Si ya tuviste la oportunidad de probar Windows 7 y te gustó, seguramente te interese seguir instalando versiones. Con tantas versiones que salen a veces se torna un poco engorroso tener que andar grabando DVDs de instalación.

Pero lo bueno es que Windows 7 no requiere un DVD como medio de instalación exclusivo. Si quieres probar Windows 7, puedes instalarlo directamente desde una memoria externa, o desde el propio disco duro.

Para instalar Windows 7 desde una memoria externa, como por ejemplo un pendrive, solamente tienes que extraer el contenido de la imagen del DVD y copiarlo en la memoria. Como ventaja, se puede decir que este medio es rapidísimo, y la instalación tardará menos que desde un DVD.

Por otro lado, puedes instalar Windows 7 directamente desde el disco duro. Solamente tienes que extraer la carpeta a cualquier parte del disco rígido y comenzar la instalación. Windows te pedirá, si no me equivoco, más de 14 GB de memoria libre para poder comenzar la operación.

De esta manera podrás instalar Windows 7 fácilmente, como si se tratase de un programa más. Lo bueno es que la instalación dura muy poco, alguna personas llegaron a instalarlo en menos de diez minutos.


Info sacada de : http://sobre-games.foroes.net/