epelpad

El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Alta Definición: un mundo de muchos píxeles

Alta Definición: un mundo de muchos píxeles


La mayoría puede recordar esos tiempos en los que el VHS dominaba el mundo. Todo lo que tuviéramos que ver o grabar se almacenaba en cintas magnéticas, y ya entonces pensábamos que era lo último, que no habría nada mejor que eso. Cuando las limitaciones del VHS se hicieron evidentes (errores en la imagen, calidad discutible si grabábamos sobre las cintas varias veces, dificultad para acceder a partes concretas de lo grabado…), casi se creó una necesidad de dar un salto. Fruto de esa necesidad (y sí, también por fines comerciales) surgió el DVD, uno de los avances tecnológicos más famosos de todos los tiempos.

El éxito del DVD se hizo patente en muy poco tiempo: donde antes veíamos estanterías con cintas de vídeo, el nuevo formato se fue adueñando del mercado y, pronto, el VHS desapareció de los estantes de las tiendas. Toda la fama y el poder de los que hizo acopio el VHS quedaron relegados a una anécdota en forma de cintas vírgenes para grabar culebrones en algunas tiendas (y para nostálgicos). El DVD se había comido el mercado con patatas, literalmente.

Alta Definición: un mundo de muchos píxeles


Y ya cuando pensábamos que el DVD era lo más de lo más, que difícilmente se podría crear algo que superara a: un soporte duradero, un soporte digital (que no se degrada), mayor capacidad, mayor calidad de imagen y sonido; cuando ya parecía que eso era lo máximo, un grupo de fabricantes y compañías decidió dar un paso más allá y crear un soporte óptico que permitiera una mayor calidad de imagen y sonido. ¿Era eso posible? Pues sí, lo era.

Así llegamos a la Alta Definición doméstica, la "próxima generación de DVDs". Con el aumento de la resolución (puntos de definición de la imagen) de vídeos y fotos, se consigue una mayor calidad de imagen, fiel a la original con la que se grabaron las películas de cine. Y la cosa no acaba ahí, porque la Alta Definición ha llegado también al mundo de los videojuegos, con lo que hablamos de la archiconocida Next-Gen, la próxima generación de juegos con una calidad de imagen superior.

En este editorial haremos un repaso al origen de la Alta Definición convencional (no nos centraremos en cosas como el IMAX), así como un repaso a los formatos existentes, formatos alternativos, especificaciones técnicas y comparativas que, espero, sean de vuestro agrado. Es importante comprobar si el salto del DVD a la Alta Definición era necesario, si se gana realmente calidad de imagen y de audio con estos discos, si se están aprovechando del todo actualmente... Hay muchos detalles, y mucha controversia, alrededor del mundo de la Alta Definición; hoy intentaremos dar respuesta a muchas de esas preguntas.

En el momento en que escribimos este editorial, Blu-ray es el formato de disco óptico que le ganó la batalla al HD-DVD. Pero, ¿qué es eso de la guerra de formatos? ¿Cómo nació la Alta Definición doméstica? ¿Alta Definición son sólo los discos ópticos?

Bien es sabido que el mundo digital se basa en su capacidad de almacenaje. Con el tiempo, cada vez es necesaria más memoria, más capacidad de guardar datos en sitios pequeños (o en los mismos que teníamos hasta el momento). Uno de los sistemas de almacenaje que más ha evolucionado pero que, por el contrario, no ha cambiado de aspecto, es el soporte óptico. CDs, DVDs... Siguen teniendo la misma forma, pero han evolucionado a favor de nuevas características: más espacio, más capas, fórmulas de durabilidad, etcétera. Es precisamente por ese afán de conservar la misma forma, pero aumentar el espacio interno que nacieron los medios de Alta Definición.

hdtv

Comparación de los distintos láser


Básicamente, los soportes ópticos almacenan la información en un surco en espiral que parte del centro del disco al exterior del mismo, y es el tamaño de este surco el que permite que quepa más información. Por ejemplo, el surco en un CD tiene un tamaño de 1,6 micras, mientras que el DVD es de 0,74 y el Blu-ray, uno de los formatos de Alta Definición de los que hablaremos después, tiene un surco de 0,32 micras. Esto quiere decir que un DVD es capaz de almacenar más información en el mismo espacio que un CD, y un Blu-ray más que un DVD, como es obvio.

Aparte del tamaño del surco, otros tantos factores influyen en el almacenamiento de discos ópticos, y uno de los más importantes es la apertura del haz de luz del láser. Lógicamente, cuanto más cerca podamos enfocar el láser un punto concreto, mayor será la capacidad para reconocer orificios de menor tamaño, lo que aumentaría la capacidad. Esto también se traduce en una mayor transferencia de datos: el DVD transfiere 10Mbps, mientras que el Blu-ray lo hace a 54Mbps.

El otro factor importante para el almacenaje en los discos de Alta Definición es a qué distancia está grabada la información respecto a la superficie. Tomando como ejemplo el CD, ésta se halla a a 1,1 milímetros, mientras que el DVD se halla a 0,6 milímetros y el Blu-ray a tan sólo 0,1 milímetros. Cuanto más a la superficie quede la información grabada, más fácil es de leer, pero queda, todo sea dicho de paso, más expuesta a imperfecciones de la superficie, a golpes y a ralladuras.

tecnología dvd

¨Explicación visual del concepto de Alta Definición

Todos estos factores hacen que los discos que almacenan Alta Definición sean diferentes a los DVDs y CDs en muchos aspectos, pero básicamente en la capacidad: 700 MB el CD, 4,7 GB el DVD, y 25GB el Blu-ray. A día de hoy, el DVD sigue predominando el mercado de vídeo, mientras que el de música lo copa el CD con ayuda del DVD (a modo de complemento).

Naturalmente, estamos hablando de la Alta Definición convencional, la doméstica, por así decirlo, ya que Alta Definición existe desde hace más tiempo de lo que nos imaginamos. De hecho, hace más de 20 años que existe este concepto, y surgió de la necesidad de mejorar la calidad de imagen añadiéndole más líneas de definición, así como un aumento de la cantidad de imágenes por segundo. Se ideó principalmente para el ámbito de la televisión doméstica, para lo cual salieron dos formatos, el D2 Mac y el HD Mac, que acabaron siendo un fracaso. Sin embargo, la industria del cine lleva mucho tiempo grabando las películas a una resolución mucho más alta que la convencional, de manera que la Alta Definición ha abarcado muchos frentes al mismo tiempo. Hoy nos dedicaremos en exclusiva al HD doméstico, y, sobre todo, al contenido en soportes ópticos, que es lo que, a fin de cuentas, interesa al usuario final.

alta definición


Resoluciones HD. 720p y 1080p son las más conocidas


Así, lo que nos parece tan reciente lleva en realidad mucho tiempo gestándose, y en diversos ámbitos. Es ahora, con el Blu-ray y las consolas de nueva generación, así como cámaras digitales HD y otros aparatos, cuando los usuarios estamos descubriendo lo que es la Alta Definición, y está claro que es un campo que otorga muchas posibilidades aún por explotar.

Fuente: http://www.noticias3d.com/articulo.asp?idarticulo=928

0 comentarios - Alta Definición: un mundo de muchos píxeles