Surfeando la web me tope con esta conmovedora información que nos cuenta que en la zona de Cañete, Perú, se realiza un festival donde el plato fuerte no es ni mas ni menos que nuestro querido gato doméstico...

Festival gastronómico del gato





Sí, de acuerdo, están para comérselos. Y eso es lo que hacen literalmente en la localidad peruana de Cañete, en la celebración de la Santa Efigenia, patrona del lugar. Milanesa de gato, gato a la parrilla, chicharrón de gato o gato al huacatay fueron las estrellas de esta fiesta que a este lado del charco nos pone los pelos de punta.

Seguid leyendo, maskoter@s, que es todo cierto, y hasta incluimos enlace al video de la tele peruana.

En Cañete, en el centro poblado La Quebrada, se celebra anualmente el Día de Santa Efigenia, patrona del lugar, una Virgen negra que según cuenta la tradición trajeron los esclavos de África y que se dice que comía gatos, sin que sepamos qué relación puede tener este hecho con la santidad. Y en conmemoración de esta Virgen, todos los años por estas fechas, y en un festorro turísticoindigenista se zampan con gran deleite grandes cantidades de carne de gato que ellos mismos crían en sus casas con esmero y amor.

La carne de gato es muy apreciada no sólo por su sabor (que será parecido al conejo, digo yo, por aquello del refrán) sino por sus múltiples propiedades: según cuenta en el video la señora Aura Francisca, de 66 años, con 17 hijos y 70 nietos, la carme de gato es buenísima, previene enfermedades bronquiales y tiene propiedades afrodisíacas (desconocemos también la relación de este último dato con los placeres culinarios de Santa Efigenia).

Resulta encantador ver a los niños con sus cebones gatunos en brazos, bien gorditos, relamiéndose sólo de pensar en el festín que les espera. Y no menos encantador ver a los turistas alabando la gastronomía local. En fin, que para ver cosas así, casi como que no gasto en viajes.

FUENTE