Un estudio revela cómo saber cuando una mujer se siente atraída por un hombre



Un estudio revela cómo saber cuando una mujer se siente atrCuando un hombre es tratado de forma agradable por una mujer, lo más probable es que piense que ella siente atracción hacia él, incluso aunque no sea así. Según los científicos y hasta el momento, se considera que este sesgo evolutivo se invierte en la mujer, de hecho, son más propensas a pensar que un hombre no se siente atraído por ellas.

¿Puede una mujer sentirse atraída por muchos hombres y no únicamente por el que tiene como pareja específicamente? La respuesta es sí, de acuerdo con el último estudio llevado a cabo por los investigadores de la Universidad de Florida. En dicho estudio, varios psicólogos pidieron a 24 mujeres que completasen un cuestionario que mide las diferentes estrategias de sus parejas sexuales, los índices variaban entre una disposición muy restringida y selectiva, y libre disposición o lo que es lo mismo: promiscuidad. Luego, uno por uno, vincularon a las mujeres con mayor atractivo con los hombres asistentes a la investigación que resultaron ser más carismáticos, y pidieron a las parejas resolver un puzzle sin hablar y con una sola mano cada uno.

Poco después, los miembros del jurado de psicólogos visualizaron los vídeos en los que se resolvian los puzzles, prestando especial atención al lenguaje corporal de la mujer, ya que interactuaban con hombres atractivos. Cuando se les preguntó si identificaron en las mujeres disposiciones promiscuas, la respuesta resultó ser asombrosamente precisa. Esto podría no ser tan sorprendente. Resultaron tener más interés para los científicos las señales de lenguaje corporal asociadas con una alta sexualidad frente a las que no lo eran.

Resulta que las señales clásicas como sonreír, reír, inclinar la cabeza, llevar ropa provocativa, tocarse el cabello, inclinarse hacia un hombre con una postura generosa, no son señales fiables de promiscuidad - sino de amistad y coquetería -, e incluso hasta un observador parcial podría ver la diferencia. ¿Qué distingue entonces la conducta desenfrenada de la mujer? Pues he aquí un puñado de pistas: parpadeo y movimiento de cejas - frecuente, más de lo normal -, miradas apasionadas y fácil distracción de la tarea que esté realizando en ese momento.

De acuerdo con la teoría de la evolución, las mujeres son aún más precisas que los hombres cuando se trata de percibir disposición sexual. Según los autores del estudio, estos resultados reflejan una oportunidad para que los hombres conozcan mejor a la mujer. Mientras que para las mujeres, los tipos celosos, o que se toman demasiadas libertades en la coquetería, representan algo visceral: una amenaza.