Un post de Manos



lavarse las manos



Las manos forman parte de las extremidades del cuerpo humano, están localizadas en los extremos de los antebrazos, son prensiles y tienen cinco dedos cada una. Abarcan desde la muñeca hasta la yema de los dedos en los seres humanos.
Son el principal órgano para la manipulación física del medio. La punta de los dedos contiene algunas de las zonas con más terminaciones nerviosas del cuerpo humano; son la principal fuente de información táctil sobre el entorno, por eso el sentido del tacto se asocia inmediatamente con las manos. Como en los otros órganos pares (ojos, oídos, piernas), cada mano, está controlada por el hemisferio del lado contrario del cuerpo. Siempre hay una dominante sobre la otra, la cual se encargará de actividades como la escritura manual, de esta forma, el individuo podrá ser zurdo, si la predominancia es de la mano izquierda (siniestra) o diestro si es de la derecha (diestra); este es un rasgo personal.


cuerpo humano


Importancia


Según los Centers for Disease Control and Prevention (CDC) de EE.UU., si no te lavas las manos frecuentemente, tendrás muchas probabilidades de infectarte con gérmenes de tu entorno al tocarte los ojos, la boca o la nariz después de tocar una superficie u objeto infectado. De hecho, una de las principales vías de contagio de los catarros es tocarse la nariz o los ojos después de que el virus que provoca el catarro entre en contacto con las manos.

Si la gente no se lava las manos a menudo (sobre todo cuando está enferma), irá esparciendo gérmenes, bien directamente sobre otras personas o sobre las superficies que toquen. Y, antes de que nos demos cuenta, ¡todo el mundo estará contagiado!

La primera línea de defensa contra los gérmenes:
Piensa en todas las cosas que has tocado hoy —desde el teléfono hasta el váter de tu casa. Tal vez te hayas sonado y hayas jugado con tu perro. Independientemente de lo que hayas hecho, seguro que has entrado en contacto con gérmenes. De modo que es muy fácil que los gérmenes que tienes en la mano acaben dentro de tu boca (tal vez cuando devores a toda prisa una bolsa de palomitas de maíz con tus compañeros de equipo tras el partido de fútbol).

Lavándote frecuentemente las manos de forma correcta te quitarás de encima cualquier germen —como las bacterias y los virus— independientemente de que proceda de otra persona, de aguas, superficies o alimentos contaminados, de animales o de residuos de origen animal.

Lavarse las manos es la mejor defensa:
¿Sabías que se estima que solo una de cada cinco personas se lava las manos después de ir al lavabo? En 2005 la American Society for Microbiology hizo un estudio sobre el hábito de lavarse las manos. Formularon preguntas a la gente sobre este hábito y la observaron en lavabos públicos. Los resultados fueron sorprendentes. Por ejemplo:

La gente no siempre se lava las manos después de usar el váter —el 91% de los adultos dijo que se las lavaba después de usar un váter público, pero solo lo hizo el 83%.

La gente se lava menos las manos cuando está en casa —el 83% de los encuestados dijo que se las lavaba después de usar el váter en su casa. Pero los gérmenes son gérmenes, y los váteres, váteres, estén en casa o fuera de casa.

Solamente el 32% de las personas encuestadas dijo que se lavaba las manos después de toser o estornudar. O sea que está bien taparse la boca con la mano al toser para proteger a la gente que nos rodea. Pero, si luego le alargas una pizza a un amigo tuyo sin haberte lavado las manos, de nada sirvió haberte preocupado de taparte la boca en primer lugar.

Solamente el 21% de los encuestados se lavaba las manos después de manipular dinero.

Solamente el 42% de los encuestados dijo que se lavaba las manos después de acariciar a un perro o un gato. Ya has visto como tu perro se revuelca en misteriosos hedores cuando lo paseas por el parque y cómo tu gato se restriega cariñosamente contra tu pierna después de usar el cajón de los excrementos. Toby y Félix están más sucios de lo que crees.

Y, aunque tú te laves bien las manos, tal vez tus amigos escondan algunos secretos sucios: los estudiantes no se lavan las manos a menudo ni bien. En un estudio, solo el 58% de las chicas y el 48% de los chicos de secundaria se lavaban las manos después de usar el váter. ¡Qué asco!


manos


Forma correcta de hacerlo


Hay una forma correcta de lavarse las manos. Mojártelas con un poco de agua y unas gotas de jabón no sirve de mucho. Sigue los siguientes pasos para lavarte bien las manos:

Utiliza agua tibia (ni fría ni caliente).

Utiliza el jabón que más te guste. Los jabones antibacterianos están de moda, pero el jabón normal y corriente también sirve. Si sospechas que tus manos han entrado en contacto con alguien que tenía una infección, piensa en utilizar un antiséptico para manos que contenga alcohol.

Frótate las manos enérgicamente entre sí y no te dejes ningún rincón sin frotar: frótate los lados de ambas manos, las muñecas, entre los dedos y alrededor de las uñas. Lávatelas durante unos 15 segundos —aproximadamente lo que se tarda en cantar el “Cumpleaños feliz”.

Acláratelas bien con agua tibia y sécatelas a toquecitos con una toalla limpia.

En los lavabos públicos, considera la posibilidad de utilizar una toallita de papel para tirar de la cadena y abrir y cerrar la puerta porque las cadenas y los pomos de las puertas de los lavabos son lugares donde abundan los gérmenes. Tira la toallita a una papelera después de salir del lavabo.
Para que no se te reseque o agriete la piel, utiliza jabón suave y agua tibia; asimismo, en vez de restregarte la toalla contra la piel, sécate a toquecitos y aplícate abundante crema hidratante al acabar.

Cuando no dispongas de agua o jabón, una buena alternativa son los jabones sin agua de manos y otros dispositivos de limpieza que no requieren agua. Suelen venir en forma de líquido, paños o toallitas, y se suelen vender en formato de viaje, que es perfecto para llevar en la cartera del colegio, el bolso, el coche o la bolsa de deporte, o para guardarlos en una taquilla.

Recuerda que lavarse las manos correcta y frecuentemente es la clave para no contagiarse de muchas infecciones comunes. ¡O sea que tararea unas cuatas estrofas del “Cumpleaños feliz” y enjabónate bien!


dedos


Cuando lavarselas



Las manos te las tienes que lavar muchas veces al día, aunque no te lo parezca. Seguro que muchas más de las que te las lavas.

Ya hemos dicho que en las manos siempre puede haber bacterias peligrosas para nuestra salud.

A veces puedes creer que tus manos no están sucias, si no están negras, llenas de barro o con rayajos de bolígrafo o de pinturas. Pero aunque te parezca que están limpias porque no las ves muy sucias, las bacterias y los gérmenes son MINÚSCULOS y no los podemos ver a simple vista. Pueden estar en todas partes...


jabon


Articulo de la nación[


Lavarse las manos salva muchas vidas. Este es el mensaje que impulsa la Organización Mundial de la Salud (OMS) para que comprendamos la importancia y el impacto de esta simple acción.

Desde hace pocos días nos estamos informando acerca de la circulación en distintos países de un virus de la influenza potencialmente pandémico, el de la gripe porcina. Esto, naturalmente, preocupa a todos.

Además, como se trata de un nuevo virus, no hay vacuna -ni la habrá por algunos meses- que sea eficaz para protegernos de él.
Entonces, ¿qué podemos hacer además de preocuparnos?

La respuesta es ocuparnos, participando activamente en algunas medidas útiles de prevención.
Una de ellas es lavarnos las manos, acto que depende de cada uno de nosotros y que, además de ser esencial, podemos comenzar a hacerlo desde hoy.

Creo que es muy importante que en cada hogar antes y después de sentarse a la mesa a comer, después de estornudar, toser o sonarse la nariz, después de ir al baño y cuando las manos estén visiblemente sucias, los padres se laven las manos con agua y jabón y les enseñen a hacerlo a sus hijos.
Sería útil, además, que estimulen a los niños para que con sus compañeros y maestros hablen de ésta que hoy parece una "novedad", que aprendimos y veíamos hacer a nuestros mayores.

Por supuesto, es fundamental reiterar permanentemente este buen hábito, hasta que lo incorporemos definitivamente.
Lavarse las manos no sólo es una de las medidas más útiles para disminuir el riesgo de infectarse con éste y otros virus de la gripe, sino por cierto lo es también para otros microbios responsables de distintas enfermedades respiratorias, del aparato digestivo, etc.

Habrá que ver día a día cuál será la evolución de este problema. Pero desde hoy, para cuidar a nuestra familia, a la comunidad y a nosotros, lavarse las manos.
Esta, sí, es nuestra exclusiva responsabilidad.


cuidado


Día Mundial de la Higiene de Manos OMS.


higiene


La Asamblea General de Naciones Unidas ha designado 2008 Año Internacional del Saneamiento, y el "Día Mundial de la Higiene de Manos", 15 de octubre de 2008, se hará eco y reforzará el llamamiento para mejorar las prácticas de higiene. El "día Mundial de Higiene de Manos" será la pieza central de una semana de actividades que movilizar a millones de personas en más de 20 países de cinco continentes para lavarse las manos con jabón. El primer reto Mundial de la Seguridad del Paciente, "cuidados limpios cuidados más seguros", se complace en apoyar el espíritu de este día. Por lo tanto, celebra cualquier iniciativa que abogue por una mejor higiene de las manos más allá de la atención de la salud.

limpio


Recomendacioens de expertos


La Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC) recomendó a la población, como motivo del Día Mundial de la Higiene de las Manos que se celebra hoy, que "extremen las medidas de higiene" y se laven las manos con agua y jabón "cada una o dos horas" para frenar la trasmisión de la denominada nueva gripe.

En declaraciones a Europa Press, el doctor Jesús Rodríguez, de la Sección de Enfermedades Infecciosas del Hospital Universitario Virgen de la Macarena (Sevilla) y portavoz de SEIMC, destacó que esta medida para evitar la trasmisión de la gripe, que se contagia a través de gotitas de saliva trasportadas por el infectado o su cuidador, deben ser "incluso más frecuente" en pacientes con infección respiratoria.

"Ante un problema de salud pública, lavarse las manos antes de comer, después de salir del baño o cuando nos ensuciamos, como se hace normalmente, no es suficiente. Para evitar la trasmisión de la gripe lo recomendable es lavarse cada una o dos horas, con más frecuencia si se tienen infecciones respiratorias", explicó.

En el caso de los profesionales de la sanidad, el experto también recomienda "extremar las medidas de higiene" y que se laven las manos con agua, jabón y alguna solución antiséptica que acaben con las bacterias propias de los hospitales "cada vez que vayan a tocar a un nuevo paciente", un consejo que se incumple en el 70% de ocasiones.

"Este bajo nivel de cumplimiento, entre el 30 y el 40 por ciento, se debe con frecuencia a los olvidos y a veces, a que el baño está lejos. No obstante, la incorporación de toallitas con solución hidro-alcohólica en la cabecera de la cama de los pacientes está facilitando su uso a los profesionales y a las familias", apuntó.

Según el doctor Rodríguez, es habitual que el médico cumpla peor que los enfermeros esta indicación porque estos últimos suelen estar "más mentalizados". Sin embargo, que los enfermeros extremen la higiene es "más importante, porque están más cerca de los pacientes".

Las áreas donde más beneficios se pueden conseguir mejorando la higiene son unidades como la de Cuidados Intensivos o los Servicios Quirúrgicos, donde lavarse las manos con frecuencia reduciría "hasta un 20 por ciento" las infecciones por trasmisión de microorganismos.


Bañarse


Fuentes:



Fuente5.