Redes inalámbricas
Configuraciones, conexiones e Internet

Introducción


Redes Inalambricas
Hoy en día casi es extraño no encontrarnos de manera habitual con redes inalámbricas en casa, en la oficina y en muchos otros lugares como aeropuertos, hoteles,... se nota que está en pleno auge. El poder conectar sin cables con una velocidad más que aceptable, son siempre ventajas que han sido muy bien aceptadas de forma popular y no solo por el gran ahorro en cotes que supone una infraestructura cableada para la transimisión de datos, sino por la comodidad de poder realizar conexiones entre equipos y/o a Internet desde cualquier lugar, incluso fuera de esas infraestructuras, con una cobertura más que razonable.
Lo primero que debemos saber es que el término usado de forma general para referirnos a las redes inalámbricas es Wi-Fi, es decir, un acrónimo que significa (en inglés) "Wireless Fidelity" cuya traducción textual podría ser "Fidelidad sin cables", un término que sin duda nos quiere transmitir confianza y seguridad, aunque lo correcto sería referirnos a las redes inalámbricas como redes WLAN (Wireless Local Area Network o Red de área local inalámbrica).

Normativas y velocidad
Para lograr las conexiones entre equipos, este tipo de tecnología de comunicación sin cables usa ondas de radiofrecuencia que fluye en la banda de los 2,4GHz, aunque precisamente se abren nuevas conexiones en otro tipo de bandas para evitar las interferencias en la medida de lo posible.
Hoy existen diversas normativas IEEE 802.X que soportan las conexiones WiFi y nos permiten disponer de distintas velocidades de conexión. Podemos aprender las distintas normativas existentes echando un vistazo a páginas como esta (inglés), aunque en resumen las que se usan actualmente son las que explicamos a continuación:

* 802.11 - Estándar para redes inalámbricas con línea visual.
* 802.11b - Extensión de 802.11 para proporcionar 11 Mbps usando DSSS. También conocido comúnmente como Wi-Fi (Wireless Fidelity): Término registrado promulgado por la WECA para certificar productos IEEE 802.11b capaces de ínteroperar con los de otros fabricantes. Es el estándar más utilizado en las comunidades inalámbricas.
* 802.11a - Estándar superior al 802.11b, pues permite velocidades teóricas máximas de hasta 54 Mbps, apoyándose en la banda de los 5GHz. A su vez, elimina el problema de las interferencias múltiples que existen en la banda de los 2,4 GHz (hornos microondas, teléfonos digitales DECT, BlueTooth).
* 802.11e - Estándar encargado de diferenciar entre video-voz-datos. Su único inconveniente es el encarecimiento de los equipos.
* 802.11g - Utiliza la banda de 2,4 GHz, pero permite transmitir sobre ella a velocidades teóricas de 54 Mbps. Se consigue cambiando el modo de modulación de la señal, pasando de 'Complementary Code Keying' a 'Orthogonal Frequency Division Multiplexing'. Así, en vez de tener que adquirir tarjetas inalámbricas nuevas, bastaría con cambiar su firmware interno. (Resumen de normativas extraido de Glosario Terra)
* WIMAX (Standard IEEE 802.16d, Worldwide Interoperability for Microwave Access, intercomunicacion Mundial para Acceso por Microondas) . Tecnología inalámbrica compatible con Wi-Fi que no abarca tan solo unos pocos metros de radio de acción sino que se trata de una nueva tecnología de interconexión que podrá tener un radio de alcance de 50 Kilómetros o superior, permitiendo comunicaciones de banda ancha del tipo ADSL. Se espera que comience a usarse en dispositivos portátiles para el año 2007. Más información en Wikipedia.

Tipos de conexión inalámbrica
Existen básicamente 2 posibles combinaciones de conexiones inalámbricas.
La primera de ellas se denomina red de tipo infraestructura o BSS . Consiste en la comunicación en red de equipos y recursos basándonos en lo que se conoce como punto de acceso, es decir, un dispositivo inalámbrico que permite la interconexión de múltiples equipos a través de él. Puede tener un gran alcance.
En segundo lugar tenemos las conexiones inalámbricas más sencillas, dado que no precisan de ningún dispositivo intermedio para comunicarse. Se trata de las redes "equipo a equipo" o también denominadas redes Ad-Hoc o IBSS que se usan más comunmente para compartir recursos en espacios reducidos entre equipos de una misma red local. No disponen de puntos de acceso.
También podemos oir hablar de las redes ESS, que no son más que varias redes BSS, es decir, varias redes de infraestructura que pueden enlazarse mediante uno o varios puntos de acceso.

La seguridad en las conexiones inalámbricas
Nos vamos a referir también básicamente a la seguridad que debemos tener en este tipo de de redes. Podríamos decir que es una de sus desventajas ya que cualquier persona con un detector de redes inalámbricas o un dispositivo portátil que disponga de esa característica podría "captarnos" y acceder a nuestra propia red.
Afortunadamente siempre que se inventa una nueva forma de comunicación, se inventa también con ella la manera de que nadie pueda acceder sin nuestro permiso, aunque a veces olvidamos o no hacemos caso a la seguridad básica necesaria para protegernos.
El sistema de seguridad más conocido es el WEP (Wired Equivalent Privacy). Se trata del primer estándar en relación con redes inalámbricas y nos permite mantener conexiones seguras y cifradas con claves de 64 y 128 bits. Para las claves o contraseñas de 64 bits necesitaremos 10 caracteres hexadecimales mientras que para las claves de 128 bits se precisan 26.
Según parece el sistema no es todo lo seguro que se quisiera ya que existen aplicaciones que rompen la seguridad WEP pero si no se tiene otra cosa, es mejor que nada ¿no?. De todas formas, lo más normal es que si dejamos nuestra conexión inalámbrica abierta a todo el mundo, sin cifrar y sin contraseña, cualquiera pueda acceder, pero en cuanto usamos WEP son muy pocas las posibilidades de que una persona se interese tanto en nuestros contenidos que dedique tiempo al estudio y manera de saltarse nuestra seguridad.
Lógicamente, para que una red en infraestructura o Ad-hoc permita conexiones cuando tenemos activada la seguridad WEP ambos equipos deben soportarla y además saber las contraseñas correspondientes.
Existe como era de esperar una alternativa a WEP y que se conoce como WPA. Podemos decir que el nivel de seguridad es mayor porque mejora el nivel de cifrado mediante TKIP (Temporal Key Integrity Protocol ). Provee importantes mejoras de encriptación de datos, incluyendo una función de mezcla de clave por paquete, un chequeo de integridad de mensaje (MIC) denominado Michael, un vector de iniciación (IV) extendido con reglas de secuenciamiento y un mecanismo de reintroducción. A través de estas mejoras, TKIP soluciona todas las vulnerabilidades conocidas del WEP., aunque actualmente no lo soportan todos los dispositivos inalámbricos. (definición y características TKIP extraido de http://wifiepcc.unex.es/)
De cualquier forma, lo más importante que podemos llevar a cabo por nosotros mismos para tener cierta seguridad en nuestras conexiones, es seguir estos consejos:

* Deshabilitar SSID (Service Set IDentifier)
* Habilitar la WEP
* Habilitar el cifrado MAC
* Usar en la medida de lo posible capas superiores tipo https
* Usar autentificación EAP (Extensible Authentication Protocol) si es posible.
* Revisar nuestra red para comprobar que no existen acceso no autorizados.

Configuración de una red inalámbrica entre dos dispositivos
En la página anterior hemos visto teóricamente lo que es una red inalámbrica, para qué sirve, los métodos de conexión, normativas así como conceptos básicos de seguridad. Por fin ha llegado el momento de usar los conceptos teóricos y aplicarlos a la práctica con el fin de sacar todo el jugo a nuestros dispositivos inalámbricos, siguiendo estas sencillas instrucciones, tan didácticas como interesantes que te presentamos en MundoPC.NET.
¿Qué podemos conseguir con este tipo de redes?, pues básicamente lo mismo que con una red cableada, aunque con la comodidad de poder realizar una conexión desde cualquier ubicación de nuestra casa u oficina (por ejemplo) y compartir archivos, impresoras y como no, una conexión a Internet que es tal vez la opción más interesante.
¿Qué usaremos para conectar?, en esta ocasión contamos con dos dispositivos inalámbricos que son un PC portátil y un dispositivo Pocket PC, ambos con soporte para tecnología WIFI 802.11b que puede alcanzar hasta 11Mbps, un ancho de banda aceptable para todos nuestros propósitos.

Parámetros de configuración de red
La configuración de la red cumple las mismas características que una red cableada, es decir, necesitamos una dirección IP y máscara de red como mínimo para que ambos dispositivos puedan comunicarse. Definiremos como ejemplo los siguientes:
Equipo PC portátil (IP inalámbrica)
Dirección IP: 194.101.101.188
Máscara Red: 255.255.255.0
Pocket PC
Dirección IP: 194.101.101.196
Máscara Red: 255.255.255.0
También será preciso definir un nombre para nuestra red inalámbrica, ¿Qué te parece "mundopc.net"?
Por último, para aumentar la seguridad de nuestras comunicaciones, haremos uso de WEP con contraseña que como ya aprendimos en la página anterior nos exige el uso de 10 caracteres hexadecimales. Para no "liarnos" demasiado, nuestra contraseña será: 1234567890.

Configuración del PC portátil
Comenzaremos por describir las características de nuestro PC portátil. Se trata de un equipo que dispone de un sistema operativo Windows XP con SP2 (Service Pack 2); el detalle del SP2 es importante ya que incluye herramientas que facilitan en gran medida la conexión inalámbrica, así como su configuración y análisis del entorno para la detección de redes.
Para lograr crear una red, necesitamos por supuesto tener la tarjeta de dicho equipo perfectamente instalada y sin errores. Podemos echar un vistazo en el administrador de dispositivos de hardware, siguiendo la ruta: Inicio-Configuración-Panel de Control-Sistema-Hardware-Administrador de dispositivos.



En este caso vemos que la tarjeta de red está instalada pero tiene un "aspa" roja. Eso en prinicipio quiere decir que nuestra red inalámbrica está inhabilitada y debemos activarla. Para ello, debemos abrir las propiedades de "Mis Sitios de Red" o bien seguir la ruta: Inicio-Configuración-Panel de Control-Conexiones de Red.
Una vez ahí deberíamos ver todas las conexiones de red disponibles. Lo habitual en un caso como este es disponer de una tarjeta de red inalámbrica y una tarjeta de red por cable.



Ahora debemos habilitar la red inalámbrica; tan sólo hay que hacer click con el botón derecho del ratón en la tarjeta de red inalámbrica para obtener el diálogo donde seleccionar "Activar":



Windows muestra una pequeña ventana que nos informa de que está habilitando la tarjeta inalámbrica:



Normalmente la detectará e intentará por todos los medios conectarse a cualquier red que encuentre disponible ; si la encuentra, mostrará un globo de conexión informando de la red que ha encontrado y nos permitirá conectarnos si lo deseamos. Si no encuentra ninguna red, mostrará un globo como el siguiente:



En nuestro caso debemos definir y configurar una red nueva para que ambos dispositivos puedan verse y compartir datos. La manera de hacerlo es muy sencilla.
Volvemos a las propiedades de nuestra tarjeta inalámbrica y nos mostrará el siguiente diálogo:



Seleccionamos entonces "PROPIEDADES"(aún no seleccionamos "Ver redes inalámbricas disponibles" por que no debería haberlas). Una vez dentro de las propiedades de red, asignamos a nuestro protocolo TCP/IP la dirección IP que detallamos anteriormente:



Aceptamos la nueva configuración y nos vamos a la pestaña "Redes inalámbricas". Una vez dentro, pulsamos el botón "Agregar" para definir las características de nuestra nueva red:



En primer lugar escribirmos el nombre de nuestra red (SSID), después en cuanto a la autentificación de red dejaremos por defecto "Abierta"; no es lo más seguro, pero para comunicaciones punto a punto (Ad-hoc) quizá sea lo más conveniente. En cifrado de datos estableceremos WEP donde debemos introducir la contraseña que acordamos anteriormente: 1234567890.



También es conveniente, como puede verse en la imagen anterior, marcar la casilla "Esta es una red de equipo a equipo (ad hoc)....". En las pestañas de Autentificación y Conexión no es necesario configurar nada.
Después de todo lo anterior, debería aparecer nuestra red en la lista de redes disponibles:



Si todo ha ido bien, al pulsar Aceptar Windows XP debería intentar conectarse a la red que acabamos de crear.



Por el momento ha conectado a su propia red, es decir, ha habilitado la red "mundopc.net" con el fin de intentar contactar con el dispositivo remoto con el que debe compartir recursos.
Podemos verificar igualmente que dicha conexión se ha realizado de forma correcta, situando el cursor del ratón sobre el icono de la conexión de red (junto al reloj de la barra de taréas):



Veamos ahora el diálogo de "Ver redes inalámbricas", para ello podemos hacer doble click en el icono y pulsar el botón correspondiente o bien, haciendo click con el botón derecho del ratón sobre el icono y pulsando en "Ver redes inalámbricas". En cualquiera de los casos accederemos a la ventana siguiente:



Y ahí vemos nuestra red, con seguridad habilitada donde Windows no informa que estamos conectados. En esa ventana también existen otras interesantes opciones como la posibilidad de actualizar la lista de redes, obtener ayuda, acceder a las propiedades de las redes, etc.
En este ejemplo hemos dado los pasos generales para la configuración del dispositivo inalámbrico bajo Windows XP. Lógicamente los pasos son los mismos tanto si usamos un PC portátil como si adquirimos una tarjeta inalámbrica para nuestro PC de sobremesa. Eso si, estas opciones de red inalámbrica únicamente las encontraremos si hemos instalado Service Pack 2 en nuestro XP.

Configuración de red inalámbrica en un dispositivo PocketPC
Nota: La configuración en los dispositivos PocketPC puede variar dependiendo de la marca y el modelo, aunque por lo general, si tienen instalado Windows Mobile 2003 o superior, las características suelen ser muy similares.
La configuración de red lleva prácticamente los mismos pasos que en un PC normal, ya que como hemos comentado anteriormente, la tarjeta de red de este pequeño ordenador debemos establecerla en: 194.101.101.196.
Para ello, abrimos las propiedades de la red, normalmente situadas en la esquina inferior izquierda de nuestro Pocket:



Tocamos el icono y seleccionamos la opción de "Utilidad de WLAN", lo que nos mostrará la siguiente ventana



Pulsamos ahora el botón "Configurar" para acceder a la ventana de configuración de la tarjeta de red:



Nos damos cuenta que se muestra el tipo de red que estamos configurando; en este caso debemos seleccionar "trabajo" puesto que la red que realizamos no nos conecta a Internet directamente. Hacemos click además en el dispositivo inalámbrico de la lista que aparece en la parte inferior, tal y como se muestra en la siguiente ventana:



Acto seguido, nuestro PocketPC nos da la posibilidad de asignar la dirección IP y máscara de red.. Hemos de asegurarnos siempre que las direcciones IP de todos aquellos dispositivos que queramos tengan comunicación, deben estar definidas en el mismo rango (ver curso de redes básico en la sección cursos).



Una vez realizado, pulsaremos OK hasta que nos quedemos nuevamente en la pantalla del escritorio.
Ha llegado la hora de activar nuestra red inalámbrica. Para ello tan sólo debemos ir al icono de red de nuestro escritorio y seleccionar "Activar WLAN":



Ahora, si tenemos aún activa la red que creamos anteriormente en nuestro PC portátil, debería detectarla automáticamente y mostrarnos un diálogo como el siguiente:



Por supuesto, debemos seleccionar trabajo y pulsar el botón "Conectar". Seguramente conectaremos sin problemas y todo parecerá normal pero en realidad, aún no puede haber comunicación, ¿por qué....?
La razón es sencilla: la seguridad. Si recuerdas, hemos establecido que la red tenga seguridad WEP con una contraseña; a menos que introduzcamos la contraseña adecuada en nuestro PocketPC será imposible comunicarnos.
Lo normal es que nuestro PocketPC detecte que dicha conexión a la red "mundopc.net" lleva contraseña, y acto seguido a la confirmación de conectar nos muestre otro diálogo en el que podemos introducir la contraseña. Lo vemos en la siguiente imagen:



Si la escribimos correctamente, ya tendríamos conexión y comunicación sin restricciones.
Ahora bien, ¿donde podemos introducir esa contraseña en caso de que no aparezca el diálogo?
Volvemos nuevamente al escritorio y volvemos a abrir la "Utilidad de WLAN". En la ventana que se muestra pulsamos nuevamente en "Configuración".
Nota importante: El botón configuración únicamente mostrará las propiedades de nuestra red si estamos conectados.
Ahora se muestra en la parte superior el listado de las redes encontradas. Pulsamos con nuestro lápiz en la pantalla, justo encima de "mundopc.net":



Veremos entonces lo siguiente:



Donde se dan detalles del tipo de conexión (nombre de red, conecta con,...). Nuestro objetivo es llegar hasta la clave de red pulsando en la pestaña correspondiente:



Una vez realizado, pulsamos OK hasta llegar al escritorio y ya estamos preparados para conectar con nuestro PC de escritorio o portátil y compartir archivos entre ambos dispositivos.

Compartir Recursos
Una de las opciones más útiles que encontramos cuando disponemos de dos o más dispositivos inalámbricos es la de transferir archivos entre ellos y compartir los recursos como impresoras, etc. Ahora que ya podemos conectarnos en red tal y como hemos aprendido en páginas anteriores, necesitamos disponer de aplicaciones que nos permitan realizarlo.
El propio Windows dispone de su propio explorador de archivos, con el que directamente podemos acceder a una carpeta compartida dentro del dispositivo remoto. Veamos como.

Acceso Remoto
Lo primero que debemos hacer es establecer la conexión, activando la tarjeta de red de nuestra PDA y la tarjeta de red de nuestro PC portátil (siguiendo nuestro ejemplo de páginas anteriores). Recordamos que nuestra red era "mundopc.net" y si todo ha ido bien, ambos dispositivos deberían conectar casi de forma automática al habilitar dichas tarjetas.
Una vez conseguido, lo primero es crear una carpeta compartida en nuestro PC, carpeta que usaremos posteriormente para dejar los archivos que quermos compartir con nuestra PDA. Crear una carpeta compartida es realmente sencillo y seguro que ya sabes hacerlo, sin embargo, vamos a recordarlo para todos aquellos que aún no lo tengan demasiado claro.
Carpeta compartida en Windows XP
La carpeta la crearemos en nuestro escritorio, así no hay pérdida. Lo primero es hacer click con el botón derecho del ratón en cualquier lugar del escritorio, seleccionar "NUEVO" y después "CARPETA". Asignamos un nombre cualquiera a la carpeta creada, por ejemplo "Compartida".



Ahora, hacemos click con el botón derecho del ratón sobre la carpeta; seleccionamos la opción de "Compartir y Seguridad":



Una vez realizado se abrirá una nueva ventana como esta:



Deberemos marcar, tal y como se muestra, la opción de "Compartir esta carpeta". Fijémonos también en el botón "Permisos". Debermos pulsarlo para establecer que en dicha carpeta tenemos permiso para leer, escribir y modificar su contenido:



Ahora, la carpeta de nuestro PC ya está preparada para acceder desde nuestro PDA o Pocket PC , espero que les aya servido un saludo para todos los Taringueros..
comenten y punteen