Mal aliento : ¿ a qué se debe ?




El mal aliento puede ser la causa de un deterioro en las relaciones personales. Las personas que sufren halitosis tienden a aislarse y a evitar el contacto social más superfluo ya que una simple conversación desvela su terrible problema


Como se cura el Mal Aliento



CÓMO VENCERLO

Una higiene correcta - La primera causa de la halitosis es la falta de higiene. La boca exige unos rigurosos hábitos de limpieza imprescindibles e improrrogables. Después de cada comida hay que someterse al ritual: cepillado de dientes e hilo dental. Una vez al día, por la mañana o por la noche, es necesario también usar un enjuague dental. Teóricamente, esta rutina será suficiente para evitar el mal aliento. La enfermedad - Cuando el mal aliento no se sofoca con la necesaria higiene oral, lo más probable es que se deba a alguna enfermedad interna. Las infecciones localizadas en la cavidad bucal suelen desprender un desagradable olor. Por eso, en el caso de caries, es más probable sufrir mal aliento. - Además, también hay enfermedades, que no están directamente asociadas a la boca, que pueden provocar halitosis. Es el caso de las enfermedades hepáticas o de la diabetes. - También puede estar motivada por alguna disfunción interna del aparato digestivo.



La dieta - El consumo de ciertos alimentos también influye en la aparición del mal aliento. - Es el caso del consumo de alcohol y tabaco que no favorece, en absoluto, en los casos de halitosis. Tratamiento - Hay numerosos remedios caseros y farmacológicos que ayudan a combatir el mal aliento. Sin embargo, la premisa fundamental es partir siempre de una higiene bucodental rigurosa y exhaustiva. Jamás debe desatenderse y, aún menos, en los casos en los que se intuyen problemas mal aliento. - Pero obsesionarse y encadenarse permanentemente al cepillo y al enjuague dental tampoco es siempre la solución. Hay casos de halitosis en los que la limpieza no interviene de forma determinante. Aquellas personas que presentan un desagradable y molesto olor bucal como consecuencia de una enfermedad interna, deben consultarlo con el especialista. Tratar el problema original será la única vía posible para evitar las molestias.



http://www.ciencias-ocultas.com/