Antes de comprar un TV LCD es necesario tener en cuenta que es un electrodoméstico que tiene una larga vida útil, y por lo tanto hay que realizar una buena elección según el uso que le vayamos a dar.
A continuación se detallan las características a tener en cuenta a la hora de elegir.

Como elegir un TV LCD - Características de un TV LCD


Resolución: HD y Full HD.
Esta es una de las características mas importantes, ya que determina la calidad de imagen.
La resolución HD tiene 1366x768 puntos en pantalla, mientras que la Full HD cuenta con 1920x1080 puntos. Por supuesto, cuanto más resolución tenga el TV LCD, mejor se verá la imagen, y más detalles podrán observarse.
Es necesario aclarar que la televisión por cable actual, tiene una resolución inferior a la de HD, con lo cual a la hora de ver televisión por cable no habrá diferencia en tener un LCD HD o uno Full HD.
Asimismo, las películas grabadas en DVD tienen una resolución HD, con lo cual, tampoco hay diferencia en ver la imagen en cualquier TV LCD.
Donde si habrá diferencia es en las películas grabadas en discos Blue-Ray o en HD-DVD, que manejan la resolución Full HD. También habrá diferencia a la hora de conectar una computadora, ya que la misma puede manejar resoluciones HD, Full HD, y todavía mayores.
En conclusión, solo se recomienda comprar un Full HD si se cuenta con el dinero necesario, de lo contrario un HD va a satisfacer la mayoría de las necesidades.

Tamaño de la pantalla: 32, 37, 40, 42, 46, 50 pulgadas.
Es necesario aclarar que no siempre es mejor una pantalla más grande.
En primer lugar, en una pantalla grande (40 pulgadas o más) con poca resolución (es decir HD) se verán imperfecciones, incluso desde una distancia prudente.
En segundo lugar, hay que sacar una pequeña cuenta de la pantalla óptima para determinada distancia, es decir que, por ejemplo, si nos colocamos a 3 metros de distancia del TV LCD, el tamaño ideal de pantalla es el de 40 pulgadas.
A continuación se muestra una tabla que detalla las diferentes pulgadas existentes en el mercado con sus respectivas distancias óptimas.
32 pulgadas - 200 cm
37 pulgadas - 260 cm
40 pulgadas - 300 cm
42 pulgadas - 330 cm
46 pulgadas - 360 cm
50 pulgadas - 400 cm
En definitiva, se recomienda una pantalla de 37 pulgadas o menor para resoluciones HD, y de 40 pulgadas o superior si es Full HD; siempre teniendo en cuenta la relación de distancia óptima.

Entradas: HDMI.
La mayoría de los LCD vienen con entradas RCA y de video compuesto. También es común que vengan con entrada de S-Video, que sirve para conectar diversos aparatos.
Para conectar la computadora al TV LCD se debe contar con una entrada VGA (analógica, también conocida como RGB) o DVI (digital).
Finalmente, la entrada HDMI no tiene perdida de señal, y es la mejor para utilizar altas resoluciones como HD y Full HD. Por supuesto, para poder utilizar estas entradas, es necesario que el reproductor de discos cuente con una salida HDMI.

características


En conclusión se recomienda que tenga una entrada DVI (ya que tiene menos pérdida de señal) o en su defecto una VGA; y también que cuente con, al menos, 2 entradas HDMI.

Imagen: entrelazada y escaneo progresivo.
Esta característica es fundamental, ya que determina la forma de reproducción de la imagen.
El sistema entrelazado tiende a generar líneas horizontales en la imagen, que son casi imperceptibles a simple vista, pero que con el correr de las horas, puede generar cansancio ocular.
Por el contrario, el sistema de escaneo progresivo, supone una solución a dicho problema.
Para el entrelazado, la forma de mencionarlo es con una i, y para el escaneo progresivo es con una p. Esta nomenclatura se coloca siempre a continuación de la resolución de la pantalla.
Por ejemplo:
1366x768i significa que tiene una resolución de 1366 puntos horizontales por 768 puntos verticales con entrelazado.
1920x1080p significa que tiene una resolución de 1920 puntos horizontales por 1080 puntos verticales con escaneo progresivo.
De este modo, es necesario verificar que el reproductor de discos, también trabaje con el mismo sistema de imagen (aunque la mayoría de los reproductores tienden a utilizar el sistema de escaneo progresivo).
Se recomienda entonces, el sistema de escaneo progresivo porque genera una mejor imagen y no produce cansancio ocular.

Imagen: Velocidad de muestreo - Hz.
La velocidad de muestreo se refiere a que tantas veces se repinta la pantalla en un ciclo de tiempo, por eso su unidad Hz.
Hasta el momento, la mayoría de los TV LCD no ofrecían diversidad al respecto, y casi todos trabajaban a 60 Hz. Esto significa que se repintaba la pantalla 60 veces en un segundo.
Los nuevos modelos, cada vez con mayor frecuencia tienden a aumentar la velocidad de muestreo. Podemos encontrar velocidades de 120 o hasta 240 Hz.
Obviamente, a medida que se aumenta la cantidad de veces que se repinta la pantalla, se logra una imagen mas dinámica, con menos parpadeos, y con movimientos elegantes y fluidos. Esto puede apreciarse, sobre todo, en los juegos de última generación que conectemos a través de una consola o una computadora, y también en las películas mas nuevas. Lamentablemente, no se puede aprovechar en las señales de cable (ni siquiera en las digitales), ya que trabajan con 60 Hz.
En definitiva, la recomendación visual indica que con una velocidad de muestreo de 120 Hz ya es suficiente para notar cambios realmente sorprendentes.

Cada una de las marcas de TV LCD posee un motor de imagen diferente, con distintos efectos. En este aspecto no hay recomendación, ya que es necesario ver la imagen y determinar cual es la mejor para nuestro gusto visual.

En definitiva, estas son las diferentes especificaciones que se deben tener en cuenta para poder elegir correctamente un TV LCD.