Cualquiera puede producir biodiésel. Es fácil, puedes hacerlo en tu cocina, y es mejor que el combustible derivado del petróleo que venden las petroleras. Tu motor funcionará mejor y durante más tiempo con tu combustible casero, y es mucho más limpio; es mejor para el ambiente y para la salud. Si lo produces a partir de aceite de cocina usado no sólo será barato, también estarás reciclando un residuo contaminante. Aquí está todo lo que necesitas saber para hacerlo:

Cuida tu planeta... Como hacer biodiesel.


Las tres alternativas
Hay al menos tres formas de hacer funcionar un motor diésel con con aceite vegetal, o con grasa de animales. Pueden hacerse tanto aceites nuevos como aceites de cocina usados:

Mezclar el aceite con alguno de estos productos: queroseno, diésel mineral (procedente del petróleo), biodiésel, o gasolina.
Usarlo directamente sin mezclar con nada.
Convertirlo en biodiésel.
Los dos primeros métodos parecen más sencillos, pero, como tantas cosas en la vida, la sencillez es sólo aparente.

1. Mezclarlo
El aceite vegetal es mucho más viscoso que el diésel mineral y que el biodiésel. La finalidad de mezclarlo con otros combustibles es reducir su viscosidad, para que pueda fluir mejor por el sistema de combustible hasta la cámara de combustión.

Si mezclas aceite vegetal con queroseno o con diésel todavía consumes combustible fósil. "Más limpio, pero no lo suficiente", dirán muchos. De todas formas, por cada litro de aceite vegetal ahorras un litro de combustible fósil y liberas en la atmósfera muchos menos gases de efecto invernadero.

Se hacen distintas mezclas, desde un 10% de aceite y 90% de diésel mineral, hasta 90% aceite y 10% diésel. Hay gente que lo hace de esa manera, sin precalentar el aceite para darle fluidez; incluso hay quien quema aceite vegetal puro sin precalentarlo.

Eso se puede hacer en un viejo Mercedes IDI diésel de cinco cilindros, que es un motor muy tolerante. Al coche no le gustará, pero probablemente no sufrirá daños. En otros modelos es mejor no arriesgarse.

Para hacer las cosas bien necesitas un sistema para aceite vegetal con precalentamiento, preferiblemente con diésel o biodiésel para el arranque y la parada (mira más abajo). De esa manera no son necesarias las mezclas.

Las mezclas con disolventes o con gasolina sin plomo son experimentales, se sabe muy poco sobre sus efectos en las características del combustible, y sobre los efectos en el motor a largo plazo.

Su mayor viscosidad no es el único problema de utilizar aceite vegetal como combustible. Las características químicas y de combustión del aceite son distintas de las del diésel mineral para el cual están diseñados los motores diésel. Estos motores necesitan que el combustible tenga ciertas características, especialmente los más modernos (consulta The TDI-SVO controversy). Son motores resistentes, pero no es bueno maltratarlos.

Aunque no hay garantía de ello, se dice que una mezcla de 20% de aceite vegetal de buena calidad con 80% de diésel mineral es bastante segura para motores antiguos, especialmente en verano. En los demás casos haría falta una solución profesional para aceite vegetal, o biodiésel.

Las mezclas generalmente no son una buena solución, aunque tienen ventajas cuando hace frío. Como ocurre con el biodiésel, algo de queroseno o diésel mineral mezclado con el aceite baja la temperatura de congelación de la mezcla.

2. Uso directo del aceite vegetal
El aceite vegetal puede ser una opción eficaz, limpia y económica.

A diferencia de lo que ocurre con el biodiésel, para el aceite vegetal sí hay que modificar el motor. Lo mejor es instalar un sistema para aceite vegetal de un depósito con nuevos inyectores y bujías diseñados para aceite vegetal, y con precalentamiento del combustible. Por ejemplo, el sistema Elsbett de un depósito funciona con diésel mineral, biodiésel, aceite vegetal, o cualquier mezcla entr ellos. Se puede conducir como un coche normal, sin preocuparse por el combustible. La furgoneta Toyota TownAce de Journey to Forever tiene instalado un sistema Elsbett.

También existen sistemas para aceite vegetal con dos depósitos y precalentamiento del aceite. Hay que arrancar con diésel mineral o biodiésel, en uno de los depósitos, y luego cambiar al aceite cuando esté lo bastante fluído (en el otro depósito). Un poco antes de parar el motor hay que cambiar otra vez al diésel, o biodiésel, para no estropear los inyectores.

3. ¿Biodiésel o aceite vegetal?
El biodiésel tiene algunas ventajas claras respecto al aceite vegetal: funciona en cualquier motor diésel sin tener que modificarlo. Cuando hace frío el biodiésel funciona mejor que el aceite vegetal, aunque no tan bien como el diésel mineral. A diferencia del aceite vegetal, el biodiésel está respaldado por muchos estudios realizados en distintos países, incluyendo millones de kilómetros en carretera.

El biodiésel es un combustible limpio, seguro y listo para usar, mientras que muchos de los sistemas para aceite vegetas son aún experimentales y necesitan más desarrollo.

Por otra parte, el biodiésel puede ser más caro, dependiendo de la escala de producción, la materia prima y de si se compara con el precio del aceite usado (cocinado) o del aceite nuevo. Además el biodiésel hay que procesarlo más que el aceite vegetal.

No parece que esto importe a los productores domésticos de biodiésel, cuyo número aumenta rápidamente en todo el mundo. Se hacen su propio biodiésel una vez a la semana, o una vez al mes. Algunos llevan años haciéndolo.

De todas formas el aceite también hay que procesarlo, especialmente el aceite de fritura usado, que mucha gente prefiere porque es gratuito o muy barato. El aceite usado hay que filtrarlo y quitarle el agua, y a veces también hay que rebajar su acidez.

Los productores de biodiésel opinan que es mejor aprovechar el tiempo haciendo biodiésel, mientras que los que usan el aceite directamente dicen que limpiar el aceite da mucho menos trabajo.


Comparación entre biodiésel y aceite vegetal

Hay que Funcionamiento Modificaciones en Coste
procesarlo garantizado el motor

Biodiésel Sí Sí* No Pequeño
Aceite vegetal Sí, pero No Sí Barato a largo
menos plazo

* Puede que haya que cambiar los filtros de combustible en las dos primeras semanas; puede que haya que cambiar mangueras y juntas en algunos motores antiguos. Consulta El biodiésel y tu vehículo

Costes y precios: Los productores domésticos de biodiésel, a partir de aceite de fritura usado, pueden hacerlo por un precio de entre 0,5 y 1$US por galón (3,7 litros).

En EE:UU. la mayoría de la gente consume unos 600 galones de diésel mineral al año (diez por semana), que es un coste de 1.800$us, según el precio de mediados de 2007. El diésel cuesta el triple en otros países industrializados; en Gran Bretaña, a mediados de 2007, el galón costaba el equivalente a 7,37$us. Pero en esos países el consumo de combustible suele ser menor que en EE.UU.

Los productores domésticos tienen su biodiésel por 300-360$ al año. Se puede conseguir un buen reactor de biodiésel por 100$. Un sistema para aceite vegetal cuesta entre 500 y 1.200$, a veces más. Con un sistema para aceite vegetal puedes empezar a ahorrar desde el primer año, que es poco tiempo en la vida de un motor diésel, pero con el biodiésel puedes ahorar más aún.

¿Se estropeará antes el motor con aceite vegetal? No, si el sistema instalado es bueno. Aquí recomendaciones y mucho más.

NOTA: El metanol comprado en pequeñas cantidades puede costar el equivalente a 8-10$ por galón (3,7 litros), pero comprando mucho de una vez el galón sale a 2-3$.

Biodiésel
Convertir el aceite en biodiésel es probablemente la mejor alternativa, o eso pensamos nosotros.

También puedes comprarlo. La mayoría de los principales fabricantes europeos de automóviles dan garantías que cubren el uso de biodiésel puro en sus vehículos, aunque puede que no cubran el uso de cualquier biodiésel. Algunas se limitan al biodiésel de colza, y no cubren el de soja (que no está incluído en el estándar europeo de biodiésel). Alemania tiene miles de gasolineras que suministran biodiésel, allí es más barato que el diésel mineral. Todo el diésel que se vende en Francia contiene entre 2% y 5% de biodiésel. Pronto será así en toda UE gracias a una nueva ley. Algunos Estados de EE.UU. están creando leyes similares, mientras crece el número de productores y distribuidores de biodiésel, aunque en EE.UU. aún es más caro que el diésel mineral. En el Reino Unido el biodiésel paga menos impuestos que el diésel fósil.

Si quieres hacerlo tú mismo, hay muchas buenas explicaciones de como hacer biodiésel de buena calidad, y todas dicen lo mismo que nosotros: algunos de los productos son peligrosos, toma todas las precauciones, y si te quemas, te mutilas, te quedas ciego o te mueres nos sentiremos muy tristes, pero no responsables. La responsabilidad de lo que haces es solo tuya.

Por otra parte, todavía nadie ha sufrido un accidente grave ni ha causado daño a otras personas haciendo biodiésel en su casa. Desde hace años mucha gente hace biodiésel casero, y hasta ahora nunca ha ocurrido ningún accidente grave. Es seguro si tu eres cuidadoso y sensato.

"Sensato" también significa que no tengas demasiado miedo, como algunos: "Me gustaría producir biodiésel, pero me dan miedo esos venenos terribles". De hecho son bastante comunes en las casas. La sosa se vende en supermercados y droguerías para limpiar los desagües, probablemente haya un bote de sosa bajo el fregadero de la mayoría de las casas. El metanol es el componente principal del combustible para barbacoa; también es el componente principal del combustible que usan los niños en los motores de sus aeromodelos. Míralo con perspectiva, no tienes motivos para asustarte. Consulta Seguridad y Más sobre el metanol.

Primero aprende tanto como puedas, hay mucha más información disponible. Haz pequeños lotes de prueba antes de intentarlo con cantidades grandes (consulta Mini-reactor para pruebas). Hazlo con aceite nuevo antes de intentarlo con aceite usado; mira más abajo.

¿Cómo empezar?
Empieza con el proceso, no con el reactor. El reactor puede esperar.

Empieza con aceite nuevo, no con aceite usado, que es más difícil.

Para empezar haz pequeños lotes de prueba de un litro de aceite nuevo. Necesitas una batidora que puedas estropear, o mejor, construye un sencillo mini-reactor para pruebas.

Avanza paso por paso. Estudia todo lo que dicen esta página y la siguiente, y los enlaces que contienen. Encontrarás comprobaciones y pruebas para saber si vas por buen camino.

¡Vamos, hazlo! Miles de personas lo están haciendo ya. Solo necesitas metanol, sosa cáustica y aceite de cocina.

Así es como se hace. O mejor sigue leyendo, el proceso está explicado más abajo.

El siguiente paso
Aprende paso por paso. En realidad es bastante sencillo, muy pocos productores domésticos son expertos en química. No hay nada que un novato no pueda entender, ni nada que no pueda hacer, y hacerlo bien, pero hay mucho que aprender. Aquí encontrarás todo lo que necesitas saber; hemos intentado ponértelo fácil. Empezarás con el proceso más sencillo, que tiene mayor probabilidad de éxito, y avanzarás paso a paso siguiendo una secuencia lógica, aumentando la dificultad gradualmente.



"Soy soldador y no sé nada de química, pero he aprendido mucho de este sitio web. Está dirigido a gente como yo, que nunca ha recibido clases de química. Si yo puedo entenderlo cualquiera puede." Marty, Lista de Correo de los biocombustibles, 23 de octubre de 2005


"Cualquiera que esté empezando con el biodiésel o que quiera mejorar su proceso debe seguir las instrucciones cuidadosamente, sin añadir ni quitar nada." Tom, Lista de Correo de los Biocombustibles, 5 de noviembre de 2005


"Recomiento seguir al pie de la letra las instrucciones de Journey to Forever desde el principio. Así es como aprendí yo. Midiendo con exactitud todo irá bien." Joe, Lista de Correo de los Biocombustibles, 4 de enero de 2006
Opinión de uno de los miembros de la Lista de Correo de los Biocombustibles:

"Vuestro sitio web está muy bien hecho. Aprecio los distintos niveles de complejidad técnica. La información se va complicando progresivamente según se avanza en la lectura. Me gusta la manera en que se presentan los temas nuevos, con un enlace que abre una nueva ventana con información más específica del tema en cuestión. Así se evita la molestia de volver atrás constantemente hasta el punto donde fue presentado el nuevo tema."

El proceso
Las grasas animales y vegetales son triglicéridos, formados por glicerina y ácidos grasos. Al hacer biodiésel se transforman los aceites en ésteres, separando la glicerina, que se hunde hasta el fondo. El biodiésel flota encima y puede aspirarse con un sifón.

Este proceso se llama transesterificación. Consiste en sustituir a la glicerina por un alcohol mediante una reacción química con lejía como catalizador. Consulta Descripción del proceso.

Productos necesarios
El alcohol puede ser metanol, que forma metilésteres, o etanol, que forma etilésteres. La mayor parte del metanol procede del petróleo, aunque puede producirse a partir de la madera. El etanol suele proceder de las plantas (aunque también puede producirse a partir de petróleo) y puedes destilarlo tú mismo. Todavía no existe un método "casero" de producir metanol. Pero el proceso de biodiésel con etanol es más difícil que con metanol, no es para principiantes. Consulta Etilésteres.

El etanol (o alcohol etílico, C2H5OH) también tiene varios nombres bien conocidos, como vino o cerveza. El metanol es venenoso. En realidad los dos son venenosos, pero en disinta medida; el metanol es más peligroso. Pero no te asustes, no es peligroso si tienes cuidado, es fácil manejarlo sin peligro. Todo lo que se explica aquí es seguro. Consulta Seguridad y Más sobre el metanol.

El metanol también es llamado alcohol metílico, alcohol de madera, nafta de madera, metil hidrato, carbinol, metilol, metil hidróxido, hidroximetano, monohidroximetano, o MeOH (CH3OH o CH4O). Todos son lo mismo. Pero "metilcarbinol" o "metil carbinol" se usa tanto para el metanol como para el etanol.

Normalmente se puede conseguir metanol al por mayor de los distribuidores de combustibles líquidos. Con un poco de paciencia en la mayoría de los países se puede conseguir un suministro de metanol por 2-3$ el galón (3,78 litros).

El metanol también se vende como combustible para barbacoa, pero comprueba su composición. El combustible para barbacoa a veces es gasolina. Asegúrate de que lo que compras es metanol, si no el proceso no funcionará.

El alcohol etílico desnaturalizado y el alcohol isopropílico no sirven para producir biodiésel.

La lejía, o catalizador, puede ser hidróxido de sodio (sosa caustica, NaOH) o hidróxido de potasio (KOH). Los productores domésticos experimentados y los productores comerciales, normalmente usan KOH, que además puede proporcionar fertilizante de potasio como subproducto.

Con KOH el proceso es el mismo, salvo porque hacen falta 1,4 veces más catalizador exactamente 1,4025). Consulta Más sobre la lejía.

Puedes comprar NaOH y KOH a proveedores para la fabricación de jabones y a proveedores de productos químicos.

El NaOH se vende en las droguerías como limpiador de desagües. Tiene que ser NaOH puro. Agita el bote para comprobar si se ha apelmazado por la humedad. Tienes que conservar la lejía protegida del aire y la humedad.

No utilices productos con los granos azules o púrpuras, ni de cualquier otro color, porque solo tienen la mitad de NaOH, y contienen aluminio. Esos productos no sirven para hacer biodiésel. Los granos deben ser translúcidos.
ecologia
ADVERTENCIA:
La leía (ya sea NaOH o KOH) es peligrosa. Que no te caiga en los ojos ni en la piel, no respires sus vapores, y mantenla alejada de los alimentos y los niños. La lejía reacciona con el aluminio, el cobre y el zinc. Utiliza para el metóxido recipientes de vidrio, esmalte, acero inoxidable o HDPE (polietileno de gran densidad). Consulta Identificación de los plásticos y Seguridad.

Productos para el aceite usado
El isopropanol para la valoración se puede comprar a proveedores de productos químicos. Mejor que tenga una pureza del 99%, aunque se dice que también sirve con una pureza del 70% (a nosotros no nos dió buen resultado).

El rojo de fenol usado en el agua de las piscinas no sirve para valorar aceite vegetal porque su rango de medida no es lo bastante amplio. Utiliza como indicador solución de fenolftaleína al 1%, (1,0w/v%) con 95% de etanol. La fenolftaleína se conserva durante un año. Es sensible a la luz, por lo que hay que guardarla en un lugar fresco y oscuro. Puedes comprarla a proveedores de productos químicos.

Nuestro primer biodiesel
Cuando hicimos nuestro primer biodiesel en Hong Kong, hace más de cinco años, sólo era un proyecto de investigación. La mayor parte del equipamiento era improvisado. Aparte de los productos químicos y algunos vasos de precipitación y jeringas, sólo tuvimos que comprar una balanza.

Obtuvimos 60 litros de aceite de cocina usado de un McDonald's de la isla de Lantau (Hong Kong). Eran cuatro recipientes de 16 litros, una mezcla de aceite usado con restos de grasa de ternera y de pollo. En dos de los bidones se había solidificado, los otros dos contenían una pasta semilíquida. Lo calentamos un poco en la cocina (hasta 50ºC) y lo pasamos a través de un filtro de malla fina, y luego a través de filtros de papel para café, aunque ya estaba bastante limpio (quedaron muy pocos restos de comida en los filtros).
combustible

Aceite usado de McDonald's.
Para nuestro primer experimento compramos 10 litros del aceite de cocina más barato que pudimos encontrar. No sabemos de qué tipo era, en las etiquetas sólo ponía "Aceite de Cocina".

Aquel experimento funcionó. Hemos aprendido mucho desde entonces. Ahora nos resulta fácil producir siempre que queramos biodiesel de buena calidad. Ya no usamos recipientes abiertos, ni tampoco debes hacerlo tú; debes mezclar el metanol en un contenedor cerrado.

La experiencia, los conocimientos, la tecnología, el equipamiento, y las medidas de seguridad han mejorado enormemente desde que preparamos nuestro primer biodiesel hace cinco años, principalmente gracias a la colaboración de miles de productores de biodiesel de todo el mundo en la lista de correo de los biocombustibles y otros foros de internet.

Como dijo un miembro de dicha lista en 2002: "Quiero deciros lo importante que es lo que estáis haciendo todos aquí. Los sistemas cerrados para la producción de biodiesel a escala local o regional, utilizando los recursos de la zona y tecnologías accesibles, y el libre intercambio de la información. Es impresionante. Seguid así".

Biodiesel apartir de aceite nuevo

Haz tu primera prueba usando aceite nuevo (fresco, sin cocinar). Sigue las instrucciones que hay más abajo con un litro de aceite en vez de diez litros, y 200 ml de metanol en vez de dos litros, con 3,5 gramos de lejía. Comprueba la calidad de tu biodiesel con este control de calidad básico.

Tuvimos problemas para encontrar metanol puro en Hong Kong. Finalmente compramos cinco litros a un distribuidor mayorista de productos químicos, al carísimo precio de 10$ por litro. Consulta ¿Cuánto metanol?

En EE.UU. para pequeñas pruebas se comprar DriGas en una droguería. Una clase de DriGas es metanol, la otra es isopropanol; asegúrate que lo que compras es metanol.

En nuestra primera prueba usamos 10 litros de aceite, 2 litros de metanol y 3,5 gramos de lejía pura granulada (hidróxido de sodio) por cada litro de aceite. Como eran 10 litros de aceite la cantidad total de lejía fue de 35 gramos. Lee Más sobre la lejía.

Puedes comprar la lejía en droguerías. Agita el bote para comprobar que no se ha humedecido, coagulándose y convirtiéndose en una masa inútil, y asegúrate de cerrarlo herméticamente.

Tuvimos que darnos mucha prisa en medir los 35 gramos de lejía y volver a tapar el bote (en Hong Kong la humedad estival suele ser del 80% y la temperatura de 30º C o más). La lejía se humedece rápidamente y pierde su eficacia.

Mezclamos la lejía con los dos litros de metanol en una robusta botella de vidrio con el cuello estrecho para evitar salpicaduras. La mezcla comenzó a desprender gases y a calentarse; la reacción se completó en quince minutos. Consulta Metóxido, el método sencillo. El metóxido hay que mezclarlo en recipientes cerrados.

El resultado de la reacción es metóxido de sodio, una base extremadamente corrosiva que se divierte comiendo carne humana. Utiliza todas las medidas de seguridad cuando trabajes con metóxido de sodio. Ten cerca un grifo de agua corriente.


Midori comprueba la temperatura del aceite.
Mientras tanto habíamos calentado los diez litros de aceite en un cubo de acero hasta 40º C (104º F) con el fin de diluirlo y que se mezclara mejor con el metóxido. La temperatura óptima para este proceso es de 55º C (131º F). No calientes demasiado porque el metanol se evaporaría (hierve a 64,7º C, 148,5º F).

Habíamos construido un armazón de madera que sostenía una taladradora con un mezclador de pintura. Funcionó bien y sin salpicar.

Echamos con cuidado el metóxido de sodio en el cubo del aceite. La reacción comenzó inmediatamente formando dos productos: glicerina en el fondo del cubo y biodiesel flotando sobre la glicerina. Seguimos revolviendo durante una hora a temperatura constante y lo dejamos reposar toda la noche.

Al día siguiente aspiramos del cubo 10 litros de biodiesel, quedando en el fondo dos litros de glicerina.

Biodiesel a partir de aceite usado
Es más interesante hacer el biodiesel a partir de aceite usado, y también más difícil.

Primero comprueba la cantidad de agua. El aceite usado está mezclado con algo de agua, y ésta puede afectar a la lejía, especialmente si pones demasiada lejía. Se formaría una gelatina. Para saber cuánta agua hay en el aceite calienta medio litro en una cacerola y mide la temperatura con un termómetro. Si hay agua empezará a crepitar y chisporrotear a 50º C (120º F) o menos. Consulta Quitar el agua. Si no chisporrotea a los 60º C (140º F) no será necesario secar el aceite.

Aquí hay otro método, de Aleks Kac. Necesita menos energía y no hay riesgo de que se formen ácidos grasos libres por exceso de calor (mira más abajo). Calienta el aceite hasta 60º C (140º F), mantén esa temperatura durante quince minutos y vierte el aceite en otro recipiente para que repose al menos 24 horas. El 90% del contenido es aceite que puedes usar. El 10% restante (lo que hay en el fondo) es agua que no debes mezclar de nuevo con el aceite.

El aceite usado necesita más catalizador que el aceite nuevo para neutralizar los ácidos grasos libres (AGL) que se forman al cocinar el aceite e interfieren en transesterificación.

Tienes que hacer una valoración para determinar el contenido de AGL que hay en el aceite y cuánta lejía necesitarás para neutralizarlos. Esto es determinar el pH, o nivel ácido-base. El valor 7 es neutro, valores inferiores aumentan la acidez, y valores superiores la reducen. Lo mejor es usar un medidor de pH electrónico, o bien tiras de comprobación del pH (papel tornasol), o solución de fenolftaleína.

También pensamos en usar zumo de repollo rojo, que cambia de rojo en un ácido fuerte, a rosa, púrpura, azul, y finalmente verde en una base fuerte (Consulta Natural test papers). No teníamos medidor de pH, así que utilizamos solución de fenolftaleína. La fenolftaleína es incolora con pH inferior a 8,3, luego se vuelve rosa (o más bien magenta), y roja con pH 10,4.


Keith comprueba el pH del aceite usado.
Disuelve un gramo de lejía en un litro de agua destilada (solución de lejía al 0,1%). En un vaso de precipitados pequeño disuelve 1 ml de aceite en 10 ml de alcohol isopropílico puro. Calienta el vaso de precipitados al baño maría y remueve hasta que todo el aceite se halla disuelto. Añade dos gotas de solución de fenolftaleína.

Con una jeringa graduada pon solución de lejía al 0,1%, gota a gota, en la solución de aceite-alcohol-fenolftaleína. Agita todo el tiempo hasta que la solución se vuelva rosa y mantenga el color durante 10 segundos. Anota el nº de ml de solución de lejía que has usado y suma 3,5 al nº de gramos de lejía por litro de aceite. (Consulta Valoración mejorada.)

De nuestra primera valoración obtuvimos un resultado de 6 ml de solución de lejía al 0,1% (no muy buen aceite), así que usamos 6 + 3,5 = 9,5 gramos de lejía por litro de aceite: 95 gramos para 10 litros.

Después procede como con el aceite nuevo: mide la cantidad de lejía que necesites y mézclala con el metanol. Se calentará y tardará más en reaccionar porque esta vez hay más lejía. Asegúrate de que la lejía se disuelve totalmente.

Añade con cuidado el metóxido de sodio al aceite caliente mientras lo revuelves, y sigue revolviendo durante una hora. Deja que la mezcla repose toda la noche y aspira el biodiesel con un sifón.

Las cinco primeras pruebas fueron de diez litros de aceite usado cada una; tres veces conseguimos biodiesel (algo más oscuro que el de aceite nuevo) y glicerina, y las otras dos se formó gelatina. Ten cuidado con la valoración, hazla dos veces, sólo para asegurarte. Sigue leyendo y aprenderás cómo conseguir un biodiesel de gran calidad cada vez que lo intentes.

La producción fue menor que con el aceite nuevo, con 8-9 litros de biodiesel en vez de 10. El método ácido-base (método infalible), desarrollado desde entonces, permite obtener una producción mucho mayor con aceite que ya tiene mucho uso.

Comprueba la calidad de tu biodiesel con este control de calidad básico.

Para una descripción más detallada de la producción de biodiesel a partir de aceite de cocina usado consulta el método de Mike Pelly.

Lavado
Hay que lavar el biodiesel para quitarle el jabón, el metanol, la lejía, la glicerina y otras impurezas. Algunos (cada día menos) insisten en que no hace falta lavarlo, argumentando que unas pocas impurezas no dañan el motor.

Consulta también: Determinación de la Influencia de los Contaminantes en las Propiedades del Biodiesel, Jon H. Van Gerpen et al., Iowa State University, 32 de julio de 1996 -- Reportaje de 12.000 palabras sobre las impurezas y sus efectos.

Para que el biodiesel sea de buena calidad hay que lavarlo. Filtrarlo no sirve de nada, ni tampoco dejarlo reposar varias semanas. De todas formas lavarlo es fácil y merece la pena.

Consulta: lavado

Usando biodiesel

No es necesario modificar el motor para que funcione con biodiesel, pero hay que hacer ajustes y comprobar algunas cosas.

Retarda el tiempo de inyección dos o tres grados para compensar el hecho de que el biodiesel tiene mayor número de cetanos. Eso también hace que el combustible arda a menor temperatura y reduce las emisiones de óxidos de nitrógeno.

El diesel mineral deja mucha suciedad en el depósito y el sistema de combustible. El biodiesel es un buen disolvente. Desprende la suciedad y la arrastra. Al principio revisa regularmente los filtros del combustible. Empieza con un filtro nuevo.

Comprueba que no hay piezas de caucho natural en el sistema de distribución de combustible. Si las hay reemplázalas. El Vitón es mejor.