El inglés pierde peso en el mundo


Expansión

Aunque el inglés es el idioma más importante en el mundo de las nuevas tecnologías, su peso es cada vez menor. Sin embargo, sigue siendo la lengua extranjera más estudiada en los colegios de la Unión Europea.

El inglés es la tercera lengua más hablada en el planeta –después del chino mandarín y el español–, y la más utilizada en la comunicación internacional como en Internet y en sectores como el financiero o el de la investigación científica. Sin embargo, la importancia de este idioma se ha ido debilitando en los últimos años. Hace una década, era el más usada en este tipo de medio de comunicación: en 1998, el 85% de los contenidos de la web estaban escritas en inglés, pero la cifra ha disminuido a lo largo de los años. En 1999, sólo representaban el 72% y en 2000, un 68%. Estas cifras han seguido disminuyendo, mientras que lenguas como el chino, el japonés o el castellano se han integrado en la Red y han crecido en importancia, según datos del British Council. A pesar de todas estas dificultades, el inglés continúa siendo extraordinariamente relevante en el mundo. De hecho, en la Unión Europea existe un alto porcentaje de personas que hablan habitualmente en inglés, tanto en situaciones laborales como en su vida diaria como es el caso en los Países Bajos (87%), Suecia (85%), Dinamarca (83%) o Luxemburgo (66%).

Líder indiscutible

También es importante tener en cuenta que éste es el idioma extranjero más estudiado en la Unión Europea, seguido por el francés, el alemán y el castellano. Y es justamente la educación y la enseñanza del inglés en las escuelas lo que ha conseguido mantener este idioma en lo alto de los ránkings internacionales.

La prestigiosa Universidad de Oxford tiene mucho que ver con esta situación, puesto que su ilustre editorial, la Oxford University Press (OUP), es líder indiscutible en el mercado internacional de aprendizaje del inglés. Para entender la importancia de este departamento con más de 500 años de historia, cabe destacar que facturó cerca de 600 millones de euros en 2007 y que aporta anualmente entre el 10% y el 15% de los ingresos de la Universidad, un dinero que se reinvierte en la propia editorial, en crear nuevas becas, en la financiación de investigaciones y en la rehabilitación de edificios de la institución.

Por delante de Cambridge

Este departamento vende 500 millones de libros al año y es responsable del 55% de las publicaciones universitarias de todo el mundo, por delante de su gran rival, la de Cambridge. “Nuestras ventas y beneficios son muy respetables si se tiene en cuenta que nos enfrentamos a editoriales comerciales cuyo único objetivo es ganar dinero para el conjunto de sus accionistas. Nosotros, en cambio, reinvertimos todos los beneficios”, explica Henry Reece, máximo responsable de la editorial Oxford University Press.

En sus comienzos, la OUP centró su actividad en la impresión de Biblias. Actualmente, entre sus publicaciones también incluye libros escolares, partituras, literatura infantil y clásica, diccionarios –como uno de sus buques insignia, el Oxford University Dictionary–, libros de referencia, monográficos y, por descontado, las publicaciones de enseñanza de inglés o ELT (English Language Teaching).

Entre estas últimas sobresalen el Oxford Advanced Learner’s Dictionary –primer libro de ELT publicado en el mundo en 1948, que desde entonces ha vendido más de 30 millones de copias– y el Oxford Pocket, el diccionario bilingüe que más se vende en Europa (más de 2 millones de copias en España).

OUP en España

El 85% de las ganancias de la OUP se obtiene fuera de las fronteras británicas. España, junto a Estados Unidos, es uno de los mercados más importantes. De hecho, OUP España, compañía creada en 1991, aporta el 12% del total de la facturación de la editorial universitaria británica y tiene el 45% de cuota de mercado en libros de texto de inglés, lo que le ha convertido en el líder indiscutible en España.

En 2007, esta sociedad anónima facturó 83,5 millones de euros (57 millones en libros ELT y 26,5 millones en publicaciones en español). Este año, se calcula que el total de ventas alcanzará los 86 millones de euros. Otro dato relevante de esta compañía es que también publica libros de texto para las asignaturas de Lengua, Historia, Física, Geografía que se estudian en la Enseñanza Secundaria Obligatoria. Así, la editorial británica asentada en España ha conseguido alcanzar una cuota de mercado y de ventas tan importante que le ha permitido adelantarse a muchas editoriales nacionales.



Fuente:http://www.elcastellano.org/noticia.php?id=853