La posible cura para el cancer existe hace mas de 30 años


Es la llamada vitamina B17, sin embargo casi nadie esta enterado, dado que hay muchos intereses economicos en juego, y dicho sea de paso la medicina es la 3er causa de muerte en el mundo.
La vit. B17 o Laetrile, se encuentra dentro de las semillas de damasco.

existe

vitamina B-17, que no es en realidad una vitamina, es también conocida como laetril, amigdalina o nitrilosida, aunque estos compuestos no se refieren a una sola entidad química. Se compone de dos unidades de glucosa (azúcar), una unidad de benzaldehido y una de cianuro, estrechamente ligadas. Estas 2 últimas al estar ligadas dentro de la molécula de B-17, las hace totalmente inerte y sin efecto sobre los tejidos vivos. Al estar en presencia de tejidos sanos donde abunda la enzima rodanasa, esta neutraliza al cianuro y lo transforma en subproductos que resultan en nutrientes benéficos para el organismo a la vez, oxida el benzaldehido y lo convierte en un compuesto no tóxico ‘ácido benzóico’. En sobre-dosis esta substancia puede ser peligrosa. Esta substancia se encuentra naturalmente en las semillas del damasco (albaricoque, chabacano), manzana, uva, sandías, ciertas nueces y, particularmente en las almendras. Se ha propuesto que es eficaz tanto en la prevención como en el tratamiento del cáncer.

Aca hay un video documental: World Without Cancer, esta en ingles y dura 55 minutos pero vale la pena verlo para los que entienden el idioma




link: http://video.google.com/videoplay?docid=4312930190281243507

Si lo queres descargar hace click aqui


Historia y estudios médicos

(http://www.conceptobtl.com/wp-content/uploads/2006/03/cancer.jpg)

(“Niños con cáncer tienen un último deseo, su donación”.)


Quíen la identificó fue el Dr. Ernst T. Krebs en 1950, primeramente probandola en animales y en su propio cuerpo sin encontrar reacciones negativas. Un pueblo del norte de Afganistán, los Hunza, en su dieta consumían las semillas del damasco, y una de sus caracteristicas es que no conocían el cáncer. Esto causo impresión en la comunidad médica, por lo que varios se volcaron al estudio de esta vitamina.
En la época hacia los fines de la década de los años 60 y los comienzos de los 70 del siglo XX hubo gran agitación política-legal en el mundo, principalmente en el estado de California (Estados Unidos) a causa de la prescripción médica de la vitamina B-17, también conocida como Laetril, para el tratamiento del cáncer. En la misma década de los 70 ya se habían publicado, en los EE.UU. más de 26 informes en los que habían estudiado y recetado el Laetril con buenos resultados en el tratamiento del cáncer. A pesar de esto, no existe a la fecha evidencia científica de los supuestos efectos curativos de Laetril. Sin embargo, sí existen estudios clínicos en los que su uso no ha revelado efecto benéfico alguno en la cura del cáncer y casos documentados de pacientes en los que el uso de este compuesto se ha asociado a toxicidad por cianuro. ¿Donde estan esos estudios?
La Medicina Ortomolecular (moléculas correctas) utiliza esta vitamina en los tratamientos contra el cáncer, sin embargo en la Medicina Alopática comúnmente esta restringido el uso de esta sustancia por una posible aparición de toxicidad por el cianuro. El uso del laetril es legal en 24 estados estadounidenses y en otros 17 países como México, Alemania, Gran Bretaña, Italia, Bélgica y Filipinas.

Laetrile

cancer


En 1950 y después de muchos años de estudios científicos, un químico estadounidense llamado Ernest Krebs, Jr. descubrió una nueva vitamina la cual categorizó como la B-17 y la llamó Laetrile.
Después de pocos años y varios estudios, cientos de personas quedaron convencidas de que Krebs había descubierto el método para controlar todo tipo de cáncer sobre esto existe aún más convicción en la actualidad.
En 1950, Ernest Krebs nunca imaginó la conmoción que causaría al comprobarse este gran descubrimiento. Las compañías farmacéuticas multinacionales, al no poder patentar u obtener el derecho exclusivo a la vitamina B-17, lanzaron una campaña con el fin de difamar esta vitamina a pesar de la gran cantidad de evidencia existente que confirma su eficacia en el control y tratamiento de todo tipo de cáncer.
El porqué la medicina ortodoxa ha lanzado la guerra contra este método de medicina alternativa lo explica Edward G. Griffin en su libro World Without Cancer. Griffin argumenta que la respuesta no se encuentra en la ciencia sino en la política, y se basa en la oculta agenda del poder económico de aquellos que dominan la economía de la medicina.
Debido a esto la FDA (Food and Drug Administration) prohibió la venta de vitamina B-17 en los Estados Unidos hace varios años. Aunque su venta es prohibida, no es totalmente ilegal. Las leyes estadounidenses dicen que cualquier hospital que se encuentre suministrando Laetrile corre el peligro de perder toda clase de ayuda por parte del Gobierno, incluyendo la cobertura de todo tipo de seguro otorgado por éste.
Como en los Estados Unidos la mayoría de las ganancias de los hospitales provienen de las compañías de seguros, ningún hospital se arriesga a usar Laetrile (comúnmente conocida como amigdalina). Si algún doctor desea usar Laetrile con sus pacientes, este doctor es obligado a llenar cierta clase de formularios y solicitudes y enviarlas al FDA. Es debido a esto que ningún doctor se arriesga a perder la licencia que le permite desenvolverse en su respetable profesión.
La terapia metabólica con vitamina B-17 solamente es administrada en algunos hospitales en Tijuana, México y Alemania.
La vitamina B-17, comúnmente conocida como amigdalina o Laetrile, es una sustancia completamente natural e inofensiva que se encuentra en varias especies del reino vegetal. La mayor concentración se encuentra en las semillas de las frutas rosáceas, como por ejemplo las semillas del durazno y otras almendras amargas. Hay otras clases de frutas y vegetales que contienen sólo mínimas cantidades de amigdalina y forman parte de nuestra dieta diaria.
Este agente vegetal cuya acción antitumoral se ha conocido por muchos años, y que en los últimos 20 años ha sido comprobada científicamente mediante los estudios dirigidos por el doctor Ernesto Contreras Rodríguez y llevados a cabo en el Centro Médico y Hospital del Mar en Playas de Tijuana, B.C.N. México. Desde 1963 más de 40,000 personas han viajado desde los Estados Unidos buscando el cuidado del doctor Contreras. La compañía productora se basa exclusivamente en ventas a través de Internet .

Fuente, yo lo lei de ahi pero esto es un fragmento extraido del libro "World Without Cancer" escrito por G. Edward Griffin.



Bueno eso es todo. No se olviden de comentar. CVMOS