Kilimanjaro, el gigante africano


El Kilimanjaro es un volcán situado en el parque nacional homónimo en Tanzania, siendo con 5.895 m la montaña más alta de África y uno de los volcanes más altos del mundo.
Es un estratovolcán formado por tres cráteres con nieves perpetuas, debido al glaciar que existe en su cima. En los últimos años preocupa mucho la acelerada disminución del grosor y de la superficie de dicho glaciar.


volcan


Geografía

Por encontrarse en el margen oriental del Valle del Rift, el Monte Kilimanjaro, que muestra haber tenido una gran actividad volcánica en el Pleistoceno, no se encuentra totalmente aislado en la llanura africana, está acompañado por otros tres conos volcánicos, orientados en un eje este-suroeste: el más antiguo, Shira, al oeste, con una altitud de 3962 m, Mawenzi al este, con una altitud de 5149 m y, entre ellos, Kibo, que es el más reciente y muestra aún señales de actividad, en forma de fumarolas. Entre el Kibo y el Mawenzi hay una plataforma de cerca de 3600 ha, llamada “la silla” (“the Saddle”, en inglés), que conforma la mayor área de tundra de altura en África.


africa
Foto satelital


El nombre

Su nombre sigue siendo un enigma. Puede venir de las palabras swahilis, kilima (pequeña montaña) y njaro (el demonio del frío); o bien de la expresión njaro (caravanas), en referencia a los convoyes de esclavos de los vendedores árabes de Zanzíbar, que hacían antaño un alto en los parajes. Algunos evocan la palabra njare, la fuente del agua. Los masai lo llaman simplemente Ngage Ngai, es decir la 'casa de Dios'.
Los chaggas nunca le han dado nombre a esta montaña. Distinguen solamente el gran volcán blanco, llamado Kibo (esperanza), símbolo de la eternidad y de la suerte, del pico negro Mawenzi (5149 m) al este, asociado a las fuerzas del mal. Una tercera cumbre, el Shira, al oeste, no alcanza más que 3962 metros de altitud. El Kibo, cumbre principal, es una caldera de 2500 metros de diámetro.


glaciar
Ruta de Marangu



La historia

Antes del siglo XIX, algunas crónicas extrañas como la del geógrafo egipcio Ptolomeo mencionan la existencia de una «montaña blanca» al sur de África. En 1845, el geógrafo británico William Cooley, seguro de su existencia, asegura que la montaña más conocida de África del Este, llamada Kirimanjara, está cubierta de rocas rojas.
En mayo de 1848, un misionero alemán, Johannes Rebmann, explora la región chagga y acaba acercándose a la montaña: «Hacia las 10 horas, vi algo blanco en la cumbre de una alta montaña y creí que se trataba de nubes, pero mi guía me dice que era frío, entonces reconocí con satisfacción a esta vieja compañera de los europeos que llamamos nieve». Su descubrimiento, relatado en abril de 1849 en el Church Missionary Intelligencer, se discute en Londres.
Hubo que esperar hasta 1861 para que una expedición, dirigida por el barón alemán Klaus von der Decken y el botánico inglés Richard Thornton, permita comprobar que se trata en efecto de una cima nevada.
En 1883 el inglés Joseph Thomson seguido del conde Teleki ascienden la montaña, pero no superan los 5300 m. Después de dos fracasos, Hans Meyer, el 6 de octubre de 1889 consigue alcanzar la cumbre, acompañado de su amigo Ludwig Purtscheller y del guía chagga Yohana Lauwo. Éste había muerto a los 127 años, en 1997, pero no es quizás más que una leyenda, como la historia de la presencia de un cadáver de leopardo congelado, encontrado a 5.500 metros de altitud.


montana
Glaciar del Kilimanjaro




tanzania
Senecios del Kilimanjaro



El Kilimanjaro actual

El Kilimanjaro se encuentra protegido por un parque nacional: el Parque Nacional del Kilimanjaro, fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 1987.
El deshielo de los glaciares de la cumbre del Kilimanjaro es una realidad. Estimados en 12 km² hacia 1900, no cubren hoy más que 2 km² y a este ritmo habrán desaparecido hacia 2020. El calentamiento global de la Tierra no basta para explicar este fenómeno. Puede provenir también de una lenta reactivación de la actividad volcánica, que se manifiesta por algunas fumarolas.
La ascensión es técnicamente fácil, pero larga y penosa por el frío y la altitud. La ruta más frecuentada es la ruta Marangu. Las otras vías practicadas son las vías Machame, Mweka, y Shira. Aproximadamente 20 000 excursionistas intentan todos los años alcanzar la cumbre. Este número se controla por las autoridades de Tanzania.

FUENTE

Imágenes:


Kilimanjaro

tempanos eternos

Kilimanjaro, el gigante africano

volcan

africa

glaciar

montana

tanzania

Kilimanjaro

tempanos eternos

Kilimanjaro, el gigante africano

volcan

africa

glaciar

montana

tanzania

Kilimanjaro

tempanos eternos

Kilimanjaro, el gigante africano

volcan

africa

glaciar

montana

Videos:

Desafio extremo: El Kilimanjaro (5 Partes)


Link



Link



Link



Link



Link


KILIMANJARO 2007 (4 Partes)


Link



Link



Link



Link


Powered by BBcoder