay fueron sistemáticamente perseguidos.
Durante el transcurso del "Proceso", la mayoría de los cuadros activos de la organización Montoneros fueron muertos o secuestrados, quedando a disposición de las Fuerzas Armadas o de seguridad como "detenidos/desaparecidos".
No obstante, algunos miembros de la cúpula dirigente de Montoneros como Firmenich, Perdía y Vaca Narvaja, sobrevivieron. Algunos (tal el caso del propio Firmenich) fueron acusados de haber actuado como agentes de contra inteligencia y entregadores de sus propios compañeros por el fiscal Romero Victorica y se inició una causa basada en rumores, provenientes muchos de ellos de fuentes militares o de servicios de inteligencia, finalizando con la exoneración por falta de pruebas.

Prensa montonera
Montoneros utilizó la prensa gráfica como medio de difusión de sus ideas.
En 1973, la organización lanzó el semanario El Descamisado, de gran importancia para la época, con la dirección de Dardo Cabo, que publicó 47 números y llegó a una tirada de 100.000 ejemplares.74 En 1974, fue clausurado y de inmediato reemplazado con otra revista de iguales características: El Peronista para la Liberación Nacional, dirigida por Miguel Lizaso, que apenas sobrevivió seis números antes de ser clausurada. Poco después, apareció La Causa Peronista con dirección de Galimberti; en septiembre de 1974, luego de publicar un reportaje acerca de cómo fue asesinado Aramburu, fue clausurado.
El intento más serio por parte de Montoneros, fue el lanzamiento del Diario Noticias, dirigido por Miguel Bonasso y que tuvo un plantel de periodistas considerados de primer nivel, como el poeta y escritor Juan Gelman, Rodolfo Walsh, Francisco Urondo, Horacio Verbitsky, Pablo Giussani, el diputado y periodista uruguayo Zelmar Michelini entre muchos otros. Fue clausurado hacia agosto de 1974 después de 8 meses y 267 números.
En 1975, ya en la clandestinidad Montoneros lanzó la revista Evita Montonera, que tuvo 25 números entre 1975 y 1979, dirigida inicialmente por Enrique Walker hasta su secuestro en julio de 1976 y supervisada por la conducción nacional de la organización.
Editaron otras revistas clandestinas, como Estrella Federal, perteneciente al "Ejército Montonero" o El Montonero. También desde el exilio, hicieron El Descamisado, edición Centroamérica y Noticias de la Resistencia. Las revistas Ya! es hora del Pueblo o Militancia Peronista, si bien no respondían a Montoneros, le eran afines a su universo conceptual.
En 1975, el Partido Auténtico, de vínculo con Montoneros, lanzó un quincenal tabloide, El Auténtico, que sólo editó 8 números. Fue la última publicación legal de Montoneros.
Ya en dictadura, Walsh, que militaba en el sector de inteligencia como oficial segundo, organizó la agencia clandestina de noticias ANCLA, que tuvo gran relevancia en el primer año y medio del "Proceso".

Código de Justicia Revolucionario
Montoneros tenía un Código de Justicia Penal Revolucionario aprobado el 4 de octubre de 1975 que era aplicable a todos los integrantes (art. 1°). Se basaba en las "Disposiciones" previamente aprobadas a fines de 1972, haciéndolas aún más estrictas en particular en lo referido a la resistencia a la tortura.
Entre las penas se incluía la de muerte para ciertas conductas de sus integrantes (art. 21) que debía ser dictada por el Consejo Nacional (art. 28°). El 26 de agosto de 1975, antes de que ese código fuera puesto en vigencia, Fernando Haymal, perteneciente a Montoneros, fue acusado de traición y delación, juzgado por un "tribunal revolucionario" sin sustento legal, condenado y asesinado por la organización el 2 de septiembre de 1975.

Desde el retorno de la democracia hasta la actualidad
Al retornar la democracia en 1983, la organización Montoneros ya no existía como estructura político militar. Muy pocos de sus militantes orgánicos habían sobrevivido al proceso de represión iniciado por el gobierno de María Estela Martínez de Perón y continuado por la dictadura militar iniciada en 1976. Fue una de las organizaciones guerrilleras con más pérdidas de vidas, con 5000 muertos o desaparecidos según Mario Firmenich. Entre los sobrevivientes, existen aquellos que critican con dureza a la que fuera su conducción nacional, algunos que intentan minimizar o negar su participación en esa época y otros que, aún reconociendo muchos errores graves, reivindican su pertenencia y su práctica en la organización guerrillera enmarcándola en un contexto histórico y geopolítico.
Sin embargo, algunos de los montoneros supervivientes intentaron retener un cierto protagonismo político. En marzo de 1982, Mario Firmenich planteó la formación de un frente que agrupara a todos los sectores argentinos a excepción de la oligarquía con el fin de dar paso a un régimen pluralista.82 Algunos de los escasos supervivientes de la dirigencia montonera, los que respondían todavía a la conducción de Firmenich y disponían de recursos económicos procedentes de los secuestros efectuados en la década de 1970, intentaron colaborar con un sector del peronismo. Sin embargo, sus intentos de captar el apoyo popular con la participación en dos manifestaciones de carácter unitario en 1984 fracasaron estrepitosamente. La reacción de los argentinos osciló entre el rechazo y la indiferencia, evidenciando que el movimiento político no tenía capacidad alguna de revitalización.

Decreto promoviendo la persecución penal de dirigentes montoneros
El 13 de diciembre de 1983, el Presidente Alfonsín y sus ministros firmaron el decreto 157/83, por el cual se declaraba la necesidad de promover la prosecución penal contra integrantes de grupos violentos, entre ellos varios pertenecientes a "Montoneros", por los delitos de homicidio, asociación ilícita, instigación pública a cometer delitos, apología del crimen y otros atentados contra el orden público.


Kirchner
Decreto promueve la prosecución penal de dirigentes montoneros.
PDF del Decreto: https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/d/d7/Decreto_157-83.pdf


En los fundamentos de esa medida se destacaba que pese a la amnistía de mayo de 1973, estos grupos de personas desoyendo el llamado a la reconstrucción "instauraron formas violentas de acción política con la finalidad de acceder al poder mediante el uso de la fuerza", que afectaron seriamente las normales condiciones de convivencia "en la medida que éstas resultan de imposible existencia frente a los cotidianos homicidios, muchas veces en situaciones de alevosía, secuestros, atentados a la seguridad común, asaltos a unidades militares de fuerzas de seguridad y a establecimientos civiles y daños; delitos todos estos que culminaron con el intento de ocupar militarmente una parte del territorio de la República"'.' Y allí también se reconocía la "existencia de intereses externos que seleccionaron a nuestro país para medir sus fuerzas", destacándose que si bien la represión militar "condujo a la eliminación física de buena parte de los seguidores de la cúpula terrorista y de algunos integrantes de ésta", impidió el juzgamiento de los restantes, tarea esa que debía completar la democracia, para cumplir con el postulado constitucional de afianzar la justicia.

La detención de Obregón Cano
A raíz del dictado del decreto 157/83 se produjo la primera detención de un dirigente montonero el día 20 de diciembre de 1983 en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza, cuando estaba regresando al país el ex-gobernador de Córdoba Ricardo Obregón Cano, integrante del Consejo Superior de la organización.

Detención y extradición del jefe de Montoneros
A pedido de las autoridades argentinas, el 13 de febrero de 1984 fue detenido en Río de Janeiro el jefe máximo de la organización Mario Eduardo Firmenich, quien pese a oponerse a su proceso de extradición, fue definitivamente remitido al país el 20 de octubre de 1984. Desde entonces permaneció detenido en la cárcel de Villa Devoto para hacer frente a varias acusaciones existentes en su contra, hasta que el 29 de diciembre de 1990 recuperó su libertad al ser indultado por el Presidente Carlos Menem.
La denuncia que la defensa de Firmenich realizara por la duración de la prisión preventiva a la que se lo sujetase mientras se sustanciaban esos procesos, fue rechazada por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Sentencias judiciales sobre Montoneros
Desde el retorno de la democracia en 1983, varios fueron los jueces de todas las instancias que juzgaron a la organización y a sus integrantes, coincidiendo en que fue una banda o asociación ilícita terrorista que tenía como fin la toma del poder, descartando todo justificativo, incluido el que se habría ejercido el derecho de resistencia a la opresión contemplado en el art. 21 de la Constitución Nacional.

Juicio a las Juntas

Menem
Texto completo de la sentencia dictada en la Causa 13/84, en el llamado “Juicio a las Juntas”
PDF del Decreto: https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/2/29/Causa_13_Sentencia.pdf


Entre los fallos dictados con referencia a Montoneros se encuentra el de fecha 9 de diciembre de 1985 de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal de la Capital Federal, integrada por los jueces Jorge Torlasco, Ricardo Gil Lavedra, León Carlos Arslanián, Jorge Valerga Araoz, Guillermo Ledesma y Andrés J. D’Alessio dictado en el llamado Juicio a las Juntas. Al tratar las defensas articuladas por los acusados y analizar el contexto en que debió desarrollarse la represión militar, refiriéndose entre otras a la organización Montoneros, los jueces en fallo unánime dijeron:
El fenómeno terrorista tuvo diversas manifestaciones con distintos signos ideológicos en el ámbito nacional con anterioridad a la década de 1970, pero es este año el que marca el comienzo de un período que se caracterizó por la generalización y gravedad de la agresión terrorista evidenciadas, no sólo por la pluralidad de bandas que aparecieron en la escena, sino también por el gran número de acciones delictivas que emprendieron e incluso por la espectacularidad de muchas de ellas...(Causa 13/84, Considerando SEGUNDO Capítulos I y II)…Por resultar inherente a la forma de organización militar, las bandas terroristas dictaron sus propias normas disciplinarias y punitivas y constituyeron organismos propios con la finalidad de sancionar determinadas conductas que consideraban delictuosas. En tal sentido obran agregadas publicaciones en "Evita Montonera", Nros.8 y 13…(ibíd. Considerando SEGUNDO Capítulo III)… Otra característica distintiva consistió en que los integrantes de esas organizaciones encubrían su actividad terrorista adoptando un modo de vida que no hiciera sospecharla. ... El material de propaganda de las bandas terroristas consigna que del accionar abierto debe pasarse a las acciones encubiertas y clandestinas (conf. "Evita Montonera" de enero de 1975, prueba documental N° 17 del cuaderno de prueba de la defensa de Viola). (ibíd. Considerando SEGUNDO Capítulo IV)…El objetivo último de esta actividad fue la toma del poder político por parte de las organizaciones terroristas... (ibíd. Considerando SEGUNDO Capítulo V)

Esa sentencia fue confirmada el 30 de diciembre de 1986 por la Corte Suprema de Justicia de la Nación Argentina integrada por los jueces José Severo Caballero, Augusto César Belluscio, Carlos Santiago Fayt, Enrique Santiago Petracchi y Jorge Antonio Bacqué (Fallos CSJN 309 pág. 1669).

Condena de Obregón Cano

montoneros
Texto completo de la condena del dirigente montonero Obregón Cano.
PDF del Juicio: https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/0/0d/OBREGON_CANO_Condena_penal.pdf


El día 29 de mayo de 1986, la Sala II de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal de la Capital Federal integrada por los jueces Jorge Valerga Araoz, Andrés J. D’Alessio y Guillermo Ledesma confirmó la sentencia que condenó al ex-gobernador de la Provincia de Córdoba y dirigente montonero Ricardo Obregón Cano por la comisión del delito de asociación ilícita,90 y al imponerle una pena de 6 años de prisión, entre otras consideraciones expresó:
...el Movimiento Peronista Montonero y la organización ilegal "Montoneros” fueron partes de una misma asociación…con… una misma unidad de fines: imponer en el país un clima de terror con el propósito de facilitar la toma del poder. (Boletín de Jurisprudencia de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal de la Capital Federal año 1986 N° 2 pág. 334)…cuando el artículo 21 de la Constitución Nacional coloca en cabeza de cada ciudadano la obligación de armarse en defensa de la Nación y de la propia Constitución, no se aparta, en modo alguno, de su regla general de que ello debe ser "conforme a las leyes que al efecto dicte el Congreso y a los decretos del Ejecutivo Nacional” (y que) en este argumento justificante hay un gran contrasentido: se utiliza la violencia para defender a la Constitución Nacional en momentos en que se encuentra funcionando un gobierno elegido legítimamente por el pueblo. Otra contradicción flagrante la constituye la circunstancia de que para defender a la Constitución Nacional se ataca indiscriminadamente a los destinatarios de sus declaraciones, derechos y garantías. (ibíd. pág. 336)…Resulta a todas luces evidente, que la terrorífica actividad desplegada por la organización "Montoneros” no guarda relación alguna con este derecho de resistencia a la opresión, ya que en todos los casos fue el pueblo el que en gran parte sufrió el duro accionar del grupo mencionado…los arteros ataques del grupo Montoneros fueron dirigidos, sin miramiento alguno, a la sociedad argentina en su totalidad. Bajo el fuego de sus armas cayeron, en forma indistinta, tanto integrantes de las fuerzas armadas como ciudadanos que nada tenían que ver con ellas o con las personas que detentaban el poder en forma ilegítima; ambos, claro está, supuestos tremendamente lamentables. Ya se dijo que la actividad delictiva desplegada por el grupo "Montoneros” tuvo desarrollo, también durante la vigencia de un gobierno democrático, en el cual se hallaban vigentes las garantías consagradas en nuestra Constitución. …La Organización Montoneros fue una asociación ilícita que se dedicó a cometer actos de barbarie tanto durante la vigencia del gobierno constitucional como del régimen militar atacando a la ciudadanía en general…no era la restauración de la Constitución Nacional ni el ejercicio legítimo de resistencia a la opresión la finalidad que perseguía el grupo terrorista Montoneros con su violento accionar.”(ibíd. pág. 337)

La condena quedó firme el 9 de septiembre de 1986, cuando por voto unánime de los jueces de la Corte Suprema de Justicia de la Nación Argentina se desestimó la queja que articulase la defensa (Fallos CSJN Tomo 308 pág. 1624).

Condena por el caso Born

peron
Texto completo del fallo que condenó a Firmenich por el caso Born
PDF del juicio: https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/5/59/Firmenich_Condena_CFedSan_Martin.pdf


El 19 de mayo de 1987, el Juez Federal de San Martín Carlos Enrique Luft condenó en primera instancia al jefe montonero Mario Eduardo Firmenich por los secuestros de los hermanos Jorge y Juan Cristian Jorge Born y los homicidios de Alberto Luis Cayetano Bosch y el chofer Juan Carlos Pérez perpetrados el día 19 de septiembre de 1974 en la localidad de Olivos, Provincia de Buenos Aires.92 93 La condena fue confirmada el 4 de septiembre de 1988 por la Cámara Federal de Apelaciones de San Martín por voto unánime de sus jueces Hugo Rodolfo Fossati, Marta Herrera y Jorge Eduardo Barral, quienes le impusieron a Firmenich la pena de reclusión perpetua, limitando su cumplimiento a 30 años de la misma especie de pena de acuerdo a los términos de la extradición otorgada por Brasil, por considerarlo coautor de los delitos de doble homicidio agravado por el propósito de consumar otro delito, en concurso ideal con doble secuestro extorsivo.94 Al analizar los argumentos de la defensa sobre las razones para haber incurrido en esos actos violentos, entre otras cosas el tribunal señaló que:
“El procesado Firmenich ni siquiera ha alegado que intentara, antes de adoptar tan extrema decisión, poner en funcionamiento mecanismos legales —y pacíficos—, para neutralizar la corrupción que advertía en el sector gobernante, más allá de la vocinglera referencia panfletaria o vertida en actos partidarios. No ha mencionado que se hubieran promovido juicios políticos a jueces, legisladores o administradores venales, que se hubieran intentado denuncias formales o echado mano de tantas otras formas de control previstas en la normativa vigente que no es del caso enumerar. Por el contrario se recurrió a las armas —recurso que seguramente estimaron más rápido y convincente que el tratar de trasmitir ideales a un pueblo educado en el desdén por la violencia—, en lo que, como lo esboza el juez de grado, más que una defensa de las instituciones de una Patria libre se muestra en mi criterio como el deseo de hacer predominar la particular óptica política del procesado y su entorno conductor sobre la que desarrollaba su antiguo aliado Perón y los herederos que había designado al frente del gobierno del país. Para justificar tan espuria finalidad grupal se apeló a la pretendida interpretación de la voluntad popular -como suele acontecer en casos similares-, y se inició una guerra sin cuartel en la que se impuso el secuestro —de las características de los que aquí se juzgan—, el asesinato y el terror indiscriminado de la población —sin duda no representada por éste—, como formas válidas de subsistencia. Y reitero que en medio de todo esto desapareció casi toda una generación de argentinos y se produjeron desvastadores efectos en el ánimo del auténtico pueblo, del que con seguridad no ha logrado aún recuperarse.” (Jurisprudencia Argentina, Año 1989, Tomo IV, pág. 321, ISSN 0326-1182)

El 9 de agosto de 1989 la Corte Suprema de Justicia de la Nación al confirmar la condena por el voto unánime de todos sus jueces, entre otros conceptos calificó de "ridícula" la argumentación de Firmenich invocando una cláusula constitucional como justificativo para atacar a las instituciones elegidas constitucionalmente, por aparecer como una pretensión de "hacer revoluciones con seguro de vida" (Fallos CSJN 312-1262).

Condena por los casos Soldati y Alemann



El 7 de noviembre de 1979 Montoneros intentó sin éxito en la ciudad de Buenos Aires el homicidio del entonces Secretario de Hacienda de la Nación Juan Ernesto Alemann acompañado por sus custodias Francisco Cancilieri y Ventura Delfor Miño. Y el 13 del mismo mes y año, en acción similar llevada a cabo en pleno centro de esa ciudad, lograron asesinar al empresario Francisco Pío Soldati y su chofer Ricardo Manuel Durán. Por ambos hechos el día 25 de octubre de 1989 la Sala I de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal de la Capital Federal, por voto unánime de sus jueces Mario Gustavo Costa, Juan Carlos Rodríguez Basavilbaso y Juan Pedro Cortelezzi confirmó la condena de Mario Firmenich a la pena de reclusión perpetua (limitada a 30 años de reclusión por la extradición concedida desde Brasil), por considerarlo coautor de los delitos de homicidio calificado por el concurso premeditado de dos o más personas en concurso real con la tentativa de similar delito, oportunidad en la cual, entre otras cosas se dijo:
"Está plenamente demostrado, sin que se advierta controversia relevante al respecto, que la comisión material de los dos atentados terroristas que motivan este legajo y cuya descripción consta en la sentencia recurrida fue perpetrada por sujetos pertenecientes a las 'Tropas Especiales de Infantería' (T.E.I.) del que se dio en llamar "Ejército Montonero" ... Con idéntica fuerza de convicción encuentro acreditado que Mario Eduardo Firmenich condujo las actividades terroristas desarrolladas en el marco de la denominada 'contraofensiva estratégica' de 1979, dentro de la cual se hallan comprendidos los dos episodios que motivan esta decisión... es destacable que la atribución de responsabilidad en cada hecho terrorista revela el propósito de discriminar aquellos en los que participaron tan disciplinados efectivos de otros que responden a un origen diverso... era la jerarquía del sistema terrorista la que seleccionaba los objetivos principales de los atentados y tenía de esa manera el dominio de la acción... (CFedCapFed Sala I Causa nº 20.716 "FIRMENICH", registro nº 505/89, Sentencias, Tomo 112, Septiembre-Diciembre 1989, páginas 809 a 838]

El 11 de septiembre de 1990 esta sentencia fue confirmada por la Corte Suprema de Justicia de la Nación Argentina por voto unánime de sus jueces Mariano Augusto Cavagna Martínez, Carlos Santiago Fayt, Augusto César Belluscio, Rodolfo Carlos Barra, Julio Salvador Nazareno, Julio César Oyhanarte y Eduardo José Antonio Moliné 0'Connor (Fallos CSJN 313 pág. 891)

Referencias
http://rapes.unsl.edu.ar/Congresos_realizados/Congresos/IV%20Encuentro%20-%20Oct-2004/eje6/32.htm
http://rapes.unsl.edu.ar/Congresos_realizados/Congresos/IV%20Encuentro%20-%20Oct-2004/eje6/32.htm
SECUESTRO Y EJECUCIÓN DE ARAMBURU. Acceso 14-5-2013
http://historiapolitica.com/datos/biblioteca/lanusse_j.pdf
Guerrillas and Generals. The Dirty War in Argentina. Paul H. Lewis, p. 98, Greenwood Publishing Group, 2002
Gambini, Hugo: Historia del peronismo. La violencia (1956-1983) pág. 281 Buenos Aires 2008 Javier Vergara Editor ISBB 978-950-15-2433-8
Pastoriza, Lila (2006). «La 'traición' de Roberto Quieto. Treinta años de silencio.». Lucha armada en la Argentina n*6 pág. 4. Buenos Aires.
Juicio revolucionario a Roberto Quieto en Evita Montonera n* 12, feb-marzo de 1976 pág. 13
Carlos Altamirano (entrevista) y Rafael Filipelli (filmación), “La última entrevista a J.M. Aricó”, en Estudios, Nº 5, Córdoba, enero-junio de 1995
Entrevista a Mario Eduardo Firmenich por Felipe Pigna
«Juicio a las Juntas».
Lewis, P.H. Guerrillas and generals: the "Dirty War" in Argentina. Westport, CT: Praeger Publishing, 2002; pp. 47, 105, 112, 125, 418
Cruce verbal entre el represor Menéndez y Alsogaray. ARGENPRESS.
«Campo Santo. Parte II. Capítulo XX. El poder real de la guerrilla».
«Documento desclasificado del Departamento de Estado del 14 de junio de 1978.».
«Documento desclasificado del Departamento de Estado del 26 de mayo de 1977.».
García, Prudencio (1995). El drama de la autonomía militar: Argentina bajo las juntas militares. Alianza Editorial. p. 505. ISBN 8420694142.
«Documento desclasificado del Departamento de Estado del 2 de enero de 1975.».
Latin America in the era of the Cuban Revolution. Por Thomas C. Wright. p. 107. Praeger Publishers 2001.
Terrorism in context. Por Martha Crenshaw. Página 230.
Anzorena, O. Tiempo de violencia y utopía: del golpe de Onganía (1966) al golpe de Videla (1976). Buenos Aires: Ediciones del Pensamiento Nacional, 1998; p. 327.
Listado de Desaparecidos. Proyecto Desaparecidos.
Operativo Independencia, el plan para “aniquilar a la subversión” Clarín.com
Juicio ex jefatura de policía. Vieron al “El Tuerto” Albornoz usurpando una casa de desaparecidos. ARGENPRESS.
Evita Montonera, Año I, nº 1, pág. 45
Estrella Roja Nº 43
http://www.findagrave.com/cgi-bin/fg.cgi?page=gr&GRid=26033442
"El escarmiento: La ofensiva de Perón contra Cámpora y los montoneros, 1973-1974", Juan Bautista Yofre, Editorial Sudamericana, Buenos Aires 2010, págs. 281 y 282, ISBN 9789500732246
http://www.robertobaschetti.com/biografia/g/152.html
"El escarmiento: La ofensiva de Perón contra Cámpora y los montoneros, 1973-1974", Juan Bautista Yofre, Editorial Sudamericana, Buenos Aires 2010, págs. 281 y 282, ISBN 9789500732246
"Historical Dictionary of Naval Intelligence", Nigel West, Plymouth 2010, págs 210-212, ISBN 978-0810867604
"Montoneros final de cuentas", Juan Gasparini, Ediciones de la Campana, La Plata 1999, pág. 78, ISBN 987-9125-12-6
Elsinger, Rubén. «En Tucumán, identifican restos de 2 desaparecidos». Clarín.com: pp. Viernes 11, Diciembre 2009.
Argentine Blast Kills 1, Pittsburgh Post-Gazette, 16/03/1976
[Decíamos ayer. La prensa argentina bajo el proceso, Eduardo Blaustein y Martín Zubieta, p. 554, Colihue 1998.]
Crowley, Eduardo, A house divided: Argentina, 1880-1980, Londres: C. Hurst & Co., 1984
The encyclopedia of kidnappings, Por Michael Newton, p. 193, Infobase Publishing, 2002
Terrorists kill 5 Argentines in ambush. The Modest Bee, 27/10/1975
Documentos desclasificados por el Departamento de Estado Norteamericano.
Guerrillas attack police academy. The Spokesman Review, 02/02/1976
http://books.google.com/books?id=NtZ3EvNYxjYC&pg=PA125&dq=#v=onepage&q&f=false Terrorism in Context By Guerrillas and generals: the "Dirty War" in Argentina By Paul H. Lewis, p. 125, Praeger Paperback (October 30, 2001)
https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/3/34/Decreto_2452-75.pdf
Pilar Calveiro: Política y/o violencia. Una aproximación a la guerrilla de los años 70 pág.120. Grupo editorial Norma Buenos Aires 2005 ISBN 987-545-334-X
Argentine gunmen slay five persons. The Spokesman-Review, 15/04/1976
Argentine gunmen slay five persons. The Spokeman Review, 15/04/1976
Documentos, 1976-1977, Volumen 1, Roberto Baschetti, Página 21, De la Campana, 2001
La memoria de los de abajo 1945-2007: hombres y mujeres del peronismo revolucionario, perseguidos, asesinados, desaparecidos, caídos en combate, Roberto Baschetti, Página 263, De la campana, 2007
Con sus propias palabras: La otra parte de la historia reciente que se oculta, Norberto Aurelio López, p. 358, Edición del Autor, (2005)
ARGENTINA: Battling Against Subversion REVISTA "TIME" (EUA), 12/07/1976
CASO Nº 526: ROMAN MENDEZ, CLAUDIO LUIS
Time Magazine, 5 de junio de 1978
Méndez, Eugenio (1984). Alte. Lacoste: ¿quién mató al general Actis?. Buenos Aires: El Cid Editor.
Sebreli, Juan José (1998). La Era del Fútbol. Buenos Aires: Editorial Debolsillo. ISBN 9789875660496. http://books.google.com.ar/books?id=RH7ewye6IcEC
Gotta, Ricardo (2008). Fuimos campeones. La dictadura, el Mundial 78 y el misterio del 6 a 0 a Perú. Buenos Aires: Edhasa. pp. 52 y 53. ISBN 9789876280280.
Manfroni, Carlos (2012). Montoneros: Soldados de Massera: la verdad sobre la contraofensiva montonera y la logia que diseñó los 70. Buenos Aires: Editorial Sudamericana. pp. 208–212. ISBN 9789500737999.
documentos desclasificados por el Departamento de Estado Norteamericano.
Guerrillas and Generals: The Dirty War in Argentina, Paul H. Lewis, p 175, Greenwood Publishing Group, 2002
documentos desclasificados por el Departamento de Estado Norteamericano.
"Political Terrorism, 1974–78", Volume 2, p. 110, Facts on File, inc. (1978)
Terrorists bomb provincial police headquarters injuring eleven. Documentos desclasificados por el Departamento de Estado Norteamericano.
18 killed in Argentina after bombing. The Montreal Gazette. 11/11/76.
Police, Leftists Battle; 15 Killed in Argentina. The Victoria Advocate, 11/17/76.
Encyclopedia of modern worldwide extremists and extremist groups, Stephen E. Atkins, Página 202.
Admiral's child killed by bomb in Buenos Aires. St. Petersburg Times. 02/08/76.
NAVY CHIEF OF STAFF'S RESIDENCE BOMBED. Documentos desclasificados por el Departamento de Estado Norteamericano.
Evita Montonera Nro. 12
ARGENTINOS: SIGLO XX DESDE YRIGOYEN HASTA CAIDA DE LA RUA, Jorge Lanata, Página 386, Ediciones B Argentina, 2003
Terrorists Kill Businessman, The News and Courier, 14/11/1979
Estremecedor informe de inteligencia militar durante la dictadura. Lo que sabía el 601. Por Miguel Bonasso.
La memoria de los de abajo 1945-2007: hombres y mujeres del peronismo revolucionario, perseguidos, asesinados, desaparecidos, caídos en combate Por Roberto Baschetti, Página 28, De la campana, 2007
Nicaragua, un triunfo de América Latina, Página 67, Managua: SN
El eslabón perdido de la represión en Uruguay
Nadra, Giselle y Yamilé (2011). "Montoneros: Ideología y Política en El Descamisado". Buenos Aires. Ediciones Corregidor. ISBN 978-950-05-1955-7
Consejo Nacional de Montoneros. «Código de Justicia Revolucionaria de los Montoneros (1975)». Constitucion web. Consultado el 23 de julio de 2013.
http://historiapolitica.com/datos/biblioteca/2j_lenci.pdf
Consejo Nacional de la organización Montoneros: Código de Justicia Penal Revolucionario. En Lucha armada en la Argentina, Buenos Aires 2007 año 3 n° 8 pág. 124
Soldiers of Perón: Argentina's Montoneros, Richard Gillespie, p 217, Clarendon Press, 1982
Consejo Regional de Montoneros (3 de septiembre de 1975). «Comunicado sobre el "juicio revolucionario" a Fernando Haymal». Centro de Documentación de los Movimientos Armados. Consultado el 23 de julio de 2013.
Volver arriba ↑ "El ex líder de los Montoneros entona un «mea culpa» parcial de su pasado", El Mundo, 4 de mayo de 1995.
Volver arriba ↑ Determinants of gross human rights violations by state and state-sponsored actors in Brazil, Uruguay, Chile, and Argentina, 1960-1990. Wolfgang S. Heinz y Hugo Frühling, P. 626, Martinus Nijhoff Publishers, 1999.
Volver arriba ↑ «Los Montoneros proponen la constitución de un Frente Nacional». El País. AFP. 24 de marzo de 1982. Consultado el 23 de julio de 2013. «Un llamamiento a la constitución de un frente que reagrupe a todos los sectores de la sociedad argentina, salvo la "oligarquía", fue lanzado el lunes en esta capital por el secretario general del movimiento Montonero (izquierda peronista), Mario Eduardo Firmenich»
Volver arriba ↑ Ares, Carlos (12 de agosto de 1984). «Los montoneros, auge y caída del peronismo armado». El País. Consultado el 23 de julio de 2013.
https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/d/d7/Decreto_157-83.pdf
http://news.google.com/newspapers?nid=1873&dat=19831221&id=itwpAAAAIBAJ&sjid=p9IEAAAAIBAJ&pg=1272,3660529%7C Daytona Beach Morning Journal del 21 de diciembre de 1983, pág. 32, consultado el 22 de junio de 2014.
Diario Clarín 21 de octubre de 1984, página 12
http://www.semana.com/mundo/articulo/se-lo-llevaron-firmenich/5


1 PARTE: http://www.taringa.net/posts/info/18340537/Montoneros-1-Parte.html

1 comentario - Montoneros «2 Parte»