¿Quién no ha tenido alguna vez ganas de rebentar un reproductor de CD contra la pared porque la canción se atasca o no suena? Pues probablemente no sea un error del reproductor, sino de disco, que puede estar rayado o sucio.

1. Lávalo con agua y jabón. Lo primero que debes hacer es asegurarte de que el CD no está sucio. Lávalo con agua y jabón y sécalo con una gamuza.

2.Pasta de dientes en lo dañado. Si ves que está rayado, frota los arañazos con una gamuza y pasta de dientes siempre desde el centro hacia afuera. Retira la pasta de dientes con otra gamuza y vuelve a lavarlo.

3.Lava con limpiador de metales. Otra solución casera es verter una o dos gotas de limpiador de metal sobre el CD. Frota el líquido con una gamuza limpia y cuando veas que queda bien pulido, lávalo con agua, sécalo y vuelve a probar.

4.Prueba con limpiacristales. También puedes echarle limpia cristales a tus CD’s y limpiarlos con una gamuza tantas veces como sea necesario hasta que consigas una superficie limpia y brillante.