TEST DEL CUBO

Los test de personalidad se realizan tratando de estimular tu imaginacion, tocando la parte subconciente de tu cerebro. este es uno de los test de personalidad mas efectivo por su simplicidad relativa en las preguntas. hoy en dia es utilizado por psicologos de todo el mundo.
Las preguntas son sencillas, pero las interpretaciones son complejas.
tratar de estar relajado a la hora de contestar(anotar en un papel cada respuesta)
Procura ser breve y espontáneo. Tómate tu tiempo, pero no te lo pienses mucho. Lo
primero que pienses es lo que vale. No desconfíes de tus propias respuestas.
Adelante..


1) IMAGINA UN DESIERTO
Puede ser un desierto real que conozcas, uno que hayas visto en fotografías o pura
fantasía...
¿cómo describirías el desierto?
¿qué hay o qué ves en el desierto?
Anótalo todo.

2) EN ESE DESIERTO HAY UN CUBO
¿de qué tamaño es el cubo?
¿de qué color?
¿qué textura tiene?
¿de qué está hecho? (si puedes distinguirlo)
¿es macizo o hueco? (si lo sabes)
¿a qué distancia se halla de ti?
¿descansa plano sobre la arena o en alguna otra posición?
Antes de continuar, escribe al menos cinco adjetivos que describan el cubo: el estado de
ánimo que trasmite y sus características físicas.
Anótalo todo.

3) AHORA, EN EL DESIERTO HAY TAMBIÉN UNA ESCALERA
¿de qué está fabricada?
¿dónde se halla en relación al cubo?
¿cuántos peldaños dirías que tiene: muchos, varios, unos pocos?
Anota tus respuestas.

4) EN EL DESIERTO HAY TAMBIÉN UN CABALLO
¿qué clase de caballo es?
¿de qué color?
¿dónde está?
¿qué hace?
¿lleva silla o brida? Si es así... ¿de qué tipo?
Anota tus respuestas.

5) EN ALGÚN LUGAR DEL DESIERTO HAY UNA TORMENTA
¿qué clase de tormenta es?
¿dónde la ves?
¿afecta al cubo, a la escalera o al caballo? Si es así, ¿cómo?
Anota tus respuestas.

6) Y FINALMENTE, EN ESE DESIERTO HAY FLORES
¿dónde están las flores?
¿hay muchas o pocas?
¿de qué color son y de qué clase?
Anota tus respuestas.


INTERPRETACIÓN

El cubo eres tú. Es tu autorretrato simbólico. Los adjetivos con que has descrito al cubo te describen a ti mismo. La escalera representa a tus amigos y compañeros de trabajo. El caballo es tu amante o tu pareja. La tormenta significa problemas, contratiempos o conflictos; el poder de la vida para convulsionar las cosas. Las flores son tus hijos o tu obra. Cualquier cosa que engendres o crees. El desierto es tu vida o tu visión del mundo.
El desierto
Cuando has descrito el desierto (tu desierto) puedes haber visto:
Cactus: representan personalidades difíciles. Dificultades en general. Si el cubo está rodeado de ellos es que la persona se siente rodeada de dificultades o tiene problemas.
Palmeras: fuentes de respaldo, cobijo y alimento. Son un signo positivo cuyos efectos se transmiten a los objetos que se hallen próximos o relacionados. Representan personas que nos protegen, dinero, buena suerte, etc.
Agua: presencia de sentimientos o amor. Estabilidad emocional. Ver la tormenta como una fuente de agua es propio de personas que se pelean pero que se reconcilian.
Espejismos: ilusiones de la vida. Puede ser signo de ilusión por tus aspiraciones e ideales; o bien puede ser que signifique que dudas de que tus esperanzas y sueños se hagan realidad. Puede ser un símbolo de decepciones pasadas que te impiden identificar un futuro positivo con tu realidad.
Dunas: sensualidad. Vida amorosa satisfactoria o placer sensual. También puede significar que ves el mundo como algo amigable, maternal, acogedor, donde te encuentras a gusto.
Montañas: espiritualidad. Sobre todo si además se hallan coronadas con nieve.
Riscos y barrancos: en general, el terreno escabroso sugiere sucesos dramáticos o altibajos emocionales. Vida conflictiva, cambios de humor, acontecimientos desagradables.
Llanura: el desierto llano significa vida sin nada reseñable, quizás aburrimiento o depresión.
Paisaje ondulado: vida grata y tranquila.
Nada de lo anterior: un desierto sin nada más es signo de confianza en sí mismo. Porque no ha quedado otro remedio o porque es decisión voluntaria.
El cubo
Posiciones del cubo
1) El realista: el cubo descansa sobre la arena, pero no sobre una duna o un montículo (en alto). Dos tercios de las personas imaginan así el cubo. Dentro de los realistas hay grandes diferencias.
Palabras clave: carácter práctico; aptitud; versatilidad.
Riesgos: inflexibilidad; complacencia; cinismo.
Los realistas son competentes y capaces. Se desenvuelven bien en el mundo. Salen adelante, pertenecen al mundo, se adaptan. Superan los problemas. No huyen. Son productivos y trabajadores. No suelen ser transformadores del mundo. Sin embargo, pueden ser curiosos. En el trabajo el realista es apto, activo, productivo, escrupuloso, responsable, productivo. Los realistas suelen ser observadores perspicaces y analistas penetrantes, no teóricos abstractos. Los realistas ejecutan planes, los desarrollan, pero no son tan innovadores como los visionarios (que veremos luego). Los realistas suelen ser aquellos que también "desconectan" a las cinco del trabajo para irse a casa. En el amor el realista suele ser o bien sensato y perspicaz, escogiendo la pareja "adecuada" y siendo responsable en sus relaciones afectivas, o bien irracional, celoso, apasionado, etc. Otras circunstancias (la escalera, el caballo, las flores) influyen mucho. Suelen procurar el bien para las personas que se hallan relacionadas afectivamente con ellos. Los realistas suelen estar contentos consigo mismos y suelen disfrutar del sexo así como de la comida y de otros placeres.
Subclases de realistas:
a) Rebelde tranquilo: el cubo descansa sobre la arena ladeado. Características: disconformidad discreta; humor subversivo; extravagancia. Aunque se adapta, internamente este individuo va a la suya. Independiente, excéntrico, puede ser algo caprichoso.
b) Sin concesiones: el cubo se halla parcialmente enterrado. Características: arraigado; testarudo; pertinaz. Son personas muy ligadas a su medio ambiente. Algo intransigentes con el resto. Podrán no entender otros puntos de vista. Son leales con los suyos.
c) Escondido: el cubo se halla casi oculto en la arena. Características: recatado; confidencial; evita la atención. Es una persona que se oculta. Le gusta pasar desapercibido. Es discreto.
d) Rostro público: el cubo se halla cuidadosamente colocado mostrando una única cara. Características: control; vida compartimentada; emociones anuladas. Se trata de personas que controlan su imagen. Separan la imagen pública de la vida privada. Control sobre sí mismo y seguridad en el trato con los demás. No muestran emociones hacia fuera.
e) A por ti: el cubo muestra claramente dos aristas de frente. Características: energético; dinámico; activo; precursor. Denota agresividad, vitalismo, valerosidad, impaciencia, rotura de esquemas. Suelen ser personas arrolladoras, tajantes, aunque posiblemente divertidas y estimulantes.
2) El visionario: el cubo se sitúa en el aire, flotando. Más distanciado del mundo conforme más se separa el cubo del suelo.
Palabras clave: soñador; original; romántico empedernido.
Riesgos: poco sentido práctico; despiste; desilusión.
Los visionarios no están en el mundo. Están en las alturas, en el mundo de las ideas. Son utópicos, revolucionarios, espirituales, imaginativos, románticos. Como están despegados del mundo pueden acabar siendo peligrosos, para ellos mismos y para los demás. Pero también pueden ser muy creativos, aunque se estrellarán posiblemente contra la estupidez o la indiferencia de los demás. En ocasiones el visionario suele acabar haciendo trabajos muy rutinarios porque su reino no es de este mundo. El ámbito universitario suele ser adecuado para estos sujetos. Pueden destacar en el mundo de la publicidad. Pueden destacar por su genialidad, pero pueden ser catastróficos como Hitler.
En el amor los visionarios suelen ser románticos. Pueden tender hacia el amor platónico.
Subclases de visionario:
a) Intuitivo: aquel cuyo cubo no se halla muy alejado del suelo. Es casi un realista. Características: presentimientos acertados; impulsivo; abierto a opciones.
b) Excéntrico: su cubo se halla en las alturas. Características: independencia voluntaria; diferente pulsación. Ve el mundo desde las estrellas. Lo de abajo le trae casi sin cuidado. Suele ser seguro y sereno, porque lo terrenal no va con él.
3) Persona de principios: el cubo se halla sobre la tierra, pero en un lugar prominente (una duna, una elevación, una montaña, etc.)
Palabras clave: ideales; activismo; integridad.
Riesgos: beatitud; consumido.
Las persona de principios tiene sentido de la superioridad, altos modelos personales, éticos, profesionales, etc. Es un cruzado, reformador, denunciador de injusticias, guía, modelo para muchos por su rectitud. Puede comprometerse políticamente. Defienden valores. En el trabajo las personas de esta clase son leales, honestos, virtuosos, insobornables. Muchas veces poco prácticos para sus intereses. Dados al interés general. Pueden pasar por necios y en ocasiones pueden ser inconvenientes en circunstancias críticas. En el amor son fieles, devotos y honestos. Pueden obsesionarse por algún alto ideal y no ver que su matrimonio hace aguas. Y luego no entienden lo que ha ocurrido. Normalmente es una pareja para toda la vida.
Subclases de persona de principios:
a) Cruzado solitario: aquel cuyo cubo se halla literalmente sobre un pedestal. Noble; intransigente; aislado; amargado.
b) Perfeccionista de principios: lo anterior exageradamente. Pero con rasgos del perfeccionista, que vemos a continuación. Es una persona de principios pero además ambicioso, competitivo, adicto al trabajo, muy exigente consigo mismo. Lleva a la perfección y a la angustia.
4) Perfeccionista: el cubo se halla sobre un vértice. Adopta un aspecto aéreo, estilizado, acrobático, elegante, desafiante, Corresponde a un sujeto solitario y aislado por la exigencia, remilgado, adicto al trabajo, reservado y preciso. Los perfeccionistas nunca piensan que no se puede ir más allá. Siempre pueden mejorar sus obras. Lo rutinario para ellos es lo excepcional. Por eso son personas difíciles a la vez que fascinantes. Son también temperamentales, taciturnas, carismáticas y pertinaces.
Palabras clave: ambicioso; individualista; lanzado.
Riesgos: estrés; rivalidad; depresión.
El perfeccionista sólo toca el suelo en un punto. Por eso vive en su eje vertical de perfección y exigencia. Vive obsesionado por superarse y no fallar. Es un adicto al trabajo. Meticuloso, puntal, preciso, detallista. Puede tener una vida amorosa desasosegada. Los perfeccionistas fascinan a otras personas, pero las exprimen al mismo tiempo. Cansan a quienes viven con ellos.
5) Expatriado: el cubo se halla sobre una arista. La persona que ve al cubo de esta forma es un emigrado. Alguien que se balancea entre dos mundos, dos tierras y que no puede vivir plenamente en ninguna de las dos. Este individuo tiene su psique dividida entre aquí y allí, antes y ahora, una lengua y otra, estos y aquellos, etc. A partir de aquí surgen individuos duales, adaptables, ingeniosos, inestables, desarraigados. Entre los expatriados hallamos también hijos de matrimonios separados, interraciales, bisexuales, personas que cambian de profesión o bien trabajadores interdisciplinarios. El expatriado es un tipo de individuo que con la globalización cada vez es más común.
Palabras clave: en medio; ingenioso; adaptable.
Riesgos: dividido; desarraigado; inadvertido.
En el expatriado todo es bilateral, ambivalente. Puede haber una mezcla de gusto por la aventura y de melancolía y nostalgia. Hay que distinguir entre aquel que se ve obligado a emigrar y aquel que emigra para prosperar, como el hombre de negocios que busca proyección profesional. Los expatriados hacen valiosas aportaciones a las organizaciones, porque conocen otras formas de hacer las cosas.
6) Héroe olvidado: el individuo describe el cubo como una pirámide. Simboliza la persona cuyas facetas son desconocidas, y de las cuales sólo se ve la punta del iceberg. Es la caja de sorpresas.
Palabras clave: misterio; poder oculto; influencia; autosuficiencia.
Riesgos: oscuridad; explotación por otros; soledad.
El héroe olvidado es un pensador, con inquietudes filosóficas, una persona que huye de mostrarse tal como es. Es el pacificador, el diplomático, el mediador. Sabe escuchar. Es un observador atento con buenos modales. No se queja. No habla de sí mismo. Suele ser una persona que crea pero cuya gloria se la lleva otra persona. Suele hallarse a la sombra del poder. Y suele ser más listo que su jefe. En el amor el héroe olvidado tiene dificultades para mostrarse frente a su pareja, porque para todo es individualista y algo separado de los demás. Suele ser un solitario aunque se relacione con mucha gente.
7) Receptivo: para el receptivo el cubo no es un objeto, sino un espacio, un agujero en el suelo. El receptivo refleja la interioridad, la experiencia interna, no el aspecto externo. La subjetividad, no la imagen. Los receptivos suelen ser buenos creadores, arquitectos, diseñadores, directores de cine, etc. También asistentes sociales, cuidadores, orientadores, etc. Pero a diferencia del héroe olvidado, el receptivo no se oculta, sino que acepta el éxito. Tampoco se siente realizado con la soledad. Es un gran comunicador. Tiene vida interior, pero le gustan las largas conversaciones ante un café.
Palabras clave: introspectivo; protector; psíquico.
Riesgos: excesivo análisis; locuacidad; soledad.
Tamaño del cubo
Cubo grande: si el cubo es más grande que la altura que se puede alcanzar con la mano.
Positivo: seguridad, autoestima, generosidad, subjetividad, aspiraciones, afán aventurero.
Negativo: egoísmo, grandilocuencia, engreimiento, ensimismamiento, dominación.
Cubo pequeño: no llega a la altura de la rodilla.
Positivo: humildad, abnegación, objetividad, realismo, intimidad, preciosidad o virtuosismo.
Negativo: timidez, menosprecio de sí mismo, inflexibilidad, convencionalismo, ocultación, mezquindad.
Cubo mediano: de alto como desde la rodilla hasta la altura de la mano en vertical.
Positivo: equilibrio, cordialidad, modestia, dignidad, humanismo.
Negativo: medianía, problemas de salud o de imagen física.
Distancia hasta el cubo
a) impulsividad frente a ponderación:
Cubo alejado: medita antes de actuar, se observa a sí mismo, autocontrol racional, abnegación.
Cubo cercano: espontáneo, emocional, impulsivo, irascible.
b) espacio personal:
Cubo alejado: independiente, reservado, le gusta la soledad, necesita mucho espacio.
Cubo cercano: íntimo, entrañable y sociable, le gusta la compañía, "la vida se vive con gente".
c) pensamiento abstracto frente a pensamiento concreto:
Cubo alejado: abstracto, orientado al gran formato visual, "¿puedo echarle un vistazo?".
Cubo cercano: concreto, orientado al detalle táctil, "¿puedo tocarlo?".
d) horizontes temporales y espaciales:
Cubo alejado: considera efectos remotos, memoria y planificación, enfoque: el ancho mundo.
Cubo cercano: reacciona a lo inmediato, vive en el presente, enfoque: justo aquí.
¿De qué está hecho el cubo?
a) cualidades del cubo
Blando/duro: es lo mismo que una persona que cede frente a presiones o que es firme. El caso más extremo es el del cubo insustancial, como de aire, luz, nubes, etc. que tiene otras implicaciones.
Macizo/hueco: es macizo si la vida interior es plena; es hueco si es triste o vacía, o bien si la persona pura y simplemente está abierta a la influencia exterior.
Ligero/pesado: distingue personas serias de juguetonas o caprichosas, formales y ponderadas de divertidas.
Brillante/mate: brillante es aquí ambicioso.
Transparente/translúcido/opaco: opone franqueza y candor (en su extremo exhibicionismo) con preservación de la intimidad o incomunicación.
b) materiales del cubo
Aire, espacio: límites permeables o inexistentes; suelen ser mujeres.
Losa negra de 2001 (la película): persona con inventiva y creativa.
Castillo, fortín: defensivo, quizás con algún trauma en el pasado.
Arcilla, cerámica, terracota: influenciable.
Nube: impoluto, puro, alejado de la realidad.
Cristal: espiritual, frágil, objetivo, cándido, abierto, fiable, claro.
Diamante: seguridad, firmeza, carácter claro y brillante.
Dados: arriesgado, afortunado.
Dibujo de un cubo: abstracción, intelectualización.
Aristas: si las aristas están revestidas o bien son de otro material, la persona adopta una actitud defensiva frente a terceros.
Tejido: la persona recibe muchas influencias.
Comida: sensual, terrenal.
Hielo: frío, ingenioso, audaz, calculador. Hay que distinguir si está un poco fundido o no.
Metal: duro, indestructible, impenetrable. Hay que distinguir entre varios metales (oro, plata, aluminio, acero, cobre, etc.)
Plástico: poco pretencioso, honesto, tradicional, democrático, anticuado, convencional, poco distinguido.
Piedra: básico, duro, conservador, testarudo, leal, cumplidor, obsesivo, perseverante, no adaptable, rutinario.
La escalera
La escalera representa la gente importante que hay a tu alrededor entre amigos y compañeros de trabajo. Si la escalera es del mismo material que el cubo es que a la persona le gusta rodearse de personas parecidas a ella. Si la escalera es de madera, tiene una significación cercana, íntima, cálida, y simboliza el gusto por las relaciones duraderas y afectuosas. Las escaleras desvencijadas, tambaleantes son propias de personas poco fiables o enfermizas, las tumbadas de personas sociables pero poco serviciales, y las que tienen peldaños rotos o perdidos simbolizan la falta de personas que han desaparecido de la vida de una persona. La escalera de metal simboliza la fuerza, la profesionalidad, la sensatez, la frialdad y la distancia en el trato. La que es de cuerda la movilidad, la adaptabilidad, la independencia, la flexibilidad. Las escaleras de ramas y sujetas con cueros o lianas simbolizan lo alternativo, la ecología, etc.
La escalera apoyada en el cubo es propia de personas sociables, populares, que valoran el apoyo mutuo, la que se sitúa aparte pero cerca del cubo simboliza al sujeto que quiere la proximidad de otros, pero con una cierta distancia o independencia. Si la escalera se halla lejos simboliza que el sujeto es distante, autosuficiente.
Si la escalera es de altura similar al cubo, es signo de ideas democráticas o igualitarias. Si es más baja implica autoritarismo, influencia o liderazgo. Cuando la escalera es más alta que el cubo, puede haber algo de admiración, de humildad, o bien que la persona se halle rodeada de personas influyentes.
El Caballo
Es el amante o la pareja del sujeto. Puede ser:
Árabe: delicadeza, resistencia y ardor, sensibilidad y refinamiento.
Marrón o castaño: normalidad, familiaridad, fiabilidad, estabilidad.
Camello: fidelidad, familiaridad, confianza. Solidez de la relación aunque haya conflictos.
Burro o mula: visión de la pareja como un tipo cabezota e ingobernable. Por lo demás similar a camello.
Volador (pegaso): visión de la pareja como el transporte hacia la felicidad.
Gris: reposo, equilibrio, reserva.
Múltiples caballos: designa interés por varias relaciones sentimentales.
Potro salvaje: pendenciero, callejero, autosuficiente, desafiante, indomable.
Unicornio: visión de una criatura mágica, inocente, que no pertenece a este mundo.
Blanco: visión idealizada de otra persona.
La tormenta
Detrás del cubo: la tormenta ya ha pasado.
Acercándose: se aproxima.
Dentro del cubo: conflictos internos.
Las flores
Rojas significan amor o recuerdo; blancas sinceridad o fidelidad; amarillo amor solicitado o celos.
Las flores artificiales o de plástico pueden significar determinación de no querer niños. Las flores muertes tienen una connotación muy negativa. Si las flores se hallan en la base del cubo significa que están bajo la protección del sujeto. La inexistencia de flores simboliza la carencia de hijos o su poca significación.
Esta interpretación del test del cubo no es más que una breve reseña de la obra de Annie Gottlieb y Slobodan D. Pesic:



Disculpen lo extendido del texto, pero este tipo de test, como ya mencione, es muy complejo a la hora de interpretar
espero les haya servido. Comenten