¡Esa maldita sensación!

La resaca es esa sensación espantosa posterior a una noche con más copas de lo aconsejable. Insoportables dolores de cabeza, náuseas, falta de apetito, mucho cansancio y dolor muscular son algunos de los efectos con los que hay que lidiar. Son aquellos los que hacen prometer que esa será la última vez que uno tomará alcohol. Claro que ese juramento se autodestruye al tiempo que los síntomas comienzan a desaparecer.










Cómo prevenir y curar la resaca





Pero…. ¿por qué uno se siente así? Estos síntomas aparecen cada vez que se consuma más alcohol del que el organismo puede soportar. Un dato curioso es que el alcohol tiene la característica de poder ser absorbido rápidamente y puede alcanzar los niveles máximos en sangre entre 20 y 120 minutos después de su ingesta.





Cómo curarla

Las consecuencias pueden durar hasta 24 horas. Por suerte, hoy conocemos varias fórmulas que pueden ayudar a eliminarlos síntomas lo antes posible y hacer menos tortuoso el día después…

Una buena opción para recuperarse es descansar mucho y hacer actividades al aire libre para oxigenar el organismo. Y una ducha caliente con chorrito de agua fría al final favorecerá la circulación sanguínea y ayudará a eliminar las toxinas más rápido.

Además, es fundamental tomar mucha agua para rehidratarse y consumir alimentos livianos y ricos en fructosa, sales y potasio, como la leche, la carne, las frutas y los cereales. Los jugos frutales son una buena elección para reponer vitaminas.



Mejor prevenir…

Aquí les dejamos algunos clásicos tips que más que ayudar a reponerse de una resaca, tratan de evadirla.


* Beber agua antes y despúes de tomar alcohol. No sólo hace que la resaca sea menor sino que ayuda a evitar que se levanten con la boca seca y que tengan una costante sesación de sed. También, hace que se elimine el alcohol más rápido a través de la orina.

* No beber con el estómago vacío. Por el contrario hay que alimentarse muy bien antes de consumir alcohol. Lo mejor es comer un plato rico en hidratos de carbono, proteínas y grasas para que el organismo asimile un volumen más elevado de alcohol.

* No acostarse hasta sentirse lo mejor posible. Irse a dormir ebrios no evita que se levanten sin resaca.

* Medirse con el alcohol, tratar de no mezclar diferentes tipos de bebidas y elegir las de mejor calidad.

* Jamás pensar que “un clavo saca a otro” es aplicable en estos casos. Tomar más alcohol para evitar la resaca solo prolonga la borrachera pero tarde o temprano todos los síntomas vuelven a aparecer.






Soluciones alrededor del mundo



alcohol


Hoy en día los remedios varían de país en país y de región en región. Y como cuando se trata de costumbres tampoco hay nada escrito, quisimos enseñarles algunas de las que más nos sorprenden: en Haití los que saben de vudú recomiendan clavar trece alfileres en el corcho de la botella que se bebió. Correr también es un gran remedio, lo recomiendan en la India y los pieles rojas de los Estados Unidos, sólo que los primeros terminan poniéndose de cabeza y los segundos lamen el sudor y los escupen para librarse del “veneno”.

En Irak se come caldo de cabra y si los síntomas son severos puedes optar por incluir o no el cerebro. En Turquía comen sopa de tripas con vinagre de ajo y en Puerto Rico se acostumbra a frotarse un limón en círculos debajo del brazo con el que sostiene la copa.

Quizá lo mejor sea prevenirla como recomiendan algunos griegos: usando una corona de perejil en la cabeza mientras se bebe.

En México los remedios van desde comer chilaquiles con mucho picante acompañado de café negro, o tacos de carnitas, cecina, chicharrón y longaniza. También se suele comer mariscos con mucho chile, sin olvidar bebidas altas en sodio o Alka-Seltzers y Pedialyte.

Además, se utilizan los vapor o la ducha fría. En Venezuela está el “Vuelve a la vida” que te preparan en la playa que lleva camarones, pulpo, cangrejo, tomate, pimienta, aguacate, ajo, cilantro y salsa para cocktail. En Argentina se puede comprar Falgos, una pastilla que se toma antes y después de ingerir alcohol.

Estos no son las únicas ni últimas soluciones que existen para este malestar. Así que cuéntanos ¿qué remedios conoces tú? Coméntanos si te han resultado efectivos y por qué. Claro que como en todo también hay creencias ¿Conoces alguna bebida alcohólica que no provoque resaca? Aunque quizá lo que deberíamos preguntarnos es por qué a pesar de lo mal que nos hace sentir seguimos provocándola…












Fuente:

http://www.yanswersbloglatam.com/b4/2008/10/20/para-curarse-la-resaca/