Susan Boyle


Este sábado se define "Britain´s got talent"




AGENCIAS Y EL PAÍS

El mito Susan Boyle sigue creciendo, 186 millones de visitas cuentan sus videos de Internet; tiene ofertas para películas y hasta galletas con su cara. El domingo pasado pasó a la final del concurso "Britain´s got talent", que se hará el sábado.







La voz que conmovió a Inglaterra llega a la final




Lo hizo otra vez

La estrella de YouTube interpretó Memory, un tema del musical Cats, y nuevamente se ganó la ovación del público incluyendo a los jueces. Posteriormente se dio a conocer que Boyle había clasificado a la última fase del programa gracias a los votos que obtuvo de parte de los televidentes.

Al ser cuestionada sobre cómo afrontó la presión luego de su debut con una canción de Los Miserables que dio la vuelta al mundo con millones de vistas, Boyle respondió muy suelta: "¿Qué presión? He disfrutado mucho, he disfrutado cada segundo. Lo volvería a hacer".

El programa del pasado domingo fue el primero de varios que sucederán durante esta semana, en los que el jurado del concurso irá eligiendo a todos los competidores de Boyle. El próximo sábado, competirán entre ellos.

Pero Susan Boyle, la mujer que hoy demuestra que se puede triunfar teniendo la cara y la procedencia que se tengan, ya disfruta de un éxito que traspasa las fronteras del programa y de la televisión como se la conoce, a velocidades inusitadas.

Cuando hizo su versión de I dreamed a dream, el tema de la comedia musical Los Miserables, todo cambió. De su vida junto al gato Peebles y el coro de la iglesia donde vive, Boyle pasó a ser entrevistada por Larry King y a someter a su cabeza, presa de un pequeño retraso que la mantiene entre la sorpresa y la indiferencia, a evaluar las diferentes propuestas que la fama le tiene reservada en sus quince minutos.

El abanico de actividades bizarras que le acercaron va de una cena con Barack Obama y los corresponsales de la Casa Blanca -que rechazó por sentirse nerviosa- hasta una película porno que un conocido productor británico también le propuso.

Los fans, los paparazzis y el resto de la prensa rosa se agolpan frente a su modesta casa.

¿Qué ha hecho Boyle al respecto? Pues apenas retocar un poco su imagen y seguir preparándose para cantar. Mientras, aceptó el juego que le pide el show mediático y se lanzó a hablar de su vida privada, condición imprescindible para tener a todo el periodismo de frivolidades a sus espaldas. Entre otras cosas, Boyle llegó a comentar que nunca fue besada por un hombre.

En tanto, ya apareció en un capítulo de la serie South Park, y celebridades políticas como el propio Primer Ministro Gordon Brown o Kofi Annan hablan de ella. La siempre oportunista discográfica Sony-BMG le extendió varias hojas en forma de contrato discográfico y Catherine Zeta Jones se pelea con James Cameron por los derechos de su historia para el cine. De pasada, la cantante también está recibiendo las primeras muestras de envidia por parte de colegas que poco tienen que ver con la vida en esos concursos. Lily Allen, la niña terrible del pop británico, la acusó de estar "demasiado sobrevalorada". Y si ladran...




Fenómeno web

Así como en Uruguay Diego Capusotto se volvió un fenómeno masivo gracias a YouTube, y los españoles de Muchachada Nui son un éxito en España por fuera de su programa en la Televisión Española, Boyle se convirtió en una celebridad que gracias a Internet creció en la televisión. En sólo nueve días, la filmación de su aparición en el programa fue vista por más de 100 millones de personas. "Internet todavía no ha visto nunca algo como Susan Boyle, cuya popularidad en la red se encamina a los libros de Historia", señaló el Washington Post.

El potencial del logro de Boyle, entonces, se mide a escala mundial y por fuera de los límites de las televisoras locales. Como el usuario elige, ya no hay nadie que pueda hablar de manipulaciones mediáticas: todo el mundo va tras Susan, la nueva figura global de la canción. Lo sorprendente es la velocidad del proceso.




Una carrera y un tendal de rivales en el camino

"Quiero disculparme por el modo en que te tratamos antes de que cantaras la primera vez", le dijo el jurado Simon Cowell a su nueva protegida. "Me hiciste parecer, a mí y a todos, muy estúpidos y estoy muy feliz por ti, muy orgulloso de ti", agregó. Boyle trató de hacerle callar, diciendo que no prestaba atención al furor que ha desatado. Lo cierto es que en la semifinal del pasado domingo, Boyle derrotó a siete rivales, incluyendo a una bailarina de danza del vientre y a un imitador de Darth Vader. En la final del próximo sábado, uno de los rivales será Diversity, una agrupación de bailarines callejeros que obtuvo el segundo lugar el domingo, y con otros dos rivales que deben ser elegidos de la segunda semifinal.












Fuente:

http://www.elpais.com.uy/090527/pespec-419469/espectaculos/la-voz-que-conmovio-a-inglaterra-llega-a-la-final