El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Asesinos Historicos...(parte 3)[Megapost]

Bueno aca se viene mi primer Megapost...


Espero que les guste y comenten lindo...


Paul Bernardo y Karla Homolka

Asesinos Historicos...(parte 3)[Megapost]

Paul Bernardo y Karla Homolka se casaron en 1990, eran una pareja bien parecida, con muchos amigos, familias que los adoraban y toda una vida de cuento de hadas. Karla amaba tanto a Paul que se dice que habría hecho cualquier cosa por él, cualquier cosa que él le pidiera.

Todo comenzó de manera muy simple, Karla no era virgen al llegar al matrimonio, lo cual no le gustó mucho a Paul, así que decidió que la mejor opción para compensarlo era que le dejase desvirgar a su joven hermanita, Tammy, de tan solo 15 años, y por supuesto grabarlo todo como uno de esos bonitos acontecimientos familiares.

Como no podía ser de otra manera en una relación tan familiar, Karla y Paul pasaron las navidades en casa de los padres de ella, con sus dos hermanas. Paul grababa a la familia y las decoraciones navideñas que había por toda la casa. Durante toda la velada Paul le ofrecía a Tammy bebídas cargadas del sedante que previamente habían preparado. Karla trabajaba en una clínica veterinaria por lo que tenía conocimientos sobre sedantes y como administrarlos.

Cuando todos se fueron a la cama Paul y Karla siguieron poniendo en práctica el plan anteriormente trazado. Paul grababa a Tammy mientras la violaba y Karla a su vez sujetaba un trapo con sedante sobre la boca y nariz de su hermana. De repente Tammy se levanto con ganas de vomitar pero Karla estaba muy bien instruida y sabía que hacer en cada momento, la sujetó por la garganta y la acabó estrangulando.

Karla no fue capaz de restablecer a su hermana, así que la vistieron y llamaron a una ambulancia con la excusa de que se había ahogado con su propio vómito.

Muerte
Paul necesitaba constantemente estimulantes sexuales y su mujer tenía miedo de no poder dárselos y que el la abandonara. Sabía lo que Paul quería, jovencitas vírgenes, por lo que optó por conseguirle una como regalo de bodas.

La siguiente víctima se llamaba Jane, también de 15, Karla la invitó a cenar en su casa y le preparó cóckteles hasta que Jane se durmió. Cuando Paul llegó se encontró con un bonito regalo encima de la cama. Karla había colocado a Jane en la cama y la había desnudado por completo. Volvieron a grabar toda la escena, por suerte esta vez la joven no se despertó y no tuvo que ver como la violaban analmente.

Paul tenía ya experiencia previa en violaciones y asesinatos. En 1991 una chica le sorprendió mientras intentaba robar matrículas para su negocio de contrabando. Paul la amenazó con un cuchillo y la metió en el coche, después la llevó a su casa, mientras Karla dormía. Grabó con la cámara el cuerpo desnudo de la joven, que tan solo tenía 14 años. Karla se despertó y se encontró con la escena, Paul le daba órdenes sobre como hacerle el amor a la joven y Karla obedecía. Cuando esto acabó Paul violó analmente a la chica, quien murió mientras la sodomizaban.
sangre

En 1992 secuestraron a una nueva chica, la joven se mostró siempre cooperante con la pareja, pensando que así la dejarían ir, pero cada vez que ella accedía a realizar actos humillantes, Paul se volvía peor y peor. Por supuesto e igual que a las otras chicas, a esta también la grabaron y asesinaron sin piedad.

Durante ese mismo año Paul no dejaba de abusar física y sexualmente de Karla, pero ella era incapaz de dejarlo. Cuando los padres de ella se enteraron de la situación de su hija la convencieron para que se fuese a casa de un amigo de su hermana, que era policía. En esos momentos la policía empezó a intensificar sus investigaciones sobre Paul por lo que interrogaron a Karla. Ella, creyendo que la policía ya lo sabía todo, confesó.

Finalmente arrestaron a Paul por el asesinato y violación de las dos jóvenes. En su casa se encontraron descripciones sobre los actos y videos donde se veía a Karla en un trío con otras dos mujeres. Después de mucho buscar también se encontraron los vídeos de las violaciones, que eran tan duros que durante el juicio solo se dejó que la sala lo escuchase, mientras que los abogados y el juez lo veían.

Armin Meiwes-El canibal de Rotemburgo

matrimonio

Armin Meiwes conocido como el "Caníbal de Rotemburgo". Armin Meiwes era un chico normal en la escuela, algo retraído y apartado de sus compañeros. En su familia vivió las sucesivas separaciones de su madre y al final de su pubertad vivía sólo con ella, sometido a una estricta disciplina. Estos antecedentes no son nuevos en la historia de los criminales más famosos del mundo.

En su juventud, el caníbal presenció escenas de matanza que
podrían haber influenciado su estado psicológico. Matanzas
de animales en las que él participaba para darse después el
gran banquete.

A la edad de 18 años, Armin se muda con su madre a
la enorme casa que la familia poseía a las afueras de
Rotemburgo. La casa tenía 44 habitaciones y los amigos de
Armin la llamaban la casa de los espíritus. Posteriormente
ingresó en el ejercito donde destacó por su disciplina.
Apoyaba a lo subalternos y se llevaba bien con ellos. Se
llevaba a su madre con las excursiones de su brigada y
pasaba la noche con ella en habitación separada. Tras su
servicio en el ejército, trabajó como técnico de
computadoras en un centro informático de Kassel. En su
trabajo también se le consideraba diligente y eficiente.
Entre sus aficiones estaban la lectura de libros de
caníbales, muertes y asesinos en serie. Además coleccionaba
partes del cuerpo de muñecas que coleccionaba en un cofre
para ocultarlas de su madre.

La madre falleció en 1999 en la casa de Rotemburgo.
Tras su muerte, Armin se quedó solo en el mundo y los únicos
lazos familiares y sentimentales que mantenía desaparecieron
de su vida. A partir de este punto, Meiwes inició su carrera
criminal por internet. Fotos de crímenes, accidentes,
cuerpos abiertos y otras muchas fantasías violentas componen
el archivo fotográfico de su computadora. Foros como
"Gourmet" o "Caníbal –Café" le proporcionan la plataforma
ideal para contar y compartir sus fantasías más profundas.
Comienza la nueva doble vida de Armin como el Dr. Jekill y
Mr. Hyde. El Mr. Hyde sigue siendo el buen trabajador, buen
vecino y ciudadano que busca la mujer de su vida pero el Dr.
Jekill aparece en escena por las noches con sus fantasías
caníbales.
canibal
Así comenzaron sus primeros contactos. Primero un
cocinero ofreció a dos de sus ayudantes para ser degustados.
Armin habría tenido la oportunidad de matarlo y devorarlo.
Sin embargo, ante las dudas de la víctima, lo dejó marchar.
El banquete sólo tenía sentido si la víctima también estaba
de acuerdo.

En el chat, conoció a Bernd Brandes, un ingeniero de
Berlín. Bernd se declaraba bisexual y su comportamiento
sexual no era lo que se puede llamar "normal". Violencia y
tortura formaban parte de su rituales sexuales del día a
día. Se citaron primero para un fin de semana donde pusieron
a prueba sus instintos caníbales. Tras la despedida en la
estación, Brandes lo pensó mejor y llamó a Meiwes para que
lo recogiese. Quería probar otra vez.

Tras varias horas de conversación, Brandes quiso que
el Caníbal le amputase el pene. "Córtalo de una vez", dijo
la víctima. Con gran cantidad de alcohol y medicamentos, ya
no sentía dolor. Por fin Bernd pudo cumplir su sueño,
comerse sus propios genitales. Meiwes cortó el pene en dos
trozos y los puso en la sartén aderezándolos con pimienta,
sal y ajo.

En cuanto a los motivos que llevaron a la víctima a
ofrecerse, Armin manifestó que no entendía el sentimiento de
felicidad que Bernd experimentaba. Meiwes asesinó
posteriormente a su víctima en la mesa de descuartizar y
grabó todo en cámara de vídeo. Descuartizó el cuerpo y
conservó la carne. Después de dos días, Armin vio cumplido
su deseo de comer carne humana. Según las declaraciones a la
policía, la carne humana tiene un sabor parecido a la carne
de cerdo.
asesinos
El "Caníbal" había cumplido su deseo, pero esto no
era suficiente. Los meses siguientes los pasó buscando
nuevas víctimas. Necesitaba carne joven y fresca. Esta
actitud fue la que condujo a la policía a desenmascararlo.
Un estudiante de Innsbruck denunció a Meiwes, que aseguraba
en los foros haber probado la carne humana. En el recuento
de respuestas, se registraron varios centenares de víctimas,
dispuestas a dejarse devorar por un canibal. La policía lo
arrestó un año después del asesinato.

El veredicto de los psicólogos y psiquiatras muestra
que Meiwes no estaba loco cuando cometió el crimen, pero
consideran que la víctima no podía pensar racionalmente.

La fiscalía quiere juzgarlo por asesinato con
motivos sexuales e imponerle cadena perpetua. El problema es
que la víctima dio su consentimiento al asesino y la defensa
usará este argumento para que se considere como homicidio a
petición, una especie de eutanasia ilegal, lo que llevará a
una sentencia de entre 6 meses y 5 años, anulando la
consideración de que fue un asesinato.

Según el profesor Arthur Kreuzer, del instituto de
criminología de la Universidad de Giessen, el caso podría
marcar un hito en la historia judicial. "Es un asesinato
convenido por víctima y asesino. No creo que pueda
considerarse como el peor caso de asesinato premeditado"
matizó el profesor. El abogado de Meiwes citó como una carta
favorable, que Armin dejó libres a cuatro personas que se
habían ofrecido voluntarias para el sacrificio, por las
dudas que mostraban. Su víctima dio el pleno consentimiento
antes de que Armin la matase.

El caso de Armin Meiwes conmovió a todo el mundo por
su crueldad. Sobre todo por la popularidad que le dieron los
medios de comunicación. Pero el fallo judicial se enfrenta a
problemas para condenar justamente al acusado.

Luis Alfredo Garavito Cubillos-La bestia


Asesinos Historicos...(parte 3)[Megapost]

Luis Alfredo Garavito Cubillos, LA BESTIA, el 30 de octubre de 1999, confesó haber matado a 142 niños de los cuales sólo se han encontrado los restos de 114. Los cadáveres mutilados de las víctimas se descubrieron en una zona de 60 poblaciones de unas 11 provincias colombianas. La mayoría de los cuerpos fueron decapitados, apuñalados, atados y violados brutalmente.

Luis Alfredo Garavito nació en Génova, Quindío, el 25 de
enero de 1957. Es el mayor de siete hermanos y durante su
infancia vivió la falta de afecto y el maltrato físico por
parte de su padre. Según su testimonio fue víctima de abuso
sexual. A sus 44 años, fue declarado por los investigadores
y jueces como un asesino en serie. Hace dos años cuando fue
capturado confesó ser el autor de la muerte de 140 niños en
distintas regiones del país, pero a la fecha la Fiscalía lo
investiga por el homicidio de 172 niños en su paso por 59
municipios del país.
Muerte
En repetidas ocasiones, Garavito Cubillos se hacía
pasar por vendedor ambulante, monje, indigente,
discapacitado y representante de fundaciones ficticias en
favor de niños y ancianos era conocido también como “Alfredo
Salazar”, “El Loco”, “Tribilín”, “Conflicto” y “El Cura”.

Las víctimas de Garavito eran niños entre los 6 y
los 16 años, de bajo estrato económico. Los abordaba en los
parques infantiles, canchas deportivas, terminales de buses,
plazas de mercado y barrios pobres. Según lo establecido les
ofrecía dinero y los invitaba a caminar hasta cuando los
menores se cansaban y eran atacados en sitios despoblados.

De acuerdo con la investigación, en esos lugares los
cuerpos sin vida de los menores fueron encontrados
degollados, mutilados y con señales de haber sido amarrados.
En las residencias de su compañera y de una amiga en Pereira
se encontraron objetos similares a los hallados en los
sitios de los crímenes y publicaciones periodísticas en las
cuales se reseñaba el estado de las investigaciones por
desapariciones y homicidios de niños en el país.
sangre
El 24 de junio de 1998 los cuerpos de tres niños de
9, 12 y 13 años fueron hallados sin vida en la finca La
Merced, en Génova (Quindío), con evidentes signos de tortura
y desmembración de algunas de sus extremidades. Los menores
fueron vistos por última vez cinco días antes en el parque
central del municipio en compañía de un adulto, quien al
parecer les ofreció dos mil pesos a cada uno para que le
ayudaran a buscar una res en fincas cercanas a Génova.

En un comienzo se orientó la investigación hacia la
prostitución infantil, el satanismo, el tráfico de órganos y
pedofilia. Con base en un cruce de información entre el CTI
de Tunja, Armenia y Pereira se logró establecer que los
casos de desaparición de menores en esas ciudades guardaban
similitud, ante lo que se conformó un álbum con 25
fotografías de posibles sospechosos.

Mediante el cruce de información entre los
diferentes equipos investigativos, se estableció que una de
las fotografías del álbum con el nombre de Bonifacio Morera
Lizcano correspondía a Luis Alfredo Garavito Cubillos,
persona sobre quien pesaba una orden de captura de la
Fiscalía 17 Especializada de Tunja por el homicidio de un
niño de 12 años de edad.

El 22 de abril de 1999, miembros del Cuerpo Técnico
de Investigación de la Fiscalía capturaron en Villavicencio
a Luis Alfredo Garavito Cubillos, en momentos que intentaba
agredir sexualmente a un menor. Su plena identificación se
logró mediante cotejo dactiloscópico.

Gracias a las pruebas recogidas por la Fiscalía y a
su propia confesión, Garavito Cubillos resultó ser el
responsable no sólo de la muerte del menor de Tunja sino
también del homicidio de los tres niños de Génova y de otros
172 crímenes cometidos contra menores en 11 departamentos
del país, entre 1992 y 1998.

De los 172 casos judicializados, 138 tienen fallo
condenatorio, 32 están en instrucción, uno en apelación y
uno está para sentencia. Las condenas suman 1.853 años y
nueve días.

Con este caso, la Fiscalía General de la Nación
sentó un precedente en el campo de la investigación criminal
con la individualización y condena a quien organismos
judiciales internacionales consideran el segundo homicida en
serie del mundo.

Albert de Salvo-El estrangulador de Boston


matrimonio

Albert de Salvo, más conocido como El estrangulador de Boston. Entre el 14 de junio de 1962 y el 4 de enero de 1964, se cometieron trece asesinatos por estrangulamiento en la ciudad de Boston. Las víctimas, todas mujeres, casi siempre mostraban haber sido violadas reiteradamente. Seis de entre ellas tenían entre 55 y 75 años. Las otras cinco tenían entre 19 y 23. Además, existen otras dos víctimas de 85 y 69 años de edad, pero no se ha podido demostrar que haya sido el mismo asesino.

La primera de una larga serie de víctimas sería Anna Slesers, de 55 años. Fue hallada por su hijo, estrangulada con el cordón de su bata. Su vagina mostraba evidencias de un ataque sexual con un objeto desconocido. Su apartamento mostraba indicios de haber sido saqueado... o más bien como si el agresor se hubiese esforzado en hacer que la escena pareciese de un robo...
Albert DeSalvo, conocido como el estrangulador de Boston, murió apuñalado por su compañero de celda en 1973.
A las dos semanas fue asesinada Nina Nichols, de 68 años. La mujer había sido estrangulada con sus medias y tenía síntomas de haber sido asaltada sexualmente. El lugar del crimen presentaba un aspecto similar al de la primera víctima: cada cajón estaba revuelto y todas las cosas esparcidas por el suelo a modo de robo, pero la Policía encontró varios dólares y algunos objetos de valor en el suelo, que el "ladrón" no se había molestado en llevar. Ese muy mismo día, a unas quince millas, Helen Blake, de 65 años, encontró una muerte similar. Su apartamento también había sido "saqueado".

La policía hizo sonar la alarma advirtiendo a todas
las mujeres en el área de Boston a cerrar con llave todas
sus puertas y ser extremadamente cautas con los extraños,
mientras se daba comienzo a una dura investigación.
canibal
Los detectives bostonianos comenzaron a interrogar a
todos los hombres con antecedentes en el ámbito sexual:
exhibicionistas, violadores, agresores, mirones...

Lo que buscaban era una persona con trastornos
mentales, posiblemente con un complejo de Edipo o que odiase
a su madre (o a su mujer), y que por sus agresiones a
hembras de edad considerada tratase de borrar la imagen de
esa madre temida.

Mientras la investigación se llevaba a cabo,
siguieron apareciendo más cadáveres, todos ellos
extrangulados y con salvajes muestras de violación. Pero no
todas las víctimas eran mujeres blancas de edad avanzada.
Las siguientes víctimas eran estudiantes de 20 y 30 años,
entre las cuales también se hallaba una chica de color. En
esta ocasión, el asesino dejó restos de semen en una
alfombra cerca del cuerpo, y una vecina afirmó haber visto
un hombre extraño en el edificio, que describió así: de unos
30 años, estatura media, pelo ondulado, chaqueta oscura y
pantalón verde oscuro de trabajo.

No mucho después, la policía encontró un nuevo
cadáver con 22 puñaladas, además del estrangulamiento
típico, pero no mostraba signos de violación. El cuchillo de
la agresión fue hallado en la cocina.
asesinos
Los meses pasaban y la policía de Boston comenzaba a
desesperarse. El asesino no dejaba pistas considerables para
poder atraparle, y las mujeres seguían abriendo las puertas
de sus casas a desconocidos a pesar de las advertencias de
los agentes.

El Fiscal General de Boston (USA), incluso acudió a
Peter Hurkos, un sensitivo con capacidades de videncia, en
1961, para pedir su colaboración en la búsqueda del
estrangulador de Boston. Para cuando Hurkos se unió a la
policía, "el estrangulador" ya se había cobrado 11 de sus 13
víctimas.

La policía entregó al "detective psíquico" las
medias y pañuelos –con doble nudo- que "El estrangulador"
utilizaba para asesinar a sus víctimas, con los que llegaba
a acostarse toda la noche para "impregnarse de su energía".
Además facilitaron a Hurkos más de 300 fotografias de las
víctimas y el lugar de los crímenes. En honor a la verdad
debemos reconocer que Hurkos consiguió sorprender a los
agentes, al facilitar datos concretos sobre algunos de los
crímenes, que no se habían filtrado a la prensa ni
–teóricamente- Hurkos podía conocer. De hecho Hurkos tocaba
las fotografías por el reverso, y era capaz de describir las
escenas que recogían sin verlas. Más aún, llegó a
identificar una foto que no tenía relación con el caso, y
que la policía había colocado entre las demás para sondear
la autenticidad o falsedad de sus poderes. Así que, tras
ganarse la confianza de los investigadores, no les faltó
tiempo para proceder a una detención cuando el vidente
apuntó a un fetichista, Thomas O´Brian, como el presunto
homicida múltiple... No deja de ser interesante, desde el
punto de vista criminológico, que la policía se decida a
ejecutar una detención basada en el testimonio de un
vidente... Esto es relativamente compresible si analizamos
en detalle el informe de Hurkos sobre O`Brian (en realidad
un nombre falso facilitado por la policía para proteger la
identidad del detenido).
Asesinos Historicos...(parte 3)[Megapost]
Es cierto que los datos aportados por Hurkos sobre
Thomas O´Brian resultaron absolutamente precisos.
Lamentablemente no se trataba del asesino. Al menos no para
la policía de Boston.

Un día, una mujer dio la alertó a la policía que
patrullaba por una de las calles bostonianas. Un hombre
acababa de entrar en su casa y al ver que su marido también
se encontraba allí, había huído corriendo. La descripción
coincidía con el hombre que buscaban, y al poco tiempo
Albert DeSalvo, El Estrangulador de Boston, fue detenido.

DeSalvo era un hombre de 29 años, casado, con dos
hijos y trabajaba como empleado en una fábrica de caucho.
Nació en Chelsea, Massachusetts, el 3 de septiembre de 1931.
Sus padres, Frank y Charlotte tenían cinco otros niños. Su
padre era un hombre gravemente abusivo que regularmente pegó
a su esposa y niños. Pronto Albert se convirtió en un
pequeño delincuente, y fu arrestado más de una vez.

Su madre volvió a casarse y prefirió dejar al joven
delincuente de lado para no tener problemas en su nueva
relación. Cuando estuvo en edad, Albert se alistó en el
ejército, y en Alemania conoció a su esposa, Irmgard Beck,
una mujer atractiva de una familia respetable.

Cuando tuvieron su primer hijo, la mujer tuvo tantos
problemas en el parto que le aterraban las relaciones
sexuales, cosa que enojaba a DeSalvo, cuyo apetito sexual
era anormalmente voraz y solicitaba sexo muchas veces al
día(algunos días incluso 5 o 6 veces).

Confesó que no recordaba haber cometido ningún
crimen, que sólo recordaba como iba a trabajar y volvía
rápidamente a casa para jugar con sus hijos antes de que
fueran a dormir. Además, se sentía muy disgustado por los
crímenes que le contaba la policía.

Un psiquiatra que colaboraba con la policía, James
A. Brussels, llegó a hablar de personalidad múltiple, para
luego determinar que era muy extraño que DeSalvo, si tenía
personalidad múltiple no las mostrase en el curso de los
exámenes psiquiátricos. Concluyó que en su caso, la causa de
perturbación que le llevaba a olvidar lo que había hecho
anteriormente era sin duda debido a una esquizofrenia. No un
desdoblamiento, pero sí una ruptura de la personalidad.
DeSalvo fue considerado demente, pero fue condenado a cadena
perpetua en 1966. En el psiquiátrico penitenciario murió
apuñalado por un compañero de celda en 1973.

Anatoli Onoprienko-La bestia de Zhitomir


Muerte

ANATOLI ONOPRIENKO, más conocida como "La Bestia de Zhitomir" dijo las siguientes palabras: "No hay mejor asesino en el mundo que yo.
No me arrepiento de nada, y, si pudiera,
sin duda volvería a hacerlo..."

El lunes 23 de noviembre de 1998, se iniciaba en la ciudad de Zhitomir (ex Unión Soviética), el juicio de un ucraniano acusado de haber asesinado a 52 personas, ante la celosa mirada de un público enloquecido que reclamaba la cabeza del acusado. Su calma contrastaba con la emoción de todos los presentes en la sala, en su mayoría jóvenes.
El diablo de Ucrania Anatoli Onoprienko será ejecutado por el asesinato de 52 personas.
Después de confesar en una declaración entregada a la prensa por su abogado antes de la apertura del juicio, que no se arrepentía de ninguno de los crímenes que había cometido, Anatoli Onoprienko respondía dócilmente a las preguntas del juez; reconoció haber asesinado a 42 adultos y 10 niños, entre 1989 y 1996.

La parte acusadora ha pedido la pena de muerte, cuyo
mantenimiento apoyan tres de cada cuatro ucranianos, según
las encuestas, pero el verdadero problema en este complicado
juicio, es impedir que el público linche al acusado.
Complicado por su envergadura y duración (más de 400
testigos y por lo menos tres meses de declaraciones por
delante), por sus gastos, pero también por la tensión que se
respira entre los familiares de las víctimas, obligados a
pasar cada día por un arco detector de metales, algo no tan
corriente en ese país, mientras el acusado, encerrado en una
jaula metálica, está prudentemente separado de la ira del
público...

Las autoridades le describen como el asesino más
terrible de la historia en Ucrania y de la antigua Unión
Soviética, mientras que las familias de las numerosas
víctimas lo califican de "animal", "ser monstruoso" y
"bestia demoníaca".
sangre
Los hechos se producían entre octubre de 1995 y
marzo de 1996. En aquellos seis meses, la región de Zhitomir
vivió aterrorizada por una serie de 43 asesinatos que
Onoprienko había ido sembrando. La Nochebuena de 1995 se
produjo el ataque a la aislada vivienda de la familia
Zaichenko. El padre, la madre y dos niños muertos y la casa
incendiada para no dejar huellas fue el precio de un absurdo
botín formado por un par de alianzas, un crucifijo de oro
con cadena y dos pares de pendientes. Seis días después, la
escena se repetía con otra familia de cuatro miembros.
Víctimas de Onoprienko aparecieron también durante aquellos
seis meses en las regiones de Odesa, Lvov y Dniepropetrovsk.

Estas matanzas incitaron a la segunda investigación
delictiva más grande y complicada en la historia ucraniana
(la primera había sido la de su compatriota Chikatilo). El
gobierno ucraniano envió una buena parte de la Guardia
Nacional con la misión de velar por la seguridad de los
ciudadanos y, como si el despliegue de una división militar
entera para combatir a un solo asesino no fuera bastante,
más de 2000 investigadores de las policías federal y local.
Los policías empezaron a buscar a un personaje itinerante y
elaboraron una lista en la que figuraba un hombre que
viajaba frecuentemente por el sudoeste de Ucrania para
visitar a su novia.

Con la policía tras su pista, Onoprienko puso tierra
de por medio en 1989 y abandonó el país ilegalmente para
recorrer Austria, Francia, Grecia y Alemania, en dónde
estaría seis meses arrestado por robo y luego sería
expulsado.

De regreso a Ucrania sumó a los nueve otros 43
asesinatos, y poco después, ante las pruebas encontradas por
los agentes en los apartamentos de su novia y su hermano
(una pistola robada y 122 objetos pertenecientes a las
víctimas), hallaron una razón para arrestarlo. Cuando la
policía le pidió los documentos en la puerta de su casa,
Onoprienko no les quiso facilitar la tarea, e hizo un
esfuerzo vano por conseguir un arma y defenderse. Cuando los
policías por fin lo detuvieron, Onoprienko se sentó
silenciosamente cruzando los brazos y les dijo sonriendo:
"Yo hablaré con un general, pero no con ustedes". Aun así,
no le quedó más remedio que confesar sus crímenes y dejar
que aquellos le arrestasen.

En su declaración al juez, aparecerían otros nueve
cadáveres cosechados a partir de 1989 en compañía de un
cómplice, Sergei Rogozin, (quien también comparecería en el
juicio).
matrimonio
Anatoli Onoprienko siguió los pasos del legendario
Andrei Chikatilo. Ambos mataron al mismo número de víctimas,
pero son muy diferentes. Chikatilo, ejecutado en 1994, era
un maniaco sexual. Sólo mataba mujeres y niños, cuyos
cuerpos violaba y mutilaba. A veces se comía las vísceras.
Nada de esto aparece en el expediente de Onoprienko, un
ladrón que mataba para robar, con inusitada brutalidad y
ligereza, pero sin las escenas del maniaco sexual.
Onoprienko supera a Chikatilo por el corto periodo en que
realizó su matanza: seis meses frente a doce años.

Cuando ejecutaba a sus víctimas, el asesino seguía
un mismo ritual: elegía casas aisladas, mataba a los hombres
con un arma de fuego y a las mujeres y a los niños con un
cuchillo, un hacha o un martillo. No perdonaba a nadie,
después de sus asesinatos cortaba los dedos de sus víctimas
para sacarles los anillos, o a veces quemaba las casas.
Incluso mató en su cuna a un bebé de tres meses,
asfixiándolo con una almohada.

Onoprienko, de 39 años, estatura media, aspecto de
deportista, racional, educado, elocuente, dotado de una
excelente memoria y desprovisto de piedad. Soltero, padre de
un niño, reconoció haber tenido una infancia muy difícil: su
madre había muerto cuando él tenía 4 años, y su padre y su
hermano mayor lo habían abandonado en un orfanato. De
adulto, para ganarse la vida, se había embarcado como marino
y había sido bombero en la ciudad de Dneprorudnoye (dónde su
ficha laboral le describe como un hombre "duro, pero
justo". Luego había emigrado al extranjero para trabajar de
obrero durante ese tiempo, pero confesó que su fuente
primaria de ingreso era criminal: los robos y asaltos.

El peritaje médico lo ha calificado como
perfectamente cuerdo que puede y debe asumir las
consecuencias de sus actos. El mismo se define como un
"ladrón" que mataba para robar: "Mataba para eliminar a
todos los testigos de mis robos"

Por este motivo puede ser condenado a la pena
capital por crímenes premeditados con circunstancias
agravantes. El presidente ucraniano, Leonid Kuchma, dijo que
dará explicaciones al Consejo de Europa para violar en este
caso la moratoria de ejecución de la pena de muerte que su
país mantiene desde marzo de 1997. Gracias al convenio con
el Consejo de Europa, 81 penas de muerte dictadas
últimamente en Ucrania no se han ejecutado. La declaración
del presidente Kuchma anuncia que se va a hacer una
excepción con Onoprienko.

En un momento determinado de la investigación, el
acusado afirmó que oía una serie de voces en su cabeza de
unos "dioses extraterrestres" que lo habían escogido por
considerarlo "de nivel superior" y le habían ordenado llevar
a cabo los crímenes. También aseguró que poseía poderes
hipnóticos y que podía comunicarse con los animales a través
de la telepatía, además de poder detener el corazón con la
mente a través de unos ejercicios de yoga.

¿Enfermo mental o maniaco homicida? lo primero
podría declararlo imputable, y lo segundo, condenarlo a la
pena capital... el juicio, actualmente en curso, parece
seriamente complicado.

Los psiquiatras, sin embargo, han diagnosticado que
el hombre está perfectamente "cuerdo" y la mayoría quiere
que pague por los homicidios. El mismo Onoprienko resumía
así la filosofía de su carnicería: "Era muy sencillo, los
veía de la misma forma en que una bestia contempla a los
corderos".


Pedro Alonso Lopez-El monstruo de Los Andes


canibal

El mayor asesino de la historia Pedro Alonso Lopez, más conocido como el Monstruo de los Andes, aunque fue condenado por el asesinato de 310 niñas, aún se desconoce el número exacto de víctimas del colombiano, que cumple condena en Ecuador. Pedro Alonso López nació en Tolmia, Colombia, en 1949, durante los períodos de "La Violencia”. Éste hombre estaba de hecho en el último lugar de la Tierra donde alguien habría querido nacer. El país fue gobernado por alborotadores y actos inconcebibles de violencia. Los problemas empezaron justo un año antes, en 1948, cuando se asesinó a un político popular Liberal, Jorge Eliecer Gaitan y una guerra civil estalló en el país. La guerra continuaría los próximos 10 años y apoderaría de 200,000 vidas antes de acabar.

El hijo de una prostituta, Pedro era el séptimo de 13 hermanos, nunca tuvo una infancia feliz. Su madre era una mujer dominadora quien controló a sus hijos con puño de hierro. Indiferente a sus obligaciones en el hogar, cualquier pretexto era bueno si le permitía estar en las calles.
Pedro Alonso López reconoció más de 300 asesinatos en tres paises: Ecuador, Peru y Colombia.
Violaciones de los derechos del humano por los guerrilleros, paramilitares y miembros de las fuerzas nacionales eran comunes, el incremento del crimen con respecto al resto de países era cincuenta veces más alto que lo habitual en el mundo. En 1957 a la edad de 8 años, la madre de Pedro le sorprendió manteniendo relaciones sexuales con su hermana más joven y su peor pesadilla llegó a ser una realidad; se desterró a las calles y juró no volver nunca al hogar de nuevo. Tan yermo como la situación, las cosas rápidamente empezaron a cambiar cuando un hombre más viejo lo recogió apartándole de las calles, le ofreció comida y un lugar donde poder vivir. Pedro no podía creer en su suerte y rápidamente aceptó la oferta con fe ciega. No obstante, era algo demasiado bueno para ser verdadero. En lugar de imaginarse un hogar afelpado con comida y ropa de cama, el hombre le llevó a un edificio abandonado, donde le sodomizó en numerosas ocasiones antes de echarlo fuera hacia las calles de nuevo.

Después de su acontecimiento desafortunado con el
hombre viejo, Pedro llegó a ser acosado por extraños. Durmió
en las aceras y edificios abandonados y sólo de noche, salía
de su escondite en búsqueda de comida en los cubos de la
basura y vertederos locales. Había transcurrido casi un año
cuando Pedro finalmente obtuvo el suficiente valor para
viajar por el país y eventualmente acabó en la ciudad de
Bogotá. Después de unos días de mendigar por comida y
recoger basura, un residente americano lo amparó. El
individuo sintió pena por la apariencia de desnutrición de
Pedro y por los ruegos por comida que hacía. El hombre,
proporcionó una comida espléndida y le preguntó si deseaba
venir a vivir con ellos. Indiferente de la buena suerte de
Pedro, como con todo en su vida, no se lo pensó dos veces.
En 1963 a la edad de 12 años, un maestro lo agredió
sexualmente durante un día de estudios. Todos los miedos
previos de Pedro retornaban y el odio creció dentro de él.
El paso siguiente fue robar dinero de la oficina de la
escuela y huyó de su hogar.
asesinos
Pedro volvió al único lugar seguro que conocía, su
primer hogar verdadero, las calles de Colombia. La guerra
civil ya era una cosa del pasado y la guerra fría se
instauró en el país. El gobierno se reorganizaba y fábricas
que se habían construido durante la represión, empezaban
despacio a volver a abrirse. No obstante, Pedro nunca había
conseguido experiencia en ningún trabajo y tuvo sólo una
educación mínima. Pasó los siguientes seis años en la
mendicidad y comete robos pequeños para sobrevivir. Por sus
propios medios Pedro empezó a robar coches. Tenía poco que
perder y un local compraba y pagaba por sus servicios. Era
un ladrón de vehículos muy hábil y fue admirado por los
aprendices más jóvenes del negocio.

A pesar de sus habilidades en 1969, Pedro, con 18
años de edad fue arrestado por autoridades por robo de
vehículos y sentenciado a siete años de prisión. Permaneció
en prisión y tan solo dos días después es violado por cuatro
presos más viejos. En el siguiente ataque, Pedro se juró a
sí mismo que nadie lo tocaría de nuevo. En venganza,
construyó un cuchillo con los utensilios de la prisión y dos
semanas más tarde cumple su venganza y asesina a cada uno de
los cuatro hombres que lo habían violado. Las autoridades
juzgaron el caso como defensa propia y no por el cargo de
asesinato, simplemente se le agregó un adicional dos años a
la condena inicial de Pedro por el robo del vehículo.

La prisión, combinó con sus penalidades previas, un
daño irreparable a la mente de Pedro y pareció haber sido
empujado a transformar su mente. Debido al abuso mental que
soportó en las manos de su madre durante sus años tempranos
había crecido temeroso de las mujeres. La comunicación
social con ellas era impracticable, y satisfacía sus deseos
con libros pornográficos y revistas. En la mente de Pedro su
madre tenía la culpa de todo el sufrimiento de su vida y
dolor de su corazón.

A su salida de prisión en 1978, Pedro viajó
extensamente por todas partes del Perú. Durante este tiempo,
que él más tarde reconoció, había empezado a atacar
violentamente y asesinar por lo menos 100 muchachas jóvenes
de tribus locales por toda la región. La verdad es que es
imposible verificar estas denuncias, pero lo que sí se sabe
es que fue capturado por un grupo de Ayacuchos, en el norte
del Perú, mientras intentaba secuestrar a una muchacha de
tan solo 9 años de edad.

Los indios le despojaron de sus ropas, pertenencias
y lo torturaron durante varias horas antes de decidir
enterrarlo vivo. No obstante, tuvo la suerte de su lado,
porque un misionero americano intervino y convenció a sus
captores que el asesinato era impío y que deben entregar a
Pedro a las autoridades. Ellos consideraron esta posibilidad
y entregaron a su prisionero a las autoridades peruanas. Las
autoridades judiciales y policiales no quieren perder el
tiempo en investigar la denuncia de las pequeñas tribus y el
Gobierno peruano deporta a Pedro a Ecuador. En su retorno a
Ecuador, Pedro empezó a viajar alrededor de la región,
incluso frecuentemente se detiene en Colombia. Las
autoridades pronto empezaron a relacionar un acrecentamiento
en casos de personas desaparecidas, mas concretamente a
muchachas jóvenes, sin embargo, rápidamente concluyeron que
se estaba produciendo debido al crecimiento de la demanda de
esclavos sexuales y trata de blancas.
Asesinos Historicos...(parte 3)[Megapost]
En abril de 1980, una riada inunda Ambato cerca de
Ecuador y esto causó que las autoridades tomaran de nuevo al
archivo de casos de las personas desaparecidas cuando las
aguas rabiosas desenterraron los restos de cuatro niñas.
Mientras era difícil por los especialistas determinar las
causas de las muertes, concluyeron que las muchachas que
habían encontrado, obviamente alguien se había tomado las
molestias de esconder sus cuerpos a ojos entrometidos.

Días después de la riada, una mujer de la localidad,
Carvina Poveda, se dirigía a realiza sus compras a un
supermercado local con su hija Marie, de 12 años de edad,
cuando un hombre desconocido intentó raptar a la muchacha.
Carvina pidió ayuda para detener al hombre que trataba huir
del supermercado con su hija en brazos. Comerciantes locales
acudieron rápidamente a prestar su ayuda, capturaron al
hombre antes de que pudiera escapar y lo retuvieron hasta la
llegada las autoridades. Pedro se encontraba muy tranquilo
cuando la policía llegó a la escena. Cuando regresaron a la
comisaría principal con su sospechoso, su primera conclusión
fue que tenían a un loco en custodia.

Una vez en la oficina principal de la comisaría,
Pedro se negó a cooperar con las autoridades y permaneció en
silencio en todas las preguntas del interrogatorio. Los
investigadores pronto se dieron cuenta de que tendrían que
emplear una estrategia diferente para hacer hablar a su
sospechoso. Uno de los funcionarios pronto sugirió que
llamaran a un sacerdote, el Padre Córdoba Gudino, que
conoció en prisión y mantuvo conversaciones en una celda con
Pedro. El diseño de la estrategia de la policía era que el
Padre Gudino se ganara la confianza del sospechoso y
reconociera sus crímenes.

Al momento, Pedro empezó a hablar, y al día
siguiente, ya había revelado actos tan repulsivos de
violencia al Padre Gudino, que este no pudo oír ninguno más
y pidió que le sacaran de la celda. Las siguientes y breves
entrevistas con el Padre Gudino, proporcionaron a los
investigadores pruebas contra Pedro acerca de las
recientemente evidencias de asesinatos y maltratos. Pedro
confesó a los investigadores que había asesinado por lo
menos a 110 muchachas en Ecuador, 100 en Colombia, y "muchas
más de 100" en Perú.

"A mí me caen bien a las muchachas en Ecuador,"
dijo, "son más dóciles y más confiadas e inocentes, no son
como las muchachas colombianas que sospechan de extraños."

En el curso de sus confesiones, Pedro justificó sus
crímenes a su dura vida y a una adolescencia difícil y
solitaria.

"Perdí mi inocencia a la edad de ocho años" explicó,
"así que decidí hacer lo mismo a tantas muchachas jóvenes
como pudiera."
Muerte
Cuando se le preguntó cómo seleccionaba y convencía
a sus víctimas para después cometer sus crímenes, Pedro
explicó que a menudo buscaba sus blancos con "una mirada
segura de inocencia." Siempre buscaba sus víctimas a la luz
del día, porque no quería que la oscuridad escondiera sus
verdaderas intenciones de matarlas.

Cuando se le preguntó que hacia con estas víctimas,
Pedro explicó que primero violaba a su víctima, y entonces
la estrangulaba mientras miraba fijamente sus ojos. Quería
tocar el placer más profundo y de la excitación sexual más
profunda antes que su vida se marchitara. Siguió declarando
que el horror continuaría aun después de su muerte. Policía
estaba inicialmente escéptica ante las espantosas
confesiones, casi increíbles de Pedro, los enlaces con Perú
y Colombia eran incapaces de demostrar lo contrario. Como
Pedro se dio cuenta de que investigadores dudaron de las
pruebas de sus demandas, ofreció llevarlos a varios lugares
donde él mismo había enterrado a los cadáveres por todas
partes del país. Los investigadores estuvieron de acuerdo y
dispuso el diseño de un plan de acción.

Los siguientes días después de su confesión inicial,
se requiere a Pedro desde la comisaría principal para que
pueda dirigir una caravana policíaca a sus sitios de
enterramiento. Las dudas de los investigadores pronto
empezaron a desaparecer cuando Pedro los llevó a un apartado
área en la vecindad de Ambato, donde descubrieron los
cadáveres de 53 muchachas, de edades comprendidas entre ocho
y doce años. Durante todo el día Pedro los llevó a 28 nuevos
sitios, y en cualquier lugar que realizaban excavaciones no
se descubrieron otros cuerpos. Algunos de los investigadores
opinaron que animales probablemente esparcieron los restos y
las riadas habían “lavado” el terreno.

De regreso a la comisaría, se anotaron más de 57
cuerpos asesinados, de cualquier modo que Pedro repitió la
cantidad de 110 como resultado de sus crímenes tal y como se
registraron en sus confesiones. El director de asuntos de la
prisión, Vencedor Lascano, más tarde explicó: "Si alguien
confiesa autor de cientos de asesinatos y se encuentran más
de 57 cadáveres, debemos creer lo que dice." Lascano también
les dijo ese periodista, "pienso que su estimación de 300 es
muy baja."

De cualquier modo, nunca se supo nada más de las
declaraciones e investigaciones acerca de estos asesinatos.
Lo que sí es conocido es que en 1980, se declaró culpable
Pedro Alonso López del delito de múltiple asesinato y fue
sentenciado a pasar el resto de su vida en prisión.

"Está parte del perfil," dijo una vez Robert
Ressler, investigador criminalista del FBI. "De los asesinos
múltiples muy a menudo se deben a obsesiones de algún género
relacionadas con sus madres. Una relación de odio, en idioma
popular. Estas madres, habitualmente no serán candidatas a
madre del año. El hilo común parece ser el elemento sexual,
madres que tienen muchos compañeros del sexo y el hijo es
sabedor de esto. Por supuesto, los niños de prostitutas son
los más probables prototipos si se les expone a este tipo de
conducta, agresiva y desentendida por parte de la madre."


Francisco Garcia Escalero-El mendigo asesino


sangre

Francisco García Escalero "El Escalero" o "El mendigo asesino" es otro de los asesinos en serie españoles de los últimos tiempos. Mendigo de profesión, sin domicilio fijo. Confesó ser el autor de un total de 15 crímenes cometidos en los últimos años. Sus víctimas eran mendigos de ambos sexos, preferentemente varones. Enfermo mental se dedicaba a pedir limosna en la puerta de las Iglesias. Había sido detenido varias veces por violador de tumbas, necrófilo...

Escalero nació en Madrid, el 24 de mayo de 1954. Creció junto a su hermano mayor entre las chabolas de un barrio madrileño cercano al cementerio de la Almudena. Fue un niño raro, de carácter extraño, melancólico, enfermizo, solitario, al que gustaba pasearse por las noches entre las tumbas del cementerio.En su infancia sufrió impulsos suicidas tales como tratar de cruzar la carretera cuando pasaba un coche, lo que irritaba a su padre, y por ello, sufrió brutales palizas.
Foto de "El Escalero" FRANCISCO GARCÍA ESCALERO. Asesino múltiple, necrófilo.
En 1973 ingresa en un reformatorio tras haber robado una motocicleta, y justo al salir de allí, a los 21 años comete su primer delito de importancia: junto a unos amigos atraca a una pareja en las inmediaciones del cementerio de la Almudena. Violan a la joven en presencia de su novio, por lo que fue condenado a 12 años de cárcel. En la prisión se cubre el cuerpo con tatuajes, algunos con frases tan significativas como: “Naciste para sufrir”. Al salir de prisión, con treinta años, sin amigos ni formación alguna, le resulta imposible encontrar un empleo y comienza a vagabundear y a practicar la mendicidad en los alrededores de la parroquia de Nuestra Señora de Fátima.Le gustaba beber en enormes cantidades mezclando pastillas con alcohol, por lo que a veces mostraba un comportamiento agresivo y muy violento.

También sufre alucinaciones auditivas, una serie de voces que le piden que cometa nuevos crímenes y que profane cementerios. “Las voces se ríen de mí. Me dicen que quieren sangre. Entonces le saqué el corazón. Y mordí un trozo...” “Iba por la calle como si no existiese, no chocaba con la gente, era como si no tuviera cuerpo. Me miraba a los espejos como si no fuera yo, no me reconocía. Llegué a pensar que podría ser un espíritu, otra persona que se había metido en mi. Oía voces interiores, me llamaban, que hiciera cosas, cosas raras, que tenía que matar, que tenía que ir a los cementerios”.
matrimonio
Atormentado por las voces, Escalero inicia su desenfrenada carrera asesina. No fue muy lejos en busca de sus víctimas, sino que las eligió entre mendigos y prostitutas. Su primera víctima es Paula Martínez, una prostituta toxicómana con la que contacta en la calle Capitán Haya, de Madrid. En agosto de 1987, Paula aparece en las afueras de Madrid decapitada y calcinada. “No sé si estaba en un sueño o algo que me pasó por la cabeza. No recuerdo mucho”.

La cogí en la Castellana y luego la maté y le corté la cabeza”. Nueve meses después, en marzo del 88, Francisco asesina a un mendigo llamado Juan, le apuñala por la espalda y le aplasta la cabeza con una piedra. Apenas unos meses después otro sin techo que compartió muchas jornadas con él en los comedores de la beneficencia, aparece quemado y muerto junto a la tapia del cementerio de Aluche. Así continúan nuevos asesinatos. Sus víctimas son cada vez más numerosas, y sus crímenes más brutales sin dudar en cometer las más diversas atrocidades: cose los cuerpos a cuchilladas por la espalda, les machaca el cráneo con piedras o los decapita sin más, a algunos incluso les saca las vísceras o el corazón con una navaja (a veces incluso probando un bocado de estas partes mutiladas). Luego, para borrar el rastro, quemaba lo que queda de los cadáveres, les cortaba las yemas de los dedos.

Los asesinatos los alternaba con macabras orgías de necrofilia y profanando las tumbas de los cementerios. De vez en cuando saltaba las tapias del cementerio de la Almudena y bajo el efecto de la mezcla de alcohol y drogas, rompía algún nicho, sacaba los cuerpos de la fosa y abusaba de ellos sexualmente. Así, se creyó, y posiblemente aún se siga creyendo, que profanaciones tan conocidas en dicho cementerio, como la del 10 de abril de 1986 o la del 13 de noviembre de 1986, eran obra de una secta satánica o algún adorador del Diablo, cuando se trataba de la obra de un asesino en serie psicótico...

En marzo de 1989, un mendigo llamado Ángel, aparece semidecapitado y con las yemas de los dedos amputadas. Dos meses después, en mayo, un indigente de 65 años llamado Julio, aparece con el cuerpo cosido a puñaladas, el pene amputado y su cuerpo carbonizado. La policía de homicidios de Madrid, cree que entre estasmuertes no existe conexión alguna...
canibal
Escalero, no ceja en su impulso asesino, sus siguientes cinco víctimas aparecen también mutiladas, quemadas y decapitadas. La investigación criminal no encuentra solución a este macabro rompecabezas. Hasta que pasados siete años desde el primer crimen, la policía se pone en la pista cuando Francisco y su amigo y compañero de correrías Víctor Luis Criado se fugan juntos del hospital psiquiátrico Alonso Vega de Madrid. Juntos se dedican a beber. Cuarenta y ocho horas más tarde, Víctor aparece muerto con el cráneo hundido y quemado entre papeles y mantas en la tapia de la iglesia de los Sagrados Corazones.

Después de cinco años cometiendo asesinatos, un día esas voces le inciden a suicidarse, y Escalero se arroja delante de un coche, pero sólo se fractura una pierna. Una vez en el hospital, confiesa sus crímenes a las enfermeras y les suplica que le detengan porque no quería seguir matando. Escalero es detenido y confiesa: “Compré bastante vino, y él también bebió. Recuerdo que le di con una piedra en la cabeza y... luego lo quemé...” En Abril de 1994, en Madrid, saltó a los medios de comunicación la noticia de que un mendigo de 39 años, Francisco García Escaleno, mató a sangre fría a 11 personas. Fue la primera confesión, a partir de ella Francisco García Escalero relató a la policía uno por uno, catorce asesinatos. No ahorró detalles, incluyendo la satisfacción que experimentaba cuando mantenía relaciones sexuales con los cuerpos sin vida de las víctimas, o lo que les costaba matarlos. “Lo maté. Estuvimos bebiendo en el parque al lado del cementerio y tomando pastillas. Me las pedía el cuerpo para poder hablar mejor. Luego le dije dónde íbamos a dormir y en el cementerio sentí las fuerzas, me daba impulsos, cogí una piedra y le di en la cabeza y luego le quemé con periódicos y luego me fui a dormir al coche y al día siguiente al día siguiente al hospital. Ahora me siento con la mente en blanco, como si estuviera muerto”. Fue juzgado en febrero de 1995. El informe de todos los forenses coincidió en que su peligrosidad continuaba, pero no era responsable de sus actos, el mendigo asesino fue absuelto por enajenación mental, producto de su alcoholismo crónico y su esquizofrenia. En la actualidad, sigue recluido en el psiquiátrico penitenciario de Foncalent en Alicante, y según el personal del centro, no ha vuelto a mostrarse agresivo.

Manuel Blanco Romasanta-El hombre lobo español


asesinos

El Hombre Lobo de Allariz, cuyo nombre real era Manuel Blanco Romasanta. Además de perseguir herejes y brujas, el Tribunal de la Santa Inquisición se dedicó arduamente a darle persecución a vampiros y hombres lobo, ya que los consideraban descendencia directa del mismo Satán cuando éste copulaba con sus adeptas en las supuestas misas negras y aquelarres.

Es el primer psicópata criminal del que existen pruebas documentales en España. Era un ser inteligente, culto, podía tener la formación de un clérigo de aldea en la Galicia del siglo XIX, pues leía mucho y era un seductor que enamoraba a las mujeres con poemas.
Foto de archivo de cine, el hombre lobo.
El año de 1839 es clave en la vida de Romasanta ya que según sus declaraciones es cuando aparece la maldición, la fada que le transforma en hombre lobo. Galicia, Portugal y Castilla son sus principales destinos. En 1843 se ve involucrado en un extraño suceso. La muerte del alguacil de León, Vicente Fernández. El agente sale al paso de Manuel Blanco para embargarle la tienda por una deuda de 600 reales. Nadie ve al alguacil pero el 25 de agosto aparece el cadáver de Fernández. El 10 de octubre de 1844, el Juzgado de Primera Instancia de Ponferrada condena a Manuel a 10 años de presidio. Éste, en paradero desconocido, es declarado en rebeldía. Comienza aquí la negra historia de Romasanta que, oliendo el peligro, regresa a Orense. A principios de 1844 se instala en Rebordechao, tierras de Vilarde Barrio. Aquí se hace querer y pronto goza de la estima del pueblo. No se pierde una misa e incita a todos a rezar; es el perfecto devoto. Continúa con su oficio de buhonero pero acaba siempre regresando a Rebordechao. Es un hombre tímido y reservado. Nadie podía sospechar que tras ese aspecto inocente se escondiera una bestia. Durante su estancia en Rebordechao, Blanco sería responsable de al menos nueve homicidios: siete mujeres y dos varones.

Retrato de un hombre lobo en lienzo. Aprovechando que viajaba con frecuencia, Manuel se ofrecía como guía de aquellos que quisieran emigrar a la ciudad. Algunos le siguieron y ninguno volvió a ser visto vivo. Manuel regresaba de sus viajes con cartas y buenas nuevas, el hecho de que sólo llegaran noticias por su mano, alertaron a vecinos y familiares.
Desde la desaparición de Josefa, los rumores se disparan. De todos era conocido que en Portugal Manuel vendía grasa, una especie de medicina popular, cotizada a peso de oro. Se dedicaba con total tranquilidad a despellejar y vaciar a sus víctimas para vender su manteca y sus pertenencias, sólo por dinero. Y después dedicaba los restos al gaznate de los lobos del lugar, era porque formaba parte del personaje que fingía ser en aquella sociedad supersticiosa e ignorante de entonces.

Y cada vez son más aquellos que apodan a Manuel “sacamantecas”, convencidos de que había asesinado a sus conocidos y vendido la grasa. A mediados de 1852 se encuentra en Nombela, provincia de Toledo, dedicándose a la siega. Y es en estas tierras donde finaliza la fada que le convierte en hombrelobo. Según Manuel, la maldición concluye el 29 de junio de 1852, día de San Pedro. Romasanta vuelve a ser un hombre normal.

En agosto de 1852 comienzan las investigaciones. Ya en Galicia, Blanco se desmorona y confiesa; una confesión que rebasó fronteras, fue recogida en los periódicos de la época y originó apasionados debates jurídicos en salas abarrotadas. Y es que no todos los días se detenía a un hombre lobo. El caso levantó tanta expectación que incluso la Reina de España, Isabel II, tuvo que intervenir en el devenir de los acontecimientos.
Asesinos Historicos...(parte 3)[Megapost]
Los detalles del proceso están recogidos en La Causa 1788, del Hombre Lobo. Las más de dos mil páginas, divididas en cuatro piezas, dos rollos y un extracto descansan en el Archivo Histórico del Reino de Galicia, en La Coruña.

Según declaraciones de Blanco, las transformaciones ocurrían esporádicamente sin que él pudiera evitarlo. Manuel se revolcaba en el suelo y cambiaba de aspecto convirtiéndose, en hombre lobo. Daba muerte a su víctima con manos y dientes y después se la comía. Siempre eran presas fáciles: mujeres y niños.

Pero, ¿qué fue de Manuel Blanco tras el juicio? No hay respuesta. El hombre lobo de Allariz desaparece en 1854 tras la última sentencia. No hay constancia de su muerte, enterramiento o posible liberación. La imaginación popular echó alas y la leyenda del hombre lobo ya no paró de crecer. Existen tres versiones:

-Primera. (La oficial). Manuel falleció de muerte natural al poco tiempo de ingresar en prisión.

-Segunda. Blanco murió a manos de algún carabinero ansioso de comprobar cómo se transformaba en lobo. Para sorpresa de todos, no resultó inmune a los disparos.

-Tercera. La que se cuenta al calor de la lumbre a medianoche. Manuel escapó de la cárcel y, hoy en día, el hombre lobo de Allariz vaga por los bosques buscando nuevas presas.


Edward Gein


Muerte

Películas como Psicosis, o la matanza de texas, no hubieran existido de no ser por este psicópata. Plainfield, 1906, nace Edward Gein. A lo largo de su infancia, fue víctima de su perturbada madre. Mujer obsesionada por la religión, aborrece la sociedad y todo lo que la envuelve, para ella una sociedad llena de mentira y pecado.

Ella sentía asco por su marido, ya que representaba todo aquello que ella aborrecía. Un hombre detestable , aficionado a la bebida y a pegar a sus dos hijos. Ed vivió su infancia en un ambiente represivo y prácticamente carecía de contacto con los chicos de su edad.
Pronto se convertiría en un hombre excéntrico, solitario y tímido. A los 39 años, sufrió la pérdida de su madre y unos años antes la de su padre y su hermano mayor.

La casa de los horrores.El 8 de Diciembre de 1954 un granjero entra en la taberna de Hogan cuando descubre un enorme reguero de sangre que atravesaba el suelo del local. La propietaria Mary Hogan, había desaparecido. Las investigaciones del sheriff no obtuvieron su fruto y el caso inevitablemente quedó archivado.
Tres años más tarde, otro espantoso crimen tuvo lugar, en el pueblo, Ed Gein asesinaba a la dueña de la ferretería, Bernice Worden, también se hallaron manchas de sangre, y el cadáver había desaparecido. Pero esta vez, se encontró una pista esclarecedora, la última venta fue anotada por Bernice en el libro de contabilidad a nombre de Edward Gein.

Ed, pronto fue arrestado. Pero Cuando la policía fue hacia su casa para realizar el registro, no eran conscientes de lo que la casa de los horrores les iba a reservar.

Cuando el sheriff atravesó la puerta, se topó de pronto con algo al mirar hacia arriba pudo ver un cuerpo decapitado de mujer con un profundo agujero en el estómago. El cuerpo colgado del techo boca abajo y enganchado con un garfio por el tobillo y con un alambre sujetado el otro pie a una polea. El cuerpo estaba abierto en canal desde el pecho hasta la base del abdomen, y las vísceras le fueron extraidas. La casa estaba llena de basura y desperdicios por todas partes, latas, revistas pornográficas, de anatomía humana, de terror, había escrementos por los suelos, muebles tirados, el nausebundo olor inundaba las habitaciones, se hacía casi imposible respirar.
sangre
Pero esto era solo el principio, pronto los policías pudieron ser testigos de todo el espantoso horror que se escondía en esa casa....

En la cocina, centro de los macabros acontecimientos, habían varios cráneos esparcidos por el suelo, algunos servían de cuencos y otros yacían intactos. Varias cajas contenían restos de cadáveres imposibles de ser identificados.

Ed, aprovechó sus habilidades, para hacer utensilios de cocina con huesos, forró los muebles de su casa con piel humana, incluso fue capaz de confeccionar un cinturón de pezones. Las paredes de su habitación mostraban una colección de máscaras hechas con tiras de piel y pelo procedentes de auténticos rostros humanos.

La única habitación que parecía normal, se la encontraron sellada con tablones en la puerta, estaba perfectamente ordenada. Era la habitación de su madre, que desde que muriera en 1945, había permanecido cerrada.

Ed Gein, en su interrogatorio dijo que su madre, una vez ya muerta, continuaba visitándolo y arropándolo antes de dormirse, durante unos años. A partir de ahí, Ed, desarrolló un gran interés por la anatomía humana. Le fascinó enterarse de la realización de la primera operación de cambio de sexo de la historia, incluso tenía en mente realizársela.

Gein declaró, que tan solo recordaba muy confusamente, haber matado a Bernice Worden, y que los otros restos encontrados en la casa, pertenecían a nueve cadáveres sacados de sus tumbas, si, él sentía una profunda necesidad de profanar tumbas. En ocasiones, incluso conociendo a las víctimas, si se enteraba de una muerte, este acudía al cementerio y sacaba el cadáver, luego volvía a rellenar el hueco, y se los llevaba a la casa de los horrores.
matrimonio
Sus rasgos de personalidad venían marcados por el fetichismo, voyerismo, travestismo y se presume que probablemente necrofília.

Esas perversiones provenían de una profunda psicosis que tenía su origen en la relación traumática madre e hijo. Los psiquiatras que acometieron su caso, barajaban la posibilidad de que Ed tuviera "Complejo de Edipo", es decir, de muy

17 comentarios - Asesinos Historicos...(parte 3)[Megapost]

aguh2
kirkoman14 dijo:Edward Gein,le falto,no se xq???

En la previsualizacion estaba todo perfecto...


se ve que es muy largo
Salu2 y buen post, lo lei todito todito
Ahora veo las otras aprtes
unionporsiempre
medio morbo...esta bien pero faltan los locales...robledo puch y el orejudo!
carlos57
Realmente , no se que aporta este tipo de post.
jpalacios180180
post suoer tragico, triste, horrible! pobre de sus almas!
Misterio699 +1
canibal

asesinos

Espero que a estos dos se los esten cojiendo en el fondo del infierno por hijos de puta, no tiene perdon robarle la inocencia a un niño.
loranamx
Interesante en realidad, buena investigación, creo que fuiste preciso y objetivo con la información manejada.
erich17
cuando sea grande kiero ser como Edward Gein mi idolo!!!
carneron
ERICH17 NO PODES DECIR SEMEJANTE PELOTUDES!!!TE RE-FALLA!!! HACETE VER,
TENES UN GRAVE PROBLEMA MENTAL!!! TODOS ESOS HIJOS DE MIL PUTA NO MERECEN PERDÓN ALGUNO!!!
frankop
da miedo tu post flaco
DracoWinchester
ANATOLI ONOPRIENKO fue el ultimo gran asesino serial conocido, mataba por el gusto de matar, solo mataba, el resto era solo un monton de depravados sexuales.
BrianPresti
erich17 dijo:cuando sea grande kiero ser como Edward Gein mi idolo!!!


vos sos un terrible hijo de puta... como podes decir eso??

_____________________________________________________________

en cuanto al post te agrego a otro hijo de puta

Gordon Stewart Northcott
QueAcelgaChe
los mejores sin duda son Mickey y Mallory Knox

d la peli \"Asesinos por naturaleza\"
nelasalva
esta noche no duermo. muy buen post