Aumentar la capacidad de memoria del cerebro




Según un artículo publicado en Neuron por un científico del MIT especializado en neurociencias, una pequeña transformación molecular cambia de forma rápida y significativa el número de receptores en la superficie las sinapsis. Como un mayor número de receptores resulta en conexiones más fuertes entre las células cerebrales, la manipulación de este proceso podría suponer el primero paso hacia un futuro método que logre mejorar la capacidad de la zona del hipocampo, donde se almacena la memoria de largo plazo.

El Profesor Morgan Sheng, experto en neurociencia del Picower Center del MIT, pretende comprender el proceso por el que las células cerebrales construyen y eliminan sinapsis. En su último estudio, ha publicado que una sub-unidad receptora de glutamatos, GluR2, es la que dirige los receptores postsinápticos glutamatos (receptores AMPA) desde el superficie hacia el interior de la célula. De esta forma, debilita la sinapsis.

El Glutamato, un aminoácido común, es uno de los transmisores más importante en el sistema nervioso central. Actúa como un mensajero, trabajando con los receptores en la superficie de las sinapsis para transmitir información de una neurona a otra. Los receptores AMPA son los más rápidos del cerebro, y permiten que la información fluya entre las neuronas en milisegundos, dando fuerza a las sinapsis. El profesor Sheng ha descubierto las reglas que determinan el tráfico de los AMPA receptores desde la superficie de las células (donde fortalecen a sinapsis) hasta el interior de las células (que es cuando las sinapsis pierden fuerza).

Según Sheng, GluR2 controla el reciclaje y desmantelamiento de los receptores AMPA después de que sean repartidos al interior de la célula. Si GluR2 resulta ser capaz de alterar el equilibrio y lograr que más receptores lleguen a la superficie de las sinapsis. Como la base de la capacidad del cerebro para aprender y recordar información se deriva del proceso de eliminación, por una parte, y refuerzo, por otra, de sinapsis, la posibilidad de manipular este proceso podría resultar en nuevas técnicas para mejorar la capacidad de memoria del cerebro.

Los resultados han revelado que las personas a las que se les suministraba placebo experimentaron empeoramientos significativos en variables tales como la capacidad de atención o en la memoria episódica secundaria, a corto plazo, así como incrementos en la fatiga física y mental.

Por su parte, los que recibieron el compuesto de vitaminas, minerales y extracto de ginseng G115, consiguieron disminuir los efectos negativos del cambio de turno, reduciendo los niveles de fatiga y mejorando las funciones cognitivas, en especial la habilidad para almacenar y recuperar información en la memoria a largo plazo. Como consecuencia de la menor fatiga, en el grupo se dio una menor incidencia de los efectos negativos en el estado de ánimo (irritabilidad, intranquilidad).

En el modelo de trabajo utilizado, el personal sometido a cambios de turno periódicos se distribuyó en dos grupos. Al primero, se le suministró durante las 12 semanas del estudio un placebo, mientras que el segundo recibía un comprimido de vitaminas, minerales y extracto estandarizado de ginseng G115.



Cerebro más grande = mejor memoria

El tamaño del cráneo, y por ende del cerebro en el género humano fue tema de debate constante desde los inicios de la historia. Siempre se creyó que un cerebro más grande indicaba una persona más inteligente, pero esto nunca fue probado. Ahora un nuevo estudio científico estadounidense dice que el tamaño del cerebro importa, pero para la memoria.

hippocampus.pngUn grupo de investigadores de la Universidad de Oregon estudiaban la relación entre el tamaño cerebral y los riesgos de deterioro mental y pérdida de la memoria. Descubrieron que la clave estaba en la región cerebral llamada hipocampo, que desde hace tiempo se la relaciona con la memoria.

Los científicos descubrieron que las personas que tenían un hipocampo más grande, tenían menos riesgos de sufrir pérdida de memoria. La pérdida de la memoria y el deterioro cognitivo está relacionado con el Alzheimer, como vimos en Demedicina.com.

“Este hipocampo más grande podría ayudar a proteger a estas personas de los efectos relacionados a los cambios cerebrales vinculados a la enfermedad de Alzheimer”, dijo la doctora Deniz Erte-Lyons, directora del estudio.

El estudio se basa en el hecho de que se descubría en autopsias que personas que morían con una mente clara y una memoria perfecta, en el cerebro igualmente presentaban muestras de placas características del Alzheimer. Esta especie de paradoja estaba asociada a gente que tenía el hipocampo más grande.

Entonces los investigadores analizaron 12 cerebros de personas que tenían una memoria intacta al momento de morir. Pero en la autopsia vieron que el cerebro tenía las llamadas placas de amiloide y unas estructuras fibrilares conocidas como ovillos neurofibrilares.

Luego compararon estos cerebros con los de 24 personas a quienes le habían diagnosticado Alzheimer antes de morir: tenían la misma cantidad de placas.

La diferencia que encontraron para explicar por qué unos habían sufrido problemas de memoria y otros no fue el volumen del hipocampo. La gente con capacidades cognitivas intactas lo tenía un 20 por ciento mayor que las que habían sufrido la demencia.

Los científicos igualmente dicen que hay que realizar más estudios para confirmar las conclusiones, ya que pueden haber otras explicaciones. “Esperamos que esta investigación nos ayude a entender mejor los vínculos genéticos y estructurales de la enfermedad de Alzheimer”, dijo Erten-Lyons.

Pero cabe imaginar que si un cerebro mayor acusa una memoria mayor y mejor, entonces nuestros parientes los neandertales deberían haber tenido una memoria más grande y una capacidad cognitiva más clara, ya que tenían el cerebro más grande que el nuestro.

La memoria , investigan como mejorarla


traten bien al jefe de nuestro cuerpo es el que mas trabaja

fuente:http://espaciociencia.com/cerebro-mas-grande-mejor-memoria/