Las Rivalidades mas Grandes del deporte

Clasicas Rivalidades




Las Rivalidades mas Grandes del deporte

El Superclásico del fútbol argentino es el partido que enfrenta a los dos equipos de fútbol más populares del país:[1] Boca Juniors y River Plate.

Este espectáculo deportivo concentra la atención de las grandes masas no sólo en Argentina, sino en muchos países del mundo. Es reconocido por muchos por la pasión expresada por parte de los aficionados tanto durante el partido como en la previa.

Esta rivalidad comenzó a principios del siglo XX, cuando dichos clubes compartían el barrio de la Ribera. Ha sobrevivido a numerosos capítulos que quedaron en la historia del deporte argentino, tanto positivos como negativos.

Reconocimiento internacional

Para señalar su gran relevancia mundial, es importante destacar una encuesta realizada por el diario inglés "The Observer". Con motivo de su 50 aniversario este periódico decidió consultar a expertos del deporte sobre un evento que consideren apasionante. El editor de la revista "World Soccer Magazine" fue el elegido para el fútbol y describió este encuentro como "insuperable por ningún otro en el mundo por su pasión e intensidad". En el artículo comenta que ha tenido la oportunidad de verlo en el estadio xeneize. Asimismo, añadió al Clásico español (FC Barcelona-Real Madrid), al derbi de la ciudad de Milán, (Inter-AC Milán), al escocés (Glasgow Rangers-Celtic Football Club) y al turco (Fenerbahçe SK-Galatasaray SK) como eventos de similiar atracción en el resto del mundo, además de destacar al egipcio Zamalek-Al-Ahly como el más importante de África.

En España es tal la importancia que se le otorga que, aprovechando la ausencia de fútbol local, el clásico del 8 de octubre de 2006 (finalizado con un marcador de 3 a 1 a favor de River Plate) fue transmitido en vivo y en directo a través de "Radio Marca", una de las radios deportivas más importante de ese país.

Historia

River y Boca nacieron en una cuna en común, el barrio porteño de La Boca, y se fueron haciendo grandes de a poco, entre dificultades y carencias. Sin embargo, la tenacidad de sus jóvenes integrantes pudo más y ambos llegaron a ser los colosos que son hoy en día.

El primer enfrentamiento del que se tienen registros se produjo el 2 de agosto de 1908 en la canchita que los xeneizes tenían en la Dársena Sur. Sólo se sabe que los locales ganaron 2-1, porque las crónicas de la época no le daban mayor importancia a ese juego que los "ingleses locos" habián introducido en el país a través del puerto de Buenos Aires. Es más, es conveniente dejar la puerta de la información entornada y no descartar la aparición de algún otro clásico previo a ese de 1908. La historia suele dar este tipo de sorpresas. El primer triunfo de River se produjo el 24 de agosto de 1913 en el viejo estadio de madera del Racing Club de Avellaneda y tuvo una importancia mayúscula, ya que se trató del primer partido oficial disputado entre ambos. Cándido García y Antonio Ameal Pereyra, dos figuras del amateurismo rojiblanco, anotaron los goles de la victoria por 2-1, mientras que Marcos Mayer señaló el auriazul.

Principales alegrías riverplatenses

A continuación se listan los detalles de los encuentros recordados felizmente por la parcialidad millonaria, entre los que se destacan llevarse el partido con más goles, ser el primero en ganar en enfrentamientos internacionales y haber dado la vuelta olímpica en el estadio de su eterno rival, entre otras. Además, cuenta con el máximo goleador de los superclásicos, Ángel Labruna, con 22 (16 en partidos oficiales y 6 en amistosos).

* Los superclásicos suelen tener un condimento especial por cualquier circunstancia que los rodee. Cuando alguien se encuentra sin chances de luchar por el título, se suele decir que este partido sirve para "salvar el año", lo que significa que salir victorioso le daría cierta "impunidad" a la hora de las discusiones. El primero en conseguir ese preciado objetivo fue River, cuando el 19 de noviembre de 1933 lo derrotó por 3-1, resultado que le impidió al conjunto boquense asegurarse el título, el cual terminaría en manos de San Lorenzo de Almagro.

* La máxima goleada de River en el profesionalismo ocurrió el 19 de octubre de 1941, partido en el que la famosa "La Máquina" le propinó un 5-1 a su eterno rival, con goles de José Manuel Moreno, Ángel Labruna, Adolfo Pedernera y dos de Aristóbulo Deambrossi.

* El 8 de noviembre de 1942, los millonarios logran un empate 2-2 en la Bombonera que les significa el campeonato tras ir en desventaja 2-0 al finalizar el primer tiempo. River dió la vuelta olímpica en la cancha de su eterno rival tras empatar con dos goles de Pedernera.

* El 8 de diciembre de 1955, River se consagra nuevamente campeón en la Bombonera, tras ir perdiendo 0-1 en el primer tiempo, da vuelta el partido en dos minutos con goles de Labruna y Zárate, cuando faltaban menos de 20 minutos para terminar el partido.

* El 10 de febrero de 1966 se enfrentaron por primera vez por una copa internacional. Fue en la Copa Libertadores de América, donde River consiguió alzarse con la victoria: 2-1 en el Monumental.

* Entre todos los clásicos, quizás el que se recuerda con mayor admiración por sus repentinos cambios de rumbo fue el que jugaron en cancha de Vélez Sársfield el 15 de Octubre de 1972. River empezó ganando 2-0 y el partido parecía encaminarse a una goleada riverplatense histórica. Sin embargo, una gran remontada de Boca puso el partido 4-2 para el xeneize y el mundo boquense era una fiesta. Faltando poco para el final, River logró poner el partido 4-4, y ya en tiempo de descuento, Carlos Morete puso el 5-4 para los millonarios en el superclásico con más goles de la historia.

* El 9 de noviembre de 1977, en la Bombonera se terminaba el Metropolitano de 1977 y River era el único puntero llegada la penúltima fecha. Boca se adelantó por medio de Vicente Pernía apenas empezado el partido, pero River lo empató con un penal de Daniel Passarella y lo terminó ganando en el último minuto con gol de Pedro González después de una corrida de 40 metros. River se consagraría campeón en la fecha siguiente.

* El famoso partido recordado como el de la "pelota naranja" es el del 6 de abril de 1986, el gran día de Norberto Alonso, quien tras anotar 2 goles con una pelota de ese color le dio el triunfo a River. El equipo de Núñez había logrado el título en la fecha anterior y antes de comenzar el partido dio una vuelta olímpica reducida, para evitar incidentes, en el estadio de su eterno rival.

* El 22 de noviembre de 1987 River remontó un partido impensado. Omar Palma falló un penal y más tarde Boca se pondría 2-0, con dos goles de Jorge Rinaldi. Pero en el segundo tiempo lo dio vuelta para ponerse 3-2 a poco de finalizar el encuentro, con gol del mismo Omar Palma. Al final del partido el árbitro cobró un penal en favor de Boca, y dictaminó que luego de ser pateado marcaba el final del partido. El tiro desde los doce pasos lo ejecutó Jorge Comas y lo erró, pasando la pelota por encima del travesaño.

* El River dirigido por Américo Gallego, que se consagraría como campeón invicto, se dio el gusto de darle a Boca uno de las mayores exhibiciones de la historia en la Bombonera derrotándolo por 3-0 con goles de Ariel Ortega, Marcelo Gallardo y Enzo Francescoli. Con esa victoria, el conjunto millonario casi se aseguró el título al obligar a su único rival en la lucha por el Apertura de 1994, San Lorenzo de Almagro, a ganar un partido pendiente frente a Newell's. Finalmente San Lorenzo perdería el encuentro, consagrándose entonces automáticamente a River como campeón.

* El 23 de marzo de 1997 se dio otro clásico de resultados cambiantes. Boca vencía claramente a River en el Monumental por 3-0 en el primer tiempo. Incluso Roberto Bonano le atajó un penal a Roberto Pompei cuando las cosas estaban 2-0 y Diego Latorre perdió varias ocasiones favorables para aumentar la diferencia. Cuando finalizaba el primer tiempo, Sergio Berti conseguía un estimulante descuento para River. La reacción definitiva llegaría en el segundo tiempo a través de un contragolpe de Facundo Villalba y finalizaría con un cabezazo sobre el final de Celso Ayala. El duelo terminó 3-3 e incluso el mediocampista Leonel Gancedo desperdició una clarísima oportunidad de ponerse 4-3.

* El 10 de marzo del 2002, River volvió a ganar en la Bombonera luego de 8 años sin triunfos como visitante. Con Ramón Ángel Díaz como director técnico, el conjunto de Núñez venció sin problemas 3-0 con una recordada "vaselina" del lateral izquierdo Ricardo Rojas y sacó una ventaja decisiva sobre Boca para el resto del torneo.

* El 16 de mayo de 2004 River, que llegaba al partido dos puntos por debajo de Boca, gana en la Bombonera 1-0 con gol de Fernando Cavenaghi. El partido le dio a River una ventaja que lo llevaría a ser campeón.

* El penúltimo de los superclásicos millonarios se disputó el 8 de octubre de 2006. Boca venía de ganar todo, era el máximo favorito por su gran momento y el mal momento de River. Sin embargo, las grandes actuaciones del juvenil Gonzalo Higuaín, quien convirtió un gol con el taco de su pie derecho y otro eludiendo al arquero Aldo Bobadilla, y del santafesino Fernando Belluschi, que habilitó a Ernesto Farías y marcó el tercer gol, le dieron la victoria por 3-1. Con este triunfo, River logró terminar con el invicto de su rival de siempre. Estos tres puntos perdidos fueron decisivos para evitar que Boca se consagrara tricampeón por primera vez en su historia.

Principales alegrías boquenses

La siguiente lista repasa los principales triunfos y alegrías boquenses, en los cuales sobresalen las eliminaciones de Copa Libertadores, la primera goleada de la historia, la máxima goleada de la historia, la mayor racha sin derrotas, haber dado la vuelta olímpica en el estadio de su eterno rival y estar invicto como local en partidos internacionales, entre otras.


* Al cabo de 18 años Boca pudo resarcirse de aquella goleada de 1941. Fue el 19 de mayo de 1959 cuando en la Bombonera, con goles de José Yudica (2), Osvaldo Nardiello, Juan José Rodríguez y Pedro Mansilla acabaron con su contrincante por el mismo resultado, 5-1. Más tarde, en 1982, volvería a repetir pero esta vez en el estadio Monumental.

* Uno de los más recordados por el conjunto xeneize fue el del 9 de diciembre de 1962. Transcurría la penúltima jornada del campeonato, ese día Boca llegaba como único líder, y River todavía con chances de arrebatarle el título. Boca se adelantó a través de Paulo Valentim, pero a cinco minutos del final hubo un penal para River. El arquero de Boca Antonio Roma le atajó el penal al brasileño Delem adelantándose claramente. Tras las protestas inútiles de los riverplatenses, el árbitro del partido Carlos Nai Foino les soltó una frase que hoy en día es una máxima del fútbol: "penal bien pateado, es gol". Boca ganó el partido y se consagró campeón en la fecha siguiente.

* El 14 de diciembre de 1969 volvieron a enfrentarse en el final del torneo, ambos con chances. Boca le llevaba 2 puntos a River, pero el 2-2 final dejó a los últimos con la espina nuevamente. Lo más destacado de este encuentro fue que Boca pudo disfrutar de una vuelta olímpica frente a su eterno rival en su propio estadio.

* El del 3 de febrero de 1974 fue especial no sólo porque Boca lo goleó 5-2, sino porque además fue el que tuvo mayor cantidad de goles convertido por un mismo jugador. Fue Carlos María García Cambón quien anotó 4 tantos para Boca Juniors en el día de su debut con la camiseta xeneize.

* El 22 de diciembre de 1976 se disputó la única final de la historia entre los clásicos rivales. El escenario fue la cancha de Racing y Boca se consagró campeón del Torneo Nacional al vencer 1-0. El gol lo convirtió Rubén Suñé tomando por sorpresa a Ubaldo Fillol mediante la rápida ejecución de un tiro libre directo.

* El 10 de abril de 1981 fue el primer superclásico de Diego Armando Maradona. El famoso argentino anotó un gol durmiendo la pelota con el empeine y luego desparramando al portero Ubaldo Fillol en el área chica. Luego, con dos goles de Miguel Brindisi Boca se llevaría el 3-0 que le dio el envión que más tarde le valió el Metropolitano 81.

* El 3 de julio de 1982 Boca volvería a repetir el resultado de la goleada de aquel 1959 que terminó con un impresionante 5-1 con goles de Oscar Ruggeri, Ricardo Gareca, en dos oportunidades, y Carlos Córdoba con 2 goles y para terminar una tarde donde salió prácticamente lo que se buscó el jugador garcía de River desvió un penal.

* Durante la década de 1990 Boca llegó a sumar la racha más amplia de la historia: 13 partidos (entre amistosos y oficiales) consecutivos sin perder contra su archirrival, consiguiendo triunfos que parecían imposibles, sobre todo teniendo en cuenta que estos años vinieron llenos de títulos riverplatenses. Una de esas victorias impensadas se produjo en un partido de primera ronda de la Copa Libertadores 1991. Después de arrancar 2-0 abajo y estar 3-1, Boca lo dio vuelta y lo ganó 4-3 con goles de Blas Giunta, Víctor Marchesini y Diego Latorre(2), quién metió el último gol del partido de tijera.

* El 14 de Julio de 1996 volvió a ser fiesta boquense. A partir de la gran actuación de Claudio Paul Caniggia, quien marcó 3 goles, uno de ellos luego del rebote de un penal malogrado por Diego Maradona derrotó 4-1 a River.

* Para ratificar la enorme racha positiva xeneize de la década del 90, uno de los partidos que más lo demostraron fue el del Apertura 96, un emotivo partido en el que River venía de ganar todo tipo de títulos y Boca atravesaba una larga racha negativa con una sequía de campeonatos desde 1992. Comenzaron ganando los boquenses con un gol de Roberto Pompei a los 5 minutos, pero más tarde empató Marcelo Salas con un gran derechazo al ángulo derecho del arquero. En el segundo tiempo una mano de Celso Ayala juzgada intencional por el arbitro del partido le dio el penal que más tarde convertiría Gabriel Cedres, pero minutos después, Juan Pablo Sorín volvía a igualar las cosas con un cabezazo cruzado. Pero sobre el tiempo de descuento, un muy recordado gol del uruguayo Hugo Romeo Guerra convertido con la nuca mientras buscaba la posición de la pelota, le daba el triunfo a los xeneizes, alargando una vez más una racha que a esta altura y con partidos perdidos de forma tan agónica parecía inquebrantable.

* El 24 de mayo del 2000 fue uno de los días más felices para Boca en la historia de los superclásicos. Tras caer 2-1 en la ida de los Cuartos de Final de la Copa Libertadores, derrotó a su archirival 3-0 en la Bombonera, con el recordado gol de Martín Palermo que volvía a jugar después de seis meses de recuperación de una rotura de ligamentos en la rodilla, y lo eliminó de la competencia. Luego salió campeón de América y comenzó una época dorada de la mano de Carlos Bianchi.

* El 23 de noviembre de 2003, en el Superclásico correspondiente al torneo Apertura de ese mismo año, Boca se impone a los 42´ del primer tiempo con gol de cabeza de Sebastián Battaglia y luego uno de los goles más recordados por la gente xeneize, el gran gol del brasileño Pedro Iarley quien regateó con una bicicleta a los defensas Horacio Ameli y Eduardo Tuzzio para sacar un remate cruzado duro y colocado que el arquero Franco Costanzo no logró rechazar. Boca lo venció por 2 a 0 y dejaba en la cuerda floja al técnico chileno Manuel Pellegrini, quien renunciaría al mes siguiente.

* El clásico que podría ser el más recordado por todos, no sólo por el resultado, sino por haber estado cargado de datos que quedarán en la historia, por su significancia y por su emotivo desenlace, se dio en las semifinales de la Copa Libertadores 2004. Además de la gran relevancia a nivel competición, éste pasará a la historia por ser la primera vez que sólo se deja ingresar al público local en cada uno de los encuentros como medida de seguridad preventiva. Boca había derrotado a River por 1-0 en la ida en la Bombonera con gol de Rolando Schiavi de cabeza después de un centro desde la derecha. En el Monumental, River se adelantó con gol de Lucho González al inicio de la segunda parte pero, a 5 minutos del final, Carlos Tévez empató y provocó a la parcialidad local imitando a con sus gestos a una gallina, actitud que le costaría la expulsión. Inesperadamente en el descuento, el defensor Cristian Nasuti volvió a poner a River en ventaja y la situación se resolvería en los penales, donde venció Boca nuevamente tras el remate de Maxi López atajado por El pato Abbondanzieri.

* El 26 de marzo de 2006 se produjo un empate a 1 en La Bombonera conseguido por los xeneizes en tiempo de descuento. Guillermo Barros Schelotto, quien no era tenido en cuenta por el técnico Alfio Basile, ingresó faltando muy poco para el cierre del partido y a los 46 minutos de la segunda etapa realizó una gran jugada que culminó en penal tras el cruce del defensor paraguayo Julio César Cáceres. El encargado de ejecutarlo fue Martín Palermo, quien al convertir cortó su racha sin goles en los Superclásicos desde su vuelta a Boca.

* El 4 de mayo de 2008 Boca le gano a River en la Bombonera después de 3 años (Boca 2 - River 1, Clausura '05). A los 14' del primer tiempo Sebastián Battaglia anotó de cabeza tras un centro de Juan Román Riquelme, que desarmó la defensa de River cuando llamo a Rodrigo Palacio para un corner corto, cosa que hizo sacar 2 jugadores del área de River culminando en 4 hombres de River contra 3 de Boca. Luego, en un partido superado por Boca, se logró el tan esperado 1-0 y empezaron los festejos.

* El 19 de octubre de 2008 Boca Juniors volvió a ganar en el Monumental luego de 5 años. Durante casi todo el segundo tiempo, Boca jugó con uno menos debido a la expulsión de Hugo Ibarra. Sin embargo, River no pudo crear situaciones claras de gol y el juvenil Lucas Viatri de cabeza, tras un centro de Juan Román Riquelme, marcó el tanto que le dio el segundo superclásico consecutivo a Boca.

Episodios negativos

Estos encuentros también tienen notas negativas en las que sobresale la violencia. El primero del profesionalismo, jugado el día 20 de septiembre de 1931 fue marcado por la polémica. River se puso en ventaja a los 15', pero Francisco Varallo empató para Boca rápidamente a los 28' tras un controvertido penal. El arquero de River Jorge Iribarren tapó el disparo, y también el primer rebote. Al segundo rebote, el mismo delantero boquense contó más tarde que con sus brazos le trabó una pierna al arquero para poder anotar. El árbitro Enrique Escola convalidó el gol y expulsó a 3 jugadores de River por protestar. La actitud de éstos de quedarse en el campo y no retirarse, produjo incidentes que luego se trasladaron a las tribunas. Todos los jugadores de River decidieron retirarse disconforme con el fallo arbitral, por lo que el Tribunal de Penas de la Liga Argentina de Football, días después del encuentro, le dio los puntos a Boca.

Tragedia de la "Puerta 12"

El 23 de junio de 1968, River y Boca jugaron en el Monumental en el marco del torneo Metropolitano de ese año finalizando el superclásico con un opaco 0-0. Sin embargo, este encuentro no sería recordado por el aspecto futbolístico. Luego de finalizado el partido se produjo la peor tragedia en la historia del fútbol argentino. En su retirada del estadio, los simpatizantes visitantes se encontraron con una trampa mortal en la Puerta 12. Nunca se supo exactamente si los portones estaban cerrados, si la policía reprimió y no dejó salir o si ambos factores se combinaron, pero la presión de la gente que intentaba inútilmente retirarse, atrapó a cientos de personas entre avalanchas de público y provocó 71 muertos. El hecho quedó impune y nunca más, nadie, ni siquiera los dirigentes boquenses, siguieron investigando el caso judicialmente.

Fuente http://es.wikipedia.org/wiki/Supercl%C3%A1sico_del_f%C3%BAtbol_argentino



Lakers vs. Celtics, la rivalidad entre dos mundos


clasicas


Representan el orgullo, la pureza y el espectáculo de este juego. Todos los que en algún momento de nuestras vidas hemos amado el baloncesto lo hemos hecho, sin duda, adorando a los Orgullosos Verdes o a los inventores del Showtime. Ésta será la undécima vez que se enfrenten en una final de la NBA. Así fueron las 10 anteriores.

1959-1969: La era gloriosa de los Celtics le da un 7-0
No ha habido en la historia de todo el deporte profesional norteamericano una racha de dominio como la de los Celtics de los 60. En el periodo comprendido entre 1959 y 1969, los Bob Cousy, Bill Russell y compañía, dirigidos por el entrenador que reinventó el baloncesto, Red Auerbach, amargaron la vida a unos Lakers con complejo de Poulidor. Jerry West, el logo de la NBA, quedaría condenado para siempre por aquellos Celtics míticos, que fueron culpables de que sea el jugador de todos los tiempos que más finales de la NBA ha perdido, con seis. “Mister Clutch” y toda la NBA, con una mezcla de admiración y envidia, veía cómo el mejor equipo de todos los tiempos marcaba para siempre el baloncesto. Ganaron a los Lakers en 1959 (4-0), 1962 (4-3), 1963 (4-2), 1965 (4-1), 1966 (4-3) y 1968 (4-2).

En 1969 los Celtics eran el equipo más viejo de la Liga. Bill Russell estaba en su última temporada en la NBA, la decimotercera, y en los dos primeros partidos de la final, en el Forum de Los Angeles, ganaron los Lakers. Todo el mundo dio por acabado al equipo céltico. Sin embargo, sacaron adelante el tercer partido con una canasta en el último segundo de Sam Jones y consiguieron llegar al séptimo, de nuevo en casa de los Lakers, una cancha donde no habían ganado en toda la temporada.

Bill Russell anunció lo que pasaría: “Muchas cosas pueden ocurrir en la vida, pero no que los Lakers nos ganen. Simplemente no pueden”. Una canasta de Don Nelson al final del partido certificó que Russell era un sabio y lacró su undécimo anilloen 13 años. Acabó el encuentro decisivo con 21 rebotes. El MVP de las finales fue un cariacontecido Jerry West, que recibió como premio un Volkswagen Escarabajo… verde.


1984: Los Celtics prolongan el maleficio

Corría la leyenda de que en el Boston Garden había fantasmas, y que éstos eran los que maniataban a los Lakers. Algunos aficionados, incluso, se disfrazaban con sábanas para amilanar a los de Los Angeles. En 1984 Magic era una estrella de la NBA y Kareem Abdul Jabbar ya era viejo, pero todavía dominaba. Aun así, el mejor de todos ya era Larry Bird. Rookie del Año en 1980, ‘El Paleto de French Lick’ empezaba a configurar su leyenda alrededor de Robert Parish, Dennis Johnson y Kevin McHale. Más tarde llegaría un jugador de béisbol que también le daba algo al baloncesto, Danny Ainge.

Así que cuando la cosa llegó al séptimo partido, todos esperaban que el influjo del Garden hiciera su efecto y que alguno de los primeros espadas fuera el garante de la victoria. Pero no, al menos en la segunda suposición. Cedric Maxwell, el MVP de las finales del 81, jugaba un excelente partido con 24 puntos, ocho rebotes y ocho asistencias y borraba de la mente del mundo una de las faltas más escalofriantes de la historia: en el cuarto partido, literalmente intentaba arrancarle la cabeza a James Worthy cuando éste iba hacia el aro. El MVP fue, quién si no, Larry Bird.

1985-87: Los años de la venganza
Sobre las espaldas de los jugadores de los Lakers y de Pat Riley se apelmazaba un peso imposible de quitar. El de un equipo capaz de ganar dos anillos (1980 y 1983), pero inhabilitado para de romper la maldición de los Celtics. Tendría que ser en 1985 y lo haría de la mejor manera.

En el primer partido de la final, Boston creó la masacre más sangrienta jamás contada: 148-114 a los Lakers, que veían crecer una historia demasiado negra en su interior. Sin embargo, Magic y Kareem lideraron una remontada histórica, hasta plantarse en el sexto partido en el Boston Garden con la posibilidad de ganar el anillo. Contra todo pronóstico, los Lakers estuvieron inconmensurables, con Kareem (MVP de aquella serie) estelar con 29 puntos. Por primera vez en la historia, un equipo visitante se proclamaba campeón en la cancha más temida. Fin a la maldición por la puerta grande.

En 1987 la NBA era reino de los Lakers. El Showtime había conquistado el mundo y todos lo sabían, desde Jack Nicholson hasta el último fan de un país perdido. Ésta final será recordada por el bautismo del ‘Baby Hook’. El ‘Sky Hook’ de Abdul-Jabbar había marcado una época, pero Magic, tan buen maestro como alumno, había aprendido los secretos de ese gancho imparable.

Y lo fue a sacar en el mejor momento: a dos segundos para acabar el quinto partido, con los Lakers uno abajo, Magic se elevaba ante tres rivales y lanzaba el gancho desde casi el tiro libre. Entró limpio. Quizá hasta aquella canasta de Michael Jordan en Utah contra Bryon Russell no ha habido nada igual.

En el sexto partido, ya en el Forum de Inglewood, se acabó aquella serie. Los Lakers cerraban su círculo maldito y se hacían con el cuarto de sus cinco anillos ochentenos. Nadie podía sospechar que no volveríamos a ver la final más repetida de la historia hasta 21 años después, pero la espera ha merecido la pena.

Fuente http://archivo.marca.com/edicion/marca/baloncesto/nba/playoffs08/es/desarrollo/1129933.html



Milan-Inter: una historia de odio y orgullo


deporte

La relación entre ambas aficiones está marcada por el desprecio, y roza el odio. En Milán, uno puede vivir una situación tan rocambolesca como que al tomar un taxi para dirigirse a la ciudad deportiva del Milan (Milanello), el taxista te pida que te bajes porque él es interista y jamás va ni tan siquiera a acercarse a aquel lugar. O mantener una conversación con un señor educado, bien vestido (lo común en la 'ciudad de la moda'), aparentemente caval e hincha del Milan que muestra su profunda preocupación porque su hijo, de nueve años, le ha confesado que quizá se haga del Inter como su mejor amigo de la escuela. En definitiva, ser de uno de los dos equipos supone automáticamente desear el mal del otro. Esto ocurre en otras ciudades también. Pero la particularidad del caso milanés es que lo protagonizan dos grandes de Europa, con prácticamente el mismo caché. Y cualquier ciudad se quedaría pequeña para dos equipos tan importantes.

El antagonismo de estos grandes clubes se remonta a la fundación del Inter. El club nerazurro es consecuencia de la polémica surgida en el seno del Milan Cricket and Football Club (nombre originario del AC Milan) en 1908, por entonces único equipo de la ciudad lombarda. Los miembros de aquella sociedad deportiva se dividieron en torno a la conveniencia o no de aceptar jugadores extranjeros en sus filas. El Milan decidió por mayoría continuar prohibiendo la contratación de foráneos, por lo que 43 miembros se marginaron del club y formaron el Internazionale Football Club (actualmente, FC Internazionale di Milano). Fiel a sus orígenes, en la plantilla actual del los blanquinegros sólo hay tres italianos. Tras esta polémica, el Milan se convirtió en el equipo de los trabajadores y sindicalistas, y el Inter (como rápidamente pasó a ser conocido) el de las clases altas y pudientes. Aunque con el paso de las décadas esto se ha difuminado totalmente, y es la tradición familiar la que marca de cuál de los dos equipos se es para toda la vida.

El del domingo es el derbi oficial milanés número 200. Y los datos arrojan la gran igualdad histórica entre los dos conjuntos. De los 199 partidos disputados entre ambos, 69 los ganó el Milan, 68 el Inter y 61 acabaron en empate. Es decir, la victoria interista supondría las tablas en las estadísticas. Los dos equipos han tenido altibajos, alternando épocas de hegemonía a nivel europeo con sequías de títulos que duraban décadas. Incluso, el Milan ha conocido el descenso en más de una ocasión.

El Inter, un club limpio de corrupción

Sin embargo, el Inter es el único equipo de Italia que siempre ha militado en la máxima categoría, además de no haber estado nunca involucrado en los numerosos casos de corrupción que se han sucedido en la historia del calcio, donde prácticamente en todos participó el Milan. Por ello, en las recientes conmemoraciones del centenario interista, su presidente Massimo Moratti, aseguró categóricamente que eran "el equipo más prestigioso de la ciudad". El Primer Ministro italiano y dueño del Milan, Silvio Berlusconi, no dudo en 'contestarle' en plena campaña electoral y, tras felicitar al club nerazurro por sus 100 años cumplidos, afirmó irónicamente que "Moratti ha gastado mucho dinero los últimos 20 años (lo que duró la sequía del Inter) y ya era hora de que llegasen los éxitos". Ni siquiera desde la oficialidad se guardan las formas entre estos conjuntos.

La Juventus de Turín es el equipo más popular de Italia, con un 31% de los aficionados de todo el país. Después, el Inter reúne a un 22% y el Milan, a un 16%. El Juve-Inter es conocido como el 'Derbi de Italia'. Pero de la mano de Berlusconi, el AC Milan ha logrado ser el club con más títulos internacionales (oficiales) del mundo, tras lograr, entre otros trofeos, cinco Ligas de Campeones de las últimas 18. De esta manera, se le puede considerar el mejor equipo del globo del final del siglo XX y principios del XXI. En esta época, además, los rossoneri han infringido importantes derrotas o humillaciones a sus vecinos, que tienen ahora la oportunidad de ponerse, otra vez, por encima de ellos.

Por todo lo anterior, si el Inter logra la victoria, el partido del domingo ocupará una página importante de la historia del calcio. La mitad de la ciudad sentirá la euforia y el orgullo por las nubes, mientras que la otra deberá encerrarse en casa durante algunos días. Y como Milán es una ciudad en donde la vanidad se lleva con naturalidad, e Italia es uno de los países donde más pasión se pone en el fútbol, la victoria sobre el vecino en este caso es, sobre todo, cuestión de orgullo.

Fuente http://www.elconfidencial.com/cache/2008/05/03/19_milaninter_historia_orgullo.html



Chivas America


rivalidades

Los emotivos duelos entre Guadalajara y América son los clásicos y la rivalidad más importante y de mayor tradición en el fútbol azteca. Estos partidos dividen a México en dos bandos donde se enfrentan dos conceptos antagónicos de ver y sentir el fútbol.

Chivas y su plantilla 100 por ciento mexicana, representan el orgullo del pueblo opuesto a las Aguilas, que brillan con grandes fichajes de extranjeros.

El primer cotejo que se registra en la historia de la Primera División entre Guadalajara y América se remonta al primero de agosto de 1943 cuando en el torneo de Copa México 1942-43, las Chivas derrotaron 1-0 a los llamados Cremas.

Sin embargo tendrían que transcurrir 16 años para que la rivalidad aumentara hasta dar origen al Clásico.

En 1958 Chivas obtuvo el campeonato de liga y repitió la hazaña tres ocasiones de manera consecutiva para convertirse en el primer Campeonísimo (Campeón de liga, Campeón Copa y Campeón de Campeones).

En lo que se refiere al América, vivía la cara opuesta de la moneda luego de que un año antes, en el torneo 1957-58, la mala temporada de los Cremas los puso al borde del descenso y el ejemplo más claro es que a la mitad del torneo eran el último lugar de la tabla general con sólo 6 puntos obtenidos, pero llegó a la dirección técnica el legendario Fernando Marcos, futbolista retirado, ex árbitro y a la postre gran periodista.

Las primeras palabras del nuevo entrenador capitalino fueron: "Vengo a hacerme cargo del equipo porque veo que tiene gran calidad, lamentablemente desaprovechada. Nos quedan 20 puntos por disputar y vamos a ganar 16 de esos". Además el nuevo timonel agregó: "Quiero aclararles que no soy americanista ni nunca lo seré".

Las pobres actuaciones que ofrecían los Cremas incluso dieron lugar a que un diario citara que América no necesitaba un entrenador sino un enterrador.


Fernando Marcos se burlaba de las Chivas


El tiempo, la buena dirección técnica y la disposición de sus jugadores produjeron un verdadero milagro. América se transformó en una máquina de buen fútbol y guiados por el delantero Eduardo Palmer, quien conquistó esa campaña el liderato de goleo individual, la escuadra ganó los puntos prometidos y su mote cambió por el de Millonarios, aunque paradójicamente el club ni siquiera tenia un campo de entrenamiento propio y cada semana solicitaba el préstamo de un terreno nuevo.

Para la temporada 1959-60 se produjo un fenómeno que hasta la fecha prevalece. Chivas recién había conquistado su segundo título consecutivo y su mejor slogan era que jugaba con únicamente mexicanos la mayoría de condición humilde, en tanto que América reforzado por elementos extranjeros de ser de los peores clubes llegó a ocupar los primeros planos de la clasificación general e incluso se proclamó como el mejor equipo de la capital.

Pelando codo a codo por el título de esa temporada, la suerte quiso que a los Millonarios les tocará jugar tres partidos consecutivos en la ciudad Guadalajara. El primero fue ante el Oro al que derrotó 2-0, luego se midió con Atlas para vencerlo también 2-0 y en el último enfrentó a Chivas, conjunto al que le impuso el mismo marcador el 5 de agosto de 1959 en el parque Martínez Sandoval donde por cierto también terminó la condición de invicto que ostentaba el Rebaño.

Al final del cotejo, una declaración del entrenador americanista Fernando Marcos despertó una rivalidad que hasta hoy prevalece y que se conoce como el Clásico del Fútbol Mexicano.

"América no viene a Guadalajara a ganar, eso es rutina. Nosotros venimos para cambiarle el número de su teléfono de larga distancia. Así es que ya lo saben mis amigos: cada que quieran llamar a Guadalajara marquen dos cero, dos cero, dos cero o el 20-20-20. Cortesía del América", sentenció el técnico capitalino.

Posteriormente, en el juego de vuelta cuando Chivas visitó al América en el estadio de la Ciudad Universitaria, la pasión se desbordó y las localidades se agotaron. Esa vez el Rebaño con Arpak Fékete se cobró la afrenta y se llevó la victoria por marcador de 2-0 aquella tarde del 12 de noviembre de 1959.

En ese encuentro se rompió el récord de ganancias en el estadio capitalino ya que el anterior era de casi 125 mil pesos y el nuevo fue de más de 319 mil.

Los escenarios del Clásico

El Clásico del balompié mexicano ha cambiado de sedes a lo largo del tiempo, pero su intensidad no ha se ha visto mermada ya que la afición siempre a abarrotado diversos inmuebles tanto en Guadalajara como en la capital mexicana.

Hasta el momento las legendarias sedes que han albergado los duelos entre Chivas y América son: el Parque Martínez Sandoval de Guadalajara, el Parque Asturias del Distrito Federal, así como los estadios de la Ciudad Universitaria, Jalisco y el Azteca.


Fuente http://www.univision.com/content/content.jhtml?cid=288549


F.C. Barcelona y Real Madrid

Las Rivalidades mas Grandes del deporte


En España, se considera el fútbol más que un deporte, en realidad es una manera de vivir. El deporte de fútbol quizás es la producción cultural que afecta la mayoría de la gente. El fútbol es más que un deporte en España porque está muy conectado con la historia, la economía y la política del país. Puesto que España es un país tan política, a veces parece que el fútbol puede servir como un microcosmo para toda la cultura en España. El fútbol español es reconocido por todo el mundo como un tipo de fútbol muy bueno y bien respetado. España siempre produce jugadores excelentes y La Liga en España es una de las ligas mejores en todo el mundo. Su equipo nacional ha tenido éxito al nivel internacional y es una fuente de orgullo en el país. Pero, el aspecto del fútbol que más refleja la cultura diversa de España existe con los clubs profesionales. Estos clubs, que vienen de varias ciudades por toda España son muy vinculados con la historia y la política del país. Unos de estos clubs son muy bueños y famosos y han tenido mucho éxito internacional. Los dos clubs tal vez más famosos son Real Madrid y F.C. Barcelona.


Real Madrid


Se dicen que Real Madrid es el mejor club de futból en el mundo. El club, que fue fundado en 1902, ha ganado más torneos y copas y tiene más trofeos que cualquier otro club no sólo en España, sino en todo el mundo. Por eso, el club es el más famoso del mundo. En todo el mundo, la gente que conocen el fútbol conocen del Real Madrid. El equipo siempre ha tenido algunos de los mejores jugadores del mundo, como Di Stefano y Puskas en los años cincuenta o Hugo Sanchez en los años ochenta. Hoy dia, se dice que en toda la historia del fútbol no hemos visto más talento en un solo equipo. Real Madrid emplea más superestrellas mundiales que cualquier otro equipo. Algunas de las estrellas de Real Madrid hoy día son Zinedine Zidane, Luis Figo, Roberto Carlos, David Beckham, Michael Owen, Raúl y Ronaldo.



Barcelona



Barcelona, o Barça, también tiene mucha fama internacional. El club no ha ganado tantos trofeos como Real Madrid, pero ha disfrutado de mucho éxito también. Barcelona también ha empleado algunos de los mejores jugadores en la historia del fútbol. Unas leyendas como Johan Cruyff, Diego Maradona y Gary Lineker jugaron para el club. También los jugadores actuales de Real Madrid, Figo y Ronaldo jugaron para Barcelona en años pasados. Muchas estrellas hoy día juegan para Barcelona, incluyendo jugadores como Ronaldhino, Deco, Xavi, Eto’o y Carles Puyol.



Hay una rivalidad bastante furiosa entre estos dos equipos Barcelona y Real Madrid. Algunos dicen que es la rivalidad más grande en todo el mundo de deportes. Definitivamente, es más feroz e intenso que cualquier rivalidad en los deportes americanos. Tiene sentido simplemente desde una perspectiva de los deportes que habría una rivalidad entre Real Madrid y Barcelona. Los dos equipos son unos de los mas viejos y anualmente unos de los mejores equipos en toda España. Pero esta tensión entre los dos es mas que una rivalidad simple entre equipos de fútbol, viene de la política. La rivalidad tiene sus raices en la historia de España y el conflicto de la identidad regional en Cataluña. Históricamente, el equipo de Barcelona ha sido el vehículo principal por el cual los Catalanes han podido expresar su oposiciona al gobierno nacional, especialmente durante los 46 años de la dictadura de Franco. Manuel Vázquez Montalbán, uno de los escritores más famosos en la España contemporanea, ha llamado el club de Barcelona como “la arma épica para una nacion sin un estado” (Foer, 195). Mientras el club de Barcelona ha simbolizado la identidad y orgullo regional para los catalanes, por los últimos ochenta años, Real Madrid ha simbolizado el gobierno nacional y el concepto de una España unida.

Durante el régimen de Franco, el general y lider del pais hizo todo que podia para oprimir el equipo de Barcelona, e indirectamente, oprimir la región de Cataluña. El general era un aficionado de Real Madrid, por razónes de deportes y la razón obvia de la política. Cuando en 1953 Franco oyó que Barcelona iba a emplear el mejor jugador del mundo, Alfredo di Stefano de Argentina, Franco estableció una ley que previno la entrada de jugadores extranjeros en el país excepto si tuvieron un contracto compartido con Real Madrid. Di Stefano jugó para Barcelona por su primera temporada en España y sólo tenia poco éxito. Pero después, según su contracto, tuvo que jugar para Real Madrid. Cuando empezó a jugar para Real, disfrutó muchisimo más exito. Real Madrid compró el resto del contracto de Barcelona, y Di Stefano tenia una carrera bastante exitosa con Real Madrid. En realidad, Di Stefano ha marcado los más goles en la historia del club y para muchos es el mejor jugador que ha jugado para Real en todo sus años. Mucha tensión en la rivalidad entre Barcelona y Real Madrid viene de este hecho histórico, porque los aficionados de Barcelona creen que Franco y Real Madrid les robaron Di Stefano.

Durante su dictadura, Franco hizo muchas otras cosas también para promover Real Madrid y prevenir el éxito del Barcelona. Los canales estatales TVE1 y TVE2 mostraron casi todos los partidos de Real Madrid, y muy pocos de Barca, haciendo hincapié en que Real fue el equipo de todo España. También, durante el régimen de Franco había mucha corrupción con los árbitros en los partidos entre Real Madrid y Barcelona, con muchas decisiónes que eran muy parciales e injustos.

Un incidente con la intervención de Franco de muy mala fama ocurrió en 1943. Barcelona y Real Madrid jugaban en un torneo en que necesitaban jugar dos partidos. Barcelona ganó el primer partido 3 a 0. Pero antes del segundo partido, la directora de la seguridad de España, un empleado y amigo de Franco, visitó la sala de Barça en el estadio y les amenazó a los jugadores. En el segundo partido, Barcelona perdió 11-1.

Aun después de la muerte del Franco, los partidos entre Barcelona y Real Madrid han continuado su importancia política. Cada vez que Real Madrid pisa en el campo en Nou Camp (el estadio de Barcelona), no están combatiendo otro equipo del fútbol sino la región entera de Cataluña. En cada partido entre los dos equipos es muy común ver banderas políticas, con lemas como “Cataluña no es España” o otros refránes de “anti-madridismo”.

A causa de las tensiones politícas entre Madrid y el gobierno central y las regiones autónomas, partidos de la rivalidad no sólo les interesan a los madrileños y Catalanes. Puesto que un partido entre Real Madrid y Barcelona simboliza la lucha entre el nacionalismo y el regionalismo, toda la gente tiene interés en el resultado. Cuando los aficionados de Barcelona en Cataluña muestran su anti-madridismo, atraen el apoyo de mucha gente que comparten esta perspectiva política. A la misma vez, el símbolo fuerte de Real Madrid como un representante de la España unida atrae el apoyo no solamente de madrileños, sino de gente de muchas regiones a quienes les gusta esa idea.

Se ha llamado el partido entre Real Madrid y Barcelona el derbí. Los dos equipos juegan por lo menos dos veces al año, y durante los partidos todo el país en efecto completamente cesa de trabajar. Para un país que está obsesionado con los deportes y la politíca, el derbí ofrece un evento que siempre captura la atención de toda la nación.

Fuente http://www.romance-languages.pomona.edu/coffey/newspain/2004Projects/andrew2/rivalidad/templates/rivalidad.htm


Yankees y Boston

clasicas

La rivalidad con más de 100 años de historia ya necesitaba un título de los Medias Rojas y para este 2005, el odio cobra un especial interés luego de la hazaña de Boston con cuatro partidos ganados en forma consecutiva para darle la vuelta a la Serie de Campeonato de la Liga Americana, para después barrer a los Cardenales de San Luis en el clásico de otoño.

Tal vez esta era la única forma de 'remediar' 86 años de sequía por la llamada maldición del Bambino, ya que desde el último título de Medias Rojas en 1918, los Yankees ya habían sido campeones en 26 ocasiones.


Como en las últimas temporadas, parece que los resultados en el terreno de juego serán reflejo directo de la inversión que ambas directivas inyectaron al equipo. En 2004, los Medias Rojas se convirtieron en el club con la nómina más cara en ganar una Serie Mundial, luego de que el gasto en salarios rebasó los 120 millones de dólares, suficientes para fabricar un campeón.

Fuente http://www.desahogate.net/el_original/pelota/yankee-o-boston-otra-vez-gran-rivalidad-7878.html


Este legendario duelo entre dos históricas franquicias del besibol es única y sin duda una de las máximas rivalidades deportivas. Se han enfrentado desde hace más de un siglo, acumulando alrededor de 1, 700 partidos. Los Medias Rojas demostraron ser una gran potencia a principios de la Liga, ganando cinco Series Mundiales, hasta que Harry Frazee vendió a Babe Ruth a los Yankees en 1919 y todo se vino abajo. Los de Nueva York se convirtieron, en ese momento, el equipo más exitoso en la historia deportiva de Estados Unidos, mientras que los de Boston sufrieron la maldición del 'Bambino'



Rafael Nadal-Roger Federer


deporte



Rafael Nadal-Roger Federer. Según muchos críticos deportivos, ésta bien podría ser una de las máximas rivalidades registradas en el mundo del tenis. Ambos han mantenido los dos principales puestos del ranking del ATP Tour desde julio de 2005, y son la única pareja de hombres que haya acabado cuatro años consecutivos en la cima del ránking. Federer ocupó el puesto n.º 1 durante un récord de 237 semanas consecutivas, a partir de febrero de 2004. Nadal, que es cinco años más joven, llegó al puesto n.º 2 en julio de 2005 y mantuvo dicho lugar un récord de 160 semanas consecutivas antes de superar a Federer en agosto de 2008. Quince de sus encuentros se produjeron en finales, incluido el récord de más encuentros en finales de Grand Slam de la Era Abierta. Durante tres años consecutivos, 2006–2008, se disputaron las finales tanto de Roland Garros como de Wimbledon. En 2009, también se enfrentaron en la final del Abierto de Australia.




Liverpool-Manchester United.

rivalidades

Liverpool-Manchester United. Aunque en años recientes el Manchester United ha luchado el título con equipos como el Arsenal y el Chelsea, en la historia del futbol inglés no hay partido más 'caliente' y que cause mayor expectación, como un Liverpool-Manchester United. Estos dos equipos son los grandes líderes en cuanto a ligas conquistadas, sumando 74 trofeos (40 el Liverpool y 34 el Manchester). La rivalidad entre estos dos es tan intensa que ningún jugador ha sido transferido de un equipo a otro en más de cuarenta años.



Pittsburgh-Dallas

Las Rivalidades mas Grandes del deporte

Pittsburgh-Dallas. No sólo eran dos de los mejores equipos, sino que tenían a los dos mejores lanzadores en los setenta, Terry Bradshaw y Roger Staubach. Estos dos equipos literalmente trataban de matarse el uno al otro. No importaba si estaban en su peor o mejor momento, cuando se enfrentaban daban todo por no perder y ninguno logró dos victorias seguidas. Los Vaqueros tienen ventaja en el recuento de los daños, con 15 victorias sobe 13 de Pittsburgh.



Mohamed Ali-Joe Frazier

clasicas

Mohamed Ali-Joe Frazier. Mohamed Ali es la leyenda más grande en la historia del boxeo, pero Joe Frazier no se queda atrás. Estos dos grandes se enfrentaron en tres ocasiones a lo largo de su carrera. Ali ganó en dos ocasiones, incluyendo una de las batallas épicas del boxeo llamada "The Thrilla in Manila", en donde Ali no tuvo piedad de su rival haciendo que el entrenador de Frazier detuviera el combate justo antes de iniciar el round 15.



Brasil-Argentina

deporte

Brasil-Argentina. Las selecciones de fútbol de Argentina y Brasil han compartido una gran rivalidad que se remonta prácticamente a los comienzos de este deporte en el continente sudamericano. Argentina es considerada en Brasil como uno de los rivales más importantes del combinado brasileño, junto con Italia. Por otra parte, Brasil es considerada en Argentina también como un rival importante, junto con Inglaterra. Esta rivalidad se acentúa debido a que las selecciones de Argentina y Brasil son las que mayor cantidad de torneos de FIFA han obtenido dentro del continente junto a Uruguay que ha ganado el mundial la misma cantidad de veces que Argentina. Todos estos factores convierten a este encuentro en uno de los mayores clásicos del fútbol mundial.




Bjorn Borg-John McEnroe


rivalidades

Bjorn Borg-John McEnroe. La técnica del sueco contra la fiereza del norteamericano, este clásico duelo nos brindó unos de los grandes momentos en la historia del tenis. Borg, con un estilo muy parecido a Federer, era una máquina casi perfecta, mientras que McEnroe era todo lo contrario. El norteamericano basaba su juego en el coraje y la entrega. Si estos dos hubieran jugado en diferentes épocas y no hubieran tenido que enfrentarse, sin duda tendrían más títulos ganados.




Comenten y gracias...

12 comentarios - Las Rivalidades mas Grandes del deporte

@merasol
IMG=\"http://apollo.cooltext.com/rendered/cooltext420314560.png\"
@nicolars
buen post amigo,gracias por avisar
@abramov
buen post...yo le agregaria esta...
Las Rivalidades mas Grandes del deporte
@myckyelhacker
Soy cuervo en el futbol, aunque estoy en huelga hasta que se vayan tinelli y simamone.. y en los autos son hincha del Torino...jajaja
@epicglory
Buen post, estoy de acuerdo con el amigo mycky, el torino es lo mas grande que hay!
@maTrHcP
vamo con el chivo carajooooo
@MAURICIO314 +1
pongo algunas con onda:
Duran - Leonard
Prost - Senna
All Blacks - WAllabies
Prada - Gatica
Nacional - Peñarol
Pele - Maradona
@Unicef
te rrible post hermano!