Dengue

GUIA PARA EL EQUIPO DE SALUD: DENGUE


Dengue

1. Introducción
El dengue es una enfermedad causada por un virus, transmitida de persona a persona a través de un mosquito, que es el vector de la enfermedad. En la mayoría de los casos, este es el Aedes aegypti, mosquito de hábitos domiciliarios, por lo que la enfermedad es predominantemente urbana.
La susceptibilidad en humanos al virus del dengue es universal. Toda persona que es picada por un mosquito infectado puede desarrollar la enfermedad.
El virus del dengue pertenece a la familia Flaviviridae y existen cuatro variantes, los serotipos 1, 2, 3 y 4.
La infección con un serotipo confiere inmunidad permanente contra el mismo (inmunidad
homóloga) y sólo por unos meses contra los otros serotipos (inmunidad heteróloga). De esta
manera, una persona podría tener dengue hasta cuatro veces, una por cada serotipo.
El dengue es un problema creciente de Salud Pública en el mundo, debido a un aumento de la
población de Aedes aegypti, y a la falta de una vacuna eficaz para prevenir la enfermedad.
El aumento de la población de mosquitos es una consecuencia de la urbanización rápida y
desorganizada, de la insuficiente provisión de agua potable y de recolección de residuos, de la gran producción de recipientes descartables que sirven como criaderos de mosquitos, y de la resistencia del Aedes aegypti a los insecticidas.
Mientras no se cuente con una vacuna, las estrategias de control deben estar dirigidas a:
• Reducir la población de mosquitos.
• Protegerse de las picaduras de los mismos.
• Detectar y tratar precoz y adecuadamente a los casos de la enfermedad.
Para llevar adelante estrategias de control, es fundamental la coordinación intersectorial y la participación comunitaria.

Transmisión
medicina
En América la transmisión del dengue es a través de mosquitos vectores de las especies Aedes aegypti. El Aedes albopictus es un vector potencial ya que hasta la actualidad, no se ha demostrado la transmision del dengue por este mosquito en America.
El Aedes aegypti es detectado desde el año 1984 en Argentina, y se distribuye actualmente
desde el norte del país hasta las provincias de Buenos Aires, La Pampa y Mendoza. El Aedes
albopictus se encontró en las provincias de Misiones y de Corrientes.
Ambos mosquitos se desarrollan en envases caseros que puedan retener agua estancada,
como por ejemplo floreros.
Pueden picar a cualquier hora del día y de la noche pero generalmente lo hacen en la mañana y en horas de la tarde, aunque en algunas ocasiones el Aedes aegypti se alimenta en los ambientes interiores durante la noche, si hay luces encendidas.

Distribución
Dengue
En Argentina, durante la última década, se han registrado casos autóctonos de dengue* de los serotipos 1, 2 y 3 en las provincias de Salta y Jujuy, mientras que se han registrado casos de los serotipos 1 y 3 en las provincias de Formosa, Misiones y Corrientes. Hasta el momento no se han notificado en Argentina casos de dengue autóctonos producidos por el serotipo 4. En Argentina el comportamiento del dengue es epidémico, restringido a los meses de mayor temperatura (noviembre a mayo), y en estrecha relación con la ocurrencia de brotes en los países limítrofes.

Forma de transmisión
El dengue se transmite a través de la picadura de la hembra del mosquito Aedes aegypti y de Aedes albopictus, que debe estar previamente infectado con el virus para transmitir la enfermedad.
Los enfermos pueden infectar a los mosquitos desde días antes de la aparición de los síntomas hasta 5-6 días después del comienzo de los mismos. El ciclo comienza cuando una persona infectada por el virus del dengue en período de viremia, es picada por un mosquito.
Luego del período de incubación, que es de entre 8 a 12 días, el mosquito será capaz de infectar a un individuo susceptible, y permanecerá infectante el resto de su vida. La enfermedad no se transmite de persona a persona, ni a través de objetos.

2. Manifestaciones clínicas
mosquito
Luego de un período de incubación que puede ir entre 5 a 7 días, (se han observado casos con un período de incubación de 3 hasta 14 días), podrán aparecer las manifestaciones clínicas.
Sin embargo, es de destacar que una alta proporción de las personas que se infectan con dengue serán asintomáticas Entre los casos sintomáticos, el cuadro mas común es el dengue clásico que se caracteriza por un cuadro febril agudo, de duración limitada (2 a 7 días), con intenso malestar general (cefalea, dolor retro ocular, dolor muscular y dolores articulares), a veces acompañado de una erupción rojiza distribuida en forma de parches en brazos y piernas. Es frecuente la presencia de leucopenia con linfocitosis relativa; con menor frecuencia se observan trombocitopenia e incremento de las transaminasas.

(*) Casos “autóctonos” son aquellos en los que el contagio se produjo en el área, lo que indica la presencia del vector y del virus. Los casos “importados”, son aquellos en los que el paciente adquiere la enfermedad en un área distinta de la que se hizo el diagnóstico. Una tercera parte de los pacientes, puede desarrollar manifestaciones hemorrágicas leves tales como petequias, púrpuras o equimosis, sangrado de encías, sangrado nasal o gastrointestinal, sin que ello indique que se trata de un dengue hemorrágico. El dengue clásico en general es un proceso autolimitado y de evolución benigna. El tratamiento es de tipo sintomático y el paciente mejora completamente al cabo de aproximadamente 7 días.
El dengue hemorrágico y el Choque por dengue (Shock por dengue), pueden ser producidos
por cualquiera de los tipos virales, pero se producen con más frecuencia cuando una
persona que padeció dengue por un serotipo (infección primaria), se infecta con un virus de dengue de un serotipo diferente (infección secundaria) al que le ocasionó el primer cuadro. Sin embargo, los cuatro serotipos pueden causar dengue hemorrágico en la infección primaria.
El dengue hemorrágico incluye los síntomas del dengue clásico (fiebre, malestar general, cefalea, dolor retroocular, dolor muscular y dolores articulares), a los que se agregan manifestaciones hemorrágicas, aumento de la permeabilidad vascular y trombocitopenia.
El cuadro se inicia como un dengue clásico, pero a partir del cuarto o quinto día de enfermedad, se produce un descenso de la fiebre, hemorragias generalizadas, prueba del torniquete positiva* o presencia de petequias, pérdida de plasma debida al aumento de la permeabilidad vascular e incremento del hematocrito.
El tratamiento del dengue hemorrágico requiere la internación del paciente.
El síndrome de Choque del dengue (Shock por dengue) incluye el cuadro de dengue hemorrágico, más los signos de choque: pulso débil y acelerado, disminución de la presión del pulso, hipotensión, piel fría y húmeda e inquietud generalizada. La enfermedad comienza de modo repentino con fiebre, acompañada a menudo de anorexia, enrojecimiento facial y síntomas gastrointestinales leves. El estado del enfermo se deteriora rápidamente, con signos de debilidad, inquietud, sudoración profusa y dolor abdominal intenso.
La mayoría de los pacientes con dengue hemorrágico no entran en choque. La mortalidad puede llegar al 30- 50%, en casos no tratados de Choque por dengue. Muchos de los pacientes que evolucionarán a choque por dengue, presentan ciertos signos de
alarma, que se enumeran a continuación, antes de manifestar insuficiencia circulatoria, siendo necesario en estos casos una observación mas cuidadosa.

Los signos de alarma son:
1. Dolor abdominal intenso,
2. Vómitos persistentes,
3. Cambio abrupto de fiebre a hipotermia, con sudoración y postración,
4. Cambio en el estado mental del paciente, que puede presentar tanto agitación como somnolencia.
(*) Prueba del torniquete: la misma evalúa fragilidad capilar. Consiste en inflar el manguito del tensiòmetro a un punto intermedio entre la presión sistólica y diastólica durante 5 minutos y luego desinflar el manguito, esperando que la piel vuelva a su color normal y contando después el número de petequias visibles en un área de 2,5
x 2,5 cm en la superficie ventral del antebrazo. La presencia de 20 o más petequias indica una prueba positiva.

3. Formas clínicas
Se debe sospechar dengue en todo caso de síndrome febril, definido como un paciente de
cualquier edad y sexo que presente fiebre de menos de 7 días de duración, sin afección de
las vías aéreas superiores y sin etiología definida, acompañada de dos o más de los siguientes síntomas: cefalea, dolor retroorbitario, mialgias, artralgias, erupción cutánea, manifestaciones hemorrágicas leves; y que resida o haya viajado a área endémica, o con transmisión activa de dengue o con presencia de vector. Este cuadro corresponde a un caso sospechoso de dengue clásico.

Dengue clásico: caso sospechoso
• Síndrome febril
* fiebre de menos de 7 días y
* sin afección de las vías aéreas superiores y
* sin etiología definida y
• Dos o mas de los siguientes síntomas:
* cefalea,
* dolor retroorbitario,
* mialgias/artralgias,
* erupción cutánea,
* manifestaciones hemorrágicas leves y
• Que viva o haya viajado a zona endémica de dengue o con transmisión activa de dengue
o presencia de vector de dengue.

Se debe sospechar dengue hemorrágico en todo paciente con los siguientes cuatro criterios:
1- fiebre o antecedente reciente de fiebre
2- manifestación hemorrágica evidenciada por uno o más de los siguientes signos: *prueba
del torniquete positiva, *petequias, *equimosis o púrpuras, *hemorragia gingival o del tracto gastrointestinal, hematemesis, melena
3- trombocitopenia con 100.000 plaquetas por/mm3 o menos.
4- extravasación de plasma por aumento de la permeabilidad capilar, manifestada al menos por uno de los siguientes:
• 20% de aumento de hematocrito sobre los valores normales, o
• disminución del 20% del hematocrito luego del tratamiento
• presencia de signos de pérdida de plasma: derrame pleural, ascitis y/o hipoproteinemia.
Este cuadro corresponde a un caso sospechoso de dengue hemorrágico.

Dengue hemorrágico: definición de caso*
• Debe cumplir los siguientes 4 criterios:
1. Fiebre o antecedente reciente de fiebre
2. Manifestación hemorrágica evidenciada por al menos una de las siguientes:
* prueba del torniquete positiva
* petequias, equimosis o púrpuras
* hemorragia en mucosas, tracto gastrointestinal u otra
3. Trombocitopenia (100.000 x mm3 o menos)
4. Aumento de la permeabilidad capilar manifestada por al menos uno de los siguientes signos:
* disminución de 20% o más del hematocrito luego de la hidratación
* Hematocrito igual o superior a 20% por encima del promedio para la edad y población que se considere
* signos asociados a extravasación de plasma: derrame pleural, ascitis o hipoproteinemia

Aedes aegypti


Se debe sospechar síndrome de choque por dengue: en todo paciente con las manifestaciones
de dengue hemorrágico acompañado de evidencia de insuficiencia circulatoria.
Síndrome de choque por dengue: definición de caso
Los 4 criterios de dengue hemorrágico más evidencia de falla circulatoria manifestada por:
* Pulso rápido y débil
* Disminución de la presión del pulso (presión arterial diferencial de 20 mmHg o menos)
* Hipotensión arterial para la edad
* Extremidades frías
* Confusión mental

4. ¿Cómo se confirma el dengue?
Se considera Caso Confirmado a todo paciente sospechoso que tenga un diagnóstico confirmatorio de dengue por laboratorio, o por nexo epidemiológico.
La confirmación del diagnóstico de dengue se hace por alguna de las siguientes técnicas, dependiendo del momento entre el inicio de los síntomas y la toma de la muestra:
Si la muestra es tomada antes de los 5 días de iniciados los síntomas:
• Aislamiento del virus y/o detección del genoma viral de muestras de suero y/o tejidos.
Si la muestra es tomada más de 5 días después de iniciados los síntomas:
• Aumento de por lo menos 4 veces del titulo de anticuerpos IGG del virus del dengue (seroconversión) en muestras de suero obtenidas en la fase aguda y de convalecencia tomadas con un lapso de tiempo de 10 a 15 días, descartando reacciones cruzadas con otros virus pertenecientes a la familia Flaviviridae.
• Dentro de un contexto epidemiológico que lo justifique, una única muestra positiva para
IgM puede confirmar un caso.
En pacientes post mortem:
• Aislamiento viral y/o detección del antígeno específico por PCR en muestras de suero
obtenida por punción cardíaca o tejidos.
• Inmunohistoquímica en muestras de tejidos.
En el caso de dengue existe la posibilidad de considerar la confirmación de la sospecha
diagnostica, por nexo epidemiológico: en un episodio de transmisión comprobada de dengue,
luego de la confirmación por laboratorio del diagnóstico de dengue en los primeros casos,
los siguientes casos se confirman por criterios clínico-epidemiológicos. Si bien es necesario continuar realizando análisis serológicos y moleculares para verificar si existe introducción de otro serotipo, los estudios de laboratorio en una epidemia se centralizan hacia los casos graves, atípicos o hemorrágicos y para monitorear la expansión del brote hacia nuevas áreas.
Dengue

5. ¿Cómo se trata el paciente con dengue?
No existe tratamiento específico para el dengue, y solo se aplican medidas de sostén.
En el caso de dengue clásico:
El tratamiento puede ser domiciliario, indicando al paciente y su familia que concurra al centro de salud si aparecen los signos de alarma: signos de sangrado, dolor abdominal intenso o sostenido, vómitos abundantes y frecuentes, descenso brusco de la temperatura, irritabilidad, somnolencia o ambos.
< La aspirina está contraindicada >


Se debe indicar reposo y reposición de líquidos. Se debe proteger al paciente de la picadura de mosquitos, mientras el paciente se encuentre febril, para evitar la transmisión de la enfermedad.
En el caso de dengue hemorrágico o choque por dengue, El tratamiento debe ser hospitalario, con el fin de reponer líquidos y electrolitos, administrar oxigenoterapia
de ser necesaria y eventualmente transfusiones de sangre o plaquetas. Considerar
la derivación a un centro de mayor complejidad de ser necesario.
Se debe proteger al paciente de la picadura de mosquitos, para evitar la transmisión de la enfermedad, mientras el paciente se encuentre febril.
Una causa de internación, no relacionada con el cuadro clínico de dengue, es la dificultad en el seguimiento del paciente, entendiéndose como tal, la que se presenta en el caso de personas con sospecha de dengue cuyo seguimiento ya sea por la residencia lejana u otro factor, sea evaluado como difícil. En estos casos entonces, se deberá considerar la internación temporaria para facilitar su observación.

7. ¿Qué hacer si se confirma el caso sospechoso de dengue?
• Si Ud. se encuentra en una zona de riesgo de dengue Informar al paciente, la familia y la comunidad sobre la enfermedad, el mosquito, el modo de transmisión y los métodos de prevención.
Explicar a la familia y al paciente la necesidad de proteger al paciente de las picaduras de mosquitos, utilizando barreras como telas mosquiteras mientras el paciente se encuentre febril. Vigilar la aparición de casos febriles en las 9 manzanas alrededor del caso índice, y donde se hubiere detectado un caso sospechoso.
Intensificar la tarea de eliminar potenciales sitios de reproducción del mosquito, mediante la destrucción o inversión de recipientes con agua o la aplicación de larvicidas.
• Si Ud. NO se encuentra en una zona de riesgo de dengue Investigar los sitios a los que concurrió el paciente 5 a 10 días previos a la aparición de la enfermedad,
manteniendo en especial vigilancia a todas aquellas personas que hayan visitado el
mismo lugar. Explicar a la familia y al paciente la necesidad de proteger al mismo de las picaduras de mosquitos mientras el paciente se encuentre febril, para evitar la infección de otros mosquitos que podrían transmitir la enfermedad.
Realizar medidas de difusión y educación en la comunidad informando al paciente, la familia y la comunidad en general sobre la enfermedad, el mosquito, el modo de transmisión y los métodos de prevención.
Intensificar la tarea de eliminar potenciales sitios de reproducción del mosquito, mediante la destrucción o inversión de recipientes con agua o la aplicación de larvicidas.

8. ¿Cómo notificar el caso de dengue?
medicina
Se deben notificar los casos de Síndrome Febril, Dengue clásico y Dengue Hemorrágico/
Choque por Dengue.
La notificación de cada una de estas enfermedades debe seguir la siguiente modalidad:
Síndrome febril definido como: paciente de cualquier edad y sexo que presente fiebre de
menos de 7 días de duración, sin afección de las vías aéreas superiores y sin etiología definida.
La Notificación deberá ser individual e inmediata, en la planilla de notificación de Síndrome Febril.

Dengue Clásico:
Si se trata del primer caso, o de los primeros casos que se registran en el área o en la temporada, en un área donde ya ha habido casos de dengue, (episodio interbrote), la notificación deberá ser individual e inmediata, en la planilla de notificación de Síndrome Febril. Si se trata de los casos subsiguientes a otros casos ya confirmados en el área o la temporada, (un episodio intrabrote), la Notificación será de número de casos, y debe ser enviada semanalmente a través de su carga en el Sistema Nacional de Vigilancia de la Salud (SNVS) o de la planilla C2 impresa.
Dengue Hemorrágico/ choque por Dengue:
Siempre la notificación debe ser individual e inmediata, en la ficha de notificación correspondiente. Se debe utilizar la vía más rápida disponible: teléfono, fax, correo, etc, al nivel superior que corresponda, sea el Hospital o el Área Programática. Se adjuntan en el anexo las planillas de notificación.

9. Prevención en la familia y la comunidad
Dengue
Al no existir la vacuna, la única forma de controlar la enfermedad es prevenirla, y la
mejor medida de prevención es el control del mosquito y sus criaderos, la detección
rápida y temprana de los casos mediante la vigilancia de casos febriles, y el aislamiento
entomológico (protección de las picaduras) de los pacientes enfermos de dengue
mientras se encuentren febriles.
• Con relación al control del mosquito y los criaderos
El control del vector, una vez notificados los casos de dengue, está en general a cargo de organismos municipales, provinciales o nacionales, quienes realizan tareas de bloqueo mediante la aplicación de larvicidas y la fumigación con insecticidas.
Es muy importante que el equipo de salud:
• Verifique que los responsables de las actividades de control del vector están realizando las tareas correspondientes en el área en la que reside el caso detectado.
• Informen y estimulen a la población a realizar actividades que controlen el desarrollo de los mosquitos. Se debe brindar información a la población sobre el mosquito y su proliferación, el modo de transmisión y los métodos de prevención.

Hay acciones simples y económicas que pueden ayudar al control sin utilizar productos
químicos. Estas son las tendientes a la eliminación de potenciales criaderos del mosquito mediante la eliminación o el vaciado de tachos, latas, botellas plásticas, cubiertas en
desuso, neumáticos viejos y otros recipientes que pueden contener agua.
Se debe estimular a la población para que adopte hábitos y prácticas que reduzcan el riesgo de convivir con los mosquitos, como la recolección de residuos, el manejo adecuado de recipientes con aguas estancadas y para que adopte además conductas de autocuidado, como el uso de mosquiteros en puertas y ventanas y el uso de repelentes.
Para aquellas localidades en las que exista escasez de agua, se debe proporcionar información sobre cómo almacenar agua de manera adecuada: en recipientes bien tapados, sin orificios por donde puedan ingresar los mosquitos.
• La vigilancia de los síndromes febriles:
Por la dificultad del diagnóstico de dengue, en zonas de riesgo es de suma importancia hacer vigilancia de los Síndromes Febriles. Esta vigilancia permitiría identificar los casos de dengue que han desarrollado las formas menos graves o no hemorrágicas de la enfermedad.
• Aislamiento entomológico de los pacientes Informar a la población acerca de la importancia de evitar que aquellos pacientes enfermos de dengue sean picados por los mosquitos mientras se encuentren febriles, para evitar la propagación de la enfermedad utilizando barreras como telas mosquiteras.

mosquito
1. ¿Qué es el dengue?
El dengue es una enfermedad viral transmitida por mosquitos, que se caracteriza por producir un importante dolor en las articulaciones y músculos, inflamación de los ganglios y erupción en la piel.
No todos los mosquitos contagian el dengue, sólo aquellos que previamente han picado a un
individuo enfermo.
Muchos conocen al dengue como enfermedad “rompehuesos“ por el intenso dolor que produce
en los músculos y las articulaciones.
Existen cuatro tipos del virus del dengue. La primera vez que una persona es contagiada por cualquiera de estos 4 virus, adquiere el dengue. Nunca volverá a padecer dengue por el mismo virus pero si la persona vuelve a ser picada por un mosquito portador de uno de los tres restantes virus, puede sufrir otra vez dengue. Por lo tanto, una persona puede tener hasta cuatro enfermedades por dengue durante su vida.

2. ¿Cómo se contagia?
El dengue es transmitido solamente por la picadura de algunas especies de mosquitos Aedes,
principalmente el Aedes aegypti. Ese mosquito, puede picar a cualquier hora del día y de la noche.
Cuando el mosquito se alimenta con sangre de una persona enferma de dengue y luego pica
a otras personas, les transmite esta enfermedad. El contagio solo se produce por la picadura de los mosquitos infectados. No se transmite directamente de una persona a otra, ni a través de objetos ni de la leche materna.
El mosquito que transmite el dengue, se desarrolla en envases caseros que puedan retener
agua, tales como latas, barriles o tanques, llantas descartadas, floreros, y cualquier otro recipiente que contenga agua estancada.

3. ¿Qué puedo hacer para prevenir el dengue?
No hay vacuna disponible contra el dengue, por lo que si vivimos o vamos a viajar a una
zona de riesgo la mejor prevención es evitar ser picados por mosquitos. Para eso:
- Aplique repelente contra insectos en la piel expuesta.
- Rocíe su ropa con repelentes ya que los mosquitos pueden picar a través de la ropa de tela fina.
- Use camisas de manga larga y pantalones largos
- Use mosquiteros en las camas si su habitación no tiene acondicionador de aire. Para protección adicional, rocíe el mosquitero con insecticida.
- Rocíe insecticidas en su habitación antes de la hora de acostarse.

4. ¿Cuáles son las zonas de riesgo para enfermar de dengue?
En Argentina el dengue se produce en los meses de calor, generalmente de noviembre a mayo,
siendo las provincias de Salta, Jujuy, Formosa, Misiones y Corrientes las de mayor riesgo.

5. ¿Cómo puedo saber si tengo dengue?
En la mayoría de los casos el dengue puede producir síntomas parecidos a una gripe pero, en algunos casos puede producir una enfermedad grave con hemorragias.
Si ha viajado o vive en una zona donde se conocen casos de dengue y tiene fiebre alta, con
intenso malestar general, dolor de cabeza y detrás de los ojos, y dolores de los músculos y articulaciones, consulte al Centro de Salud, y allí le dirán si es posible que se trate de dengue y qué debe hacer.

6. ¿Hay algún tratamiento para el dengue?
No hay un tratamiento específico para la enfermedad, solo se realiza tratamiento de los
síntomas Por eso es importante ante la sospecha concurrir al Centro de Salud, donde le indicarán al paciente las medidas adecuadas a cada caso. Evite tomar aspirina, porque puede favorecer las hemorragias. Tome Paracetamol en caso de dolor intenso o fiebre.
Es muy importante utilizar mosquiteros donde se encuentra el paciente mientras tenga fiebre, para evitar que sea picado por mosquitos, y que de esa manera otros mosquitos se infecten y puedan contagiar a otra persona.
Siga las recomendaciones que le ha indicado el equipo de salud, para eliminar los mosquitos de su casa.

7. ¿Qué puede hacer Ud.?
Si controlamos la proliferación de los mosquitos, evitaremos la transmisión de la infección así que:
- Revise su casa, y las zonas de los alrededores como jardines y quintas, en búsqueda de recipientes
que puedan acumular agua estancada, y que no tenga ninguna utilidad.
- Elimine el agua de los huecos de árboles, rocas, paredes, pozos, letrinas abandonadas, porejemplo rellene huecos de tapias y paredes donde pueda juntarse agua de lluvia.
- Entierre todo tipo de basura como latas, cáscaras, llantas y demás recipientes u objetos que puedan almacenar agua.
- Ordene los recipientes que puedan acumular agua, colóquelos boca abajo o colóqueles una
tapa.
- Mantenga tapados los tanques y recipientes que colectan agua o pueden recolectarla si
llueve.
- Cambie el agua de los floreros cada 3 días y frote las paredes del mismo. De ser posible, utilice
productos alternativos en lugar de agua (geles, arena).
- Cambie el agua cada 3 días y lave con esponja los bebederos de animales.
- Mantenga limpias, cloradas o vacías las piletas de natación fuera de la temporada.
- Mantenga los patios desmalezados y destapados los desagües de lluvia de los techos.
- Hable con sus amigos y vecinos para informarlos acerca de las medidas para prevenir el
dengue.

Para más información: 0-800-222-1002


Aedes aegypti

Fuentes de Información - Dengue

Dar puntos
10 Puntos
Votos: 0 - T!score: 0/10
  • 0 Seguidores
  • 20.590 Visitas
  • 3 Favoritos

3 comentarios - Dengue

@nocumploconelprotocolo Hace más de 5 años
VILLA SOMBRILLA?

heyheyheyimback dijo:Capo todo bien pero ya hay un post asi con Sticky... Que tiene incluso un poco mas de info

CAYATE MALA ONDA, CUANTO MAS INFORMACION TENGAMOS EN LA RED MEJOR,
@MrRomo Hace más de 5 años
+10 por ayudar
@razzence Hace más de 5 años