Bueno, aunque ideologicamente estoy bastante alejado del dr. Alfonsin,debo reconocer que a pesar de sus muchos errores y desaciertos, lo que nunca se le va a poder achacar es que alla sido deshonesto o corrupto. Y eso hoy en dia tiene (o deberia tener) mucho valor.
Recuerdo que mi familia lo voto en el 83 y todos juntos habiamos ido a festejar su asuncion a Plaza de Mayo. Yo era muy chico y no entendia porque la gente estaba tan emocionada, lo unico que me preocupaba era que mis abuelos, peronistas ellos, habian votado a Italo Luder, y "habian perdido". Eso me ponia triste... tenia 6 años...


Alfonsin, el post que se merece

Gobierno

Bueno, aca un repaso breve de la vida del dr. Raul Ricardo Alfonsin

Raúl Ricardo Alfonsín, nació en Chascomús el 12 de marzo de 1927, hijo de Ana María Foulkes y Serafín Raúl, fue primer hijo, sobrino y nieto de una gran familia que hoy suma mas de 80 integrantes en Chascomús.

Presidente

Cursó estudios primarios en la Escuela Normal Regional de Chascomús y a los 13 años ingresó al Liceo Militar General San Martín graduándose como bachiller.
Se graduó como abogado en la Universidad de Buenos Aires y desde su juventud militó en la Unión Cívica Radical destacándose como dirigente juvenil.

vida

Se casó con María Lorenza Barreneche, con quien tuvo seis hijos: Raúl Felipe, Ana María, Ricardo Luis, María Marcela, María Inés y Javier Ignacio. Actualmente tiene 24 nietos y 3 bisnietos.
Inició su participación política atraído por la prédica de don Ricardo Balbín, Crisólogo Larralde y Moisés Lebensohn en el Movimiento de Intransigencia y Renovación. En 1951 obtuvo el mandato de vocal en el Comité de su ciudad natal y en los comicios municipales de 1954 una banca como Concejal.

Alfonsin

Durante el alzamiento militar de 1955 sufrió prisión. Luego obtuvo la presidencia del Comité de Chascomús y dos años más tarde fue convencional provincial de la UCR.

Alfonsin, el post que se merece

En 1958 fue electo diputado provincial. En 1963 llegó al congreso de la Nación y fue distinguido por sus correligionarios con la vicepresidencia del Bloque.


Autor de numerosos proyectos de ley, afirmados en una clara y dinámica visión social, dejó su banca en 1966, cuando fue derrocado por la Fuerzas Armadas el gobierno constitucional que presidía el doctor Arturo Illia.

Gobierno
Aca, Con Don Arturo Illia

Fue co-fundador de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos firmando decenas de Hábeas Corpus por desaparecidos en los años de dictadura militar. Fue durante esa época que publicó el libro "La Cuestión Argentina". Posteriormente presentó dos obras más: "Ahora, mi propuesta política" y "Qué es el radicalismo".
El 30 de octubre de 1983 ganó las elecciones nacionales con 7.725.173 votos, el 51,74%, contra el 40,15% que obtuvo el peronismo.




Jurando sobre los evangelios

Asumió como presidente al 10 de diciembre de 1983, entre sus primeras medidas de gobierno dispuso el procesamiento de los ex comandantes en jefe, o sea a los integrantes de las tres juntas militares que se sucedieron en el poder a partir del 24 de marzo de 1976.



Ejerció la Primera Magistratura de la Nación hasta julio de 1989. Durante su gestión de gobierno se llevó a cabo el plebiscito que logró la paz con el vecino país de Chile, la creación de la Comisión Nacional de Desaparición de Personas (CONADEP) que concluyó con el libro traducido a más de 15 idiomas, titulado "Nunca Más" y el juicio y condena de las Juntas Militares responsables del gobierno de facto.

Presidente
El juicio a las juntas

Entre los más importantes logros de su gobierno, cabe destacar la instrumentación y puesta en marcha del PLAN NACIONAL DE ALFABETIZACIÓN, premiado por la UNESCO, y el Plan Alimentario Nacional (PAN) cuyo modelo interesó al punto de ponerse en práctica varios países de América latina.

vida
Propaganda del Plan Nacional de Alfabetizacion

Alfonsin
Familia recibiendo la caja PAN (programa alimentario nacional)

INTENTOS DE GOLPES DURANTE SU GOBIERNO

El 15 de diciembre de 1983 Alfonsín sancionó los decretos 157/83 y 158/83. Por el primero se ordenaba enjuiciar a los dirigentes de las organizaciones guerrilleras ERP y Montoneros; por el segundo se ordenaba procesar a las tres juntas militares que dirigieron el país desde el golpe militar del 24 de marzo de 1976 hasta la Guerra de las Malvinas. El mismo día creó la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (CONADEP), integrada por personalidades independientes como Ernesto Sábato, Magdalena Ruiz Guiñazú, Graciela Fernández Meijide, entre otros, con la misión de relevar, documentar y registrar casos y pruebas de violaciones de derechos humanos, para fundar el juicio a las juntas militares.

El 20 de septiembre de 1984 la CONADEP produjo su famoso informe titulado Nunca Más y concurre a entregarlo al presidente Alfonsín acompañada de una multitud de 70.000 personas. El 4 de octubre de 1984 la Cámara Federal (tribunal civil) toma la decisión de desplazar al tribunal militar que estaba enjuiciando a las juntas para hacerse cargo directamente del juicio. Los fiscales fueron Julio César Strassera y Luis Gabriel Moreno Ocampo. El juicio se realizó entre el 22 de abril y el 14 de agosto de 1985. Se trataron 281 casos. El 9 de diciembre se dictó la sentencia condenando a Jorge Rafael Videla y Eduardo Massera a reclusión perpetua, a Roberto Viola a 17 años de prisión, a Armando Lambruschini a 8 años de prisión y a Orlando Ramón Agosti a 4 años de prisión. Por las características que tuvo, la condena a las juntas militares realizada por un gobierno democrático constituyó un hecho sin precedentes en el mundo, que contrastó fuertemente con las transiciones negociadas que tuvieron lugar en aquellos años en Uruguay, Chile, Brasil, España, Portugal y Sudáfrica.

La Ley de Punto Final no fue suficiente y en la Semana Santa de 1987 se produjo una gran rebelión militar compuesta mayoritariamente por jóvenes oficiales que se denominaron “carapintadas” dirigidos por el teniente coronel Aldo Rico. Al mismo tiempo que los jefes militares demostraban que no estaban dispuestos a obedecer las órdenes del presidente Alfonsín y reprimir la insurrección. Millones de personas salieron a las calles para oponerse al alzamiento militar y la CGT declaró la huelga general en defensa del gobierno constitucional. Durante varios días el país estuvo al borde de la guerra civil. Alfonsín, anunció al público reunido en la Plaza de Mayo, desde la Casa de Gobierno, el envío de tropas leales para exigir a los rebeldes que depusieran su actitud. Poco después habría de darse cuenta que esas tropas, en los hechos, no existían. Ni una sola de las unidades convocadas en la Capital Federal, y zonas adyacentes, respondió a esa orden. Sólo el General Ernesto Alais se mostró dispuesto a actuar, desde su guarnición en la provincia de Corrientes, y así avanzó con sus tropas hacia Campo de Mayo. A pesar de ello, al llegar esas fuerzas a Zárate, en la provincia de Buenos Aires, los oficiales de rango intermedio detuvieron su marcha e hicieron conocer su decisión de no avanzar contra sus compañeros. El propio Alfonsín ha revelado luego que, fuera de quicio, quiso marchar encabezando a la multitud a Campo de Mayo, donde se encontraban los militares insurrectos, pero que finalmente no lo hizo para evitar la guerra civil.


En vez de ello, Alfonsín concurrió personalmente a Campo de Mayo a reducir a los insurrectos. Horas después anunció, que los amotinados habían depuesto su actitud, en lo que aparentemente había sido una victoria sin concesiones del gobierno democrático. Poco después se haría evidente que este pretendido triunfo no había sido tal. Fue el sábado 30 de abril cuando Alfonsín así lo comunicó en un discurso a la población congregada en Plaza de Mayo donde utilizó una frase que se hizo histórica (con sentido negativo): “La casa está en orden, felices Pascuas”. Alfonsín, sin poder militar para detener el golpe de Estado, negoció con los líderes militares "carapintadas" la garantía de que no habría nuevos juicios contra militares por violación de derechos humanos. Esas medidas se concretaron en la ley de Obediencia Debida y el reemplazo del general Héctor Ríos Ereñú por el general José Dante Caridi, al mando del Ejército argentino. Este último, desde su cargo, comenzaría a defender públicamente la dictadura y la guerra sucia. Desde entonces Alfonsín debió enfrentar otras dos insurrecciones militares durante 1988 (18 de enero y 1 de diciembre) y un permanente estado de insubordinación de las Fuerzas Armadas.

Las leyes de Punto Final y Obediencia Debida fueron objetos de fuertes cuestionamientos por parte de las organizaciones de derechos humanos, el movimiento estudiantil, y las fuerzas políticas progresistas, incluidos sectores internos del radicalismo como la Juventud Radical y su brazo universitario Franja Morada. Con posterioridad, ambas leyes y los indultos a los jefes militares y guerrilleros ya condenados, concedidos por el presidente Carlos Menem en 1989, fueron conocidas como las leyes de impunidad, y serían derogadas por el Congreso Nacional en 2003. El propio Alfonsín apoyó la nulidad de las leyes, aunque aclaró que le correspondía a la Corte Suprema hacerlo, y no al Congreso.

Quienes justifican las decisiones que tomó para detener los juicios contra las personas acusadas de cometer delitos contra la humanidad, sostienen que en aquel momento las Fuerzas Armadas no obedecían las órdenes del presidente y que no existía poder para reprimir las insurrecciones militares, lo que hubiera llevado a un sangriento golpe de Estado y eventualmente a una más sangrienta guerra civil.

Alfonsín se ha referido con posterioridad abiertamente sobre esta cuestión diciendo:
Las medidas que nosotros tomamos, que lo hicimos con un criterio de racionalidad, no se compadecían con lo emocional del pueblo en ese momento. De modo que fue algo que se vio como una enorme frustración, en general, por todos los argentinos. Acompañado por todas las organizaciones de derechos humanos y sobre todo por los partidos políticos opositores. De modo tal que cuando Menem, posteriormente, realiza el indulto se creyó que era mucho menos grave que lo que yo había hecho. Que por otra parte no era sino cumplir con lo que había señalado durante la campaña: la responsabilidad principal es de los que mandan, la segunda de los que se han excedido en el cumplimiento de las órdenes y la tercera, los que en ese marco de terror que había, creyeron en la legitimidad de la orden impartida. Entonces, sobre esos yo no quería que recayera la pena.


link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=D2L0_bZwKJo
Discurso del dr. Alfonsin para semana santa, el famoso "la casa esta en orden"

Más allá de las especulaciones, lo cierto es que la Semana Santa de 1987 constituyó un punto de inflexión para la popularidad de Alfonsín, que se reflejaría en la derrota de la Unión Cívica Radical en las elecciones para gobernadores y parlamentarias de ese año. Pero también es cierto que Alfonsín logró entregar su mandato a otro presidente civil, de otro partido político, hecho que no sucedía desde 1916, y que desde su asunción en 1983, Argentina inició el más extenso período democrático de su historia.

LA TABLADA

El 23 de enero de 1989, durante el gobierno de Raúl Alfonsín, Enrique Gorriarán Merlo lideró un grupo armado, el Movimiento Todos por la Patria (MTP), que intentó copar el Regimiento de Infantería Mecanizado 3 "General Belgrano" con asiento en La Tablada, acción en la que murieron 39 personas, entre ellas cinco soldados conscriptos.

El movimiento justificó la toma diciendo que tenía el objetivo de impedir un supuesto golpe de estado planeado por el entonces candidato a presidente Carlos Saúl Menem y el ex militar golpista Mohamed Alí Seineldín. Para la investigadora Claudia Hilb, en cambio, un reducido grupo de personas encabezado por Gorriarán Merlo trató de "fabricar un presente ficticio: fabricar en primer lugar la materia a ser interpretada -el ficticio golpe "carapintada"- para sobre esta ficción erigir una mentira verosímil -fuimos a parar el golpe- que, bien instrumentada, deberá poder manipular ahora los sentimientos antigolpistas del pueblo en favor de la insurrección".

Alfonsin, el post que se merece

Gobierno

Presidente

PACTO DE OLIVOS

El Pacto de Olivos fue justamente ese acuerdo nacido de las conversaciones secretas sostenidas por el Presidente en ejercicio, y su antecesor, por el cual ambos trataron de canalizar sus intereses: Menem quería continuar en el poder y Alfonsín, viendo que no podía impedir esa continuidad, buscaba poner freno a ese poder, que se volvía demasiado amplio.

vida

Fue efectuado el Pacto, el 14 de noviembre de 1994, antes de realizarse la consulta a la población, que nunca pudo manifestar su opinión al respecto.

Carlos Menem logró que se aceptara la reelección presidencial, acortándose el período de cada mandato (de seis a cuatro años). La posibilidad de reelección no era indefinida, sino por un único período más inmediato posterior. Luego podía volver a ejercerse la presidencia pero con uno o más períodos intermedios.

Alfonsin

Alfonsín logró que se reconociera constitucionalmente la creación del Consejo de la Magistratura, dentro del poder Judicial, como órgano de gobierno, para dotar a la justicia de mayor transparencia en el nombramiento y remoción de los miembros de ese organismo, proponiendo a los candidatos en número de tres, al Presidente de la Nación, evitando la designación de tipo político que pudiera hacer el Presidente con acuerdo de los senadores.

FOTOS DEL EX PRESIDENTE

Alfonsin, el post que se merece

Gobierno

Presidente

vida

Alfonsin

ALGUNOS VIDEOS


A 25 de la recuperacion democratica


Declarado ciudadano ilustre de la provincia de Bs As


Inauguracion de su busto en casa de gobierno


Repaso por los medios sobre su muerte.


ACA FUE MI HOMENAJE A UN PRESIDENTE QUE, A PESAR QUE TUVO EN SUS MANOS EL PODER DE CAMBIAR UNA NACION, NO SUPO O NO QUIZO, Y QUIZAS HOY ESTEMOS PAGANDO TODAVIA LAS CONSECUENCIAS. PERO ESO ES TEMA PARA OTRO DEBATE. HOY LO DESPEDIMOS COMO UNA GRAN FIGURA QUE TUVO ESTE PAIS, QUERIDO Y RESPETADO POR TODOS. CHAU VIEJO.

FUENTES:http://es.wikipedia.org, www.tuverdad.com.ar, http://www.laguia2000.com/argentina/el-pacto-de-olivos, YOUTUBE.