Clones híbridos de humanos y animales no funcionan

Por Maggie Fox

WASHINGTON (Reuters) - Un grupo de investigadores que intentó emplear óvulos de ratones, vacas y conejos para crear clones humanos reveló el lunes que no se lograron producir embriones viables, pero añadió que los experimentos demostraron que la clonación humana en principio funcionaría.

La mezcla de células humanas y animales no parece permitir la programación adecuada del óvulo, dijo el doctor Robert Lanza, de la compañía estadounidense con sede Massachusetts llamada Advanced Cell Technology.

Pero emplear todas células humanas permitió reprogramar la célula de óvulo u oocito y activar los genes necesarios para crear un embrión viable, indicaron Lanza y sus colegas en la revista Cloning and Stem Cells.

Varios equipos trataron de crear híbridos humano-animales como fuente de células madre embrionarias, que es el material maestro del organismo.

Dado que los óvulos humanos son escasos -se requiere un procedimiento quirúrgico para extraerlos de una mujer- algunos científicos desarrollaron la idea de emplear células de óvulos animales en su lugar, para obtener células madre embrionarias.

La técnica de clonación es llamada transferencia nuclear de células somáticas. En ella se remueve el núcleo de una célula de óvulo y se la reemplaza con el núcleo de otro tipo de célula del donante animal o persona que se desea clonar.

Hecho correctamente, el procedimiento comienza con el óvulo creciendo y dividiéndose como si hubiese sido fertilizado por un espermatozoide, pero el embrión resultante porta mayormente el ADN del donante.

"La idea era simplemente colocar el ADN de un paciente en un óvulo de vaca o conejo vaciado y reprogramar el ADN volviéndolo una célula madre", dijo Lanza durante una entrevista telefónica.

Pero los equipos que intentaron hacer esto siempre terminaron con lo que parece ser una división celular constante para formar un embrión, pero que finalmente se desvanece.

HERMOSOS HIBRIDOS

"En la última década, hemos realizado literalmente cientos de experimentos tratando de crear células madre específicas de los pacientes empleando óvulos animales", indicó Lanza.

"Obtuvimos hermosos embriones híbridos pequeños, pero no funcionó sin importar cuán duro intentásemos", agregó.

Los híbridos ratón-humano se desvanecían justo después de una división. Los de humanos con vacas y conejos avanzaban un poco más, pero se detenían en el punto en que el ADN materno se supone que entra en acción y convierte la cantidad amorfa de células en un embrión propiamente dicho, señaló Lanza.

El equipo de Lanza empleó un nuevo método llamado análisis de expresión genética global para ver qué genes se activaban y cuáles se desactivaban a medida que el óvulo crecía.

"Nunca antes tuvimos las herramientas para observar realmente dentro de la célula y ver qué está pasando", dijo el autor. Al parecer, utilizar el óvulo de otra especie desactiva los genes necesarios para formar el embrión, en lugar de activarlos, añadió.

Pero el clon humano-humano sí activaría los genes correctos, aunque también dejaría de dividirse antes de poder producir células madre, explicó Lanza.

"Vemos activarse exactamente los mismos genes en un embrión normal y en un clon humano", agregó.

Ian Wilmut, de la University of Edinburgh, uno de los científicos que clonó al primer mamífero, la famosa oveja Dolly, y editor de la revista, calificó los resultados como desalentadores.

"Este trabajo muy importante sugiere que los oocitos de animales son extremadamente diferentes para ser buenos receptores para su uso en la transferencia nuclear humana", expresó Wilmut en un comunicado.

No obstante, Lanza manifestó que sería posible utilizar otros métodos para crear "bancos" de células madre que coincidan con los cientos de tipos de tejido hallados en los seres humanos.

Esto incluiría clonar humanos mediante el empleo de una única célula de los embriones en crecimiento usados en los tratamientos de fertilidad o la nueva técnica de células madre pluripotentes inducidas, generadas a partir de una muestra de piel y su reprogramación para que actúen como células madre embrionarias, finalizó el autor.

(Editada en español por Ana Laura Mitidieri)

Fuente:
http://lta.reuters.com/article/worldNews/idLTASIE5111TN20090202?pageNumber=3&virtualBrandChannel=0