El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Otoño: Diez cosas para dejar de odiar el otoño...

Otoño: Diez cosas para dejar de odiar el otoño...

Google

Equinoccio de otoño. No lloren. El verano no ha sido muy gratificante. Si comparamos jornadas de playa y días de nubarrones y pelete del bueno el resultado es un empate técnico, que nos hace entregarnos a la nueva estación optimistas, confiando en acaparar algún rayo de sol este fin de semana, e incluso entusiasmados con la perspectiva de abrir la puerta de una nueva etapa. Una fase, la que se extenderá hasta el martes 22 de diciembre, que se presenta cada año con apariencia perezosa y lánguida, apagada y fría, pero que está llena de peculiaridades, citas importantes y novedades. El otoño es además, como cualquier despedida y cualquier saludo, una oportunidad para empezar, para olvidar, para hacer planes y para cambiar. Dice Patrick Rothfuss en El nombre del viento, en boca de su personaje Kate, que «el otoño es la estación idónea para arrancar de raíz cualquier cosa que no quieras que vuelva a molestarte». Adelante.

1. Este otoño se estrena Star Wars


La fiebre por la saga es tal que Movistar+ acaba de dar luz verde a un canal dedicado exclusivamente a La guerra de las galaxias. Veinticuatro horas de programación sobre el universo de George Lucas que contarán con programas específicos, documentales y la emisión de las seis películas. Y todo este jaleo porque el 18 de diciembre -86 días después de este equinoccio de otoño y cuatro días antes de la llegada del invierno- se estrena El despertar de la fuerza. Resucita Star Wars. Han Solo, Luke Skywalke y la princesa Leia. ¿Y qué hacemos hasta entonces? Repasar los largometrajes anteriores. Aquí te contamos cómo.

taringa

2. Más cine este otoño


Y como estos meses se prestan al enclaustramiento, a las palomitas y a la falta de luz, hablemos de los otros estrenos más esperados de este otoño. El 6 de noviembre llega a las salas Spectre, la última entrega de James Bond y, al parecer, la última que dirigirá Sam Mendes. El espía británico más famoso del planeta, que actualmente encarna Daniel Craig, suma con esta 24 entregas. El villano en esta ocasión recae en el actor austriaco Christoph Waltz, mientras que Monica Bellucci y Léa Seydoux se suman a la nómina de chicas Bond. El 20 del mismo mes verá la luz Los Juegos del Hambre: Sinsajo- Parte 2, el punto final de una de las sagas más exitosas del cine basada en la trilogía literaria de Suzanne Collins. La semana anterior, el viernes 13, se estrenará By the Sea, el nuevo proyecto de Angelina Jolie. La actriz ha escrito, dirigido y protagonizado esta historia sobre el viaje a través de Francia de un matrimonio en horas bajas a mediados de los 70. Junto a ella, en el reparto, estará su marido Brad Pitt.

3. Una hora más


El 25 de octubre (la madrugada del sábado 24 al domingo 25) recuperaremos con el cambio de hora de otoño los 60 minutos que perdimos en el mes de marzo. Dormiremos -remolonearemos, saldremos de fiesta, nos quedaremos despiertos leyendo, haremos lo que se nos antoje- una hora más este otoño. Porque esa noche los relojes se atrasan gracias al incómodo cambio horario que se traduce en más oscuridad por las tardes, pero también más claridad por las mañanas. Saldremos del trabajo de noche, pero cuando suene el despertador a primera hora ya será de día.

4. El magosto


A los del norte, sobre todo, se nos cambia la cara cuando escuchamos/leemos la palabra magosto. Fuego, castañas, hojas secas, vino y monte. Un buen cucurucho de papel de periódico, las manos manchadas de carbón, chorizos a la brasa y música de gaitas. Las llamas crepitando y una cocina vieja. Eso es el magosto, la celebración de otoño por excelencia.

imagenes

5. Calentar el estómago


Con la llegada del otoño, los termómetros dan el pistoletazo de la salida a su carrera cuesta abajo. Y aunque este año promete ser más cálido -también más húmedo- de lo habitual, lo cierto es que esta estación es la antesala de los meses más fríos del año. Winter is Coming. Solemos, por tanto, para aplacar el tembleque de piernas, ponernos las botas. Templar el intestino para acomodarnos al nuevo clima. Y hacer planes relacionados con comer a dos carrillos. Las casas de Turismo Rural gallegas, por ejemplo, celebran hasta el 13 de diciembre su otoño gastronómico, ofreciendo diferentes menús concebidos exclusivamente para la ocación. La gastronomía de otoño es rica, contundente y sabrosa. Las setas, la fruta y la caza integran la santísima trinidad de la cocina estos meses. ¿A qué productos debemos hincharnos de aquí a Navidades? A uvas, con queso por ejemplo. Y una copa de vino. También podemos cocinar con ellas; hacer salsas de uvas y piña para el pollo o prepararlas al horno con higos. A mandarinas, pequeñas y refrescantes, perfectas para comer a cualquier hora del día. Por supuesto, a castañas. Asadas, cocidas. En sopa, en crema y también en tarta. A membrillo, también con queso, fresco mejor. O acompañando a un buen asado. A caldo, gallego mejor, con grelos de Monfero. A empanada de peras y manzanas. A peras confitadas. A manzanas asadas. A compota de manzana y a tarta de manzana. Y, sobre todo, a calabaza, la reina madre del otoño.

6. Halloween o Samaín


A escoger. Que, particularidades al margen, al final es casi lo mismo: la fiesta de los muertos que se celebra -cada vez más, cada vez con más entusiasmo, cada vez en más lugares- cada 31 de octubre. Disfracémonos este otoño. Un atuendo que tiene (debe) estar relacionado con el universo de los zombies, los espíritus, las leyendas, los fantasmas, los asesinos en serie. Con el miedo. Organicemos una fiesta o apuntémonos a alguna. Asustarse. Asustar a otros. Pedir truco y pedir trato. Agujerear calabazas. Encender velas. Colgar telarañas. Y morirse de risa.

fotos

7. Canciones que hablan del otoño


October, de U2 «October and kingdoms rise, and kingdoms fall, but you go on». Autumn almanac, de The Kinks. «Tea and toasted, buttered currant buns, can't compensate for lack of sun». November rain, de Guns N' Roses. «So if you want to love me, then darling don't refrain, or I'll just end up walking, in the cold November rain». Wake me up when September ends, de Green Day. Noviembre, de La Bien Querida. «Y todo era tan fácil, y todo era tan nuevo, como en otoño y en la primavera, cuando rompen los truenos por los campos». Gone Till November de Wyclef Jean. «I see you cryin', but girl, I can't stay, I'll be gone 'til November». Otoño y Mariposas de Miss Caffeina. «Reiniciar desde este cuarto hasta la luz, y viajaremos hacia el sur, concentraremos el frío en los dedos». Pasa el otoño de Antonio Vega. «Pasa el otoño en Madrid y el color ocre se funde a gris». Autumn, de Carla Bruni.

8. Escapadas de otoño


Hay lugares a los que les sienta mejor que a otros el otoño. Hoy, equinoccio de otoño, es el momento de sacar lápiz y papel -si lo prefieren, tableta o smartphone- y elaborar la lista de destinos a los que viajar durante los próximos tres meses. Repasen el calendario. Marquen días libres. Hagan planes. Para aquellos que tengan las expectativas altas y cuentas corrientes sin desplumar, hay un puñado de ciudades europeas que invitan a profesarle amor eterno al otoño. París, la primera. Pasear por sus jardines, ahora tostados, pisoteando hojas secas y crujientes. Perderse en la niebla de Londres. Caminar bajo la lluvia débil y abatida de Dublin, rendirse a esa encantadora melancolía industrial. Escaparse una noche a Oporto. Su humedad. Su decadencia. Tomarse unas copas junto al río. Enfrentarse al frío de Estocolmo, envuelto en una manta en alguna de sus terrazas. Ir al festival de jazz de Berlín. Empaparse de arte, bajo un buen paraguas, en Florencia. Y disfrutar de la Europa más calida cromáticamente en Suiza. Espectaculares paisajes de todo tipo de verdes, ocres, amarillos, pardos y dorados. Para los que los excesos del verano y la cuesta de septiembre no les permitan grandes desembolsos, hay opciones en España que no tienen nada que envidiar a las capitales internacionales. ¿Ejemplos? Gijón y sus sidras y sus cachopos. San Sebastián y su mar. Y sus pinchos. Segovia y su catedral y su Alcázar y su cochinillo. La Rioja y sus bodegas. Navarra y su espectacular Selva de Irati. Madrid y su noche, sus salas de conciertos, sus desayunos frente al Palacio Real, sus bocadillos de calamares. Andalucía y sus pueblos perdidos al borde del mar. Zaragoza y sus Fiestas del Pilar. Galicia y sus atardeceres de otoño.

foto

9. Las series son para el otoño


Porque si hay una cosa que apetezca más en otoño que una noche de cine, es una noche de lluvia, sofá, pizzas, manta y maratón de series. Esta estación viene cargadita de regresos. The Leftovers estrena su segunda temporada el 5 de octubre en España. El mismo día vuelve The Affair. También Homeland, ya con su quinta entrega. Y The Good Wife, con la séptima. The Walking Dead el 12. La segunda tanda de episodios de Fargo, el mismo día. Y luego The Knick y Les Revenants. Y Anatomía de Grey y Nashville. Vayan pidiendo número para acaparar en el sillón.

10. El eclipse de superluna

Este mes, además de al equinoccio de otoño, asistiremos a un fenómeno único, un eclipse superlunar. Atentos la madrugada del domingo 27 al lunes 28 de septiembre (este fin de semana). Medio mundo estará pendiente del cielo, que se coloreará de un tono extrañamente rojizo. La culpa la tendrá la luna, que se verá un 14 % más grande y un 30 % más brillante de lo normal. En el momento en el que la luna pase por la sombra que proyecta la Tierra, en lugar de recibir la luz solar recibirá la luz roja que atraviesa la atmósfera del planeta. El resultado será un espectacular eclipse «de sangre»


imagen

2 comentarios - Otoño: Diez cosas para dejar de odiar el otoño...