El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Objetivo: 500 Millones - Parte 1

Objetivo: 500 Millones - Parte 1

El plan oculto para reducir la población mundial
Y las claves para aumentar tu energía al 100% y prevenir o curar casi todas las enfermedades




Prólogo

No, esto no es una novela de ciencia ficción. Está pasando en este mismo instante. Desde hace muchos años el gobierno mundial en la sombra gracias a su control de casi todo, lleva años matándonos. ¿Sorprendido?. ¿Pensabas que sólo mataban a africanos y árabes en guerras y hambrunas?. Pues no, a los blancos también nos matan. De una forma más discreta, eso sí, pero el resultado es el mismo. ¿Piensas que si esto fuera verdad lo dirían los medios de comunicación?. Igual es que los mismos que nos matan, también controlan los medios de comunicación.

Aunque no consiguen reducir la población (lo que sería sospechoso), si que la población crece mucho menos de lo que sería normal. A través de la economía, el trabajo, la educación, la televisión, los alimentos, la radiación electromagnética, la contaminación, la sanidad, las drogas, los químicos.... nos tienen cansados, ocupados, enfermos y sumisos para que no nos opongamos a su plan de esclavitud final, el futuro Gobierno Mundial. Ahí es donde comenzará la verdadera exterminación de la población. Este artículo es un resumen de las muchas maneras que tienen de mentirnos, robarnos, esclavizarnos, torturarnos, enfermarnos y matarnos. También te explico como mejorar tu salud y tu energía para curarte de casi cualquier enfermedad.



Gobierno Mundial, la esclavitud total
Gobierno

La élite quiere crear un gobierno mundial, una dictadura que nos esclavizará totalmente. Para lograrlo hay dos maneras, conquistando los países por las malas (con guerras, con desastres “naturales” provocados como hambrunas, terremotos, inundaciones, sequías....) o por las buenas (con crisis económicas). De las dos maneras consiguen crear una deuda impagable que ocasiona al final que la élite se acabe quedando con las casas, empresas, terrenos, recursos naturales.... y se conviertan en los dueños de los países.

La élite controla el timo del sistema económico. Fabrican el dinero y luego nos lo venden a los ciudadanos al 7%. Si pedimos un préstamo el banco no fabrica dinero, sólo nos lo apunta en la cuenta, es dinero que no existe. Luego tenemos que devolver en dinero real el préstamo más los intereses, que suben para estrangular la economía e irse quedando con todo. Cada día que pasa la riqueza del mundo está en menos manos. Actualmente sólo existe un 5% del dinero en billetes, el 95% restante está en los ordenadores, es dinero virtual. El siguiente paso es eliminar el dinero físico, por eso nos hacen grandes descuentos si pagamos con tarjeta, para fomentar el uso del dinero electrónico, para cuando llegue el momento de eliminar el dinero físico no pongamos pegas. Crearon la Unión Europea para ir posteriormente eliminando los países. Ya existe también la Unión Africana, les falta la Unión Americana y la Unión Asia-Pacífico. El gobierno mundial es:

Un banco mundial y una hacienda mundial controlarán el dinero electrónico y los impuestos. Con el dinero electrónico no podrás protestar, ya que si no eres un buen esclavo te quitarán el dinero.

Unas leyes mundiales para dirigirnos a todos. Una policía y un ejército mundial supervisarán los cumplimientos de las leyes para evitar países y personas rebeldes.

Unos microchips de identificación y control, donde llevaremos el DNI, el dinero y el historial sanitario, y nos controlarán por GPS.

Una gran empresa mundial que está surgiendo de las fusiones de las grandes empresas. Sólo habrá trabajo esclavo para unos pocos. Los parados serán marginados y eliminados.
Una vigilancia extrema, se están colocando cámaras de vigilancia por todas partes, llega el Gran Hermano que “predijo” George Orwell en su libro “1984”.

Cada región del mundo tendrá una función en cuanto a la industria y el comercio, de tal forma que todos los países seamos dependientes unos de otros y no se pueda ser autosuficiente. El objetivo final es reducir la población mundial a 500 millones de esclavos.

David Rockefeller: “Estamos al borde de una transformación global. Necesitamos una gran crisis, y las naciones aceptarán el Gobierno Mundial”.
Paul Wargurg: “Tendremos un Gobierno Mundial, guste o no. Sólo falta saber si será por conquista o por consentimiento”.

Libros recomendados: “Gobierno mundial”, “La verdadera historia del club Bilderberg”.



Chemtrails, nos están fumigando
enfermedades

Si miras al cielo podrás observar como algunos aviones en determinados días cubren el cielo de estelas que persisten horas. Estas estelas químicas contienen sustancias entre las que se incluyen bario, estroncio, aluminio, titanio, celsio, dibromoetano, bacterias, virus, hongos.... A diferencia, las estelas naturales de los aviones están formadas por vapor de agua, por éso desaparecen en segundos.

De esta forma nos contaminan de diversas formas, por el aire que respiramos, por el agua que bebemos y nos lavamos, y por los alimentos que comemos. A largo plazo, conseguirán contaminar de tal manera la tierra, que sólo crecerá en ella los plantas transgénicas resistentes a todos estos venenos que tantas ganas tienen la élite de darnos de comer. También estas fumigaciones consiguen matar a las abejas, y sin abejas no hay alimentos.

Con estas estelas también alteran el clima y producen sequías al destruir las nubes. De esta forma producen hambrunas, controlan a los gobiernos, suben los precios de los alimentos, se apoderan de las tierras.... También consiguen disminuir la radiación solar en un 22% afectando a la fotosíntesis de las plantas. Menos sol, menos evaporación y menos lluvia. También a los animales nos afecta esta disminución de la luz solar al bajar la producción de numerosas hormonas básicas para la buena salud y la energía.

Algunas de las enfermedades que causan los chemtrails son:
Alergias, dolores, fatiga crónica, enfermedades respiratorias, digestivas, oculares, auditivas, mentales, autoinmunes, cardiovasculares, articulares, neurológicas, de la piel, extrañas (como la enfermedad de Morgellons que consiste en la aparición de fibras sintéticas y nanomateriales que emergen del cuerpo y se nutren del oxígeno y el hierro de nuestra sangre)....

Libro recomendado: “Chemtrails, rastros mortales en el cielo”.
Documentales: “¿Qué nos están fumigando?”, “Chemtrails, un enigma sin resolver”.
Reportajes recomendados: Revista DSalud nº 133 y 166 www.dsalud.com
Web recomendada: www.anecieloslimpios.blogspot.com.es
Foros recomendados: Foro Red Jedi y Foro Burbuja Conspiraciones.



El sistema sanitario es la 1ª causa de muerte
asesinos

La élite controla todas las grandes empresas como las alimentarias, las de telefonía, las tabacaleras, el narcotráfico, las alcoholeras, las de energía, las químicas.... Primero nos crean las enfermedades con los alimentos, la contaminación, las drogas, las ondas electromagnéticas, los productos químicos, los venenos, los chemtrails...., y luego nos acaban de rematar cuando vamos a curarnos al sistema sanitario que ellos controlan también. Como también controlan los medios de comunicación, no nos enteramos de lo que pasa en realidad.

Cada año se enferman y mueren muchos millones de personas en el mundo por el sistema sanitario, bien porque se ocultan las causas y soluciones de las enfermedades, bien por los efectos “secundarios” de los fármacos y vacunas, bien por los tratamientos para el cáncer como la cirugía, la radioterapia y la quimioterapia (gas mostaza), bien porque se inventan y exageran enfermedades para que seamos medicados, bien por las operaciones, bien por la radiación, bien por los empastes metálicos....

Además, el sistema sanitario vive de las enfermedades. Muchos millones de personas trabajan en la sanidad en todo el mundo (laboratorios, médicos, enfermeros, farmaceúticos, ong's, investigadores, políticos....). El sistema sanitario nos quiere enfermos, no tiene ningún interés en curarnos, ya que una persona sana no les genera dinero. Los médicos ni saben las causas de las enfermedades ni quieren saberlas, ya que ganan mucho dinero con los fármacos que recetan y con los análisis, pruebas, operaciones.... que hacen. Si la mayor causa de las enfermedades es la alimentación, ¿cómo es posible que a los médicos no les importe lo que comes?. Y si algún médico se pone a curar a la gente es amenazado, despedido y le quitan la licencia. Además le pueden arruinar la vida económica y moralmente, llegando a encarcelarlo e incluso matarlo.

El sistema sanitario trata las enfermedades con fármacos, cirugía o radiación. Ésto no puede curar una enfermedad, ya que no solucionan la causa, sólo tratan los síntomas. Los fármacos nos gustan porque son remedios fáciles a las enfermedades, una pastillita y ya estoy curado. No queremos responsabilizarnos de nuestra salud. Además nos han lavado el cerebro a través de la tele con que la salud es muy complicada, y que hay que estudiar la carrera de medicina para saber curar. Por eso sólo hacemos caso a los médicos aunque no nos curen. La salud es muy sencilla, y el mejor médico eres tú mismo. Si a tí no te importa tu salud (ni te informas, ni mejoras tu alimentación, ni dejas tóxicos....), menos le va a importar a los médicos.

Libros recomendados: “Los inventores de enfermedades”, “Traficantes de salud”, “Medicamentos que nos enferman e industrias farmaceúticas que nos convierten en pacientes”, “Medicina enferma”, “Medicamentos que matan y crimen organizado”.
Documentales recomendados: “La comida importa”, “La psiquiatría, una industria de la muerte”.
Revista recomendada: Discovery Salud www.dsalud.com



Mercurio en los empastes de metal
Objetivo

Las amalgamas o empastes de metal contienen hasta un 50% de mercurio. El mercurio es el metal no radiactivo más tóxico que existe. Una dosis de 1 sólo gramo puede matar a una persona adulta. Cada empaste contiene alrededor de 1 gramo de mercurio que se va liberando gradualmente. Cada amalgama libera unos 34 ug de mercurio al día. Las amalgamas están prohibidas en varios países como Suecia, Rusia, Japón y Noruega, y en otros países se advierte de los riesgos de ponérselas.

Hay unas acciones que hacen que se evapore e ingiera más mercurio como masticar chicle, el rechinar de dientes, la electrólisis con otros metales de la boca, las comidas y bebidas calientes y ácidas, el tabaco, el alcohol, las drogas, los dentífricos y colutorios con flúor, las ondas electromagnéticas de móviles, wifi, antenas de telefonía, teléfonos inalámbricos....

A la hora de quitarse una amalgama se tiene que hacer con un dentista que conozca los protocolos de seguridad para que no se produzca una mayor intoxicación en la retirada. Hay que utlizar una mascarilla con carbón activado, gafas, gorro, dique de goma, aspiradores...., y se tiene que evitar romper el empaste para no intoxicar al paciente. En mi caso, el dentista se colocó una mascarilla conectada a una bombona de oxígeno para respirar aire limpio, ésto nos indica lo tóxico del empaste que hemos llevado en la boca.

También hay que destacar que una vez quitados los empastes se seguirá vertiendo en el cuerpo mercurio ya que el diente es como una esponja, cada diente tiene 15 kilómetros de microcanales donde se ha depositado el mercurio durante años. Un producto natural que elimina metales pesados como el mercurio es el carbón activado. Otros quelantes que utilizan para eliminar el mercurio del cuerpo son el DMPS, DMSA y EDTA. Dos de cada diez personas tienen más dificultades para eliminar el mercurio del cuerpo debido a un gen.

Algunas de las enfermedades que causan los empastes de mercurio son:
Ansiedad, cansancio, somnolencia, depresión, ideas suicidas, agresividad, nerviosismo, alergias, anemia, angina, infarto, soplo, taquicardias,arritmia, palpitaciones, arteriosclerosis, dolor de cabeza, colitis, mla digestión, gastritis, úlceras, diarrea, extreñimiento, dolor de estómago, insomnio, cáncer, asma, enfermedad de Crohn, leucemia, rinitis, sinusitis, bronquitis, fatiga crónica, fibromialgia, inmunodeficiencias, gripes, resfriados, gingivitis, diabetes, electrosensiblidad, dolores articulares y musculares, artritis, hipertiroidismo, hipotiroidismo, falta de memoria, esclerosis mútiple, parkinson, alzheimer, autismo, vértigos, fotofobia, temblores, epilepsia, sensibilidad química múltiple, tos, osteoporosis, muerte súbita infantil....

Libros recomendados: “La verdad sobre las enfermedades emergentes”, “Mercurio en la boca”.
Reportaje recomendado: Revista DSalud nº 54 www.dsalud.com
Web recomendada: www.mercurioenlaboca.org X



Vacunas, el mito asesino
tele basura

Las vacunas nos gustan porque proponen remedios fáciles a las enfermedades, un pinchazo y ya estoy protegido. Puedo hacer lo que quiera (tomar alcohol, tabaco, drogas, fármacos, comida basura, respirar aire contaminado, rodearme de miles de productos químicos y de radiaciones electromagnéticas....) que cuando tenga algún problema siempre habrá alguna vacuna que me proteja. Las vacunas hacen que cedamos la responsabilidad de nuestra salud a los psicópatas que nos gobiernan.

La realidad es que las vacunas están creadas para matarnos, para hacernos enfermos crónicos, para reducir nuestra capacidad mental, para hacernos sumisos y dependientes, para introducirnos microchips, para esterilizarnos.... Si el sistema sanitario vive de las enfermedades ¿van a querer protegerte de las enfermedades con vacunas?. No tiene mucho sentido, ¿verdad?. Las vacunas están llenas de venenos que son además introducidos directamente en la sangre, lo que causa una reacción brutal auto-inmune del propio cuerpo que empieza a atacarse a sí mismo. Entre los venenos que contienen las vacunas encontramos:

Mercurio, aluminio, escualeno, formaldehído, gelatina, albúmina del suero humano (obtenida a partir de fetos humanos muertos), antibióticos, tejidos, órganos, sangre y suero de animales, acetona, etilenglicol (anticongelante), tritón X-100 (detergente), glicerina, glutamato monosódico, fenol, polisorbato 80....

Las vacunas también suelen causar las mismas enfermedades contra las que se vacunan. La historia de las vacunas ha causado millones de muertos, todos silenciados por los medios de comunicación controlados por los mismos que fabrican las vacunas. La fundación Rockefeller lleva desde 1960 intentando fabricar una vacuna anti-fertilidad para esterilizar a las mujeres.

Algunas de las enfermedades que causan las vacunas son:
Autismo, muerte súbita infantil, diabetes, artritis, enfermedades autoinmunes, daños musculares y nerviosos, esclerosis múltiple, pérdida de visión y de memoria, fatiga crónica, fibromialgia, cáncer, lupus, neuritis, alzheimer, parkinson, hiperactividad, dislexia, alergias, encefalitis, convulsiones, asma, epilepsia, insomnio, agresividad, parálisis, lesiones cerebrales, inflamaciones, déficit de atención, dolores, demencia, infartos, síndrome de la guerra del golfo....

Libros recomendados: “La cara oculta de las vacunas”, “Las vacunas, sus peligros y consecuencias”.
Documental recomendado: “Vacunación, la verdad oculta”.
Reportajes recomendados: Revista DSalud www.dsalud.com



Flúor, sumisión y cáncer
Objetivo: 500 Millones - Parte 1

El flúor, la maravilla que nos han vendido para protegernos de la caries, es en realidad un desecho súper tóxico de la industria del aluminio. Se empezó utilizando en la Alemania nazi en los campos de concentración para tener a los prisioneros tranquilos, ya que una de las propiedades del flúor es acumularse en la glándula pineal y provocar un estado de sumisión. Ésta es la principal razón por la que nos meten el flúor en todas partes, necesitan que no nos rebelemos ante su plan de esclavitud y exterminio mundial. El flúor es el principal ingrediente del matarratas.

El flúor se encuentra en el agua, en las bebidas envasadas, en la sal refinada y alimentos procesados que llevan sal, en los dentífricos y colutorios, en el teflón de las sartenes, en algunas leches, en los antidepresivos.... Sólo leyendo lo que pone en las advertencias de los dentífricos asusta, aunque ésto lo han ido suavizando con los años.
"A niños menores de 6 años poner la cantidad del tamaño de un guisante, siempre con la supervisión de un adulto".

"En caso de ingestión llamar al médico o al servicio de toxicología".

Y por eso lo ponen con sabores a fresa o menta, para que los niños no lo ingieran.

Algunas de las enfermedades que provoca el flúor son:
Fracturas óseas, cáncer, alergias, fatiga crónica, dolor de cabeza, nerviosismo, depresión, mareos, hipotiroidismo, insomnio, problemas de memoria, deterioro intelectual, inestabilidad emocional, ansiedad, cansancio, nauseas, trastornos visuales, daños hepáticos y renales, osteoporosis, problemas digestivos y pulmonares, artritis, úlceras, anemia, inmunodeficiencias, baja inteligencia, malformaciones congénitas....

Libro recomendado: “Leche y flúor, 2 venenos a nuestro alcance”.
Reportaje recomendado: Revista DSalud nº 155 www.dsalud.com
Vídeo recomendado: “Salfate Flúor”



Radiaciones electromagnéticas
Gobierno

Estamos rodeados de ondas electromagnéticas, tanto en nuestra casa como fuera de ella. Hay dos tipos de ondas, las de baja frecuencia como líneas de alta tensión, subestaciones eléctricas, cables de la luz, electrodomésticos, transformadores...., y las de alta frecuencia como los móviles, antenas de telefonía, wifi, teléfonos inalámbricos, contadores inteligentes, TPVs, videoconsolas, vigilabebés.... Las frecuencias de estas ondas interfieren con las frecuencias de nuestras células, impidiendo por ello su funcionamiento normal y dando origen a la enfermedad, siendo ésto más peligroso durante el sueño. Estos daños son acumulativos, y se notan más a medio y largo plazo. La radiación electromagnética es mucho más peligrosa en los fetos y en los niños. Al ser sus cráneos más delgados y blandos, las radiaciones penetran más profundamente en sus cerebros, causando daños irreversibles como trastornos del comportamiento, déficit de atención, hiperactividad, problemas de memoria....

Especialmente peligrosos son los teléfonos inalámbricos digitales y algunos TPVs, ya que emiten ondas las 24 horas del día. Es cómo tener una antena de telefonía dentro de casa. El router wifi emite ondas siempre que la luz WLAN o WIFI estén encendidas, aunque no estés conectado a internet, y aunque te conectes por cable. Ante el rechazo a las antenas de telefonía, las nuevas antenas se camuflan simulando palmeras, pinos, cáctus, faros, farolas, anuncios luminosos, tendidos eléctricos, chimeneas, cornisas.... Una nueva ley expropiará las azoteas para la colocación de antenas. La desaparición de pájaros, abejas.... están causadas por las antenas.

Consigue un detector de ondas de baja y de alta frecuencia para analizar tú casa, y averiguar también si algún vecino te puede estar radiando. Para dormir mejor desconecta los interruptores de la casa por las noches, haciendo un cable exclusivo para la nevera. Si no puedes, quita los electrodomésticos que tengas cerca de tu cuerpo como el radiodespertador, lámpara.... Y sepárate de la pared medio metro, ya que pasan por ella los cables de la luz, y también puedes tener en la habitación de detrás electrodomésticos conectados a la corriente.

Algunas de las enfermedades que causan las ondas electromagneticas son:
Dolores de cabeza, insomnio, cansancio, depresión, agresividad, hiperactividad, déficit de atención, hipertensión, arritmia, acúfenos, mareos, naúseas, vértigos, conjuntivitis, anemia, trombosis, cáncer, daños en el ADN, inmunodeficiencia, problemas hormonales, infertilidad, daños fetales, abortos, problemas sexuales, artritis, fibromialgia, fatiga crónica, estrés, ansiedad, infartos, alzheimer, parkinson, disminución de la inteligencia, picores, hipotiroidismo, alergias, quemazón, nerviosismo, dolores, taquicardias, electrosensibilidad, problemas auditivos, visuales, mentales, cardiovasculares, circulatorios, de memoria, de comportamiento, de concentración....

Conferencia: "Cómo protegerse del exceso de radiaciones electromagnéticas".
Reportajes recomendados: Revista DSalud www.dsalud.com



Productos quimicos, estamos rodeados
enfermedades

En la actualidad estamos expuestos a más de 100 mil productos químicos que nos bajan la energía, nos enferman y nos matan.

Nos llegan a nuestro cuerpo a través del agua (flúor, cloro, aluminio, nitratos, fármacos....), de los alimentos (pesticidas, herbicidas, antibióticos, hormonas, aditivos, metales pesados, nanopartículas....), de los limpiadores (lejías, amoniácos, detergentes, limpiacristales, insecticidas, ambientadores....), de las pinturas (barnices, disolventes, pegamentos....), de la incineración de basuras (dioxinas....), de la energía (petróleo, gas, carbón, nuclear, fracking....), del tabaco, de los fármacos, de los cosméticos (perfumes, jabones, champús, geles, lacas, desodorantes, dentífricos, maquillaje, tintes, cremas solares....), de los muebles (formaldehído, retardantes de llama, conservantes....), de la ropa (tintes, fibras sintéticas, pesticidas, lavado en seco, detergentes, naftalina....), de las tablas de planchar (teflón), de las alfombras y moquetas (formaldehído.), de los chemtrails (aluminio, bario, estroncio, titanio, dibromoetano, celsio...), de los empastes (mercurio....), de las vacunas (mercurio, aluminio, escualeno, formaldehído....),de la construcción (amianto, pinturas, tuberías de plomo, plástico y cobre....), de los plásticos (PVC, ftalatos, bisfenol....), de los tetrabricks y latas (aluminio), de los colchones (poliester, poliuretano, viscoelástico....), de los alimentos fritos y cocinados a más de 100º (hidrocarburos aromáticos policíclicos, acrilamida, furanos, aminas heterocíclicas....), de las sartenes (teflón), de
las ollas (aluminio, cobre....), de las bombillas de bajo consumo (mercurio)....

Estos productos químicos acaban además contaminando el suelo, los pantanos, los ríos y acaban en el mar, el gran vertedero. De ahí nos vuelven a llegar a nosotros a través del agua, los alimentos y el pescado, por lo que cada vez la carga tóxica que tenemos en nuestros cuerpos es mayor. Sobre todo, los niños y los fetos son más sensibles a los tóxicos, que son la causa de importantes problemas al nacer como alergias, mortalidad infantil, problemas neurológicos, respiratorios, de aprendizaje, de comportamiento, del crecimiento....

Algunas de las enfermedades que nos causan estos productos químicos son:
Cáncer, enfermedades respiratorias, dolores, alzheimer, parkinson, alergias, sensibilidad química múltiple, diabetes, enfermedades autoinmunes, infertilidad, abortos, daños fetales, cansancio, depresión, ansiedad, estrés, problemas de memoria, insomnio, mareos, naúseas, artritis, esclerosis múltiple, infartos, arritmias, electrosensibilidad, fatiga crónica, fibromialgia, hipotiroidismo, problemas hormonales, daños en el ADN, hiperactividad....

Libros recomendados: “Vivir sin tóxicos”, “La epidemia química”, “Hogar sin tóxicos”, “¿Cansancio o intoxicación?”.
Libro y documental recomendado: “Nuestro veneno cotidiano”.
Reportajes recomendados: Revista DSalud nº 63 y 129 www.dsalud.com



Transgénicos, el alimento Frankestein
asesinos

Monsanto, la empresa que controla el 90% de las semillas transgénicas ha creado los siguientes venenos: PCBs, Poliestireno, DDT, Dioxinas, Agente Naranja, Glifosato (Round-up), Hormona de Crecimiento Bovino, Aspartamo, Chemtrails.... Algunas plantas transgénicas producen insecticidas para matar a los insectos, luego ese insecticida contamina el suelo, el agua, y nos lo comemos. Muchos transgénicos son resistentes a los venenosos herbicidas, con lo cual se rocían mucho más, envenenando el suelo, el agua y los alimentos. Además, las malas hierbas acaban haciéndose resistentes a los herbicidas, con lo cuál hay que fumigar mucho más.

Las semillas transgénicas al estar patentadas, no se pueden volver a utilizar. Si se encuentran transgénicos en las cosechas de un agricultor que no los cultiva (por contaminación del pólen), te denuncian y pierdes las tierras, lo cuál es el objetivo, ser los dueños de los alimentos. Los transgénicos hacen que se pierda la soberanía alimentaria, que es el derecho a producir y consumir nuestros propios alimentos saludables y ecológicos. En la India, entre 1995 y 2010 se suicidaron más de 250 mil agricultores de algodón tras la ruina económica creada por los transgénicos. Las empresas de transgénicos prometen mayores ganancias y menores costes a los agricultores. Una vez que empiezan a cultivar los transgénicos, las empresas empiezan a subir los costes hasta que al final los agricultores acaban arruinados y perdiendo las tierras.

Nos mienten diciendo que los cultivos transgénicos son más productivos, se ha demostrado que rinden un 10% menos. Dicen que son un ahorro para los agricultores porque las propias plantas eliminan sus plagas, cuando a la larga la resistencia a los venenos de insectos y malas hierbas, hace que aumente el gasto en venenos. También los transgénicos son responsables de la desaparición de las abejas. En España se cultivan unas 100 mil hectareas de maíz transgénico. En Europa sólo se etiquetan los productos que contienen más de un 0,9% de transgénicos. Así que los europeos consumimos cada año 20 millones de toneladas de transgénicos sin saberlo. El 60% de los alimentos procesados que consumimos contiene transgénicos como la soja y el maíz. Los productos de animales que han sido alimentados con transgénicos como carne, huevos y leche no se etiquetan.

Algunas de las enfermedades que producen los transgénicos son:
Alergias, cáncer, malformaciones congénitas, abortos, infertilidad, problemas de memoria, cansancio, depresión, hipotiroidismo, diabetes, fatiga crónica, fibromialgia, alzheimer, parkinson, esclerosis múltiple, artritis, enfermedades cardiovasculares, respiratorias, autoinmunes, hormonales, hepáticas, renales, neurológicas....

Libro y documental recomendados: “El mundo según Monsanto”.
Reportajes recomendados: Revista Dsalud www.dsalud.com



Alimentos irradiados
Objetivo

Desde hace décadas en muchos países se irradian los alimentos con rayos X con excusas como la esterilización y la conservación, pero la verdadera razón es alterar y destruir los nutrientes de los alimentos y hacerlos tóxicos. Ésto se permite gracias al Codex Alimentarius.

Por ejemplo, en los alimentos ricos en grasas se produce una transformación de los ácidos linoleico, oleico, palmítico, esteárico, mirístico y se convierten en ciclobutanonas, sustancias que permanecen años en los alimentos y son consideradas cancerígenas. También aparece otra sustancia, el furano que es tóxico para el hígado y tiene efectos cancerígenos.

En todos los estudios hechos con ratones se encuentra daños en el ADN después de consumir alimentos irradiados. En un estudio con gatas preñadas y en período de lactancia las dieron alimentos irradiados y se observó una notable desmielinización de las fibras nerviosas, dando lugar a fatiga, parálisis, perdida de visión, esclerosis múltiple y otras patologías. A los 3 o 4 meses de volver a una dieta sin alimentos irradiados se observó la remielinización de las fibras nerviosas y la normalización de su sistema nervioso.

La irradiación destruye la mayor parte de las vitaminas, aminoácidos, enzimas, ácidos grasos esenciales.... En Estados Unidos, se permite irradiar muchas clases de alimentos como carnes, huevos, fruta, vegetales, germinados, zumos, especias y salsas para ensaladas. Australia, India, Brasil y México permiten la irradiación de cualquier alimento a cualquier dosis. En Europa sólo se permite la irradiación de especias y hierbas aromáticas y las salsas para ensaladas, lo que no impide que nos lleguen de otros países alimentos irradiados.

Reportaje recomendado: Revista DSalud nº156 www.dsalud.com



Tabaco, el veneno químico
tele basura

Ya sabemos que el tabaco enferma y mata, pero el tabaco en sí no es el problema. El problema son los 300 aditivos tóxicos ocultos que se le añade, y que en la combustión se convierten en unos 4.800 compuestos tóxicos. Entre estos compuestos tenemos:

Alquitrán, nicotina, monóxido de carbono, acetaldehído, 1,3-butadieno, ácido cianhídrico, acroleína, tolundina, acetona, amoníaco, naftamalina, uretano, metanol, pireno, arsénico, dimetilnitrosamina, dibenzacridina, naftalina, butano, cadmio, estireno, benzopireno, cloruro de vinilo, mercurio, plomo, cianuro de hidrógeno, benceno, tolueno, fenol, p-cresol, hidroquinona, myosmina, cotinina, isopreno, crotonaldehído, tolueno, eicosano, aminobifenilo, óxido de etileno, berilio, pentadecano, terpeno, ácido butílico, ácido fénico, ácido carboxílico, acroleína, alcaloides, flúor, metilcolantreno, metilcriseno, gas radón, saborizantes, azúcar....

Pero si hay alguno realmente peligroso es el polonio 210, un producto radiactivo derivado de los fertilizantes fosfatados que se utilizan en el cultivo. La radiactividad de consumir un paquete y medio de cigarrillos al año, es la misma que si te hicieras 300 radiografías de tórax, casi una radiografía al día. Se sabe que la radiactividad es la causa del 90% de los cánceres de pulmón....

Todas las drogas que existen como el tabaco, alcohol, cocaína, heroína, marihuana, opio.... son creadas, distribuidas y permitidas por los gobiernos para tenernos enfermos, cansados, idiotas, dependientes...., para así controlarnos mejor y aplacar nuestra rebeldía. También los gobiernos utilizan el dinero negro de la droga para enriquecerse y financiar proyectos secretos.

El tabaco causa 4 millones de muertes anuales en el mundo, 1 millón en Europa, y 50 mil en España. Y algunas de las enfermedades que causa son:
Cáncer, cansancio, depresión, cirrosis hepática, úlcera de estomago, leucemia, infertilidad,
abortos, enfermedades cardiovasculares, neurológicas, respiratorias....

Reportajes recomendados: Revista DSalud nº 92 y 158 www.dsalud.com



Aspartamo, el veneno dulce
Objetivo: 500 Millones - Parte 1

El aspartamo (E-951) es un edulcorante sintético de Monsanto, la empresa líder en transgénicos y otros venenos. El aspartamo es la caca de una bacteria transgénica alimentada con residuos. Lo encontramos en más de 6 mil productos, como los alimentos procesados, los alimentos y bebidas “light” o sin azúcar, en golosinas, en comidas para animales, en medicamentos.... Todos los productos que tienen aspartamo tienen que tener la etiqueta “contiene fenilalanina”. El aspartamo una vez en el cuerpo se descompone en un 50% de fenilalanina, un 40% de ácido aspártico y un 10% de metanol o alcohol metílico. Este metanol se descompone a su vez en formaldehído, ácido fórmico y dióxido de carbono. Además si se eleva la temperatura del aspartamo se genera también otro tóxico, la dicetopiperacina. También hay 2 edulcorantes sintéticos, el E-961 (neotamo) y el E-962 que son también aspartamo.

Al aspartamo se le conoce como el asesino silencioso por sus 92 enfermedades que produce:
Fatiga crónica, insomnio, depresión, migraña, perdida de memoria, alteraciones emocionales, irritabilidad, dolores de cabeza y espalda, agresividad, cambios de humor, alteración del carácter, ansiedad, fobias, obsesiones, pánico, asma, mareos, vértigos, cansancio, temblores, hipertensión, inmunodeficiencias, angina, taquicardia, artritis, artrosis, fibromialgia, naúseas, vómitos, hinchazón, problemas digestivos, extreñimiento, diarrea, hipoglucemia, problemas de tiroides, aumento de peso, descenso de líbido y problemas de erección, alteraciones de la vista y oído, alopecia, alzheimer, parkinson, esclerosis múltiple, lupus eritematoso, epilepsia, convulsiones, diabetes, malformaciones congénitas, linfomas, cáncer, infartos....

Libro recomendado: “El aspartamo y otros edulcorantes”, “Los aditivos alimentarios”.
Documental recomendado: “Dulce miseria, un mundo envenenado”.
Reportaje recomendado: Revista DSalud nº 98 www.dsalud.com



Glutamato, matando tus neuronas
Gobierno

Los glutamatos son unos aditivos potenciadores del sabor peligrosos para la salud. Son utilizados por la industria alimentaria para provocarnos adicción. Van desde el E-620 hasta el E-625, siendo el glutamato monosódico (E-621) el más conocido. Se encuentran en la mayoría de alimentos procesados para personas y animales, y se utilizan en muchos restaurantes causando el “síndrome del restaurante chino”. Entre sus peligrosos efectos, está el de destruír las neuronas tanto las del cerebro como las del intestino, lo que explica los problemas digestivos que causa.

Los glutamatos suelen estar camuflados con mil nombres como: aceites o grasas vegetales hidrogenadas, fermentos autorizados, vegetales hidrolizados, extracto de levadura, gelatina, proteínas hidrogenadas, caseinatos sódicos o cálcicos, ciertos aceites de maíz, aromas artificiales o naturales, extracto de malta, extracto de especias, maltrodextrina, salsa de soja, ácido cítrico, productos fermentados, jarabe de maíz, aroma de caramelo, enzimas, proteínas de soja, trigo, arroz, avena, leche....

Algunas de las enfermedades que causan los glutamatos son:
Parálisis, úlceras, hinchazón en manos, pies o cara, obesidad, diarrea, naúseas, arritmia, vómitos, vertigos, hipertensión, hipotensión, gases, diabetes, taquicardia, extreñimiento, colitis, inflamaciones, angina, escalofríos, temblores, mareos, dolores, asma, rigidez, sofocos, cansancio, depresión, bronquitis, confusión mental, ansiedad, pánico, hiperactividad, tos, déficit de atención, agresividad, desequilibrio, pérdida de memoria, insomnio, fatiga crónica, migrañas, esclerosis múltiple, parkinson, alzheimer, autismo, cáncer, reflujo gastroesofágico, alergias, problemas digestivos, próstata, tiroides, auditivos, visuales....

Libro recomendado: “Los aditivos alimentarios”.
Reportaje recomendado: Revista DSalud nº 151 www.dsalud.com



Leche, un “alimento” que mata
enfermedades

La leche de vaca es un alimento creado para el ternero. La composición de la leche es específica para cada especie, tiene los nutrientes apropiados a cada mamífero. Una vez destetado ningún mamífero vuelve a consumir leche salvo el ser humano. Al ir creciendo vamos perdiendo la enzima lactasa que nos permite digerir la leche. Por tanto, al no poder ser digerida totalmente provoca dolor abdominal, hinchazón, eructos, náuseas, gases, calambres, diarrea....

Además hay que añadir el proceso de esterilización o pasteurización que transforma y desnaturaliza las proteínas, el añadido de vitaminas liposolubles A y D cuyo exceso es tóxico, el pus de la vaca, la adicción de conservantes, los microorganismos patógenos (virus, bacterias, hongos, parásitos....), toxinas varias, productos químicos (insecticidas, herbicidas, fungicidas, antibióticos, medicamentos varios, dioxinas, detergentes, desinfectantes, metales pesados....), hormonas de la vaca....

Sobre el timo del calcio de la leche, decir que las personas que toman más lácteos son las que tienen niveles de calcio más bajos, y las que tienen más problemas de osteoporosis y fracturas. Al ingerir lácteos se toman muchas proteínas ácidas y minerales ácidos como el fósforo. El cuerpo contrarresta esta acidez con minerales alcalinos como el calcio para echarlos a ambos fuera del cuerpo. Además, el exceso de calcio en el hueso desplaza al colágeno, siendo ésto causa de fracturas. La leche de vaca contiene 1.200 mg de calcio por litro, en contraste con la leche humana que sólo contiene 300 mg. El cuerpo expulsa el exceso de calcio que pueda, y si no, lo acaba almacenando en las arterias dando lugar a arteriosclerosis, hipertensión, infartos, otros problemas cardiovasculares, piedras en el riñón.... Las hormonas de crecimiento de la leche provocan un crecimiento antinatural y exagerado en los niños que causa problemas de salud.

Algunas de las enfermedades que causa el consumo de leche son:
Alergias, asma, bronquitis, sinusitis, rinitis, dermatitis, urticaria, anemia ferropénica, cólicos del lactante, sangrado gastrointestinal, muerte súbita infantil, reflujo gastroesofágico, incontinencia urinaria, úlceras, cólon irritable, colitis, enfermedad de Crohn, vómitos, diarrea, otitis, neumonía, dolor de garganta y cabeza, psoriasis, insomnio, cansancio, nerviosismo, hiperactividad, irritabilidad, ansiedad, fatiga crónica, cataratas, agresividad, depresión, arteriosclerosis, infartos, cáncer (máma, próstata, útero, ovarios, linfoma, testículos, cólon, pulmón, estómago, páncreas....), osteoporosis, diabetes, esclerosis múltiple, artritis reumatoide, autismo, enfermedad de Crohn, parkinson, extreñimiento, caries, infertilidad, trastornos visuales y auditivos, gripe, enfermedades autoinmunes, angina....

Libros recomendados: “Leche que no has de beber”, “Los peligros de la leche”, “Leche y flúor, 2 venenos a nuestro alcance”, “El estudio de China”.
Reportaje recomendado: Revista DSalud nº 84 www.dsalud.com X



Azúcar, el gran veneno
asesinos

El azúcar es un veneno responsable de muchos problemas de salud y enfermedades. Su consumo ha pasado de los 2 kilos por persona al año en 1900 a los 60 kilos actuales, entre el azúcar consumida directamente y el azúcar oculto dentro de alimentos y bebidas.

Es un alimento refinado despojado de sus nutrientes (vitaminas, minerales, aminoácidos, ácidos grasos....), nutrientes que necesitamos para realizar la chispa que genera la energía, y la falta de energía es la causa primaria de todas las enfermedades.

El azúcar son calorías vacías, al consumirlo dejamos de tomar alimentos con nutrientes. Además de no aportar nutrientes a tu cuerpo, disminuye las reservas de vitaminas del grupo B y de minerales como el zinc que son necesarios para la digestión del azúcar.
Acidifica el cuerpo, privándole del oxígeno necesario para generar la chispa de la energía y eliminando minerales alcalinos necesarios como el calcio, magnesio, potasio, sodio....
Es un alimento de alto índice glucémico. Cuando se toma azúcar su nivel en sangre sube brúscamente, ya que se digiere muy rápido. Como el exceso de azúcar es muy peligroso para la salud, la insulina coge el azúcar rápidamente y lo guarda como grasa en las células. Entonces el azúcar en sangre baja y el cuerpo nos vuelve a pedir más azúcar, le damos más y empieza el círculo vicioso.

Sube los triglicéridos, causa resistencia a la insulina, aumenta la tensión arterial, produce glicación de las proteínas, y es una de las sustancias más inflamatorias.

El alcohol es azúcar fermentado, por eso causa los mismos problemas que el azúcar.

En general todos los endulzantes naturales y químicos son nocivos para la salud.

El azúcar es 50% fructosa y 50% glucosa. El azúcar es una droga ya que su ingesta provoca una liberación de dopaminas y endorfinas, dos neurotransmisores que nos hacen sentir bien y que son liberados también cuando se toman drogas. Por eso el azúcar es adictivo. La fórmula química de la cocaína es C17H21NO4. La fórmula del azúcar es C12H22O11, prácticamente iguales. El azúcar moreno es igual de perjudicial que el blanco, ya que la diferencia de nutrientes es mínima.

Algunas de las enfermedades que causa el consumo de azúcar son:
Colitis ulcerosa, problemas digestivos, hipertensión, hiperactividad, osteoporosis, piedras en riñones, hígado y vesícula, arteriosclerosis, infartos, nerviosismo, cansancio, depresión, diabetes, gastritis, úlceras, hepatitis, dolores, insomnio, cáncer, inflamaciones, caries, gota, reúma, artritis, artrosis, gingivitis, obesidad, extreñimiento, resfriado, gripe, sinusitis, bronquitis, alergias, agresividad, hipoglucemia, adicción a tabaco, drogas y alcohol, anemia, falta de memoria, ansiedad, naúseas, mareos, vómitos, dermatitis, acné, diarrea, hipotiroidismo, inmunodeficiencias, colitis, enfermedad de Crohn....

Libros recomendados: “Azúcar azúcar”, “Sugar Blues”, “Cuidado con el azúcar”.
Reportaje recomendado: “Efectos de la nutrición en el cerebro”.



Exceso de glucosa en sangre
Objetivo

Tener un alto nivel de glucosa en la sangre repetidamente y durante muchos años es causa de muchas enfermedades. Cuando comemos azúcar o hidratos de carbono con un alto índice glucémico que incrementan muy rápido la glucosa en sangre causa que estas moléculas de glucosa se junten con proteínas formando las moléculas PGA (productos de glicación avanzada). Cuantos más desechos o moléculas PGA haya acumuladas en el cuerpo más daños se producirán en el organismo. Además cuando las proteínas se glucosilan, la cantidad de radicales libres que se forman aumenta unas 50 veces provocando ésto muchos problemas de salud.

El alimento que más incrementa los PGA es el trigo ya que contiene amilopectina A que causa una más rápida digestión y por consiguiente un mayor nivel de glucosa en sangre. La fructosa incrementa la formación de PGA mucho más que la glucosa. Los alimentos más ricos en PGA son los animales como la carne y el queso. Además cuando estos se cocinan a altas temperaturas como en asados o fritos se incrementa el contenido de PGA más de mil veces, incrementándolos más todavía los cocinados prolongados.

Para disminuir el exceso de glucosa en la sangre come carbohidratos de bajo índice glucémico, y si son de alto índice glucémico cómelos en poca cantidad. La fibra de cereales integrales, legumbres, verduras, frutos secos.... ralentiza la digestión de la glucosa. También puedes comer grasas junto con los carbohidratos para reducir la velocidad de digestión. El ejercicio físico reduce el nivel de hemoglobina glucosilada.

Para medir el nivel de PGA en el cuerpo existe un análisis de sangre en donde se mide la hemoglobina glucosilada. Un nivel normal es de 4 a 5% de hemoglobina glucosilada. Un diabético suele tener de 9 a 12%. Por cada 1% de incremento en el nivel de hemoglobina glucosilada hay un 28% de incremento en la mortalidad por cualquier enfermedad. También es interesante medir el nivel de insulina en ayunas.

Algunas de las enfermedades que causa el exceso de glucosa en sangre son:
Cáncer, diabetes, cataratas, arteriosclerosis, infartos, artritis, alzheimer, hipertensión, cansancio, depresión, obesidad, osteoporosis, envejecimiento acelerado, enfermedades renales, autoinmunes, cardiovasculares, hepáticas....

Libros recomendados: “Sin trigo, gracias”, “Cerebro de pan”.



El peligro de la soja
tele basura

La soja es un alimento tóxico, sobre todo la soja sin fermentar como la leche de soja, ya que:

Contiene antinutrientes que impiden que asimilemos sus nutrientes como los inhibidores de la proteasa que digieren las proteínas. Éstos además son inhidores del crecimiento y causan problemas en el páncreas como el cáncer.

El ácido fítico resiste la cocción y reduce la absorción de minerales como calcio, magnesio, zinc, hierro.... y algunas vitaminas como D, E, K y B12.

Debido al procesamiento a altas temperaturas se desnaturalizan las proteínas y los ácidos grasos poliinsaturados se convierten en grasas trans.

Tiene déficit en hierro, vitamina B1 y B12 y en el aminoácido lisina.

Contiene fitoestrógenos que alteran nuestras hormonas.

La mayor parte de la soja que se vende actualmente es transgénica, con su cóctel de venenos incluído, como el herbicida glifosato.

Contiene un exceso de manganeso siendo tóxico sobre todo en el cerebro donde se acumula, siendo la causa de alteraciones cerebrales y del comportamiento.

La isoflavonas producen alteraciones de la tiroides.

Hoy encontramos a la soja en casi todos los alimentos procesados.

Algunas de las enfermedades que causa su consumo son:
Alergias, envejecimiento acelerado del cerebro, ansiedad, estrés, agresividad, comportamiento sumiso, enfermedades autoinmunes, inmunosupresor, diabetes, hipotiroidismo, cansancio, extreñimiento, cáncer, problemas sexuales, malformaciones en el nacimiento, alteraciones en el ADN, problemas cardiovasculares, osteoporosis, infertilidad, alzheimer....

Reportaje recomendado: Revista DSalud nº 121 www.dsalud.com X



Trigo, el peligro desconocido
Objetivo: 500 Millones - Parte 1

El trigo fue modificado hace años para crear una variedad de trigo enano de rápido crecimiento y mayor producción que diera dos cosechas al año, con lo cual se pasó de los 750 kilos por hectárea en 1.950, a los 2.700 kilos del año 2.000. Este trigo moderno tiene diferentes proteínas, grasas y almidones que el trigo antiguo. Y sobre todo contiene mucho más gluten. El gluten es una proteína que se pega en los intestinos e impide la asimilación de los nutrientes y se encuentra en el trigo, centeno y cebada. Hoy en día el trigo es responsable de muchos problemas de salud al causar en el cuerpo una reacción autoinmune inflamatoria.

Además el trigo se cultiva de forma intensiva con lo que se agota el suelo, se utilizan abonos químicos que contienen 3 minerales nada más, se le echa su cóctel de venenos como pesticidas, herbicidas...., se refina para quitarle sus nutrientes....

Y para hacer el pan se utiliza levadura química, se añaden aditivos como blanqueantes (dióxido de cloro), propilenglicol, propionato de calcio (antibacteriano y fungicida), aluminio, bromato de potasio y tricloruro de nitrógeno (ya prohibidos), cloruro de amonio, tartrato, cloruro de amilasa, gelatina, almidón modificado, emulgentes, conservantes, antioxidantes, estabilizadores, reguladores de la acidez, potenciadores del sabor, leche, azúcar....

El gran problema es que al venir el pan por lo general sin etiqueta, no hay manera de saber que ingredientes contiene. El trigo es como una droga debido a unas sustancias opiáceas que contiene de manera natural, además de las endorfinas y serotonina que genera el consumo de carbohidratos. Por éso somos adictos a su consumo en pan, bollería, pasta....

Algunas de las enfermedades que causa el trigo moderno son:
Inflamaciones, artritis, artrosis, enfermedades autoinmunes, esclerosis múltiple, diabetes, celiaquía, anemia, dermatitis, migrañas, dolores, cansancio, depresión, fatiga crónica, fibromialgia, diarrea, náuseas, vómitos, mareos, extreñimiento, cólicos, espasmos, cáncer, lupus, esquizofrenia, autismo, déficit de atención, hiperactividad, alergias, problemas digestivos y respiratorios, gases, calambres, reflujo, gastritis, úlcera, enfermedad de Crohn, colitis, cólon irritable, hemorroides, estomatitis, asma, rinitis, bronquitis, hipotiroidismo, insomnio, dermatitis, urticaria, ataxia, neuropatías, acné, psoriasis, migrañas, alopecia areata, hernia de hiato, infertilidad, abortos, incontinencia urinaria, acidificación….

Libros recomendados: "Cerebro de pan", "Sin trigo, gracias", "La alimentacion, la tercera medicina".
Reportajes recomendados: Revista DSalud nº 157, 163 y 164 www.dsalud.com X

CONTINUARÁ...

Gobierno

0 comentarios - Objetivo: 500 Millones - Parte 1