Un Poco de Historia




Estos datos y reglas, están sacados de los principales, origen delJuego del Truc, arabe o musulmán, por lo que se debería escribir TRUK,que es como lo escriben los moros, de quienes lo heredamos.
Los castellanos han adaptado la palabra truco para encubrir elengaño, sorpresa o picardía, etc. Es una cosa que nos sorprende demomento, inesperada; cuando saben el secreto, no tiene nada departicular.
Se emplea esta palabra para expresar muchas martingalas. En elCirco, en los efectos teatrales, en la propaganda y nos atrevemos adecir que la mayor parte de la humanidad, vive del truco. Hasta esosgrandes inventos destructores que se fabrican para darse miedo unasnaciones a otras, de bombas, satelites, desintegraciones cosmicas,pruebas de artefactos H.I.J.K., también debe tener parte de trucoaunque revuelvan la atmosfera para darnos algun disgusto.
En fin, también se emplea la palabra truco al chocar dos bolas debillar en algunas carambolas y así también se da el caso de que chocansi no dos bolas, por lo menos dos cabezotas ofuscadas.


Por lo tanto, lo admitiremos tal y como se pronuncia en nuestraRegión y que con tanta rabia se dice algunas veces: TRUC. Dicen loslibros musulmanes, que tenian los moros una baraja entera. Pero en undescuido, la cogieron los chiquillos para jugar a guerras y recortaronlos reyes, caballos y sotas, designando el as de oros como simbolo y elde copas para premio de los campeonatos. Claro está quedaron nada masque las blancas. Disgustados los moros al ver que no podian hacerpartida de brisca, idearon otro juego y de alli nació el TRUC, Truch oTruk, que es una expresión como si dijeramos en la epoca actual: arat’agafare gorreta.
Y con las blancas se apañaron, porque a los moros siempre les hapegado por lo blanco. En fin, sea verdad o mentira, lo cierto es queentre las muchas cosas buenas que heredamos de ellos, el noble, leal,distraido y elegante JUEGO DEL TRUC es una de las mejores. Y ha hechadotantos arraigos en la tierra valenciana y se juega tan re-que-te-bien,que no nos vengan con pokeres, golfos, bridges, tresillos, julepes,etc., pues donde haya una partida de Truc que se quiten los demás.
No queremos decir con esto que despreciemos los nombrados, ya quetodos son dignos de nuestro respeto, pero asi como con estos se han debuscar combinaciones de reyes y caballos, de ases, doses y treses;escaleras, parejas y muchas cavilaciones, en el Truc con cuatro cartasque tienen valor y solamente 26 en total, se hacen centenares decombinaciones que no las tienen los demas. A cada uno lo suyo.


Te Gusta el Truco? Entra




Diceun antiguo refrán que para pasar la maroma y jugar al truc, se ha detener mucha serenidad. Esto es una cosa que recomendamos mucho, porqueel que gana tiene derecho a todo y el que pierde, a saber callar ydisimular si sele han puesto las orejas del color del rabano.



Este juego, como todos los deapuesta o envit, necesita atrevimiento, valentia, saber fingir y sermuy embustero cuando se presente la ocasión. Hay quién se muestratranquilo en todas las partidas y todo lo toman a risa (aunque laprocesión vaya por dentro), hay quien es nervioso, atarantado,vehemente y suele tirar la barca al agua sin ninguna necesidad. Tambiénotros que se lo toman demasiado en serio y les enfada si los otros selo toman a chacota. ¡Pues ni una cosa ni otra!. Se ha de buscar eltérmino medio y sin ofender ni ofenderse, distraerse.




Advertíamos al principio, queeste reglamento es del noble, leal, distraído y elegante Juego delTruc. Y decíamos elegante porque aquello de vaso y cuchillo, famainmerecida que le pusieron, pasó a la historia.
Claro que no deja de haber quién aún se sienta con la gorra de costado,faja de pincho, escupe de lado y pinta con cacao y tramusos,

teniendoa mano un barral de vino. Pero, por fortuna, estos matahombres sonescasísimos. Hoy se juega de americana, sombrero flexible, corbata ypantalón con raya. Se pinta con almendras torradas y se bebe cerveza.Hasta hemos presenciado una gran partida de señores con sombrero decopa y bebiendo champaña. Y grandes personalidades que no citamos aquípor respeto, han venido a suplicarnos que les enseñáramos a jugarlo,pagándonos las lecciones muy bien pagadas.
Pero al saber que era para explotarlo en el extranjero, nos hemosnegado en redondo, pues el Truc, como las cebollas, las naranjas, lasfallas y las caras bonitas, no se deben enseñar a nadie como se hacen,para tener la exclusiva en Valencia.




Las normas que damos aquí sonlas de segunda y última clase, o sea de americana y smoking, porque laprimera que nombramos se puede decir que no existe. La nobleza deljuego, lo ha elevado a la clase media y aristocrática. Este juego esparecido al boxeo. Allí se ponen dos hombres morados a puñetazos, serompen la nariz y después de la paliza se dan la mano como a lo queson: como dos amigos. En el truc se guasean, se burlan, se dicen cosas(sin ofenderse) y al final se estrechan las manos y tan amigos comoantes o más, por miedo a la revancha.







Las Señas

Hay una convención preestablecida para quienes no han sido parejasnunca o no desean hacerlo de otro modo, pero con la experiencia cadacual elije la manera de indicarle a su compañero las cartas que posee.

En principio, hay que intentar que el oponente no vea las señas paraque no se pueda formar una idea de las cartas que se tienen, pero estotambién se puede usar como engaño ya que se puede permitir que vea unaseña falsa, y se tenga una imagen completamente equivocada de la manode su oponente. Esto hace al juego sumamente interesante.



* Ancho de espada = cejas arriba
* Ancho de basto = ojo guiñado
* Siete de espada = media sonrisa hacia la derecha
* Siete de oro = media sonrisa hacia la izquierda
* Tres = se muerde el labio inferior
* Dos = labios como dando un beso
* Anchos Falsos (Copa y Oro) = boca abierta como una haciendo una “O”




truco





Picardias =)


Muchas picardías se pueden utilizar en el truco. Las más conocidas son las siguientes:


“Señas falsas”: Consiste en hacer señas dedistracción para confundir al rival, es decir, hacerle o hacerlespensar que uno tiene determinadas cartas cuando en realidad no. Debehacerlo con astucia de modo tal que el rival piense que son dirigidasal compañero.

“Hacerlos entrar”: Cuando uno posee una o máscartas buenas puede intentar disimularla. Si por ejemplo tiene algunode los dos anchos, y éste ya ganó la primer mano, tiene prácticamenteasegurado el triunfo, por ello en la segunda mano se puede tirar unacarta débil para engañarlo y así obtener muchos más puntos. Si setienen dos cartas fuertes se puede “regalar” la primer mano, para quecante el “truco” y entonces “retrucarle”.


“Irse a la pesca”: Cuando uno es mano y tiene un“envido” alto se puede “jugar callado” y tirar la primer carta, de estaforma si el rival nos envida (muchos jugadores cantan envido cuando elrival no lo hace, suponiendo que no debe tener buenos tantos) lereenvidamos y lo habremos “pescado”. Es una práctica riesgosa, ya quesi el rival también juega callado nos habremos “comido” los puntos,pero si se lo pesca se puede sacar mayor ventaja.

“Achicarlo”: Si uno no tiene buenas cartas, elrival nos canta (ya sea truco o envido), y estamos perdiendo elpartido, se puede correr el riesgo de retrucar o reenvidar buscando queel rival se achique; de ese modo le habremos robado puntos con cartasmalas. Sin embargo es arriesgado, ya que nos pueden “enganchar” ysacarnos muchos más puntos.




retruco







Fuente:



http://www.achiquitaveni.com/como-jugar-altruco/page/2/