La leyenda de Anahí

La leyenda de Anahí


La leyenda de Anahí


El Ceibo es la flor y árbol nacional de Argentina y Uruguay. Se lo conoce también con los nombres seibo, seíbo, gallito o bucaré. El nacimiento de esta hermosa flor de color rojo, tiene origen en la leyenda de Anahí, o la leyenda del ceibo.

La historia cuenta que en las orillas del río Paraná vivía una india no muy agraciada, de rasgos toscos, llamada Anahí. Todas las tardes esta joven deleitaba a la tribu entera con sus canciones inspiradas en dioses y el amor que sentía por la tierra a la que pertenecían. Cuando llegaron los invasores, estos arrasaron con la tribu y les robaron las tierras, los ídolos y su libertad.

Anahí fue llevada junto a otros indígenas y paso días llorando, hasta que una noche en la que vio que su apresor se quedaba dormido, logró escapar. Al hacerlo el centinela despertó, y ella para no ser nuevamente capturada, hundió un puñal en su pecho. El grito del carcelero despertó a los demás españoles, que fueron en su búsqueda, cosa que lograron al rato en el bosque. A modo de venganza por matar al centinela, se le impuso el castigo de morir en la hoguera.

La ataron a un árbol e iniciaron el fuego que comenzó a subir mientras Anahí cantaba una de sus melodías pidiendo por su tierra. Mientras las llamas crecían, Anahí se convertía en árbol. A la mañana siguiente, los soldados encontraron en este lugar un hermoso árbol de hojas enormes y verdes, con flores rojas aterciopeladas que mostraban todo su esplendor y fortaleza.


Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Flor_Nacional_de_Argentina_y_Uruguay

2 comentarios - La leyenda de Anahí