El embarazo de las perras


¿Qué cuidados necesita en esta etapa?

A la hora de aumentar la familia de nuestra mascota, es conveniente tener en cuenta una serie de circunstancias que son de gran importancia para que el embarazo concluya con éxito. Aunque éste no presente grandes dificultades hay que estar más pendiente de ella y tener más en cuenta que nunca sus necesidades.

Cuidados de una perrita embarazada

El primer paso que hay que dar es visitar a nuestro veterinario, ya que él es quien mejor nos puede decir si es el momento oportuno para que la perra se quede embarazada. Además, el especialista analiza el desarrollo del proceso, sobre todo cuando falte poco para que llegue el momento del parto, y así descartar de antemano problemas al parir.

cachorritos

El celo, el acoplamiento, la preñez o embarazo, el parto, la lactancia y el destete son las fases de este ciclo. Pero antes de nada el primer paso, y de gran importancia, es elegir al padre, porque dependiendo del estado de salud y del conocimiento de sus antepasados (esto en el caso de que se tenga a mano el pedigree de los progenitores), sus éxitos o fracasos durante la cría (si alguna vez la tuvo), así como que no presenten formas parasitarias u otras enfermedades infecciosas o hereditarias que podrían causar problemas a la hora de la reproducción.
Un problema después del apareamiento, en caso de no haber logrado la preñez, es lo que se conoce como falso embarazo, en el cual se muestra la misma sintomatología pero sin que sea cierto. Los casos severos se tratan con fármacos, como hormonas o sedantes. Los signos incluyen la fabricación de nidos, la adopción de sustitutos de los cachorros, como muñecos de peluche, y la producción de leche. Algunas perras se ponen muy nerviosas y a veces, incluso, sufren un falso parto.

Consejos sumamente útlies

*Se recomienda no aumentar la cantidad de alimento que le proveemos a la perra ni incorporar suplementos nutricionales, como vitaminas y minerales, ya que podemos estimular el desarrollo exagerado de los cachorros, con probables problemas en el parto.
*Es recomendable ofrecerles a las futuras mamás dos porciones de alimento balanceado diario, ya que hay propietarios que sólo alimentan a su mascota una vez al día.
*Con frecuencia las perras pueden presentar inapetencia pasajera a las 3 semanas de preñez. Esto no debe preocuparnos porque es una situación normal en el animal.

gestacion

La hora de la verdad (a salir nomas!)

A pesar de que en muchas ocasiones las perras se las arreglan solas a la hora del parto, es conveniente vigilar que todo vaya bien, e incluso que alguien en el que confíe plenamente la mascota esté presente, para prestar ayuda en caso de ser necesario.

Cuando la hora se acerca, la hembra se muestra inquieta, busca un lugar tranquilo y poco iluminado, por lo que es conveniente prepararle una caja grande donde ella pueda estar cómoda con su camada. La temperatura baja a 37ºC y se lame la vulva con frecuencia. En esta fase, que puede durar algunas horas, es cuando se produce la dilatación pelviana o cervical.

El proceso se iniciará con los primeros esfuerzos de la perra para expulsar su primer cachorro, que ya se encuentra en el canal de parto. Antes de que pasen dos horas después de la primera contracción, nacerá el primer perrito; en caso contrario, será necesario llamar al veterinario.

perro

Aqui unos videos








La llegada de los cachorros

Los cachorros suelen nacer con sus bolsas membranosas. Esta es la placenta, de un color grisáceo verdoso. Hay casos en que la bolsa se rompe durante el parto y la placenta sigue al cachorro, en otros nacen dos o más cachorros antes de que aparezcan sus placentas respectivas. Se debe verificar que haya tantas placentas como cachorros. Es absolutamente normal que la hembra se coma las placentas e, igualmente, muerde el cordón umbilical hasta desgarrarlo. Ayúdela sólo si observa que descuida a algún cachorro por atender a otro. Para esto debe limpiarlo vigorosamente con una toalla limpia, y a ser posible hervida, aún húmeda y tibia, hasta que el cachorro chille con fuerza.

Entre un nacimiento y otro transcurre un periodo de 20 minutos aproximadamente. En caso de que la perra haga esfuerzos durante dos horas sin que nazcan cachorros, se debe avisar al veterinario. Es muy corriente pensar, al tocar el abdomen de la perra, que aún tiene algún hijo en su interior, pero esto se debe a que la placenta permanece en estado de rigidez durante algunas horas posteriores al parto

Los cachorros deberán nacer muy vivaces, queriendo mamar casi inmediatamente después del parto, buscando el calor y el olor de su madre y de la camada. En la medida de lo posible se debe abrigar a los pequeños, ya que durante sus primeros días de vida no son capaces de regular la temperatura. Para ello es conveniente mantenerlos con un paño o toalla en los momentos en que la madre salga del lugar en el que ha parido. La lactancia dura de cuatro a seis semanas, siendo en la cuarta cuando se le ofrecerá por primera vez alimento sólido al cachorro. La madre comerá mucho más de lo normal durante esta etapa y es recomendable seguir con el alimento para cachorros.

perra

La lactancia

Durante la lactancia, especialmente entre los primeros 15 y 30 días, las madres pueden comer el doble o el triple de lo normal, debido al esfuerzo que implica alimentar a los cachorros. Este volumen tan alto de alimento supera la capacidad del estómago y por lo tanto, conviene repartirlo en varias comidas diarias.
Si la perra no está gordita, puede dejarse alimento balanceado permanentemente a su disposición y ella sabrá cuando ingerirlo. En caso contrario deberá seguir las indicaciones que le brinde el veterinario.

cuidados del embarazo
Cuidados de una perrita embarazada
cachorritos


Y por último, alegria !
gestacion
perro
perra
cuidados del embarazo
Cuidados de una perrita embarazada
cachorritos
gestacion
perro
perra






nada, más, termino el año asi, con este post, felicidades a todos