Benz 1886 - Primer auto



El 29 de enero de 1886, Karl Benz solicitó la patente del que se considera el primer automóvil de la historia. Un hito en el desarrollo tecnológico. En la historia del automóvil siempre resultó controvertido decidir cuál fue el primero.
Muchos se remontan al que diseñó y construyó en escala el genial Leonardo Da Vinci, un vehículo que funcionaba con un sistema de resortes. O al carromato de Nicolás Cugnot de 1771, una mole para arrastrar cañones con tres ruedas y caldera de vapor. A la pequeña locomotora para carreteras del inglés William Murdock, discípulo de Watt, y, ya en el siglo XIX, a varios otros inventos que utilizaban vapor o gas de petróleo (que ahora parece la última moda).
Pero si algo caracteriza al automóvil tal como lo entendemos es el uso de un motor de combustión interna. Y éste lo inventó Nikolaus Otto en 1868. Ya estaban casi todos los ingredientes necesarios, sólo faltaba producir el cóctel.

El 29 de enero de 1886, Karl Benz solicitó la patente de un vehículo de tres ruedas, que hoy es reconocido oficialmente como el primer automóvil del mundo. Se ganó ese derecho por una razón simple: Era una máquina que podía utilizarse de manera eficiente.
A diferencia de otros inventores, Benz agrupó elementos ya conocidos. Así, no sólo instaló un motor de combustión interna en el chasis del coche, sino que lo hizo capaz de realizar movimientos autónomos mediante un sistema de transmisión por correa.

Este primer automóvil estaba equipado con un pequeño motor de cuatro tiempos (ciclo Otto) horizontal monocilíndrico, obviamente naftero (Benz fue también el primer inventor en determinar las características que debía tener este combustible), carburador y refrigeración por agua mediante un radiador refrigerado por agua (ambos, geniales inventos de Benz, que aún perduran en la tecnología automotriz).




Resumen de la historia del Automóvil




Bertone Mantide - Último prototipo


El Bertone Mantide se ha presentado en el Salón de Shangai y es la última creación del carrocero italiano Bertone, concretamente del diseñador Jason Castriota, que trabaja para la marca.

Está basado en el Corvette ZR-1, del que mantiene también el motor LS9 V8 de 638 cv, lo que le garantiza una excepcional base de comportamiento en circuito.
Su interior está completamente cubierto de Alcantara, agradable pero quizás sobrecargado. En cualquier caso es por su llamativo exterior por lo que resulta tan interesante.
Unas ópticas delanteras casi verticales, sobre las que destacan las luces diurnas, definen su personalidad en el frontal. Toda la carrocería está repleta de formas angulosas que llegan a su punto máximo en la trasera, con una forma triangular bajo la que se colocan dos escapes dobles en la parte central.

El motor es un V8 de 6162 cc de cilindrada en posición delantera, que entrega una brutal potencia de 638 HP a 6500 rpm y un torque máximo de 820 Nm a 3800 rpm.
Alcanza una alucinante velocidad máxima de 351 km/h, pudiendo acelerar de 0 a 100 km/h en apenas 3.2 segundos.



coche



automovil





Saludos!!!