Precauciones, conciencia, autocrìtica...
Para manejar en general, pero con ènfasis en estas vacaciones...



Comenzò el calor y se vienen las vacaciones...todos estamos pensando ya en llegar a ese ansiado descanso y nos vamos preparando. Hacemos planes, proyectos, planeamos salidas, elegimos lugares...

Pero tenemos que pensar algo muy importante:
estamos tomando las medidas para ir y volver enteros?


Las rutas argentinas estan atestadas de vehìculos, principalmente Camiones, pero tambièn te podès encontrar cosechadoras, tractores, camionetas, micros de gran porte. Rutas desparejas, animales sueltos...
Y todo esto nos puede ocasionar muchos inconvenientes...
Desde una simple demora, hasta accidentes que generalmente son tragedias muy impresionantes...familias enteras despedazadas, bebes muertos, nuestros seres mas queridos masacrados en accidentes en la gran mayorìa evitables...

Por eso serìa bueno si ya vas preparando tu auto, para emprender el viaje en las condiciones òptimas que debe estar el mismo...
Eso por un lado. Por otro sos vos, conductor , el que debe tener presente todas las cuestiones pertinentes a la seguridad y el buen manejo...


Ley 24.449

LEY DE TRANSITO


PRINCIPIOS BASICOS


ARTICULO 1.-AMBITO DE LA APLICACION. La presente ley y sus normas reglamentarias regulan el uso de la vía pública, y son de aplicación a la circulación de personas, animales y vehículos terrestres en la vía pública, y a las actividades vinculadas con el transporte, los vehículos, las personas, las concesiones viales, la estructura vial y el medio ambiente, en cuanto fueren con causa del tránsito. Quedan excluidos los ferrocarriles. Será ámbito de aplicación la jurisdicción federal. Podrán adherir a la presente ley los gobiernos provinciales y municipales.

Link para el texto completo de la ley: http://www.cnrt.gov.ar/estructu/norma/ley_24449.htm
[/size]



Acondicionamiento del vehìculo:
Existe una ley para la verificacòn tecnica de tu vehìculo.Por medio de estos test, se le indica a los usuarios, todos los cambios y reparaciones para el vehiculo en cuestiòn:

Ley 2265

VERIFICACIÓN TÉCNICA VEHICULAR OBLIGATORIA


PRINCIPIOS BÁSICOS


Artículo 1º.- Objetivos. Son objetivos de la presente ley incrementar la seguridad vial, controlando las condiciones mínimas de seguridad activa y pasiva exigidas a vehículos y motovehículos que circulen en el territorio de la Ciudad de Buenos Aires, proteger el medio ambiente, contribuyendo a reducir la polución en la ciudad emanada de esas fuentes móviles, y establecer un sistema de revisiones, controles y sanciones que garanticen el efectivo cumplimiento de los mismos.

Artículo 2º.- Ámbito de la Aplicación. La presente ley rige para todos los vehículos y motovehículos radicados en la Ciudad de Buenos Aires o en otra jurisdicción que circulen dentro de los límites territoriales de la Ciudad de Buenos Aires.

Texto completo de la ley:http://www.cedom.gov.ar/es/legislacion/normas/leyes/ley2265.html


¿Quiénes deben realizar la Revisión Técnica Obligatoria?

Desde el año 1993, según el Artículo 34, inciso 8 del Decreto Nº 779/95, reglamentario de la Ley Nacional de Transito Nº 24.449, debe realizarse La Revisión Técnica Obligatoria (R.T.O). Los Centros de Revisión Técnica C.E.N.T. son los únicos habilitados para llevar a cabo tal actividad.

Deben realizarla los vehículos de Transporte de Carga y de Pasajeros Interjurisdiccionales (Resolución S.T.N. Nº 417/92)

El certificado y la oblea otorgado por los Centros de Revisión Técnica C.E.N.T. autorizan a circular por toda la Jurisdicción Nacional. De acuerdo a la antigüedad del vehículo existen distintos períodos de validez de la revisión técnica:

* Transporte de Cargas (antigüedad superior a los 20 años ): 6 meses
* Transporte de Cargas (antigüedad inferior a los 20 años): 1 año
* Automóviles: deberán realizarlas aquellos que superen los 3 años desde la fecha de patentamiento. Desde el año 2001 tendrán un periodo de vencimiento de 2 años. Desde el año 2000 hacia atrás su vencimiento será de 1 año
* Omnibus Nacionales: 6 meses
* Omnibus Provinciales: 1 año
* Minibus: ídem Omnibus

¿Cuál es el Objetivo de realizar la Revisión Técnica?

La Revisión Técnica Obligatoria tiene la misión fundamental de contribuir a que el vehículo mantenga condiciones mecánicas de seguridad a lo largo de su vida útil. Es fundamental para preservar el cuidado de la unidad, prevenir accidentes y cuidar la vida de todas las personas. La ley establece que la verificación técnica será una garantía de seguridad "tanto activa, como pasiva" para los vehículos y certificará "una emisión admisible de contaminantes físicos y de efluentes gaseosos".

¿Cuál es el Marco Jurídico?

El sistema nace con la Resolución de la Secretaría de Transporte N° 417/92.

Posteriormente, se incluye en la Ley de Tránsito y Seguridad Vial N° 24.449 y en la Ley de Transporte de Cargas N° 24.653, reglamentados éstas mediante sus decretos respectivos:

* Decreto N° 779/95, Reglamentario de la Ley de Tránsito
* Decreto N° 105/98, Reglamentario de la Ley de Cargas

Teniendo ahora un conocimiento legal, podemos pasar a la parte que concierne a la responsabilidad del conductor y las precauciones a tomar al conducir, principalmente en ruta...

Estas vacaciones viaja y volvè seguro...


Recomendaciones de Seguridad

Luces encendidas durante el día


De acuerdo a estudios realizados en nuestro país, las luces bajas encendidas durante el día hacen que los vehículos sean visibles a mayores distancias.
La ventaja de conducir con las luces bajas, aumenta en los días nublados o de lluvia debido a que los automóviles son percibidos con suficiente antelación en un ambiente con escasa luz natural.
Como principal valor se destaca que las luces encendidas durante el día permiten evidenciar cuál es el sentido en el que circula un vehículo que transita por una ruta de doble mano, evitando confusiones a los conductores a la hora de realizar un sobrepaso.
Muchos automovilistas creen cumplir con la reglamentación encendiendo las luces de posición, pero se demostró que dichas luces prácticamente no son perceptibles en el tránsito diurno. Por esto, debe quedar aclarado que las luces que se deben encender son las bajas, o también denominadas de mediano alcance...

El Cinturón de Seguridad


La mayoría de las heridas que se producen en los accidentes de tránsito son el resultado de impactos contra distintos elementos del habitáculo, como pueden ser el volante, el tablero de instrumentos o el parabrisas. Esto se debe a que luego del impacto, el vehículo se desacelera inesperada y violentamente, y los ocupantes se desplazan a la misma velocidad con que se encontraban viajando.
Si ninguna fuerza actúa sobre ellos para detenerlos, éstos impactarán en forma descontrolada contra cualquier elemento que encuentren en su trayectoria.
Muchas personas, a pesar de esto, piensan que pueden resguardarse con sus manos en caso de un accidente, pero es una idea totalmente equivocada. Aún a bajas velocidades las fuerzas que actúan sobre el cuerpo no se pueden contrarrestar apoyándose en las manos.
Si bien los fabricantes de automóviles han trabajado incesantemente en tratar de lograr el diseño interior lo menos agresivo posible con materiales que absorban una máxima cantidad de energía en el impacto, se hace indispensable limitar el desplazamiento de los ocupantes del vehículo en el momento de la colisión.
Recomendaciones de colocaciòn:
• El cinturón no debe estar retorcido o rozando contra cantos cortantes.
La banda del cinturón no debe pasar por sobre objetos duros, ni frágiles como bolígrafos o anteojos, que ante la fuerza de la desaceleración de un impacto podrían incrustarse en el cuerpo.
• Cuando en un vehículo se ha generado una colisión violenta es necesario cambiar todos los elementos vinculados al cinturón de seguridad, además de hacer comprobar el estado de los anclajes.
• La banda abdominal deberá pasar a la altura de la cadera, siempre bien ceñida, y en caso necesario se debe tirar un poco de la misma para lograr su ajuste.
• En los asientos delanteros, la banda del hombro se debe adaptar a la estatura del ocupante con ayuda del regulador vertical del cinturón.
Las mujeres embarazadas deben llevar colocado siempre el cinturón de seguridad. Para ello, la banda vertical debe ubicarse entre los senos y la banda abdominal debe estar ajustada lo más posible a la región pélvica, para evitar toda presión sobre el abdomen.

Evitar el Celular


Según nuestras investigaciones, el uso de la telefonía celular ha determinado un importante incremento en accidentes de tránsito por la falta de atención de los conductores.
La desconcentración se produce debido a que el conductor atiende el teléfono, debe prestar atención a lo que le dicen y elaborar respuestas. A ello, se suman las dificultades que pueden surgir durante la maniobra, debido a la utilización de una sola mano al volante.
Cuando se utiliza el sistema de manos libres, éste permite posicionar ambas manos sobre el volante, pero la desconcentración del manejo se produce de igual modo, viéndose disminuida la posibilidad de detección y anticipación de riesgos potenciales y obviamente de actuar a tiempo.
Debemos ser conscientes que una llamada telefónica que dura sólo un minuto, si se está circulando a la máxima velocidad permitida en una autopista (130 Km/h), significa que el conductor recorrió más de 2166 metros (2,16 kilómetros) sin prestar la debida atención al manejo.
Una de las soluciones puede estar en detenerse en un lugar seguro, solicitar una llamada posterior o, en caso de ser posible derivar la llamada al acompañante.

No llevar elementos sueltos


Cuando un automóvil transita a una cierta velocidad, todos los elementos que se encuentran en el interior del habitáculo obviamente están animados con la misma velocidad de circulación. Si producto de un impacto o de una frenada brusca, el vehículo se detiene violentamente, los objetos sueltos por unos instantes salen proyectados a la misma velocidad que traían.
Por tal motivo, un elemento que por su liviano peso parecería inofensivo (por ejemplo un teléfono celular) debido a la velocidad de desplazamiento puede convertirse en un peligroso proyectil.

El respeto por las Señales de Tránsito


En la investigación profunda de los accidentes originados tanto en el tránsito urbano como en las rutas y autopistas, se puede corroborar que en una cantidad considerable, por lo menos uno de los conductores involucrados ha violado alguna normativa del tránsito.
Si nos referimos a las señales viales, son elementos físicos empleados para indicar a los usuarios de la vía, la forma más correcta y segura de transitar por la misma. Les permite tener una información previa de los obstáculos y trayectorias alternativas que la vía ofrece.
Los usuarios deben conocer el significado de cada señal, acatar sus indicaciones y conservarlas, debido a que si estas no existieran o no fueran debidamente interpretadas el tránsito sería un verdadero caos. Por ello, ninguna señal debe tener mensajes que no sean esenciales para la regulación del tránsito. La uniformidad de aplicación es muy importante con respecto al diseño y la aplicación. Condiciones idénticas se marcan siempre con el mismo tipo de señal...

Link para conocer las señales de trànsito que ya fueron posteadas en Taringa:
http://www.taringa.net/posts/info/1494797/Llamado-a-la-reflexi%C3%B3n---Entr%C3%A1!.html


Los Niños Atrás


Analizando las estadísticas que surgen de las investigaciones de accidentes de tránsito, se puede determinar que las plazas más seguras de un vehículo son las traseras, debido a que en la mayoría de los impactos dicha zona es la única que conserva la habitabilidad de los ocupantes.
Por tal motivo consideramos que la mayoría de las lesiones ocurridas en accidentes de tránsito con niños podrían evitarse si fueran sentados en los asientos traseros, utilizando el cinturón de seguridad y el asiento infantil apropiados para su estatura y peso.
Cuando un niño tiene menos de un año de edad o pesa menos de 10 kilos debe usarse un asiento especial porta-bebés, colocándolo en sentido contrario al de marcha. Ello se debe a que en un impacto frontal el débil cuello del niño no soportaría la fuerza con que la cabeza se desplaza hacia adelante.
Cuando los niños pesan entre 10 y 25 kilos (1 a 4 años), se debe colocar la butaca porta-niños de forma tal que el menor vaya mirando hacia adelante.
Luego de los 5 años se utilizarán amoldadores de altura hasta que el niño desarrolle una contextura física que le permita quedar correctamente sujeto con el cinturón de seguridad sin la utilización de estos aditamentos.
Recordamos que los niños menores de 10 años, por reglamentación de la Ley de Tránsito, deben viajar en el asiento trasero.
Recomendamos que siempre antes de iniciar el viaje se verifique que el cinturón toráxico no pase muy próximo al cuello del niño y que la banda inferior pase por la pelvis y no por el vientre. En el caso que se utilice la silla porta-bebés, se debe corroborar que la misma esté bien sujeta a los cinturones de seguridad del vehículo y que el niño esté correctamente ajustado por los cinturones del tipo arnés que posee la silla.

El Respeto por la Velocidad


La velocidad inadecuada encabeza el ranking de las infracciones de tránsito más comunes que son causa directa de accidentes. Es importante saber controlar y adecuar la velocidad a las distintas situaciones de tránsito.
Cuanto mayor es la velocidad, menor es nuestro campo de visión y, en caso de accidente, la probabilidad de sufrir lesiones graves o mortales se multiplica. Un choque a 100 Km/h contra un objeto fijo equivaldría a una caída vertical del vehículo desde una altura aproximada de 40 metros.

Las velocidades máximas son:

• Calles : 40 KM/H
• Avenidas : 60 KM/H
• Rutas (en zona rural)*: 110 KM/H para autos y camionetas, 90 KM/H para ómnibus, y 80 KM/H para camiones.
• Autopistas: Varía de 110 a 130 KM/H para autos y camionetas, 90 KM/H para ómnibus, y 80 KM/H para camiones, dependiendo en los distintos tramos de cada autopista.

*Salvo señalización específica en contrario.

accidentesvehiculos
verificaciòn tecnicaagresividad al volante

Consecuencias del exceso de velocidad...muy gràfico no?

Sin ALCOHOL al conducir


El alcohol está introducido de tal forma en nuestra cultura que para muchos les resulta difícil admitir los inconvenientes que genera en la conducción. Muchas veces existe una gran tolerancia social hacia su consumo y hacia los problemas derivados de su uso.
Dentro del contexto de los errores de conducción, el alcohol casi siempre se encuentra asociado con la velocidad, el sueño y las distracciones.
En nuestro país, la ley que regula la cantidad de alcohol autorizada para conducir un automóvil, establece como límite de alcoholemia 0.5 gramos de alcohol por litro de sangre. Se considera que a partir de esta cantidad el conductor comienza a manifestar reacciones psicomotrices importantes que dificultan la conducción. Este límite se vuelve más estricto para la conducción de motos y ciclomotores donde la tolerancia se disminuye a 0.2 gr/litro y a 0 para quienes conducen transporte de carga o pasajeros. Este límite en alguna medida es arbitrario, no contempla la realidad de todos los conductores en cuanto a la tolerancia que tiene cada uno de ellos a los efectos del alcohol.
A manera de ejemplo una persona de 90Kg. tomando 2 vasos de cerveza llegaría fácilmente a la cantidad límite definida por la Ley de Tránsito.
Cabe destacar que el alcohol produce una depresión del sistema nervioso central, deteriorando la función psicomotora, la percepción sensorial (vista y oído), modificando el comportamiento del individuo que muchas veces se traduce en una falsa sensación de seguridad y una toma de mayor riesgo.
En la tabla se presentan los principales efectos del alcohol en relación con las necesidades psicomotoras necesarias para la conducción de vehículos, en función del nivel de alcohol en sangre.

Cuánto aumenta el riesgo de morir habiendo bebido alcohol?

Estas vacaciones viaja y volvè seguro...
accidentes

Como conclusión se puede mencionar que el conductor procesa en forma continua información del tránsito, buscando y seleccionando mensajes potencialmente útiles para su seguridad, tanto en el entorno como del propio vehículo. Sólo una correcta atención permitirá un adecuado procesamiento y una mejor toma de decisiones. Dentro de este contexto el consumo de alcohol juega un rol sumamente negativo, restándole al conductor aptitudes de conducción y una menor percepción del riesgo.

vehiculosverificaciòn tecnica
agresividad al volante

El alcohol te disminuye! nada de alcohol al conducir...

El manejo nocturno


La iluminación propuesta por los faros genera una limitación a la visibilidad de un conductor, modificando sustancialmente la percepción que tiene de su entorno y de las velocidades de los rodados que comparten la ruta.
Para graficar esto, planteamos que si un conductor circula de noche con las luces bajas del vehículo encendidas por una ruta que no cuenta con iluminación artificial, en condiciones normales podrá ver obstáculos oscuros (peatón, ciclista, animal suelto, etc.) recién cuando éstos se encuentren a 35 metros del frente del rodado. Si ese conductor circula a 80 Km/h, y de golpe se interpusiera un animal oscuro, en el caso que reaccione rápidamente apretando en forma brusca los frenos, la distancia recorrida por el vehículo desde que se percibe el peligro hasta que el móvil se detiene es de aproximadamente 55 metros (asfalto seco y vehículo en buenas condiciones). Es decir, el impacto resultaría inevitable a pesar de que el conductor estuviera atento a la conducción. En este caso, para que el conductor pueda ver el obstáculo en la oscuridad, reaccione y detenga su vehículo antes de impactarlo, debería haber circulado a 60 Km/h, velocidad a la que no se conduce frecuentemente en las rutas de nuestro país.
Debemos tener presente las limitaciones y los riesgos adicionales del manejo nocturno para la seguridad del automovilista. Siempre es oportuno recordar que el ojo humano necesita ocho segundos de tiempo para recuperarse plenamente de un encandilamiento, y que durante los primeros tres segundos la ceguera es total. Frente a un encandilamiento,lo mejor es desviar la vista hacia la banquina, o buscar una línea lateral u otro punto de referencia para mantener al automóvil derecho a medida que disminuye la velocidad, hasta que el peligro haya pasado.

Estas vacaciones viaja y volvè seguro...

El conducir de noche en ruta triplica el riesgo de muerte por al menos tres factores: sueño inevitable, menor visibilidad y encandilamiento.





Distancia de seguimiento prudente


En los accidentes denominados "en cadena" (cuando colisionan más de dos vehículos que circulan en la misma dirección) las investigaciones demuestran que en muchos casos los siniestros no se generan por excesivas velocidades, sino debido a que los rodados se encontraban transitando a corta distancia uno del otro, no permitiéndole a sus conductores tener el tiempo necesario para frenar y evitar impactar al vehículo que lo precedía.
Sabemos que en todo proceso de frenado intervienen dos factores: el tiempo de reacción del conductor y el tiempo de frenado del vehículo.
El tiempo de reacción es el tiempo que transcurre entre que el conductor percibe el peligro y traslada su pie del pedal de aceleración al pedal de freno. Este tiempo será más prolongado que el normal (aproximadamente un segundo) en función de diferentes causas como un insuficiente descanso, la distracción por la utilización de celulares, el consumo de alcohol, drogas y otros.
El otro factor es propiamente la distancia que se necesita para detener un vehículo una vez que se comenzó a frenar. Aquí juegan cuatro elementos fundamentales: la velocidad, el estado de los neumáticos, de los frenos y la superficie sobre la que está circulando, que actúan directamente sobre la mayor o menor adherencia del automóvil.

Conducir adaptándose a las condiciones externas

La lluvia
Según las estadísticas, el 72% de los siniestros que se producen con lluvia ocurren durante los primeros 30 minutos desde que comienza a llover.

Esto -en parte- se debe a que muchos conductores no adaptan su forma de manejo a las variaciones de adherencia y a las condiciones que impone el tránsito en cada momento.

Para mantener los márgenes de seguridad en todo instante resulta imprescindible verificar continuamente todos los factores que influyen en la conducción, acomodando la velocidad y la actitud según los requerimientos de exigencia.

La técnica se basa en descubrir continuamente los peligros potenciales que pueden concretarse en los próximos 5 o 6 segundos de manejo e ir anticipando posibles defensas a efectuar en el caso que éstos ocurran. Ello reducirá el tiempo de reacción del conductor defensivo y disminuirá la posibilidad de efectuar una maniobra incorrecta.

Al caer la lluvia sobre la calzada, ésta se encuentra en las peores condiciones de adherencia por que el polvillo que contiene al mojarse forma una delgada capa resbaladiza que imposibilita controlar el vehículo, si se transita con una velocidad inadecuada.

Cuando el pavimento se encuentra mojado la distancia de frenado es más larga; según el estado del pavimento puede llegar a ser el doble que sobre la calzada seca. Pero además, las condiciones de maniobrabilidad del vehículo para esquivar un obstáculo disminuyen considerablemente, pudiendo perderse el control de la trayectoria fácilmente. En tal circunstancia no observe cuál es la velocidad máxima permitida en esa vía, concéntrese en cuál es la velocidad adecuada que le garantice llegar a destino.

La niebla

La niebla es otro factor de alto riesgo, en tal situación no se detenga nunca sobre la calzada ni en banquina, si es posible hágalo en una estación de servicio u otro lugar seguro, caso contrario circule despacio y encienda las luces bajas de su vehículo, incluidas las balizas. Cabe destacar que la luz alta disminuye la visibilidad del conductor porque las gotas de agua en suspensión devuelven gran parte del haz de luz emitido.
En resumen, si todos los conductores evaluaran las condiciones externas permanentemente y adaptaran su forma de manejo continuamente, conducir en nuestro país resultaría más placentero y seguro.

Conducción en rutas


Conforme a las estadísticas sobre siniestralidad, la mayoría de los accidentes ocurren en las zonas urbanas, pero a pesar de que los accidentes en rutas son menos frecuentes, claro está que sus consecuencias en gran proporción resultan fatales. Esto se debe a que las velocidades de circulación son mayores y consecuentemente el tiempo para resolver situaciones críticas es realmente escaso.
Hay infinidad de accidentes frontales que en su mayoría son originados por maniobras de sobrepaso mal efectuadas. Creemos oportuno en esta ocasión abordar algunos aspectos a tener en cuenta para efectuar un sobrepaso seguro.
Se debe reconocer que la zona más peligrosa en dicha maniobra es cuando el vehículo transita sobre el carril contrario, a la par del rodado que se está sobrepasando, debido a que son nulas las posibilidades de retornar al carril normal de circulación.
Muchos conductores inician la maniobra luego de acercarse considerablemente al vehículo de adelante. En tal situación, cuando un vehículo comienza esta maniobra partirá de la misma velocidad del vehículo que lo precede, saldrá de un ángulo ciego y por el escaso ángulo de visión que se tiene hacia adelante (en el caso de intentar sobrepasar a un vehículo de gran porte) no le permitirá descubrir los peligros potenciales que le tocará afrontar...
Para sobrepasar un vehìculo en primer lugar hay que discernir si el sobrepaso es necesario o es sólo una acción instintiva. Si realmente es necesario, al estar a 5 segundos del vehículo antecesor, se debe observar por delante de él si no viene algún vehículo de frente; si se tiene el camino libre hay que acelerar y cuando estemos a unos 3 segundos, previo volver a cotejar el camino despejado, se colocará la luz de giro hacia la izquierda, observando el espejo retrovisor para descartar otro vehículo que nos esté sobrepasando, e iniciar la invasión hacia el carril contrario. Debido al considerable tramo de aceleración disponible, cuando lleguemos al vehículo a sobrepasar, el nuestro tendrá una diferencia de velocidad respetable que nos permite sobrepasarlo en un breve instante. Una vez sobrepasado se debe poner el giro hacia la derecha y retornar hacia el carril propio cuando sea posible observando por el espejo retrovisor central la pisada de las ruedas delanteras del vehículo sobrepasado.

accidentes


consideraciones generales
acerca de los accidentes de tránsito


ACCIDENTES DE TRÁNSITO:
TRAGEDIAS COTIDIANAS QUE PUEDEN EVITARSE


Argentina ostenta uno de los índices más altos de mortalidad por accidentes de tránsito.

19 personas mueren por día; hay 6.672 víctimas fatales por año (2003) y unos 120 mil heridos de distinto grado y miles de discapacitados. Las pérdidas económicas del tránsito caótico y accidentes de tránsito superan los U$S 10.000 millones anuales.

Pero no se trata de números, sino de vidas humanas. De hombres, mujeres, jóvenes y niños, que vieron truncadas sus vidas a causa de un accidente de tránsito.

Son proyectos, sueños, ilusiones y esperanzas muertas. Familias destrozadas. Luchar para transformar esta realidad debe ser el objetivo de TODOS


Es como si un avión de pasajeros cayera todas las semanas muriendo unas 130 personas cada vez. Y si así ocurriera, seguramente, no estaríamos tan tranquilos. Las autoridades tomarían graves y urgentísimas medidas de seguridad.

No sucede lo mismo con los accidentes de tránsito. Tal vez, porque las muertes se producen de a una, de a dos, o de a tres. Los muertos en accidentes de tránsito no nos "llegan" tanto. Se los considera lejanos, creyendo que son cosas que les ocurren "a otros". Difícilmente se cree que cualquiera puede sufrir uno en el momento menos pensado. Nadie al subir a un automóvil experimenta el miedo que muchas veces se siente al despegar dentro de un avión.

Sin embargo, los accidentes de tránsito en la Argentina, son la primera causa de muerte en menores de 35 años, y la tercera sobre la totalidad de los argentinos.
Las cifras de muertos son elevadísimas, comparadas con las de otros países, llegando a tener 8 o 10 veces más víctimas fatales que en la mayoría de los países desarrollados, en relación al número de vehículos circulantes.

Al momento de los hechos, se dan muchas explicaciones (algunas reales, otras no tanto) pero que suelen poner siempre el acento -la culpa- del accidente en "los otros". Rara vez se analiza la conducta en el tránsito en primera persona.
Por eso un poco de autocrìtica no vendrìa nada mal. Mas si tenemos en cuenta esta investigacion:

¡Somos los mejores!

Cómo se ven a sí mismos los conductores argentinos


Se les preguntó a los conductores en comparación con los demás conductores de vehículos, ¿cómo considera Ud. que conduce? Y ellos respondieron así:

En comparación con los demás conductores de vehículos, ¿cómo considera Ud. que conduce?

vehiculos

La mayoría de los conductores de ambos sexos encuestados se consideran mejores o mucho mejores conductores que los demás (67,5%)

¿Cómo se entiende ésto, a la luz de los altísimos índices de mortalidad por accidentes de tránsito?

La sobreestimación de la propia capacidad constituye un factor de importancia en la producción de accidentes, ya que influye en el momento de la toma de decisiones al conducir, en especial al decidir cuestiones que se relacionan con asumir riesgos, tales como la velocidad de conducción, maniobras de sobrepaso, etc.
Otra conclusión interesante, es que la sobrevaloración tiende a ser semejante en conductores varones como mujeres, si bien todavía es más pronunciada en los conductores varones...

Los conductores opinan

Las medidas más importantes para disminuir los accidentes de tránsito (Marcaron las tres más necesarias)(*)

verificaciòn tecnica

(*) Encuestados: 634 conductores particulares y profesionales de la Ciudad de Buenos Aires, realizado por Luchemos por la Vida.



El argentino y los accidentes de tránsito

Yo me quejo, vos te quejás, él se queja del tránsito y lo que hacen "los otros", sin conciencia de que "Yo" soy "El Otro" para los demás

La problemática de los accidentes de tránsito no es privativa de nuestro país. Es un tema de preocupación mundial, ya que en el planeta se estiman más de 500000 muertos por año, más de 15.000.000 de lesionados y más del 10% de las camas de hospital del mundo ocupadas por accidentados en el camino; muchos de los cuales quedan con alguna discapacidad física o psíquica para toda su vida.

En Argentina, la situación es muy grave, ya que nuestro país ostenta uno de los índices más altos de mortalidad por accidentes de tránsito: 21 personas mueren por día, 7.579 muertos en un año (1998), 125.000 heridos de distinta gravedad, y pérdidas materiales estimadas en una cifra superior a los 5.000 millones de dólares anuales.

Sabemos que , si bien, un conjunto de factores se combinan para la producción de estos accidentes, que incluye las fallas humanas, el estado de los caminos, el ambiente y los vehículos,la mayoría de los accidentes (85%) se producen porque una o varias personas cometieron un error . Es por esta razón que resulta de especial interés detenernos a analizar la conducta de los argentinos en la vía pública.

En nuestro país, cada transeúnte siente que puede hacer lo que quiera y le convenga en un momento determinado.
Este proceder individualista y anárquico, y el desorden que genera, se traducen en enormes pérdidas de tiempo y, lo que es más importante, en las muertes y lesiones que contabilizamos.


El tránsito: el sistema que hacemos entre todos

Las personas que estamos inmersas en el tránsito nos quejamos. Coincidimos en lamentarnos por esta realidad. Pero casi siempre nos quejamos de "los otros". El problema se proyecta en el afuera, los responsables del caos son "los demás", los que hacen las cosas mal son cualquiera que no sea "yo" y esta situación se debe a que hay "otros" (gobierno, autoridades, etc.) que no hacen lo que deben.

Pero, si analizamos desapasionadamente la cuestión, nos damos cuenta de que el tránsito es un sistema organizado y conformado por el hombre. Cada vez que alguien "sale" de su casa y comienza a andar por la acera, "entra" a formar parte de un todo en movimiento. A todos los que circulan los une el objetivo común de circular de un punto a otro. Cada uno depende de los otros para que el objetivo se cumpla. La conducta de cada uno condiciona a los demás y viceversa. Cada usuario de la vía es responsable de una parte del tránsito.

"Yo" soy "el otro" responsable o irresponsable para los demás...

Si queremos que el tránsito cambie, debemos comprometernos en un cambio personal.


Una callecita de Buenos Aires, un día cualquiera

Sumergirnos en el tránsito urbano o rural en nuestro país nos obliga a templar nuestros nervios, ya que cualquier situación imprevista puede presentarse. Si enfocamos nuestra mirada en una situación urbana, por ejemplo: en una calle céntrica de Buenos Aires, un día hábil cualquiera, podemos llegar a ver, en una pequeña fracción de tiempo cómo un chofer de colectivo le tira encima el vehículo a un auto particular que va adelante, el que a su vez avanza, sin respetar el semáforo rojo, sobre un peatón que se dispone a cruzar y se ve obligado a saltar hacia atrás, mientras que unos metros más allá, otro peatón cruza por mitad de la cuadra esta calzada, cuya circulación se halla completamente lentificada porque hay vehículos estacionados a ambos lados de la calle, mientras una hilera de taxis avanza a 10 Km/h por un carril y un camión de carga se mueve a 20 Km/h por un carril de la izquierda, en tanto una camioneta se detiene en doble fila para descargar, etc., etc., etc.

Independientemente de las particularidades de cada caso, existen denominadores comunes en esta situación:
- la indiferencia de los usuarios de la calle a las reglas del tránsito
- la falta de respeto por los demás.
- la despreocupación por el peligro.


La Agresividad al volante

agresividad al volante

Y sus Resultados...

Estas vacaciones viaja y volvè seguro...accidentes

vehiculos
verificaciòn tecnicaagresividad al volante


Ultimos consejos:

NO dejes tu casa sola, Buscà alguien de confianza que vaya a dormir y a la vuelta sinò le pagaste al menos traele un regalo!!
NO olvides cuidar a tu mascota!! sinò la podès dejar en casa con el "cuidador", llevala al cuidado de otra persona o familia...
NUNCA LA ABANDONES A MITAD DE CAMINO!!!

Disfrutà el viaje!! este es parte de tus vacaciones, no te dejes vencer por la ansiedad de llegar a destino, porque puede que nunca llegues...
Sè responsable! cuidà a tu familia, es el mayor tesoro que tenès
, aunque vayas con tu suegra...


Un poco de Humor para cerrar el post?

Vehìculos que podès alquilar para pasar tus dìas de descanso:


Para un paseo romàntico...
Estas vacaciones viaja y volvè seguro...

Para ir de shopping con tu mujer o novia...
accidentes

Para pasear con tus amigotes...
vehiculos

Para un paseo ecològico cuando querès escapar de todo...
verificaciòn tecnica


Sos "tuerca"? tu vida esta marcada por los vehiculos? esta es la secuencia de tu vida...

agresividad al volante

Te aguantaste las ganas de tomar alcohol? cuando llegues podràs hacerlo...DESQUITATE!!

Estas vacaciones viaja y volvè seguro...accidentes

Es todo amigos, espero haber aportado mi granito de arena para no tener que seguir lamentando tanta tristeza en estas vacaciones...familiares, amigos, vecinos, siempre alguien se queda injustamente en el camino de la vida. Tragedias totalmente evitables y que entre todos podemos corregir...
Hasta la vuelta a todos!!


Fuente: CESVI ARGENTINA Y Luchemos por la vida
[/align]