Hola a todos, queria compartir con uds esta nota sobre las FM de Capital que me trajo muchos recuerdos. Espero que lo disfruten como yo.




LAS EVOLUCIONES POKEMONESCAS DE LAS FM DE BUENOS AIRES EN DIEZ AÑOS...Y UN POQUITO MAS
(o bien, cuántas veces cambiaron de nombre y de dueños las principales radios FM de Argentina).

Una subjetiva recopilación hecha por nosotros y la colaboración de nuestros asiduos lectores.
Este informe trata de ser lo más exacto posible, pero a veces la memoria nos falla. De haber algo por corregir o si tenés una opinión igual o diferente a la de nuestro informe, hacénoslo saber. Gracias por sintonizarnos.

94.3, Radio El Mundo: HORIZONTE (1985-2000). Mucha música soft, americanos y algún que otro hit adult contemporary. Tuvo en el '95 un quiebre artístico con Bobby Flores, Elizabeth Vernaci y hasta música en castellano. A través de esta radio conocimos a un grupo nuevo llamado Maná. El cambio de manos de la radio hizo que Horizonte pase a la historia y de golpe apareció RADIO DISNEY (2001 en adelante), una radio preadolescente, mucho llamados al aire, mucho Bandana y Mambrú, naturalmente mucho High School Musical, en fin...

95.1, Radio Del Plata: Desde que empezó sus transmisiones allá por el '69, siempre fue la FM de Radio del Plata, que a veces transmitía lo mismo que la AM (uno de sus hitos allá por el '84 fue transmitir completo el último B.A. Rock), hasta que Julio Moyano la transformó en la Z 95 (1988-1990). Y lo que comenzó como una radio de hits, al pasar la gerencia artística a manos del productor Bernardo Bergeret, que en esa época manejaba Abraxas Discos, el dance europeo y el tecno pop llegaban a su pico máximo de popularidad en una radio con gusto a chicle jirafa y peinado con jopito. Luego fue FM 95 (1990-1992), nada del otro mundo, mucha música. Eso sí, FM DEL PLATA (1992-1994) fue el quiebre mayor de la emisora decana de las FM argentinas. Con Lalo Mir en la dirección artística, fue puro experimento, música alternativa, buen humor y creatividad. Una gloria. El grupo del Diario La Nación compró Del Plata y nace RADIO CITY (1995-1997). Asume Tinelli la dirección artística (pleno apogeo de Videomatch ya no como programa de deportes) y se esperaba cualquier monstruosidad, pero no. Muy buena música y las voces pregrabadas del Pato Parodi y Rubén Darío Vega. Tiempo después, empezó su época de locutores en vivo, siguiendo con el mismo nivel. Estuvo Lanata haciendo Rompecabezas y hasta tuvo su época donde al oyente lo trataban de "usted" y pasaban música AC. Pero la alegría terminó cuando llegó ESTACIÓN 95 (1997). Cualquiera. Música latina para gente grande y ¡Andrea Frigerio conduciendo la mañana! Por suerte duró poco y aparece RADIO METROPOLITANA (1997-1998), luego LA METRO (1999 en adelante) En su primera época, música cool y separadores muy al estilo Lalo reflejando "postales de una ciudad, postales de una radio". Al acortarse su nombre, la programación era más homogénea y ahí nacieron hitazos como "El Parquímetro" conducido por el irreverente Fernando Peña y "El retrómetro", quizá, el mejor ranking de temas viejos de los últimos tiempos conducido por Fabián Cerfoglio, el locutor de Duro de Domar, imperdible de los sábados a la noche, con historias de juventudes pasadas de los oyentes y hasta publicidades y artísticas radiales de los '70 y los '80. Pero vaya uno a saber qué se les cruzó por la cabeza a la gente de la radio que levantaron toda la programación y la transformaron en METRODANCE, un mamotreto electrónico con conductores ¿estrellas? de la ¿talla? de Juan Castro y Alejandro Lacroix que, desde que no es mas VJ de MTV, no pegó una. Por lo menos, quedan los talk program "Perros de la calle" (Programa radial del 2004 en los PreHap junto con Apagá la tele de la Rock & Pop) y "Basta de todo". Lo demás, punchi punchi punchi y más punchi, que te lo podrías bancar si no fuera porque suena más a capricho de DJ del momento que a una radio comercial con todas las letras. Una lástima para una radio histórica como Del Plata, pero bueh.


95.9, Radio Splendid: Del perfil bajo de FM Splendid, apareció, de 8 a 18, FM LATINA (1988-1989), con un locutor en castellano neutro bastante trucho y todos los hits latinos de esa época. FM IMPACTO (1991-1993), tras un impasse donde se volvió a llamar FM SPLENIDID, de la mano de su nuevo dueño Gerardo Sofovich (que le cambió el nombre a la AM por La 990), seguimos con la cantinela latina y alguna que otra cosa internacional impuesta por las discográficas. Hasta que llegó FM ROCK & POP (1996 en adelante), tras haberla comprado Daniel Grinbank junto con el holding mexicano CIE (luego Grimbank fue "obligado" a vender su parte y ahora es 100% de los mexicanos, razón por la cual está distanciado con muchas de las estrellas de esta FM), donde tuvieron que apurar la mudanza por una pelea con la radio donde estaban antes (106.3, de Radio Buenos Aires) y de ser una FM light como su antecesora SPLENDIDA, que no duró más de 6 meses, pasaron a ser esa guasada histórica (Pergolini, Bobby, Lalo Mir, la negra Vernaci, Nagi) que le valió mucho tiempo al tope de las preferencias del público y muchas sanciones del COMFER. Lamentablemente, está en un punto estratégico del dial para las FM zonales y no se escucha muy bien en muchos lugares del GBA. (Nota: no olvidemos los efímeros pero grandes momentos de la 95.9, cuando FM LASER se pasó tras dejar la 102.3 se llamó LASER 96 FM, con la voz artística de Quique Pessoa), RADIOSÓNICA "cultura pop en FM", primer intento de hacer una Rock & Pop con más pop que rock y FM TANGO, donde nació y luego se pasó a su actual 92.7, ahora llamada la 2X4).


97.5, Radio Argentina (después, Radio de la Ciudad): Empezó sus transmisiones en pleno boom "efeemesco" como EMF OK (Estación con Modulación de Frecuencia Okey, 1986-1988), la competencia más feroz que tuvo la Rock & Pop cuando era una radio más americana de rankings y clásicos de boliche. No transmitía las 24 horas y terminaba su programación a las 2 de la mañana con el tema de Los Bárbaros en homenaje a los Beatles. Entre 1988-1989, la misma Rock & Pop compró esta radio, la llamó FMRA y la desmanteló en tiempo record para transformarla en FM CLÁSICA (1989 en adelante), como para que no haya una competencia cercana a la Rock & Pop, teóricamente. Después se cambió de dial un par de veces y ahora se la puede escuchar como CLÁSICA NACIONAL en el dial estatal del 96.7, donde estuvo durante casi todo el gobierno de la Alianza esa muy interesante radio joven llamada SUPERNOVA (antes, FM VOX, siempre dependiente de las emisoras de Radio Nacional). Ahora es VALE, la radio latino-romántica del grupo de Daniel Hadad.


98.3, Radio 10 (antes, Radio Municipal, que ahora la conocemos como Radio de la Ciudad o La Porteña): lo mas trascendente que tuvo esta frecuencia fue la gestión de Pepe Eliaschev haciendo lo que sería la prehistoria de las radios estatales para los jóvenes con "La Metro" (la AM se llamaba "La Muni" allá por el '89), pero desde que el empresario periodístico Daniel Hadad, con una manito de su amigo, el entonces Presidente Menem, consiguió de manera muy dudosa las AM y FM de Municipal, corriéndolas de dial a ambas, nació una FM apta para el público amigo del Dani, NEWS (1997-1999), una radio chetísima, con todos temas en inglés, francés o italiano, noticias a cada hora dadas por locutores de voz melosa y una artística muy americana (hasta con frasecitas en inglés y todo). Lo mejor entre tanta cosa, el programa de un boliche llamado Junior Open Plaza, que pasaba sets de música enganchada los sábados a la noche, y la locución, con la misma voz de FM La Rocka. Pero el amigo Menem se fue y a Daniel le empezó a apretar la barriga, así que el grupo económico Emmis, de capitales yanquis (cuándo no), compró las dos radios y a la FM la transformó en MEGA 98.3 (así, todo junto: meganoventayochopuntotres), una radio de "puro rock nacional", basada en los temas más cantados del género, recitales en vivo y locutores tan "cómplices" que terminan siendo hincha pelotas, todos apenas abierto el micrófono diciendo "meganoventayochopuntotres, puro rock nacional sin interrupciones". Lo que no aclaran es qué clases de interrupciones, porque de los locutores hay millones. O sea, una idea que tuvo y tiene mucho éxito, pero que replanteada de otra forma, hasta estaría mejor.


99.9, Radio Mitre: FM 100 (1985 en adelante): mal que mal es la que más aguantó en el dial con el mismo nombre, salvo algunas ínfimas modificaciones. Empezó siendo la más cool de las radios, siguiendo la onda de todas las otras FM, autodenominándose "FM 100, cinco estrellas". De a poco, su público se fue ampliando y se pasaban temas que iban desde Tracy Chapman a Baglietto. Pero el espaldarazo de audiencia llegó con el boom latino de principios de los noventa, donde FM 100 se empezó a llamar "la 100" y toda su música se basó, como hasta ahora, en hits latinos y lo más puntual internacional, todas voces femeninas "simpáticas" y bonitas, como para que salgan en los avisos televisivos (de ahí salieron Marcela Oviedo Monserrat y Nora Briozzo, morocha y rubia), mucho móvil, mucha histeria, algo que hizo a la FM (tras un impasse de un mes de no transmitir porque se le vino abajo la antena, allá por el '91) picar al primer puesto del rating compitiendo con la Rock & Pop, que se desvivía en gastadas a la "FM frívola". Se llamó, con la moda de las radios satelitales "Cadena 100", se volvió a llamar "La 100" en un intento por parecerse, aunque no tanto, a su difunta hermana menor Cadena Top 40. En ésta última época, el año pasado le agarró el ataque de pasar todo "en tu idioma", siguiendo la moda de Radio Show y La ciento uno, pero se le pasó y volvieron a pasar cosas internacionales y hasta un poco más rockeras a lo Mega, siempre con el nombre de "La 100" y de la mano de históricos de la cultura rock como Lalo Mir y Roberto Petinatto repartiéndose el primetime mañanero.


100.7, Radio Libertad (antes Belgrano, ahora la 930): su FM FEELING (1ro. de Julio de 1992-2001), una radio de música romántica en todos los idiomas, con preponderancia al castellano, tuvo algunas metamorfosis de las cuales una nos llegaba a hacer creer en milagros. A finales del milenio, se llamó "FM Feelin'" así, con apóstrofe y pasaba muchísima música cool, algunos toques de house y chill out a la noche. ¡Hasta Tom Lupo tenía un programa! Pero duró poco el experimento y volvieron al romántico para gente grande. Hasta que vino Tinelli y, tras vencer su contrato con la FM de Rivadavia, desembarcó en el 100.7 con RADIO SHOW, es decir, todas las pesadillas que pensamos que iban a aparecer en Del Plata con Radio City, hechas realidad. Majul con La Cornisa a la mañana, el imbancable Fantino a la tarde, el mismo Tinelli haciendo Radio Match (se mató con el nombre) pero que hizo la Gran Hadad y lo condujo dos semanas nomás, mucha buena onda impostada y oyentes "saludando a Marcelo", en un acto de egolatría terrible. Pero el primero de febrero del 2004 se le venció este contrato también, así que mientras la troupe circense de Marcelo volvía a la FM de Rivadavia para que ese dial sea tomado por su flamante dueña, la CIE, ahora se escucha soft nacional e internacional mientras Ricardo Posatti, el ex locutor de Supernova, anuncia "BLUE. 100.7. Más música, menos stress", una radio como las de antes que nos hace acordar mucho a Horizonte y que iba a ser discontinuada rápido, pero pegó muy bien en la audiencia, así que habrá Blue para rato.


101.1: lo que era la radio independiente de más potencia del GBA, FM NATIVA, fue comprada por el grupo económico liderado por Alberto Pierri, el político más influyente del partido de La Matanza, también dueño de Canal 26. De ser una radio de expresión libre de las presiones de Pierri, pasó a ser una radio netamente comercial de dance europeo y algún inevitable hit, llamada NRG 101 (léase Energy one oh one), con la locución de Marcelo Toledo, tiempo después fallecido en un accidente automovilístico y reemplazado por un histórico de las radios dance como Daniel Giles. Tras haber cambiado el dial de 101.7 a la actual 101.1 para no tener lío con la FM de radio La Red, esta emisora tuvo varias épocas de música muy chillona, después le agarró el ataque de carnaval carioca con remixes latinos, impuso hits ridiculísimos como "La kabra" con su estribillo lleno de insultos, tanto como "La puta", tema house latino donde su estribillo hablado decía "no te puedo dejar sola, siempre estás en la esquina vendiendo la chocha en la 42". Se llamó Energy Planeta Dance, Energy Satelital, volvió a llamarse Energy. Pero su etapa de despedida, dejó de ser esa bomba comercial que fue, con próceres de la frivolidad como el desaparecido trágicamente RRPP Clotta Lanzetta, el debut del personaje de Fernando Peña, Dick Alfredo y el escatológico programa ¿humorístico? de Torry, a tal punto de estar quinta en el rating de las FM del país y se convirtió en el capricho de cuanto DJ apareciese para poner un programa ahí. La artística cambió de raíz, mas seca a comparación de las explosiones de antaño y se llamaba simplemente ENERGY FM. Era el final inevitable de una radio que nunca pudo unir su desparejo nivel artístico con la influyente música que pasaba. Ahora se llama LA CIENTO UNO (otro originalísimo nombre), que luego fue cambiado por RADIO LATINA (paren con los nombres creativos...), "La radio de música latina y noticias". Una mezcla de Feeling y Radio Show, así que imagínense.


101.5, Radio La Red (antes era la histórica Radio Excelsior): empezó en el '93 siendo RADIO TOP, con una onda muy Radio City o la Rock & Pop de los '80 con mucha música buena. Pero lo bueno siempre dura poco y dio vuelta su nombre llamándose "Top Radio, 101.5, de tu lado" y entraron a programarse temas comerciales latinos de la "factura" hasta de Luciano, el de Jugate Conmigo. Los locutores empezaron a hacerse los simpaticones y a gritar aún más fuerte. Tuvo su época de tecno europeo feo de la mano de la vieja gerencia artística de la Z 95 con Bernardo Bergeret a la cabeza y su sello discográfico Rave On, volvieron a lo latino chicloso y a los/las locutores/as caraduras, pasándose a llamar CADENA TOP 40. Pero por suerte el Grupo Clarín, dueño de la radio, se dio cuenta que dos radios casi iguales (La 100 es la otra) no era negocio, así que hicieron la antítesis con la 101.5 SOLO CLÁSICOS, luego llamada GEN 101.5, a puro clásicos del pop y del rock, con poca locución y mucho éxito (leer la nota en cuestión). Pero por un cambio de dueños (recordemos que la AM La Red pertenece al grupo TyC, independientemente de Clarín), la Gen fue cerrada a tal punto de desaparecer el 101.5 del dial. Sólo nos queda como consuelo que en algunas provincias, como Santa Fé o Catamarca, siguen hoy día funcionando las que alguna vez fueron repetidoras de la Gen. Una lástima. Aunque peor hubiera sido que vuelva la Top 40. Pero eso no ocurrió, y en Julio del 2004 se reabrió como POP RADIO, una FM muy al estilo de como era RadioCity o La Metro en su primera época. Poca locución, sin cortes comerciales (las marcas auspiciaban segmentos, como en la FM KSK), mucho pop y rock, clásicos, pop nacional tipo Leo García o Babasónicos y la voz oficial de HBO. Pero el "coolismo" no vendía y con la euforia de la llegada de Marcelo Tinelli a Canal 9 (que fue el puente para desembarcar al 13), la POP cambió de raíz su programación y su artística (bastante original, copiada alevosamente por muchas FMs del GBA), volcándose abruptamente a lo supercomercial, con locutores simpaticones que hablan con los oyentes, Daisy May Queen (la ex estrella de FM Hit), una española que habla de sexo en la trasnoche y artistas exclusivos como Chayanne y Juanes. Y bueh... Con decirte que hasta tuvo su trasnoche propia con videos en Canal 9. Párrafo aparte mereció ese programa de TV, el único de un canal de aire que pasaba video clips. Hoy día la Pop está pasando muchísimos clásicos en todos los idiomas, sigue con su lema "un éxito cada tres minutos", pero nos late un cambio de timón en el transcurso de los meses.


102.3, Radio América: empezó en el '85 siendo LASER 102 y tras la ida del propietario del nombre a la frecuencia de Splendid como Laser 96 FM, cambió su nombre por ASPEN 102, como la localidad norteamericana famosa por sus montañas Rocosas y sus pistas de nieve y por la similitud con su vieja denominación. Sus primeros nueve años fueron signados por el Adult contemporary; mucho soft americano, francés e italiano, artísticas en inglés ("Aspen one oh two, the first all digital FM station" y cosas así, con jingles hechos en USA. Una monada), pasaron un poquito hacia los hits, hasta el dance los sábados y a los rankings como el Euro Chart o el Casey's Top 40, pero vaya uno a saber con qué pierna se levantaron un día que empezaron a pasar rock nacional e internacional y se llamaron "Aspen Rock, la FM de América, Planeta rock" en pleno apogeo del rock alternativo allá por el '93 (era rarísimo escuchar a Riff y su Pantalla del mundo nuevo en ese monumento al soft que era la radio), pero volvieron a las fuentes del soft, llamándose "Aspen 102.3" con la voz artística de Luis Shenfeld. Hoy, tras la compra del grupo CIE de la emisora en 1999, amplió su espectro musical, llamándose "Aspen Classic". Y el nombre lo dice todo. Eso sí, los temas son anunciados en inglés, como cuando eran Aspen 102. O Aspen Radio de Clásicos, como ahora simplemente se denominan.


103.1, Radio Rivadavia: Durante casi toda la década del 80 se denominó FMR, con toda la temática que inundaba el dial hertziano; o sea, música internacional y algunos gajos nacionales, entre ellos un perdido programa conducido por unos jovencísimos Andrés Calamaro y Pipo Cipollatti los domingos por la mañana, pero que duró poco porque al personal jerárquico de ese momento no le gustaba mucho la idea de que tomen vino dentro del estudio, según palabras de Calamaro. Uno de sus programas más populares, después del mítico "Tren fantasma" con un Omar Cerasuolo irreconocible si lo comparamos con su actualidad como comunicador, fue "Cerca del cielo", uno de los primeros programas en pasar lo que pedía la gente de lunes a viernes a la una de la tarde, con un locutor muy a la antigua (en ese año, 1986, era furor en la AM Del Plata el programa nocturno "Estamos tocando tu canción", primer programa basado en los mensajes telefónicos que dejaban los oyentes para escuchar tal o cual tema). Pero Julio Moyano, mítico productor de radio y TV tomó la posta en la gerencia artística y la transformó en FM INOLVIDABLE, la primer radio para gente mayor de 40 años, con mucho Frank Sinatra, Gal Costa, Phil Collins... Esta radio tuvo su quiebre artístico con un programa auspiciado por Coca-Cola donde se pasaban los últimos hits mundiales con una estética más juvenil. La década del 90 pasó con una Inolvidable pero con otro nombre: VIVA "alta sensibilidad", pero duró una temporada nada más, porque en el '95 aparece Marcelo Tinelli con su RADIO UNO, una FM pum para arriba donde había hasta incluso jodas telefónicas. Se le termina el contrato en el 2001 y aparece FM ALFA "el amor de la Argentina" (slogan raro si los hay), perteneciente a la Iglesia Universal del Reino de Dios, una religión-franchising brasileña que se apoderó de cuanto espacio libre había en la radio y la trasnoche de la TV abierta y de cable. Hasta de una AM completa como Radio Buenos Aires. Aunque su programación era muy sobria (mucho soft en inglés y castellano y artísticas cantadas al estilo Aspen), todos los días a las once de la noche se podía escuchar (si se era valiente) el mensaje del obispo de la Iglesia. Ahora Radio Uno volvió en marzo del 2005 con su antiguo dueño: el Marce, pero eso fue un amague, porque se asoció con Daniel Grinbank (que venía de vender su Rock & Pop y apoderarse de la infantil FM Panda 107.9, para convertirla en Kabul, FM de rock alternativo y sonidos muy raros) y transformó la Radio Uno en SPIKA, una FM más talk radio y con clásicos del pop y el rock pisados por los locutores, para gente mayor de 25. Tras la disolución de la sociedad Grinbank-Tinelli a principios de este año, Spika ahora volvió a llamarse Radio Uno, pero sigue teniendo el estilo de la difunta Spika, por suerte.


103.5: otra frecuencia independiente de una radio AM, que empezó sus transmisiones en 1998 siendo FM MIX, la FM de la cadena de disquerías Musimundo, en esos momentos del grupo económico Exxel, favorecido por el gobierno menemista. Era una radio de hits, pero sin locutores estridentes (exceptuando a Bebe Sanzo, la voz finita y cheta de la Z 95). Incluso tuvo una revista gratuita de muy buena factura (¡toda a colores y en papel ilustración!). Pero se fue Menem y el Exxel entró en desgracia. Cerraron muchísimas sucursales de la principal cadena de disquerías del país y, obviamente, la FM y la revista fueron las primeras volteadas ya que generaban pérdidas de las grandes. Tiempo después, entre el '99 y el 2000 se llamó FUNKY SOUL. Como su nombre lo indicaba, se pasaba mucha black music y mucho house y chill out por la noche. Pero tan de culto era, que duró tan poco como su inmediata sucesora, la PLUR, 24 horas solamente de música electrónica. Después se llamó FM KSK, perteneciente a la marca de ropa Kosiuko, así que hubo mucha música cheta y voces fashion. No se escuchó mucho por el GBA, ya que el 103.5 es un dial muy deseado por las radios zonales como FM Maza, una radio tropical muy popular en el conurbano. Además, tenía el problema de estar a dos puntos de la nueva y potente radio de música clásica AMADEUS 103.7, propiedad de Daniel Hadad (y después dicen que todas las radios son del Grupo CIE), así que ahora se puede llegar a escuchar en el 101.9 o en fmksk.com


105.5, Radio Continental: Desde que empezó allá por el '85 siempre fue FM 105 (otra radio FM que pasaba música FM). Sin cambiar de nombre, se convirtió en 1988 en el rival más claro de la Rock & Pop con todos los popes que estaban en esa radio. Ahí escuchabas "Puente 105" con Elizabeth Vernaci, "105 RPM" con Luis Shenfeld y un verdadero clásico de la radio ochentera como "Submarino amarillo" en su paso a la FM tras varias temporadas exitosas en la AM de Del Plata. Volvió a lo soft un año después como MELODY (temas completos anunciados cada media hora todos juntos, cuántos TDK hemos grabado...) y tras una transición neutral como FM CONTINENTAL tras su compra por el grupo Telefé pasó a llamarse FM HIT y cambió de cuajo su estética, con locutoras impostadas pero "simpáticas", como Daisy May Queen (fanática de Queen, la muchacha) haciendo el insufrible Los 40 principales (tres años Peor programa de radio en los PreHap) y una programación basada en hacer rankings de cualquier cosa y llamados y más llamados de oyentes. El público cautivo de la Hit fueron los preadolescentes y los fans, agradecidos de tener acústicos y reportajes (como pasan con la 100 y la Disney) de sus grupos pop favoritos El respaldo del canal más exitoso de esa época como lo fue Telefé se sentía hasta en su logo. La fórmula del éxito seguro le valió eso, mucho tiempo arriba del rating, pero con el advenimiento de la Mega, el repunte de la 100 y la perpetuidad de la Rock & Pop, se le complicó el panorama del liderazgo. Ahora, por la compra definitiva de la radio por el mismo grupo dueño del formato de LOS 40 PRINCIPALES en habla hispana (de hecho la radio ahora se llama así) hizo un cambio de imagen, con locutores hombres también, un poco más de variedad musical, pero... la mona por mas que se vista de seda... Aún a Los 40 argentinos le falta la variedad de programas que tiene su casa central española.


106.3, Radio Buenos Aires: largó su transmisión allá por 1985 como "FMBA, La ROCK & POP", con fuerte acento americano en la "r" de rock. Una radio 24 hs. pregrabada hasta las voces, con el Top 40 americano y jingles hechos por los más importantes artistas del rock nacional (Calamaro hizo el jingle original y Spinetta, Riff, La Torre y Los Violadores entre otros, hicieron adaptaciones de sus hits), entre otras originalidades de la época. Fue, sin duda, la primer FM específicamente comercial de la historia de la radio argentina (la de Del Plata fue la primera que transmitió constantemente, allá por 1969, pero hasta el '85 nadie le daba bola comercialmente a la FM) y, coincidiendo con el surgimiento de las FM zonales, no había adolescente que no escuchaba la Rock & Pop sin leer la 13/20. En el '88, rompe su tradición de radio grabada y pone programas en vivo, comenzando con "Feed Back", un programa que mezclaba noticias musicales y de actualidad con mucha toma de posición conducido por dos juveniles Ari Paluch y Mario Pergolini (actualmente periodista radial reconocido y productor y conductor televisivo y radial, respectivamente) y siguiendo con clásicos como Radio Bangkok con Lalo Mir, Bobby Flores y Douglas Vinci (o Carlos Masoch, el creador del logo de los triangulitos de la emisora), que hizo un antes y después del formato FM. Tras la pelea (cómo agota el éxito...) de Ari y Mario, ambos hicieron programas por separado. El primero hizo Maratón, una sarta de hits europeos y americanos y lo que en esa época se llamaba House (no como se lo conoce ahora). Y el segundo hizo Malas compañías, considerado como el programa más escuchado de la historia de la FM argentina con hasta 85% de encendido de aparatos (algo muy fácil de lograr en esa época sabiendo que en FM no había competencia. Todos escuchaban la Rock & Pop). Pero los excesos verbales y artísticos de los conductores, hicieron que se levante de raíz toda la programación por orden de su dueño, el empresario de espectáculos Daniel Grinbank, muy querido por el ambiente rockero vernáculo, y volvió a ser una radio sólo de música pero con conductores en vivo, los mismos que tenían programas propios, ya sin sus programas. La fórmula fracasó y volvieron al viejo formato de programas locos. Y así fue, hasta que en 1993, tras el auge de las radios alternativas como Aspen Rock o FM Del Plata, de "pop" sólo le quedó el nombre y, a caballo del rock más duro, con una programación aún más agresiva, llegó a cumplir 10 años en la misma frecuencia. Un año después, tras un conflicto con los dueños de Radio Buenos Aires, enojados porque toda la troupe de la R&P ¡avisaba al aire! que se mudaban al 95.9 (una verdadera guachada, seamos sinceros, pero bueh...), se fueron antes del 106.3. Apenas un par de semanas después nació LA ROCKA, una suerte de salido del molde de la anterior radio, donde se vio nacer un programa humorístico antológico que tuvo su regreso triunfal y efímero en la Supernova: "Mamá paga", conducido por los noteros de Duro de domar Sebastián Wainraich y el "Pollo" Cerviño. Pero el rating no acompañó y en 1997 se transformó en MILENIUM, opuesto total al ruido de sus anteriores formas, con Bernardo Neustadt dando noticias desde su casa con un sahumerio al lado y el resto, muchísima música funcional y para la relajación, mechados con separadores de poesía y relatos. Dirigida artísticamente por el mítico disc jockey Alejandro Pont Lezica, Milenium (con la voz artística del legendario locutor Ricardo Brabante) tuvo un relativo éxito hasta que los dueños de RBA, que parece que no pueden estar sin pelearse con sus "inquilinos" de la FM, no les renovaron el contrato. Y en su reemplazo, nació COAST FM, para luego llamarse FM BUENOS AIRES con un formato FM bien a la antigua. Qué loco, FMBA, como se llamaba cuando empezó. Pero duró lo suficiente como para hacer honor a la AM, y los "Universales" mudaron su FM ALFA al 106.3. Un amor, la Argentina...


106.7: este nuevo dial empezó en 1999 con NOSTALGIE, la sucursal argentina de la famosa radio francesa de clásicos. Por primera vez se compraba un formato radial de otro país. Clásicos del 60 para arriba, con un par de temas pop franceses cada hora. Mucho jingle identificatorio, una voz afracensadita de mujer anunciando la radio y lo más gracioso: ¡un noticiero hablado en francés y a cada hora! La cosa no duró mucho, los franceses se fugaron y la radio la compró Cuatrocabezas, la empresa de Pergolini que ahora pertenece al holding holandés Eyeworks. Y la transformó en X4 (léase "equis cuatro", una radio con muchísimo parecido a lo que fue la Top 40, así que imagínense. Pero el chiste duró un poco menos que la Nostalgie, y tras el éxodo de los popes de la Energy (DJ Deró entre otros) debido al cambio artístico de la radio, esta FM tornó bruscamente al dance y a lo electrónico, siendo esos géneros los únicos que se pasaron en ese punto del dial por un tiempo pronunciado. Tiempo después la X4 (que volvió a lo pop) consiguió una licencia definitiva para transmitir y tras un tiempo ubicada en el 104.3 del dial y pasar música y separadores todo el tiempo, dejó de transmitir definitivamente y se convirtió en ¡¡repetidora de la AM Continental!! La FM MILENIUM resurgió de sus cenizas, pudiéndose escuchar en este dial.


ALGUNOS DIALES PERDIDOS:

La 104.7, que la conocimos primero allá por 1989 como Río FM transmitiendo desde Colonia, Uruguay, con muchos hits internacionales, tiempo después, desapareció y resurgió en 1998 como Cadena Latina, del Grupo Clarín, pasando música al estilo de la Estación 95 o La ciento uno (hoy Latina), pero en ningún momento diciendo desde dónde transmitían. La artística tenía la voz del locutor venezolano de HBO, una belleza. Después fue la RTL, no el canal de TV alemán, sino, Radio Tropical Latina, que tiempo después cambió de dial.


La 107.7 tuvo su momento de gloria en el oeste del GBA allá por el '97 con HOT FM, una radio concebida para competir con el otro pope dance de la zona, la Energy, que transmitía desde San Justo. Con una programación más visceral que su potente rival y una artística difícil de digerir de lo rápida, convocó a multitudes de fans cada vez que se armaban las "Fiestas Hot" en boliches de la zona de influencia de la radio. Una interferencia con las radios de los aviones del aeródromo militar de El Palomar, zona desde donde transmitía la "Hot 107 y 1/2", obligó a ésta a cerrar sus puertas unas cuantas veces, hasta que se mudó a la otra punta del dial, al 88.7 y duró una temporada más hasta su cierre definitivo.



Fuente: http://www.dulatina.com/radiohistoriafm.htm