si esta vencido seguro que lo comes igual


¿Se está preguntando si debe comerse ese yogur vencido oculto en su nevera? ¿Y qué pasa con ese trozo de queso con un poco de moho?




Un estudio reciente señala que, si usted se parece a la mayoría de los estadounidenses, los más probable es que tome el riesgo. De hecho, los alimentos dañados o vencidos que la mayoría de las personas rechazaría sin dudar en el supermercado se consumen con mucha más fruición una vez están en casa.
Eso se debe a que es mucho más probable que los consumidores se coman algo cuando les pertenece, otra señal de cómo la gente da inconscientemente más valor a las cosas que les pertenecen, apuntan los investigadores.
"Intentamos justificar por qué comernos lo que ya tenemos está bien, y de quitarle peso a los motivos por los que tal vez no", advirtió la coautora del estudio, Lauren Block, profesora de marketing de la Universidad Baruch de la ciudad de Nueva York.
Block y su equipo buscaron examinar el llamado "efecto del propietario". Esto se refiere al valor adicional que la gente le da a las cosas que les pertenecen. Por ejemplo, estudios han demostrado que la gente vendería un producto de su propiedad por un precio mucho mayor que el que estarían dispuestos a pagar para comprarlo a otra persona.
En el nuevo estudio, que será publicado en la edición de junio de la revista Journal of Consumer Research, el equipo de la Baruch examinó datos de 165 estudiantes a quienes se preguntó sobre sus preferencias en cuanto al yogur. A los estudiantes se les dio un batido de yogur que tenía una fecha posterior a la recomendada para el consumo, pero que todavía podían comer con seguridad. A los del grupo de "propietarios" se les dijo que el yogur les pertenecía.
El 38 por ciento de los participantes de ese grupo estaba dispuesto a consumir el batido en ese momento o luego Pero apenas el trece por ciento de los estudiantes a quienes no les pertenecía el yogur estuvieron dispuestos a tomarse el batido. A los que se les dio propiedad del yogur también eran menos propensos a pensar que les haría daño.
"Nuestros resultados explican por qué una persona tal vez consuma un alimento vencido que encuentre en la nevera, pero no uno que encuentre en la nevera de un amigo", apuntó Block.
La gente parece racionalizar el hecho de comer el yogur vencido, de igual modo que muchos adoptamos la "regla de cinco segundos", que dice que si la comida se cae al suelo sigue siendo comestible si sólo estuvo allí unos segundos, apuntó Block.
El nuevo estudio tiene implicaciones para la salud y la seguridad, aseguran los expertos, pues sugiere que si un producto llega al hogar de los consumidores, etiquetas como "consumir antes de" comienzan a perder su significado. Según Block, las compañías podrían ayudar a los consumidores comunicado mejor información sobre las fechas de vencimiento y no sólo cuando se trata de la comida.
"Por ejemplo, muchos consumidores no saben que el filtro solar, los condones, los extinguidores de fuego y los medicamentos pierden eficacia con el tiempo", advirtió. "Nuestra investigación sugiere que los consumidores podrían subestimar el riesgo asociado al uso de productos vencidos y, con algunos productos, esto podría tener consecuencias negativas".

¿Y qué pasa con la comida?
Los productos comestibles frescos "no se dañan de pronto ni se llenan de bacterias ni sustancias dañinas en la fecha de vencimiento", apuntó Lona Sandon, profesora asistente de nutrición clínica en la Universidad de Texas Southwestern. "Pero tras esa fecha de frescura, las bacterias podrían comenzar a desarrollarse poco a poco y dañar la calidad de la comida".
En general, los enlatados duran mucho más, dijo Sandon, "pero si pasa mucho tiempo simplemente no saben bien. Si la lata no está abollada, hinchada o rota, es probable que los ingredientes estén libres de bacterias", dijo. Sin embargo, "es probable que la textura y el sabor de la comida sean malos. Con el tiempo, cosas como los tomates enlatados pueden volverse ácidas. Tal vez no dañen la salud, pero no tienen buen sabor".


FUENTE

http://www.intramed.net/log.asp?retorno=/actualidad/contenidover.asp?contenidoID=58115