Lesion de Ligamentos

Hola como les va les voy a contar de la lesion de ligamentos hace poco jugando al futbol me doble la rodilla y ya era mi 2da lesion en la misma rodilla,quise ver info de rehabilitacion y demas pero vi muy poco del tema asi que decidi hacer un seguimiento paso a paso

Lesiones:

Golpea de frente contra otro jugador

link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=MWk5wLhlrNw&feature=related

Lesion de Owen:

link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=DdCqcNyFNZw&feature=related

Videos Varios de LCA:

link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=Hsyv5xIyYRY

Mecanismo

link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=f9lC4QFfr1w

Ligamentos y rodilla:

link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=hSdWd14v-Vc&feature=related



Mecanismo de Lesion

En deportes como la lucha, el baloncesto, la natación competitiva, el fútbol americano, el fútbol australiano, el esquí, el voleibol, el fútbol, el hockey y otros deportes que implican gran tensión de las rodillas, es común desgarrarse uno o más ligamentos o cartílagos. El ligamento cruzado anterior es a menudo desgarrado como resultado de un cambio rápido de dirección mientras se corre o como resultado de algún otro tipo de movimiento de giro violento.


También puede desgarrarse por ser extendida enérgicamente más allá de su rango normal, o como resultado de ser forzada lateralmente. En estos casos, otras estructuras también sufrirán daños. Especialmente debilitante es la desafortunadamente común "tríada infeliz" donde resultan desgarrados los ligamentos cruzado anterior y colateral medial y el menisco medial. Esto típicamente surge de una combinación de forzar y girar hacia dentro la rodilla.
Antes de la llegada de la artroscopia y la cirugía artroscópica, los pacientes que tenían cirugía por un desgarro del LCA requerían al menos nueve meses de rehabilitación. Con las técnicas actuales, estos pacientes pueden estar caminando sin muletas en dos semanas, y practicando algún deporte en unos pocos meses.


Además del desarrollo de nuevos procedimientos quirúrgicos, la investigación actual está buscando en los problemas subyacentes que pueden aumentar la probabilidad de que un atleta sufra una lesión de rodilla grave. Estos descubrimientos pueden llevar a encontrar medidas preventivas efectivas.

Tipo de Plastia
Hay un reconocimiento generalizado hacia el H-T-H como referencia de resistencia en todos los estadíos de la cicatrización pero, más recientemente, MacDonald (1995) ha demostrado que la plastia semitendinoso-recto interno es igual de eficaz en rehabilitaciones aceleradas que la de H-T-H.

Cicatrización de la Plastia
Toda plastia implantada sigue el siguiente proceso de maduración: necrosis avascular, revascularización, proliferación celular y remodelado. Estos estadíos pueden no tener un desarrollo escalonado y varios concurrir al mismo tiempo. La revascularización parece que alcanza su máximo hacia los 6 meses del implante. Esto nos sugiere que exigir mucho a la plastia entre el 4º-6º mes pueden conllevar un riesgo de estiramiento y ruptura de la plastia. Estos aspectos, extrapolados de estudios con animales, pueden tener una distinta evolución en humanos. Un estudio muy interesante de Rougraff (1993) sugiere la revascularización desde la 3ª semana, el remodelado entre 2 y 10 meses (vaya margen!!!!!), hablan de una mejor predisposición de la plastia hueso-tendón-hueso para la rehabilitación acelerada, y unos 3 años para que la plastia sea histológicamente como un ligamento. Un trabajo más reciente apunta sobre la posibilidad de que a los 6 meses, las plastias se comporten tanto a nivel de vascularización como de tejido colágeno igual que el ligamento normal. Esto último parece estar favorecido por una rápida participación en la actividad física que estimularía un incremento del metabolismo que aumentaría la síntesis de colágeno y el aumento de fuerza y tamaño de la plastia.

Protocolo de rehabilitacion de Ligamentos cruzados
Las técnicas de cirugía artroscópica, aplicadas en principio a la rodilla y luego extendidas a las intervenciones de cualquier otra articulación, han sido motivo de polémica, base para agrias discusiones en foros profesionales y congresos entre los partidarios de las técnicas convencionales por cirugía abierta y los "modernos" artroscopistas. Parece sin embargo que todos estos procesos de debate sufren un proceso parecido de aceptación primero, de consolidación después y, por fin, de establecimiento de unas indicaciones que todo el mundo acepta y que se estandarizan internacionalmente. Así ha ocurrido con las plastias de rodilla, y más específicamente con destinada a corregir la rotura del ligamento cruzado anterior. Ya no se discute que deben ser operadas mediante artroscopia pero en el camino hemos ido rectificando el rumbo para corregir algunos errores. Por ejemplo, ahora ya no se utilizan plastias artificiales y, en cambio, se recurre cada vez más a los aloinjertos. Los criterios para la decisión quirúrgica en la rotura del ligamento cruzado anterior fueron extensamente debatidos en nuestro artículo sobre la elección de plastia de ligamento cruzado anterior. Ahora continuaremos con el establecimiento de los protocolos de rehabilitación.

Los criterios de actuación son muy similares independientemente del tipo de plastia utilizada para la reparación del ligamento cruzado anterior, pero mencionamos la diferencia de opiniones entre los expertos que se han preocupado de publicar conclusiones tras el estudio de resultados entre sus pacientes. Hacemos referencia a la posible diferencia entre plastias obtenidas de tendones de la pata de ganso y plastias del tipo "hueso-tendón-hueso" obtenidas de tendón rotuliano. Algunos de los aspectos negativos de la elección de cualquiera de las dos se pueden obviar con la colocación de un aloinjerto, como el liofilizado de cadáver de un rotuliano con pastilla ósea de rótula y tibia. Como no se utilizan tendones del propio paciente, se eliminan los efectos de sangrado e inflamación postquirúrgicos y no es necesario compensar su falta con una potenciación de isquiotibiales. También se evita el dolor en polo inferior de rótula o, lo que es una complicación mucho más importante, la algodistrofia de rótula, que sin ser complicaciones habituales, pueden amargar la evolución postoperatoria y mermar las posibilidades de volver a la competición en los profesionales del deporte. Las pautas de rehabilitación del ligamento cruzado anterior serán las mismas pero sin temer complicaciones tardías derivadas de la falta de un tendón extraído del propio paciente.


Aspectos Clave
El objetivo de una recuperación acelerada de la intervención de una plastia de LCA contempla:
Inicio prematuro de la deambulación para soportar el peso corporal, esto favorece la compresión y movimiento cartilaginoso, facilita la reorganización del colágeno y proporciona a los tejidos óseo y demás partes blandas de la rodilla la capacidad para responder a las cargas fisiológicas normales.
Recuperar rápido el rango de movimiento de la rodilla; de forma relevante los últimos grados de extensión.
Efectuar un programa de fuerza agresivo, basado en electroestimulación pasiva y ejercicios activos de cadena cinética cerrada que protegerán el injerto.
Consideraciones

Ejercicios de Rehabilitacion
Lesion de Ligamentos
lesion
rehabilitacionRodilla
ligamentos


Lesiones de los Ligamentos de la Rodilla
¿Qué son los ligamentos de la rodilla?

Existen cuatro ligamentos principales en la rodilla. Los ligamentos son bandas de tejido elástico que conectan los huesos entre sí y proporcionan estabilidad y resistencia a la articulación. Los cuatro ligamentos principales de la rodilla conectan el fémur (hueso del muslo) con la tibia (hueso de la espinilla) e incluyen los siguientes:

Anatomía de la articulación de la rodilla, mostrando los ligamentos
oseo

Ligamento anterior cruciforme (su sigla en inglés es ACL) - ligamento, localizado en el centro de la rodilla, que controla los movimientos de rotación y hacia delante de la tibia (hueso de la espinilla).
*

Ligamento posterior cruciforme (su sigla en inglés es PCL) - ligamento, localizado en la parte posterior de la rodilla, que controla el movimiento hacia atrás de la tibia (hueso de la espinilla).
*

Ligamento colateral mediano (su sigla en inglés es MCL) - ligamento que proporciona estabilidad al interior de la rodilla.
*

Ligamento colateral lateral (su sigla en inglés es LCL) - ligamento que proporciona estabilidad a la rodilla externa.

¿Cómo se lesionan los ligamentos cruciformes?

El ligamento cruciforme anterior (su sigla en inglés es ACL) es uno de los ligamento que se lesiona con más frecuencia. A menudo, el ACL se estira y, o desgarra durante un movimiento de torsión repentino (cuando los pies quedan mirando hacia un lado, pero las rodillas giran en sentido opuesto). El esquí, el baloncesto y el fútbol son deportes con alto riesgo de lesiones del ACL.

También son bastante comunes las lesiones en el ligamento cruciforme posterior (PCL) de la rodilla. Sin embargo, las lesiones del PCL por lo general son el resultado de impactos directos y repentinos, por ejemplo, un accidente de automóvil o un tackle durante un partido de fútbol americano.
¿Cuáles son los síntomas de una lesión del ligamento cruciforme?

A menudo, una lesión del ligamento cruciforme no provoca dolor. En lugar de dolor, la persona puede oír una especie de chasquido al producirse la lesión, la pierna se le dobla cuando intenta ponerse de pie y se hincha. Sin embargo, cada individuo puede experimentar los síntomas de una forma diferente.

Los síntomas de una lesión del ligamento cruciforme pueden parecerse a los de otras condiciones o problemas médicos. Siempre consulte a su médico para el diagnóstico.
¿Cómo se lesionan los ligamentos colaterales?

El ligamento colateral mediano se lesiona con más frecuencia que el colateral lateral. Por lo general, los estiramientos y desgarros de los ligamentos colaterales son el resultado de un golpe en la parte externa de la rodilla, lo que ocurre con frecuencia en los partidos de hóckey o fútbol.
¿Cuáles son los síntomas de una lesión del ligamento colateral?

Tal como sucede con las lesiones del ligamento cruciforme, las del ligamento colateral también hacen que la rodilla se salga de su lugar y se doble la pierna provocando dolor e hinchazón.

Los síntomas de una lesión del ligamento colateral pueden parecerse a los de otras condiciones o problemas médicos. Siempre consulte a su médico para el diagnóstico.
¿Cómo se diagnostica una lesión de un ligamento de la rodilla?

Además del examen y la historia médica completa, los procedimientos para diagnosticar una lesión de un ligamento de la rodilla pueden incluir los siguientes:

*

Rayos X - examen de diagnóstico que usa rayos invisibles de energía electromagnética para obtener imágenes de tejidos internos, huesos y órganos en una placa.
*

Imágenes por Resonancia Magnética (su sigla en inglés es MRI) - procedimiento de diagnóstico que utiliza una combinación de imanes grandes, radiofrecuencias y una computadora para producir imágenes detalladas de los órganos y las estructuras dentro del cuerpo; puede detectar a menudo daños o enfermedades en un ligamento o músculo circundante.
*

Tomografía computarizada (También llamada escáner CT o CAT.) - procedimiento de diagnóstico por imagen que utiliza una combinación de rayos X y tecnología computarizada para producir imágenes transversales (a menudo llamadas "rebanadas" del cuerpo, tanto horizontales como verticales, del cuerpo. Una tomografía computarizada muestra imágenes detalladas de cualquier parte del cuerpo, incluidos los huesos, los músculos, la grasa y los órganos. La tomografía computarizada es más detallada que los rayos X regulares.
*

Artroscopia - procedimiento de diagnóstico y tratamiento de invasión mínima que se utiliza en las condiciones de las articulaciones. En este procedimiento se emplea un pequeño tubo óptico iluminado (artroscopio) que se inserta en la articulación a través de una pequeña incisión practicada en ella. Las imágenes del interior de la articulación se proyectan en una pantalla y se utilizan para evaluar cualquier cambio degenerativo y, o artrítico en la articulación, para detectar enfermedades y tumores de los huesos y para determinar las causas de la inflamación o dolor de los huesos.
*

Escáner por radionúclidos de los huesos - técnica nuclear de diagnóstico por imágenes que utiliza una cantidad mínima de material radioactivo que se inyecta en la corriente sanguínea del paciente para que sea detectado por un escáner. Este examen muestra el flujo sanguíneo hacia el hueso y la actividad celular dentro de él.

Tratamiento de las lesiones de ligamentos de la rodilla:

El tratamiento específico de las lesiones de ligamentos de la rodilla será determinado por su médico basándose en lo siguiente:

*

Su edad, su estado general de salud y su historia médica.
*

Qué tan avanzada está la lesión.
*

Su tolerancia a determinados medicamentos, procedimientos o terapias.
*

Sus expectativas para la trayectoria de la lesión.
*

Su opinión o preferencia.

El tratamiento puede incluir lo siguiente:

*

Medicamentos como el ibuprofeno.
*

Ejercicios de fortalecimiento muscular.
*

Protector ortopédico para la rodilla (para usar al hacer ejercicio).
*

Aplicación de bolsas de hielo (para reducir la inflamación).
*

Cirugía.

Es un estiramiento o desgarro extremo del ligamento cruzado anterior (LCA) en la rodilla. La lesión puede ser parcial o total.
Nombres alternativos

Lesión de LCA; lesión de rodilla-LCA; lesión de rodilla en ligamento cruzado anterior
Consideraciones generales

La rodilla es esencialmente una articulación en bisagra modificada localizada donde la punta del fémur (hueso del muslo) se une con la parte superior de la tibia (espinilla). Existen 4 ligamentos principales que conectan estos dos huesos:

* Ligamento colateral medial (LCM) que se extiende a lo largo de la parte interior de la rodilla y evita que ésta se doble hacia adentro.
* Ligamento colateral lateral (LCL) que se extiende a lo largo de la parte exterior de la rodilla y evita que ésta se doble hacia afuera.
* Ligamento cruzado anterior (LCA) que está en la parte media de la rodilla y evita que la tibia se deslice hacia afuera frente al fémur y brinda estabilidad rotacional a la rodilla.
* Ligamento cruzado posterior (LCP) que trabaja junto con el LCA y evita que la tibia se deslice hacia atrás por debajo del fémur.


El LCA y el LCP se cruzan dentro de la rodilla formando una "X"; es por esto que se los denomina ligamentos cruzados.

Las lesiones del LCA están frecuentemente asociadas con otras lesiones. La "tríada infeliz" es un ejemplo clásico, donde el LCA se desgarra al mismo tiempo que el LCM y que el menisco lateral (uno de los cartílagos en la rodilla que absorbe los impactos). Este tipo de lesión es más frecuente en los futbolistas y en los esquiadores.

Las mujeres tienen más probabilidades de sufrir una ruptura de LCA que los hombres, pero la causa de esta situación aún no se entiende completamente, aunque es posible que tenga ver con diferencias en la anatomía al igual que en el funcionamiento muscular.

La ruptura del LCA en adultos usualmente sucede en la parte media del ligamento o su ligamento se separa del hueso y es una lesión que no sana por sí misma. En cambio en los niños, el LCA tiene más probabilidades de separarse con un pedazo de hueso todavía prendido y en ellos estas lesiones pueden sanar por sí mismas o pueden requerir el ajuste del hueso.

En los casos en los cuales se sospecha una ruptura del LCA, una IRM puede ayudar a confirmar el diagnóstico y evaluar otras lesiones de la rodilla, tales como lesiones en otros ligamentos o cartílagos.

Algunas personas son capaces de vivir y de desempeñarse normalmente con una ruptura del LCA; sin embargo, la mayoría se queja de que la rodilla no tiene estabilidad y puede fallar la intentar hacer actividad física. Las rupturas del LCA que no se reparan también pueden ocasionar una artritis temprana en la rodilla afectada.
Causas

Las rupturas del LCA pueden deberse a lesiones por algún contacto o sin contacto. Un golpe en un lado de la rodilla, como puede ocurrir en una atajada en el fútbol, puede ocasionar una ruptura del LCA.

Por otra parte, una parada rápida, combinada con un cambio de dirección mientras se está corriendo, girando, aterrizando de un salto o extendiendo demasiado la articulación de la rodilla puede causar una lesión al LCA.

El básquetbol, el fútbol, el fútbol americano y el esquí son causas comunes de ruptura del LCA.
Síntomas

Síntomas tempranos:

* "Ruido seco" que se percibe al momento de la lesión
* Dolor severo
* Edema de rodilla a las 6 horas de la lesión


Síntomas tardíos:

* Inestabilidad de la articulación de la rodilla
* Artritis


Primeros auxilios

El tratamiento de una lesión de LCA incluye inmovilización con una férula, hielo en el área, elevación de la articulación por encima del nivel del corazón y analgésicos como los antiinflamatorios no esteroides (como el ibuprofeno). El paciente no debe continuar jugando hasta que se lleve a cabo la evaluación y el tratamiento.

Algunas personas pueden necesitar muletas para caminar hasta que la inflamación y el dolor hayan mejorado. Asimismo, la fisioterapia puede ayudar a recuperar la motricidad de las articulaciones y la fortaleza de las piernas.

Si la inestabilidad continúa aún después de que se ha recuperado la motricidad de la rodilla y la fortaleza de las piernas, la mayoría de los ortopedistas recomiendan una reconstrucción del LCA. El ligamento viejo no se puede reparar, entonces es necesario construir uno nuevo. Para llevar a cabo este procedimiento, usualmente se utiliza un pedazo de tendón patelar (el tendón que conecta la rótula con la tibia), aunque los tendones de la corva también pueden ser efectivos. Igualmente, se pueden utilizar injertos de cadáveres para reconstruir este ligamento.
No se debe

* Cuando alguien sufre una lesión seria en la rodilla, no se debe intentar mover la articulación. Se debe utilizar una férula para mantener la rodilla derecha hasta que se haya realizado la evaluación médica por parte de personal médico especializado.
* No se recomienda volver a jugar hasta que se haya realizado la evaluación y tratamiento apropiados.


Se debe buscar asistencia médica de emergencia si

Cualquier persona que sufra una lesión seria de la rodilla debe buscar atención médica para que se le tome una radiografía y se lo evalúe.

Aún más importante, si el pie se enfría y se torna azul después de una lesión de rodilla, es posible que ésta esté dislocada y que los vasos sanguíneos del pie estén lesionados. Esta es una emergencia médica real y se debe buscar ayuda profesional inmediatamente.
Prevención

Se recomienda utilizar técnicas apropiadas en el momento de practicar un deporte o de hacer ejercicio. Algunos programas deportivos universatarios para mujeres han reducido estas lesiones a través de un plan de capacitación que enseña a los atletas a minimizar la presión que ejercen en el LCA.

Aunque es un asunto de controversia, el uso de abrazaderas para las rodillas durante la actividad atlética agresiva, como el fútbol, no ha mostrado una disminución de la incidencia de lesiones de rodilla y le puede dar al jugador una sensación falsa de seguridad.

Fuente Terra,lesionesdeligamentoscruzados.blogspot.com/, you tubecruzadosdistencion

3 comentarios - Lesion de Ligamentos

@kabopineda
Muy interesante, yo práctico artes marciales y a veces me exige movimientos muy bruscos o recibo golpes cuando voy a competir. Ahora estoy un poco más informado
@cbavende
jajajaja una maza chee!!!