Por que no debemos capturar animales silvestres



Por que no debemos capturar animales silvestres

Siempre he defendido que tenemos la libertad de hacer lo que nos parezca. Cada cual es libre de hacer lo que quiera, pero siempre y cuando no afectemos a terceros. Y el medio ambiente se cuenta como uno de los terceros. Lo primero que debemos de reconocer es que nuestra libertad termina donde empezamos a afectar a otra gente o al medio ambiente, en este caso de los animales silvestres.


Reconozco que aún nos falta mucho camino por recorrer para lograr que nuestra fauna tenga el lugar que le corresponde en nuestra sociedad. Que muchas especies de animales están en peligro por acción directa del hombre y que es necesario implementar acciones para evitar que las especies sigan desapareciendo y por lo tanto, he aquí una lista de los porqué no debemos de capturar animales silvestres sin permiso de las autoridades. Porque si es totalmente válido capturar animales, pero siempre y cuando haya un permiso que lo autoriza, expedido por la Dirección General de Vida Silvestre.

Independientemente de los motivos, he aquí una explicación de:

PORQUE NO DEBEMOS CAPTURAR ANIMALES SILVESTRES

* Se desconocen la especie y sus cuidados
* Tardan en acostumbrarse o no se acostumbran al cautiverio
* Duran poco en cautiverio
* Batallas para conseguir su alimento
* Son tímidas
* Es mejor comprar uno nacido en cautiverio
* Tiene mejores posibilidades de sobrevivir en su casa que en la nuestra
* Nació libre y así debe seguir
* Tiene una función en el ecosistema
* Afecta a poblaciones silvestres
* Podrías estar eliminando un espécimen apto para sobrevivir
* Son especies en peligro
* Es peligrosa
* Es ilegal tenerlo o transportarlo
* Le ponemos mayor interés a las cosas cuando nos cuestan



SE DESCONOCEN LA ESPECIE Y SUS CUIDADOS

El problema de tratar de mantener animales capturados es que para muchos de ellos no contamos con la información básica de sus cuidados. En México habitan poco mas de 1000 especies conocidas de sapos, ranas, salamandras, cecilias, tortugas, cocodrilos, lagartijas y serpientes y sólo unas pocas son reproducidas en cautiverio. Muchas especies son conocidas de muy pocos ejemplares (a veces sólo 1) y por lo tanto contamos con información mínima de cuáles son sus hábitos y sus requerimientos ambientales para que vivan en condiciones óptimas. Pocos son los estudios ecológicos sobre las especies y si no se cuenta con esta información los animales pueden llegar a morir.

TARDAN EN ACOSTUMBRARSE O NO SE ACOSTUMBRAN AL CAUTIVERIO

Algunos animales son difíciles de mantener en cautiverio por razones de su temperamento, ya que requieren de grandes espacios, dejan de comer o se vuelven inactivos o demasiado activos, tratando de recuperar la libertad perdida. Viven estresados y reaccionan con agresividad a su manipulación y esto finalmente se convierte en un riesgo para sus manejadores o sus familiares y visitantes

DURAN POCO EN CAUTIVERIO

Algunos animales no soportan vivir en cautiverio. Cuando no les damos las condiciones que ellos necesitan para vivir les estamos restando parte de su vida. Aunque hay especies que son altamente tolerantes a las condiciones ambientales extremas, muchas de ellas, sobre todo las pequeñas, son muy sensibles a los cambios ambientales, como exceso de luz, falta de humedad, estrés, etc. Y terminan muriendo en unos cuantos días o meses.

BATALLAS PARA CONSEGUIR SU ALIMENTO

Hay animales que tienen requerimientos alimenticios especiales. Se alimentan exclusivamente de un tipo de comida y no aceptan otras. Por ejemplo, los camaleones americanos o lagartos cornudos (género Phrynosoma) que en la naturaleza se alimentan exclusivamente de hormigas. Cada especie de cierto tipo de hormigas. En las ciudades, las colonias de hormigas no son tan abundantes como en la naturaleza poco alterada. Algunas especies si aceptan comer grillos, pero otras no aceptan el cambio en su dieta y no obtendríamos su alimento apropiado, ni en la cantidad, ni en la frecuencia con que ellos la necesitan.

SON TÍMIDAS

Algunas especies son de carácter tímido. Buscaran en todo momento esconderse y evitar el contacto con las personas. Si le ponemos un refugio donde esconderse, sólo ahí se sentirán a gusto y si no se lo ponemos vivirá estresada tratando de encontrar donde esconderse.

ES MEJOR COMPRAR UNO NACIDO EN CAUTIVERIO

Los ejemplares silvestres nacieron en libertad, no están acostumbrados al contacto con las personas, sienten temor de la cercanía. Pero los ejemplares que podemos adquirir, y que son criados en cautiverio, desde que nacieron están en contacto y son manipulados por las personas, por lo que no tenemos que acostumbrarlos a nosotros. Cuando los compramos ya sabemos que comerá, que tipo de instalación necesitamos y otros aspectos y si no lo sabemos es fácil obtenerlos.

TIENE MEJORES POSIBILIDADES DE SOBREVIVIR EN SU CASA QUE EN LA NUESTRA

Cuando capturamos un animal y lo llevamos a “nuestra casa” ya no estará expuesto a los depredadores y suponemos que vivirá mas tiempo. Sin embargo, fuera de su hábitat podrá contagiarse de alguna enfermedad que no existía en su hábitat o por mas que tratemos de darle las condiciones necesarias, estas no serán iguales a las que tenía. Esto se agravaría mas si desconocemos cuales son sus requerimientos. Por lo tanto, es mejor que esté libre y tendrá mejores posibilidades de vivir, siempre y cuando lo liberemos fuera del alcance de la especie humana.

NACIÓ LIBRE Y ASÍ DEBE SEGUIR

Este razonamiento es simple y no hace falta explicar mucho. Los animales nacidos silvestres viven al día y no tenemos derecho a quitarle la libertad si no contamos con un permiso para ello.

TIENE UNA FUNCIÓN EN EL ECOSISTEMA

Toda especie tiene una función en el ecosistema. Come otras especies, es comida de otras mas y, lo más importante, puede afectar su entorno. Muchas especies tienen cientos o miles de crías y la función de la mayoría de ellas será como comida de otras especies y darán mejor vigor a su reproducción. Las que sobrevivan comerán de otras especies y ayudaran a controlar las poblaciones de esas especies, algunas de las cuales pueden ser perjudiciales al hombre.

El papel de afectación del entorno se ejemplifica con los lagartos (Alligator mississipiensis), los cuales en época de secas, mantienen estanques gracias a los movimientos de fondos para dar profundidad adecuada a los mismos, los cuales son habitados por todo tipo de animales. Si los lagartos no lo hicieran, muchos estanques se secarían acabando con todos los seres vivos que lo habitan.

AFECTA A POBLACIONES SILVESTRES

Todas las especies están sujetas a una taza de mortalidad, o de eliminación de individuos, y de natalidad, o reposición de individuos, además de tazas de migración que afectan tanto a la eliminación como la reposición de individuos. Sacar un macho o una hembra de una especie de su hábitat significa que estamos alterando el patrón reproductivo de la especie.

Aparentemente, muchas especies son tan abundantes que nos hacen pensar que sacar un ejemplar o una pareja no afecta a la población natural. Muchas veces agarramos el macho más bonito que vimos y una hembra cualquiera. Si ese era el macho más bonito, estamos eliminando a un individuo que tiene mejores oportunidades de reproducirse precisamente por su color. Muchas hembras son atraídas por los colores del macho. Macho mejor colorido tiene otras atribuciones no aparentes que lo hacen mejor pareja y padre de la descendencia que heredará sus caracteres.

PODRÍAS ESTAR ELIMINANDO UN ESPÉCIMEN APTO PARA SOBREVIVIR

En la naturaleza, sobreviven los ejemplares más aptos, el más rápido, el mas colorido, el mas resistente, etc. La naturaleza tiene mecanismos para eliminar a los menos aptos. Debido a que muchos aspectos se desconocen, ¿Como saber si estamos eliminando a un individuo mas o menos apto para sobrevivir? Es imposible y si fuera el caso de un individuo más apto, entonces estaríamos afectando seriamente a la especie o a la población local de la especie.

SON ESPECIES EN PELIGRO

Por causa del deterioro ambiental y de la actitud de la especie humana hacia los animales, muchas especies en México se encuentran en alguna categoría de riesgo de extinción. Y algunas ya están extintas o extintas en la naturaleza y se conocen sólo de ejemplares en cautiverio, como el Pez Platy Monterrey, originario de varios manantiales en Apodaca, San Nicolás, Monterrey y Guadalupe, todos ellos secos en la actualidad. Gracias a algunos acuarios, esta especie se sigue reproduciendo en cautiverio, mientras que en la naturaleza ya esta extinta. En la Norma Oficial Mexicana NOM-ECOL-059-2001 se puede encontrar la lista de las especies de plantas y animales mexicanos en categoría de riesgo.

ES PELIGROSA

Muchas veces se capturan animales sin conocerlos y si no sabemos que especie es, no podemos saber si son peligrosas o no. Especies como las coralillos no son fáciles de distinguir de las falsas coralillos. Los escorpiones letales tienen especies parecidas que son menos peligrosas, y así se pueden contar muchos casos. Manipular animales peligrosos por desconocimiento es el peor error que pudiéramos cometer ya que por creerlos inofensivos podemos “con la confianza” ponerlos en las manos de nuestros familiares y amigos arriesgando su vida. Si ponemos en peligro nuestra vida, somos libres de hacerlo, pero poner en peligro a otros son actos criminales, aunque sea por desconocimiento.

ES ILEGAL TENERLO O TRANSPORTARLO

Hablando del aspecto legal, hay especies que están en riesgo de extinción y especies sin riesgo. Independientemente de cual sea el estado de la especie, se requiere de autorización de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, federal, para la captura y/o posesión de animales y plantas silvestres. Pero si se cuenta con una colección de ellos o se lleva a cabo actividades productivas con ellos, como exhibición, cría para venta, etc., se requiere de registrarse como Unidad de Manejo para el Aprovechamiento de la Vida Silvestre, ante la misma dependencia.

Poseer cualquier planta o animal silvestre sin autorización es motivo de sanción administrativa por parte de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente, quien además de decomisarlo, puede poner multa por su posesión y, en los casos de especies en peligro, presentar denuncia penal, para la cual hay penas de 3 a 6 años de cárcel. No importa si nomás tenemos uno, pocos o muchos individuos de la especie.

Aunque mucha gente no cree en la actuación de PROFEPA, no falta la forma en que se puedan enterar que tenemos animales en casa y denunciarnos ante ellos. Aparte de la multa es probable que nos quiten el o los animales o plantas que tengamos y la multa puede ser desde 20 hasta 20,000 salarios mínimos.

LE PONEMOS MAYOR INTERÉS A LAS COSAS CUANDO NOS CUESTAN

Dejé deliberadamente este último tema porque siento que es el aspecto más delicado en el manejo de los animales.

Cuando nos regalan algo o lo obtenemos sin que nos cueste, regularmente no le prestamos la atención debida y tratándose de animales o plantas, estos requieren siempre de ciertos cuidados. Estos individuos terminan muchas veces en la basura o enterrados en el jardín.

Pero si nos cuesta, que diferencia. Entonces si le dedicamos mucho tiempo y dinero para mantenerlo y procuramos darle todos los cuidados necesarios y satisfacer sus necesidades.

Reconozco que no siempre es así. Algunos animales son bien atendidos a pesar de haber sido capturados, sin que nos cuesten nada.

capturas
Animales
silvestres
Por que no debemos capturar animales silvestres
capturas
Animales
silvestres
Por que no debemos capturar animales silvestres
capturas
Animales
silvestres
Por que no debemos capturar animales silvestres


Fuentes de Información - Por que no debemos capturar animales silvestres

Dar puntos
25 Puntos
Votos: 0 - T!score: 0/10
  • 0 Seguidores
  • 14.127 Visitas
  • 0 Favoritos

4 comentarios - Por que no debemos capturar animales silvestres

@maluriano Hace más de 5 años +2
muy buena info loco te dejo mis +10!!
@Juno Hace más de 5 años +1
Es cierto, me da bronca la gente imbécil que los tiene sin tener conciencia de lo que se trata.



Y muchos de esos cachorros/crías capturados son el resultado de la cacería y muerte de sus padres.
@RedRequiem Hace más de 5 años
si, yo una vez encontre una vivorita muy pequeña en un terreno q tengo para jugar gotcha y decidi quedarmela, luego la puse en un frasco (destapado) con piedras y unas hojitas y pues me gustaba tocar la vivorita, pero esa misma tarde me voy fijando y ya estaba bien muerta luego me explicaron q se murio de tanto nerviosismo por tanto agarrarla



haha bueno, no tengan animales salvajes como mascota...
@piox_10 Hace más de 5 años
RedRequiem dijo:si, yo una vez encontre una vivorita muy pequeña en un terreno q tengo para jugar gotcha y decidi quedarmela, luego la puse en un frasco (destapado) con piedras y unas hojitas y pues me gustaba tocar la vivorita, pero esa misma tarde me voy fijando y ya estaba bien muerta luego me explicaron q se murio de tanto nerviosismo por tanto agarrarla



haha bueno, no tengan animales salvajes como mascota...


Mi hermano, de boludo, compro una vivorita, que donde la compro(una feria) le dijeron que comía grillos, le vendieron unos bichos que la vivorita nunca comio, yo tuve que cuidarla, mi hermano no se hizo cargo, a los días de traerla se murio xq no habia comido nada.

También compro lagarto overo de una feria, más allá de esto lo tuvimos por 4 años casi, era chiquito y llego al metro de largo, el año pasado contactamos con la reserva ecológica y lo llevamos para que se integre a la reserva. Ya no podía vivir en mi patio.
@marasmu Hace más de 1 año
Es preferible, por mas pena que nos de, no comprar ningun animal silvestre, ya que somos parte del problema al cerrar el circulo y no cortarlo. Donde hay oferta, hay demanda, es decir, si compramos ese animal silvestre, asi sea por pena, seguro el vendedor lo considerara un buen negocio e incluso podria lastimar al animal para recurrir a la lastima.