El gran jefe del reggaetón llega el próximo 3 de julio


SEBASTIÁN AUYANET


Y las invasiones reggaetoneras siguen en 2009. A la confirmada visita de Calle 13 el 26 de junio, se suma la de Daddy Yankee, quien en pleno big bang del movimiento apuntaba para estrella y en EE.UU. ya lo es. Llega el 3 de julio al Cilindro.







Calle 13 y Daddy Yankee en Montevideo



A veces es cuestión de posicionamiento. El concepto marketinero creado por Al Ries y Jack Trout puede caerle perfecto a Daddy Yankee, quien por estos lados fue el primer reggaetonero en sonar por las discotecas y radios con un importante grado de aceptación.

En ese entonces, Ramón Ayala ya era una auténtica superestrella en su Puerto Rico natal.

En realidad, hacía unos diez años que había dejado su nombre común para intentar una carrera dentro del rap underground de ese país. Todavía los perreos con los que se baila el reggaetón estaban lejos.

Al principio, Daddy Yankee estaba entre la música que su familia le había inculcado y el baseball, deporte con el que llegó a incursionar en las ligas mayores hasta que una ráfaga de tiros proveniente de una AK-47 le dio en la pierna y el brazo, durante una pelea en el barrio. Tocaba dedicarse a contar al barrio desde la música.

El cangri.com fue el primer paso hacia la escena latina de los Estados Unidos, que con el tiempo adoptó al cantante como su estrella rapera propia entre tanto 50 Cent y Snoop Dogg deambulando por ahí. El ascenso definitivo tomó nada menos que cinco discos.

2004 fue el año de Barrio fino, y con él las canciones que se desperdigaron como virus en las discotecas: Gasolina, Lo que pasó, pasó y Cuéntame, mezclas sampleadas de sonidos arábicos, hip hop y ritmos mexicanos y un beat irresistible que copa todas las discotecas de aquí y de allá desde hace cinco años. La aparición de varios lugares comunes del género como la mujeres hermosas, la ostentación, violencia y luchas callejeras también fueron dándole una especie de aura de "el rapero latino de Norteamérica".

Ese trabajo no sólo significó el desembarco masivo en el Río de la Plata, sino la definición de un estilo. También -y afortunadamente-, junto a Daddy Yankee llegaron otros con otras pretensiones.

Es que, como toda variante musical, el reggaetón tiene sus "hitmakers", que se dedican a componer éxitos sin parar, y otros que se dedican a encontrarle la vuelta a la cuestión.

En ese punto se separa el trabajo de Yankee, un pegador nato y creador de canciones adictivas como pocas, con el de un Tego Calderón, músico clave en el proceso de convertir a este nuevo género centroamericano en algo más sólido que el merengue importado a mediados de los noventa (¿se acuerdan de Sandy y Papo?) desde allí.

También puertorriqueño, Calderón se salió de los clichés del perreo y la obsesión con lo sexual, además de retener formas más puras como la salsa para asimilar en sus canciones. Para el mundo latino, Calderón es un estratega, un investigador. Yankee se dedica sólo a hacer los goles. En cuanto mantenga esa habilidad, podrá jugar el juego todo el tiempo que quiera.

Calle 13 es el otro grupo representativo que ya se ha ubicado por fuera de los márgenes. Han añadido pop, samba, rock y un fuerte acompañamiento de percusiones, además de incorporar la temática social con un estilo de composición en algunos casos corrosivo como el punk más abyecto. Su último trabajo, Los de atrás vienen conmigo, se termina de salir del ritmo y cadencia habituales, y suma invitados provenientes del rock, como los mexicanos Café Tacvba. Por otro lado, el mercado de Yankee parece ser otro. Sin ir más lejos, en 2006 integró la lista de las 100 personas más influyentes de los Estados Unidos de la revista Time. Para ese entonces, Barrio fino ya tenía dos millones de copias vendidas, 500.000 de ellas en ese país.

Con esos reconocimientos llegó también la bendición de parte del establishment rapero local: hizo un dúo con P.Diddy (ex Puff Daddy) en una entrega de premios Grammy Latinos y Akon, otro de los raperos emergentes en ese país, lo llamó para que participara en su disco. El propio Akon fue uno de los productores de El cartel: the big boss, disco que editó en 2007. Otro de los que firma la supervisión artística es Will.i.am, una de las figuras de los Black Eyed Peas. Un tema de ese disco cuya onda expansiva llegó hasta Montevideo: Ella me levantó.




LA GRAN EMINEM

Mientras giraba por Estados Unidos, su feudo principal en el que colecciona fanáticos ciudad a ciudad, Yankee decidió meterse al cine. Al igual que lo han hecho los raperos Eminem con 8 Mile y 50 Cent (Todo o nada), el puertorriqueño protagonizó una película que lleva el nombre de una de sus muletillas: Talento de barrio, una especie de La bamba, con los clichés esperables que también funciona como una "biopic" (película autobiográfica) del artista en cuestión.

Es una película que sirve para entender todo el imaginario: desde la indumentaria que heredan de sus hermanos raperos hasta la guerra entre bandas. En la historia, Daddy Yankee lleva el sutil nombre de Edgar Dinero, un hombre que, al igual que la historia del original Ramón Ayala, se debate entre la guerra urbana y el ritmo del barrio mientras se va tejiendo una historia romántica con una chica y se suceden actividades delictivas varias.

La película dejó un nuevo disco, el soundtrack que compuso Yankee en su integridad, y que también carga varios "hits" en los que no importa el abuso de sintetizadores ni del famoso autotune que corrige cualquier registro vocal. El más importante es Llamado de emergencia, quizá uno de los temas más populares del año en toda Latinoamérica.

Con todo ese imaginario, "The Big Boss" desembarcará en Montevideo a principios del mes que viene. Al parecer, aquello de que el reggaetón podía ser una moda pasajera como el merengue procesado de grupos como Proyecto Uno que las multinacionales impusieron hace años es algo que hay que pensar de nuevo. Cadenas que hacen "bling, bling", postura beligerante, misoginia, matones y canciones de amor. Todo eso, dentro de un mes.








Residente y Visitante vuelven al Palacio Peñarol en junio


daddy yankee


La productora Música Nueva confirmó que el dúo Calle 13 volverá a presentarse en el Palacio Peñarol, donde el año pasado hicieron su debut ante el público uruguayo.

En ese entonces, el grupo que encabezan RenéPérez y Eduardo Cabra llegó rodeado de una decena de músicos para presentar Residente o visitante, el disco que los catapultó a la fama internacional después de Atrévete-te-te, la canción que hizo que la gente reparara en estos dos tipos con estudios en música y sociología que se dedicaban a proferir insultos y denuncias a su gobierno con un promedio de repetición asombrosa. En ese disco, el dúo ya mostraba que iban a intentar algo más que ser un "one hit wonder". Llamaron a Bajofondo para obtener una línea musical y así componer el Tango del pecado, uno de sus primeros éxitos. En el resto del disco aparecen desde Vicentico hasta la Mala Rodríguez e incluso se animan a probar con una bossa nova en Un beso de desayuno, probablemente la única canción del grupo que no incluía insultos hasta el momento.

Los de atrás vienen conmigo es el nombre de una canción que reivindica a todos los barrios bajos de cada país latinoamericano -el Borro incluido- y que puso el nombre al último trabajo de la banda. No hay nadie como tú, es el primer tema destacado en ese disco.



Un show que viene con copa

El espectáculo que Daddy Yankee traerá al Cilindro Municipal el próximo 3 de julio es el mismo que ganó los premios principales en el último festival de Viña del Mar. El "Big boss" hizo bailar al público que como siempre agota las localidades del recinto, y superó a Marc Anthony en la votación final del público, siendo el marido de Jennifer Lopez el candidato a ganar ese festival que se vuelve competencia todos los años. Habrá que ver cómo se las arregla la producción del evento para hacer que un show tan cargado de volumen suene a prueba de rebotes acústicos dentro del Cilindro.













Fuentes:

http://www.elpais.com.uy/090514/pespec-416819/novedades/otro-desembarco-de-la-nacion-del-perreo-en-montevideo

http://frecuenciax.wordpress.com/2008/08/