Si has entrado por un dolor de muelas, te paso aqui unos consejos:

Tanto el ajo y la cebolla, cuando no, son excelentes antídotos contra el dolor de muelas. Al tener propiedades antisépticas y desinfectantes, son ideales para combatir a esas bacterias que han tomado por asalto tu dentadura. Puedes, directamente, poner un diente de ajo partido al medio sobre la muela afectada, lo mismo con una pequeña parte de una cebolla. Aunque también es recomendable consumir estos vegetales crudos a diario, ya que previenen de muchos males dentales.

Si te desagrada el fuerte sabor de la cebolla y el ajo crudo, no te preocupes, hay muchos otros remedios caseros contra el dolor de muela. Una solución rápida, con algo que seguro que puedes llegar a tener a mano, es hacer gárgaras o buches con algún licor de alta graduación alcohólica. Brandy o whisky, por ejemplo. Estas bebidas tendrán un efecto anestésico sobre las encías e irrigaran esa sensación a tus dientes.

El causante del dolor, muy probablemente, sea un orificio en tu muela producto de una carie. Entonces, otra solución, es ponerse directamente un clavo de olor sobre el diente afectado. Existen también numerosas esencias hechas a base de clavo, que pueden funcionar muy bien como analgésico para esta molesta dolencia. Además, te pueden interesar las propiedades del té verde en la prevención de caries y los remedios caseros para blanquear los dientes.

Simplemente frota con hielo la palma de tu mano, hazlo sobre el área en forma de V que hay entre el pulgar y el dedo índice. Un estudio canadiense descubrió que esta técnica reducía el dolor de muelas casi un 50% en comparación a los que no usaban hielo. Los nervios ubicados en la base de esa V estimulan un área del cerebro que bloquea las señales del dolor que llegan desde la cara y manos.

¿Tienes problemas con tus muelas? Uf, la verdad es que te compadezco. Si te duelen las muelas sabrás que se trata de un dolor verdaderamente insoportable que no se va así nomás, y que es capaz de dejarte tendido en tu cama gimiendo sin que el dolor se disipe ni en una pizca.

El dolor molar está causado por diversos factores, de los cuales las caries son sólo uno de ellos. La mala higiene bucal, infecciones, golpes, sinusitis son algunos de los causantes del dolor molar, y todos y cada uno de ellos genera dolor de muelas intenso o débil, pero dolor de muelas al fin.

Pero deja de preocuparte por ello. En OtraMedicina te enseñaré algunos consejos para eliminar tu dolor de muelas que te serán de lo más útiles en esos momentos de tensión y dolor realmente insufribles.

Puedes realizar buches de agua constantes y fuertes. Si el dolor de muelas está causado por un resto de alimento alojado en los dientes bastará para que se vaya de ahí y deje de molestarte. Incluso puedes realizar buches fuertes de licor durante algunos minutos.

Algo muy sencillo es también colocar una bolsa de hielo en el lugar donde tienes la molestia. Esto no se refiere a chupar un hielo en la zona afectada, eso es una locura. Coloca una bolsa en tu mejilla del lado que te duele la muela y déjala un rato hasta que se te vaya el dolor.

Finalmente, si te duelen las muelas te hará bien que tu cuerpo libere algunas endorfinas para calmar tus molestias. Para ello realiza alguna actividad física o sal a caminar, para que tu cuerpo logre liberar la cantidad suficiente de endorfinas necesarias para calmar tu dolor.