Espero q el post sirva o ayude a quienes padecen alguno de estos males. Saludos.



¿Que es una fobia?

Se presenta socialmente como “ un problema nuevo” que responde a un malestar social haciendo referencia a ritmos de vida muy agitados que producen altos niveles de estrés.

Sin embargo la fobia fue planteada inicialmente por Sigmund Freud en 1894 en el texto “Psiconeurosis de defensa” y allí habla de "neurosis de angustia" palabras que nos anticipan que no se trata simplemente de malestar corporal o cansancio físico, sino que nos presenta un sentimiento vivido por una persona que le resulta displacentero.

¿Por qué se genera la angustia en una persona?

La angustia es vivenciada en una persona en momentos muy significativos de su vida , esto quiere decir que no se presenta arbitrariamente o como bien solemos escuchar “ no se por que” o bien el famoso “ por que si” y sin motivo alguno.

El sujeto comienza a responder con su cuerpo, con inhibiciones de las funciones del yo, esto significa que hay un debilitamiento en las funciones que diariamente realizaba en su vida es una paralización de sus funciones, ya sean motoras, alimenticias,, etc
Siente angustia al no poder explicar lo que le sucede, dado que se le presenta como irracional, acompañado por un conjunto de síntomas psíquicos y fisiológicos; éstos pueden ser: falta de aire, descontrol, inseguridad, sudoración, taquicardia, acalambramiento, mareo, etc. y desencadenar una crisis de pánico, creyendo estar en la disolución de su imagen, sintiendo una inminente muerte...
Al expresar su displacer en el discurso, en el encuadre terapéutico, el sujeto comienza a sentirse mejor hasta lograr su bienestar.
La fobia y el pánico no son una patología nueva, en muchos sujetos se aúnan los mismos síntomas.
Los grupos terapéuticos son un recurso donde a pesar de las similitudes no se pierden las singularidades históricas.



El DSM IV (Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales) plantea como principal característica de la FOBIA el:

MIEDO INTENSO Y PERSISTENTE A OBJETOS O SITUACIONES CLARAMENTE DISCERNIBLES Y CIRCUNSCRITOS. Este temor es EXCESIVO e IRRACIONAL.


¿Qué sucede cuando el paciente se enfrenta a una situación u objeto temido?

La primer respuesta que se desencadena es una respuesta de ansiedad. El nivel de ansiedad es variable, y depende de la proximidad del objeto o situación temidos y las posibilidades de huir. Incluso antes de hacerse presente el estímulo fóbico, se produce en el paciente una estado de ANSIEDAD ANTICIPATORIA, que podríamos traducir como "MIEDO AL MIEDO". Esta ansiedad anticipatoria es la que provoca la EVITACIÓN de la situación temida.

¿Cuándo una FOBIA se convierte en TRASTORNO?

La mayoría presentamos algún tipo de fobia, a muchos nos asustan inexplicablemente los sapos o las arañas, las tormentas, los ascensores, y eso es normal. Pero estamos en condiciones de diagnosticar una FOBIA ESPECIFICA cuando las conductas de evitación, el miedo o la ansiedad son tan elevadas, que llegan a interferir en la calidad de vida del individuo, haciendo disminuir notablemente su desempeño laboral y sus relaciones sociales, transformándose de esta manera en una enfermedad.

¿Cuáles son los síntomas?

Los principales síntomas según el DSM IV son: el temor excesivo e irracional, el temor a la pérdida de control, a angustiarse o desmayarse frente al objeto o situación temidos.

¿Cuál es el tratamiento?

Psicoeducación
Reestructuración cognitiva
Medicación farmacológica
Terapia conductual grupal y/o individual.
Todas en conjunto brindan la mejor respuesta.


Criterios para el diagnóstico de Fobia Específica

• Temor acusado y persistente que es excesivo o irracional, desencadenado por la presencia o anticipación de un objeto o situación específicos (p. ej., volar, precipicios, animales, administración de inyecciones, visión de sangre).

• La exposición al estímulo fóbico provoca casi invariablemente una respuesta inmediata de ansiedad, que puede tomar la forma de una crisis de angustia situacional, más o menos relacionada con una situación determinada. Nota: En los niños la ansiedad puede traducirse en lloro, berrinches, inhibición o abrazos.
• La persona reconoce que este miedo es excesivo o irracional. Nota: En los niños este reconocimiento puede faltar.

• La(s) situación(es) fóbica(s) se evitan o se soportan a costa de una intensa ansiedad o malestar.

• Los comportamientos de evitación, la anticipación ansiosa, o el malestar provocados por la(s) situación(es) temida(s) interfieren acusadamente con la rutina normal de la persona, con las relaciones laborales (o académicas) o sociales, o bien provocan un malestar clínicamente significativo.

• En los menores de 18 años la duración de estos síntomas debe haber sido de 6 meses como mínimo.

• La ansiedad, las crisis de angustia o los comportamientos de evitación fóbica asociados a objetos o situaciones específicos no pueden explicarse mejor por la presencia de otro trastorno mental, por ejemplo, un trastornos obsesivo-compulsivo (p. ej., miedo a la suciedad en un individuo con ideas obsesivas de contaminación), trastorno por estrés post-traumático (p. ej., evitación de estímulos relacionados con un acontecimiento altamente estressante), trastorno de ansiedad por separación (p. ej., evitación de ir a la escuela), fobia social (p. ej., evitación de situaciones sociales por miedo a que resulten embarazosas), trastorno de angustia con agorafobia, o agorafobia sin historia de trastorno de angustia.


• Especificar:

Tipo animal
Tipo ambiental (p. ej., alturas, tormentas, agua)
Tipo sangre-inyecciones-daño
Tipo situacional (p. ej., aviones, ascensores, recintos cerrados)
Otros tipos (p. ej., evitación fóbica de situaciones que pueden provocar atragantamiento, vómito o adquisición de una enfermedad; en los niños, evitación de sonidos intensos o personas disfrazadas)



Caso Clínico:

"Tengo miedo de viajar en avión y por lo tanto ya no lo hago. Es una sensación horrible la que siento cuando se cierra la puerta del avión y me siento metido en una trampa. Mi corazón late fuertemente, transpiro profusamente y siento que me falta el aire. Cuando el avión comienza a ascender no hace otra cosa que reforzar el miedo de que no puedo salir de ahí. Siento que estoy perdiendo el control, que mi mente danza como loca, que subo por las paredes, pero por supuesto, nunca lo hago, es agotador. No me da miedo que el avión se estrelle o que nos toque clima turbulento. Es únicamente esa sensación de estar atrapado, de no poder salir de alli, me ahoga. Siempre que he querido cambiar de trabajo tengo que pensar "¿va a ser necesario viajar en avión?". Por el momento solamente voy a lugares a los que pueda ir manejando o por tren. Mis amigos siempre me dicen que, de todas maneras, no podría salirme de un tren que va viajando a altas velocidades así que ¿por qué los trenes no me molestan? Yo les contesto que éste no es un miedo racional. Además les digo (en chiste) que para mí el avión es el medio de locomoción más lento del mundo ya que el viaje (en realidad, la angustia) comienza desde que comienzo a planearlo o compro el ticket aéreo"
Tratamiento:


Cuando las fobias interfieren con la vida de una persona, el tratamiento puede servir de ayuda. Un tratamiento efectivo generalmente involucra las siguientes formas de psicoterapia: Terapia Cognitiva, Desensibilización Sistemática y Terapia de Exposición, en la cual los pacientes se exponen gradualmente a lo que los asusta hasta que el miedo comienza a desaparecer. Tres cuartas partes de pacientes se benefician grandemente con este tratamiento. Los ejercicios de relajación y respiración también contribuyen a reducir los síntomas de ansiedad.


No existe hasta ahora un tratamiento comprobado a base de medicamentos para Fobias Específicas, pero en ocasiones ciertas medicinas pueden recetarse para ayudar a reducir los síntomas de ansiedad antes de que la persona se enfrente a una situación de fobia o durante la misma (por ejemplo, para realizar un viaje en avión).


Subtipos:


Pueden especificarse los siguientes subtipos para indicar el objeto del miedo o evitación en la fobia específica:

Tipo animal: El miedo hace referencia a animales o insectos. Este subtipo suele iniciarse en la infancia.

Tipo ambiental: El miedo hace referencia a situaciones relacionadas con la naturaleza y los fenómenos atmosféricos como tormentas, precipicios o agua. Este subtipo suele iniciarse en la infancia.

Tipo sangre-inyecciones-daño: El miedo hace referencia a la visión de sangre o heridas, o a recibir inyecciones u otras intervenciones médicas de carácter invasivo. Este subtipo presenta una incidencia marcadamente familiar y suele caracterizarse por una intensa respuesta vasovagal (por ej. descenso de la presión arterial y/o desmayos).

Tipo situacional: El miedo hace referencia a situaciones específicas como transportes públicos, túneles, puentes, ascensores, aviones, coche o recintos cerrados. El inicio de este trastorno sigue una distribución bimodal, con un pico de mayor incidencia en la segunda infancia y otro a mitad de la tercera década de la vida.

Otros tipos: El miedo hace referencia a otro tipo de estímulos, entre los que se incluyen las situaciones que pueden conducir al atragantamiento, al vómito, a la adquisición de una enfermedad; fobia a los "espacios" (es decir, el individuo tiene miedo de caerse si no hay paredes u otros medios de sujeción), y el miedo que los niños tienen a los sonidos altos o a las personas disfrazadas.

La distribución de frecuencias de estos subtipos en los centros asistenciales para adultos, de la más a la menos frecuente, es la siguiente: situacional, ambiental, fobia a la sangre-inyecciones-daño y, por último, animal. En muchos casos hay más de un subtipo de fobia específica. El hecho de tener una fobia de un subtipo determinado aumenta las probabilidades de padecer otra fobia del mismo subtipo (p.ej., miedo a los gatos y a las serpientes).


Prevalencia

Aunque son frecuentes en la población general, las fobias raramente provocan un malestar o un deterioro general suficientes como para permitir realizar el diagnóstico de fobia específica. Las cifras de prevalencia publicadas en la literatura pueden variar según los umbrales empleados para determinar el malestar o deterioro general a que dan lugar y el tipo de fobias estudiadas. En la población general la tasa de prevalencia anual se sitúa alrededor del 9%, mientras que la prevalencia global oscila entre el 10 y el 11,3%.


Curso

La media de edad de inicio varía en cada tipo de fobia específica. Para la fobia situacional, la edad de inicio tiende a seguir una distribución bimodal, con un primer pico de incidencia en la segunda infancia y un segundo pico en la mitad de la tercera década de la vida. Para la fobia ambiental (p.ej., fobia a las alturas), el inicio suele situarse en la segunda infancia, si bien muchos casos nuevos de fobia a las alturas aparecen al principio de la edad adulta.

Entre los factores que predisponen a la aparición de fobia específica cabe citar los acontecimientos traumáticos (como el ser atacado por un animal o quedar atrapado en un lugar pequeño y cerrado), crisis de pánico inesperadas en la situación que se convertirá en temida, observación de otros individuos que sufren traumatismos o muestran temor (p.ej., presenciar caídas desde grandes alturas o personas que se asustan en presencia de ciertos animales) y transmisión de informaciones (p.ej., repetidas advertencias paternas sobre los peligros de ciertos animales o reportajes periodísticos sobre catástrofes aéreas).

Los objetos o situaciones temidos tienden a implicar aspectos que ciertamente pueden o han podido representar una amenaza en algún momento de la historia de la humanidad. Las fobias generadas por acontecimientos traumáticos o por crisis de pánico inesperadas acostumbran a aparecer de forma particularmente aguda. Las fobias de origen traumático no presentan una edad de inicio característica (p.ej., el miedo a atragantarse que suele seguir a un episodio de obstrucción faríngea total o parcial puede aparecer prácticamente a cualquier edad). Las fobias que persisten durante toda la etapa adulta rara vez suelen remitir (sólo ocurre en un 20% de los casos).


Patrón familiar

Los estudios preliminares sugieren la posible existencia de una cierta incidencia familiar según el tipo de fobia (p.ej., los parientes de primer grado de sujetos afectos de una fobia animal tienen más probabilidades de presentar una fobia de este tipo, aunque no necesariamente frente al mismo animal, y los parientes de primer grado de sujetos afectos de fobia situacional tienen igualmente más probabilidades de llegar a desarrollar fobias de este tipo). El miedo a la sangre y al daño presenta una incidencia familiar particularmente alta.



Lista de Fobias y sus nombres

Acrofobia: Fobia a los insectos
Aerofobia: Fobia a la acidez
Acluofobia: Fobia a la oscuridad
Acrofobia: Fobia a la altura
Acusticofobia: Fobia a los sonidos
Aerofobia: Fobia al aire
Afefobia: Fobia a ser tocado
Agorafobia: Fobia a espacios abiertos
Aicmofobia: Fobia a los cuchillos
Basofobia: Fobia a caminar
Belonefobia: Fobia a las agujas
Bilonefobia: Fobia a las arañas
Bromidrofobia: Fobia a aroma personal
Brontofobia: Fobia a los truenos
Catagelofobia: Fobia a ser ridículo
Cenofobia: Fobia a los espacios áridos
Cibofobia: Fobia a los alimentos
Cinofobia: Fobia a los perros
Claustrofobia: Fobia a estar encerrado
Cocorafobia: Fobia al fracaso
Coitofobia: Fobia al coito
Copitofobia: Fobia al fracaso
Coprofobia: Fobia a los excrementos
Cremiofobia: Fobia a la soledad
Demofobia: Fobia a las multitudes
Emetofovia: Fobia al vómito
Eritrofobia: Fobia a enrojecer
Fogofobia: Fobia al miedo
Gamofobia: Fobia al matrimonio
Haptefobia: Fobia a ser tocado
Hematofobia: Fobia a la sangre
Hipengiofobia: Fobia a la responsabilidad
Kenofobia: Fobia al vacío
Lisofobia: Fobia a la locura
Misofobia: va la suciedad
Necrofobia: Fobia a los cadáveres
Odinofobia: Fobia al dolor, al sufrimiento, a las penas
Pantofobia: Fobia a todo
Peniafobia: Fobia a la pobreza
Selafobia: Fobia a los relámpagos
Teofobia: Fobia a Dios
Zoofobia: Fobia a los animales



LA FOBIA SOCIAL

Si a Ud. le pasan alguna de estas cosas:

Si el ir a una fiesta lo transforma en una pila de nervios.
Si iniciar una conversación es todo un problema.
Si dar un examen oral es un escollo insalvable.
Si presentar y/o exponer un proyecto en su trabajo lo paraliza.
Si una entrevista de trabajo le quita el sueño.
Si lo ascendieron en su trabajo y la idea de coordinar un equipo lo angustia.
Si la idea de hablar en público le produce cólicos.
Si al entrar en un lugar siente que todos lo observan.
Si siempre le preocupa hacer el ridículo.


Quizás pensás que tu miedo es simplemente parte de tu forma de ser. Y puede ser que pienses que no podés cambiar cómo te sentís. Pero el miedo que sentís tiene un nombre. Se conoce como fobia social.

No causaste esta enfermedad y no tenése que sufrirla tampoco. Informate y averiguá cómo podés obtener ayuda. ¡Podrás sentirte mejor y vivir como antes!


¿Qué es la fobia social?

Si tenés fobia social, te preocupa mucho la posibilidad de avergonzarte en frente de los demás. Tu temor puede ser tan fuerte que te impide hacer tus tareas cotidianas.

Puede ser que tengas dificultad para hablar con los demás en el trabajo o en la escuela. Su temor puede ocasionalmente hasta impedirle ir al trabajo o escuela.

Puede ser que te preocupe sonrojarte o estremecerte en presencia de los demás. Puede ser que estés convencido de que las demás personas lo están observando simplemente en espera de que cometas un error.

Aún hablar por teléfono, firmar un cheque en un negocio o ir a un baño público te causan temor.

Muchas personas se sienten un poco nerviosas antes de conocer a alguien o antes de dar un discurso. Pero las que padecen de fobia social se preocupan por semanas de anticipación.

Pueden llegar a hacer cualquier cosa por evitar o cancelar el evento. Este, ¿podrías ser vos?

Caso testigo de fobia social:

"En la escuela siempre tenía miedo de participar en clase, aunque supiera la materia. Cuando comencé a trabajar, detestaba tener que reunirme con mi jefe. No podía ni siquiera sentarme a comer con mis compañeros de trabajo. Me sentía nervioso al pensar que me estaban mirando o juzgando y que iba a hacer algo estúpido. Mi corazón latía fuertemente y empezaba a sudar nada más de pensar que tendría que asistir a una junta. Estos síntomas se empeoraban mientras más se acercaba el evento. A veces no podía dormir ni comer por varios días antes a una junta de personal”.

"Una amiga me dijo que llamara a mi médico. ¡Qué bueno que lo hice! Mi médico me recetó un medicamento que me ayuda a sentir menos temor al estar en un grupo. No ha sido fácil, pero un terapeuta me está ayudando a aprender a controlar mis temores en situaciones sociales".


¿Cuándo comienza la fobia social y cuánto dura la enfermedad?

La fobia social usualmente se inicia en la niñez o adolescencia. Es muy raro que comience antes de los 25 años. Cualquier persona puede padecer de fobia social, pero es más común en las mujeres que en los hombres.

Sin tratamiento, la fobia social puede durar por muchos años o aún toda la vida.


¿Soy yo la única persona que tiene fobia social?

No. No estás sola. Millones de personas tienen fobia social.

¿Qué puedo hacer para ayudarme?

Hablá con tu médico de cabecera sobre tus temores y preocupaciones. Decile si estas preocupaciones te impiden hacer tus tareas cotidianas y vivir tu vida. Pedile a tu médico que lo derive a un especialista (médico psiquiatra, psicólogo, psicoterapeuta), o buscá uno vos.


¿Qué puede hacer un médico para ayudarme?

El médico puede darte medicamentos que te ayudarán a sentirte menos ansiosa o temerosa (aunque los medicamentos pueden tardar varias semanas en comenzar a hacer efecto).

También puede ser necesario comenzar una terapia, que te ayudará a sentirte más cómoda en situaciones sociales



PARA VER FOBIA A LOS EXÁMENES ENTRÁ A ESTE POST



FUENTES:
http://www.eutimia.com/trmentales/fobiaesp.htm
http://www.epsicologia.com.ar/pages/fobia.htm
http://www.redsanar.org/Textos/Fobia.htm
http://www.sitiosargentina.com.ar/notas/2007/junio/tipos-fobias.htm
http://www.sitiosargentina.com.ar/notas/JULIO_2004/fobia_social.htm
http://www.centroapertura.com.ar/ataques-panico-fobia-social.htm[/size]