La Ola (Critica de Cine)

La Ola (Critica de Cine)


Dirigida por Dennis Gansel y protagonizada por Jürgen Vogel, Frederick Lau, Jennifer Ulrich, Max Riemelt, Christiane Paul, Elyas M'Barek, Jacob Matschenz, Cristina Do Rego, Fabian Preger y Odine Johne.

La película nos sitúa en la Alemania actual: durante la semana de proyectos, al profesor de instituto Rainer Wenger se le ocurre la idea de un experimento que explique a sus alumnos cuál es el funcionamiento de los gobiernos totalitarios, comenzando un experimento que acabará con resultados trágicos. En apenas unos días, lo que comienza con una serie de ideas inocuas como la disciplina y el sentimiento de comunidad se va convirtiendo en un movimiento real: la ola. Al tercer día, los alumnos comienzan a aislarse y amenazarse entre sí. Cuando el conflicto finalmente rompe en violencia durante un partido de waterpolo, el profesor decide no seguir con el experimento, pero para entonces es demasiado tarde, la ola se ha descontrolado...

Maravillosa película la que nos ofrece Dennis Gansel en su debut en la dirección: basada en los sucesos reales acontecidos en Estados Unidos en 1967, La ola es uno de esos filmes que no suele dejar a nadie indiferente. Con una propuesta muy próxima en cuanto a concepción a la no menos brillante Das Experiment, La ola se nos revela como un desgarrador análisis del comportamiento humano en sociedad a través de un experimento sociológico. Si Oliver Hirschbiegel activaba en su película los resortes del poder y la pérdida de identidad dividiendo a un grupo de ciudadanos en reos y carceleros, Dennis Gansel abarca la transformación del individuo en función a su integración en una sociedad insatisfecha, la identificación del individuo con ésta, y la e(in)volución de ésta hacia el fascismo o cualquiera de sus variantes.

Sin duda alguna, el mayor mérito de La ola recae tanto en sus interpretaciones como, sobretodo, en su hipnotizante guión, el cual nos sumerge casi de manera inconsciente en una vorágine de acontecimientos tan presumibles desde un buen comienzo como lógicos e imparables. Jürgen Vogel simplemente borda su papel, marcando a través de sus explicaciones y razonamientos un tempo narrativo maravilloso durante la primera mitad del film, en el que razona con maestría la evolución de una sociedad hacia el despotismo, tanto en los contextos históricos que suelen preceder a dichos fenómenos sociales como en los entresijos internos que conforman al grupo.

La ola nos muestra, pues, cómo el ser humano puede volver a tropezar con la misma piedra, cómo la insatisfacción del individuo puede nuevamente evolucionar hacia cualquier tipo de autocracia, y cómo el exceso de poder conlleva invariablemente tanto a la opresión como a la discriminación. Las casi dos horas de duración de La ola transcurren con una celeridad pasmosa, ofreciendo la evolución lógica aplastante de un totalitarismo impensable por la sociedad contemporánea, en la que los dieferentes individuos que conforman el grupo muestran una devoción pareja a sus frustraciones.

Probablemente la película de Dennis Gansel podría profundizar en muchos más aspectos, y ahondar en una segunda parte de metraje algo simplista en su desarrollo, pero la primera mitad del film, el gérmen del mensaje que pretende enviarnos la película, está elaborado con tanta solvencia que sus posteriores lacras no son sino meros apuntes a pie de página de una película absorvente y preocupantemente plausible en líneas generales.

Le doy un 8 sobre 10.





FUENTE

critica


Mis otros posts: TONYJAGGER63

Post que llegaron al Top:




ESPERO SUS COMENTARIOS.


Powered by BBcoder