restauracion de llantas

En este post esta detallado como restaurar llantas, el informe es echo por un europeo asique por ahi habla de presios y marcas pero no hay que hacerle caso, fuera de eso el informe es exelente ami me sirvio mucho cuando restaure unas llantas IAVA para mi 600..
espero que les sirva
saludos

PD: hay que ser muy paciente para restaurar por este metodo





Proceso de restauración de las llantas.
Una vez compradas las llantas, me propuse restaurarlas para dejarlas como finalmente las he dejado, con el aro pulido. No quise pulirlas a espejo para no deslumbrar ni dejar ciego a nadie :-) porque quedarían demasiado artificiales, muy americanizadas, y en este coche no pegaban pulidas a espejo, al menos desde mi punto de vista, porque ya sabemos que para gustos los colores. También tenían que quedar con el interior en negro brillante. Las había visto en negro mate que las vendía un norteamericano en un foro de USA, y en negro mate parecían sucias, como guarrillas, así que tenían que ser en negro brillante.

Los pasos que he seguido para conseguir unas llantas restauradas y pulidas, partiendo de unas llantas viejas, ha sido el siguiente, y por este orden:

a) Lavado de las llantas.
b) Decapado de la pintura original.
c) Limado de los cantos o de los bordes de las llantas.
d) Lijado de las llantas.
e) Pulido del aro de las llantas.
f) Pintado de los radios de las llantas.
g) Barnizado de las llantas.
Materiales utilizados.
• Rollo de lija fina, sobre tela (hay lija de papel, y lija sobre tela, ...pues ese rollo es sobre tela). PVP: 5 euros los 3 metros de rollo. Producto necesario para la restauración.
• Hojas de lija de varios granos. PVP: los tenía en casa.
• Esmalte acrílico negro brillante Titanlux. PVP: ni puta idea, pero debía valer sobre los 5 euros.
• Barniz para metales incoloro brillante Titalunx. PVP: sobre los 6 euros.
• Masilla reparadora para metales Pattex (no me hizo falta utilizarla). PVP: ni idea, pero sobre los 3-4 euros. Producto necesario para la restauración.
• Mascarilla protectora para la respiración. PVP: de los chinos, a 0,60 o 1 euro Producto necesario para la restauración.
• Pulimento Sonax, para darle unas pasadas finales a las llantas, antes de aplicar el limpia cromados. PVP: Sobre los 7 euros. Producto necesario para la restauración.
• Limpia cromados Kraftt, para darle unas pasadas al final de todo, justo antes de barnizarlas. Es una pasta similar a cualquier pulimento líquido (pasta blanquecina), y se utiliza como cualquier otro pulimento que se aplique con trapo: se unta con un trapo limpio, se deja secar el producto, y posteriormente se retira con otro trapo seco. PVP: Sobre los 6 euros. Producto necesario para la restauración.
• Dos pinceles, uno para la pintura, y otro para el barniz. PVP: 2,5 euros cada pincel.
• Acople para taladro, de alambres, para decapado de pintura en las zonas difíciles. PVP: lo tenía por casa. Producto necesario para la restauración.
• Otro acople para taladro, de alambres, para decapado de pintura en las zonas difíciles. PVP: lo tenía por casa. Producto necesario para la restauración.
• Acople para taladro de nylon (plástico), para decapado de pintura en las zonas difíciles. PVP: sobre los 10 euros. Producto necesario para la restauración.
• Acople para taladro de múltiples tiras de lija, para el lijado de cantos. PVP: La verdad es que no me acuerdo, pero supongo que sobre los 4 euros. Producto necesario para la restauración.
• Kit de pastas para pulir, de color marrón y azul, para el desbastado y el pulido final, de la marca Wolfcraft. En internet he visto que esta misma marca tiene el kit completo con las dos pastas, más el acople de taladro de hilo de cuerda, y el acople de algodón, pero yo no lo encontré (y he leído que lo venden en El Corte Inglés y en Leroy Merlín). Solo encontré el kit con las dos pastas, en Leroy Merlín. PVP: Creo que estaban sobre los 3 euros el pack con las 2 pastas (que por cierto, tienen una textura de plastelina, pero más dura).
• Lima pequeñita, para rebajar, desbastar, y alisar las zonas de los cantos rozadas en los bordillos al aparcar. PVP: La tenía por casa (en los chinos también puedes conseguir limillas de estas).
• Pasta de color entre marrón y anaranjado, para el desbastado inicial. Con esta pasta de la marca Turtle, el aluminio coge un color de tonos azulados (no queda mal, pero yo las quería plateadas, del color “natural” del aluminio). Posteriormente habría que darle con la pasta de color azul para dejarlas bien pulidas. Yo solo utilicé esta pasta en una de las llantas, pero no se nota la diferencia con respecto al resto de llantas. PVP: No lo recuerdo, pero supongo que sobre los 5-6 euros. Producto necesario para la restauración.
• Acople para taladro, de fieltro (bonete). Para utilizar con la pasta de color azul, para el pulido final. PVP: Sobre los 5 euros.
• Acople para taladro, de algodón. Para utilizar con la pasta de color azul, para el pulido final. El problema de este acople, es que si no está humedecido, se deshilacha enseguida. De hecho, su tamaño original, era similar al acople de cuerda que aparece a su derecha en la fotografía, con lo que os podéis hacer una idea de cómo se va perdiendo hilo por el camino. Yo utilice en una sola llanta, este acople. PVP: Sobre los 5 euros. Producto necesario para la restauración.
• Acople de hilo de cuerda, para el desbastado inicial, a utilizar con la pasta marrón del kit. PVP: Sobre los 6 euros.
• Decapante de pintura de la marca Titanlux. PVP: No me acuerdo, pero creo que sobre los 7 euros.
Lavado de las llantas.
Hay que lavarlas al máximo posible, para eliminar toda la grasa, polvo de pinzas de freno, y suciedad, que pueda haber en las llantas. En especial, este tipo de llantas, junto con las BBS RM, RS, y demás, si están muy guarras, tienen un problema, y es que hay que meter mucho tiempo para eliminar toda la suciedad que hay entre los radios, y que se acumula entre ellos.

Productos utilizados:

Al principio las limpié con unas nanas metálicas y lavavajillas de esos de lavar los platos, pero las nanas metálicas rayan el aluminio solo con acercar las nanas, así que opté por limpiarlas con KH7 (para eliminar la grasa), disolvente Titanlux (también para eliminar la grasa, y mucho más efectivo que el KH7).

Tiempo estimado dedicado a la limpieza de cada llanta: 3 horas (la grasa, y los múltiples radios con sus recovecos, requieren su tiempo de dedicación para dejarlos limpios).
Decapado de la pintura original.
Con decapante, procedí a eliminar la pintura ocre de las llantas (puede verse en las fotos de las llantas vistas de perfil, cual era el color que tenían las mismas, una vez limpias, aunque no lucían así frontalmente, pues parecían de otro color ocre bastante más oscuro por la parte de los radios, como con un color más "matado". En especial decapé la zona exterior o del aro, porque los radios de la llanta iban a ir en negro, así que no merecía pegarse la paliza decapándolos.

Productos utilizados:

El decapante que utilicé, es de la marca Titanlux, y tiene textura de gel (el gel decapante, tiene la misma textura, que la cola que se usaba antes para empapelar las paredes del piso con papel). Se aplica sobre la superficie a decapar, con un pincel, y se deja actuar durante unos 15 minutos (o algo más si queremos, pero con 15 minutos es más que suficiente). Hay que tener cuidado con el producto, pues en contacto con la piel, quema, y cuando digo que quema, es porque produce una quemadura en la piel, si no se retira el gel de la piel de inmediato. A mí me cayó una gota de gel en la sien, y me quemaba, pero no le di demasiada importancia, pero por la noche, tenía la marca de un quemazo, como si hubiese sido de un cigarrillo. Por eso es recomendable utilizar guantes de latex, o de plástico (de esos que hay en casi todas las gasolineras). Yo utilicé también una mascarilla de esas de las tiendas de los chinos a peso (10 mascarillas, 1 euro, o por ahí).

El decapante se aplica con un pincel (yo usé uno viejo), y actúa durante esos 15 minutos. Se va resquebrajando y arrugando poco a poco la pintura que estamos decapando. Con una rasqueta (yo utilicé una de plástico, de esas de limpiar la grasa de las bandejas del horno), debemos ir eliminando el gel y la pintura, que van saliendo juntos, al darles con la rasqueta. Si en un primer intento no sale todo, podemos darle una nueva capa de gel en aquellas partes donde todavía se resiste la pintura. Yo pasé de darle una segunda mano, ya que decidí quitar esos restos de pintura, acoplándole al taladro, un disco de hilos de alambre (también probé con uno de hilos de plástico). Con el disco de hilos de alambre (tenía uno de alambres finos, y otro de alambres más finos todavía) dejas irregular la superficie de la llanta, pues te llevas un poco de aluminio, ya que va eliminando lo que encuentra a su paso, dejando surcos minúsculos (nada que no se solucione con un buen lijado posterior, así que si lo usáis, no hay que tener miedo). Con el disco de hilos de plástico, cuesta más tiempo eliminar los restos de pintura, aunque la superficie queda más lisa que con el disco de alambres.

Una vez decapada toda la pintura, pasamos al lijado de la llanta.

Tiempo estimado dedicado al decapado y a la eliminación del gel y la pintura de cada llanta (con rasqueta, y acople de alambre para el taladro): 2 horas.
Limado de los cantos (o bordes) de las llantas.
Con una lima pequeña (una de esas limas finitas), hay que darle a los cantos de la llanta, con el fin de igualarlas. Las llantas delanteras, suelen estar más tocadas por los cantos, debido a los roces con los bordillos, por lo que tendremos que darle a la lima, para eliminar las rebabas del aluminio, intentando dejarlas lo más llanas e igualadas posibles. Si hay algún hoyito, o falta aluminio en la llanta, debido a un fuerte bordillazo, podría intentarse la reparación con masilla reparadora para metal, de la marca Pattex, por ejemplo, aunque hay muchas otras marcas en el mercado. Yo no tuve necesidad de darle masilla, porque los arañazos de los cantos eran superficiales, y con la lima igualé de forma bastante buena, todos los cantos.

Productos utilizados:

Una lima fina (una lima pequeñita).

Tiempo estimado dedicado al limado de los cantos de cada llanta: 30 minutos.
Lijado de las llantas.
Con papel de lija grueso, procederemos a lijar la superficie de la llanta (yo no lijé los radios, porque era casi imposible, debido a su superficie irregular). Lijé los aros, así como los cantos de las llantas. Existen unos acoples de taladro con múltiples hojitas de lija (ver foto de los materiales utilizados), que pueden servirnos para darle a los cantos de las llantas, sin apenas esfuerzo. Como las llantas en cuestión tienen muchas curvas, es casi imposible utilizar una lijadora orbital o una lijadora delta, pues solo podrías darle con ella, en las zonas planas del aro o de la parte exterior. Yo las lijé a mano, con grano grueso. Todo es cuestión de tiempo y de paciencia. Cuanto más lijéis, más regular y lisa queda la superficie, pues se eliminan las irregularidades, y se igualan y eliminan todas las partes que no son lisas (poros, golpecitos, marcas, manchas, etc.).

Una vez lijada con lija gruesa, hay que darle con lija de grano medio, ya que con este grano iremos dejando más suave todavía la superficie de la llanta. También aquí hay que dedicar tiempo y paciencia. A más tiempo, mejores resultados.

Finalmente, le daremos lija fina, para dejar la llanta más suave que como la teníamos con la lija media. Volvemos a lo mismo, tiempo y paciencia. Hay que dedicarle también su tiempo a lijar con lija de grano fino, ya que cuando más le demos a esta lija, mejores resultados tendremos a la hora de pulirlas.

Productos utilizados:

El número que aparece en las hojas de lija, nos indica la cantidad de granos por superficie. Es decir, una lija de grano 100, indica que tiene 100 granos, mientras que una que indica 400, informa que tiene 400 granos, por lo que a mayor número, el grano será más fino, pues tenemos más granos por superficie. Yo utilicé estas lijas:

Varias hojas de lija de grano 180 (grano grueso).
Varias hojas de lija de grano 360 (grano medio).
Varias hojas de lija de grano 500 (grano fino).

Hay gente que utiliza lijas de grano 1000 o 2000, para dejarlas finas, pero eso va a gustos. Si le das con un grano tan sumamente fino, es posible que tengas que dedicarle menos tiempo al pulido final, pero dándole con un grano tan fino, tu paciencia se agota enseguida, ya que los resultados tardan en verse, pues parece que estemos lijando con un folio, en lugar de una hoja de lija.

Por cierto, no utilicé lija al agua, es decir, no humedecí las lijas para hacer más suave el paso cada vez que lijaba la llanta, porque se forma un barrizal. Si le damos con un poquito de agua, la llanta se queda negra del aluminio que vamos rebajando, y la lija se obtura, pues entre sus granos se forma una pasta producto de la mezcla del agua, los granos de lija que van soltándose, y los granos de aluminio que vamos rebajando. Por eso opté por darle con lija seca (evidentemente probé los efectos de la lija con agua, y vi más inconvenientes que ventajas).

Tiempo estimado dedicado al lijado de cada llanta: 2 horas (40 minutos por cada uno de los tres tipos de lija).
Pulido del aro de las llantas.
El siguiente proceso es el pulido del aro de las llantas. El proceso que he seguido ha sido el siguiente: Acoplé primero al taladro, un disco de hilo de cuerda, y le di a la llanta con una pasta marrón especial para el pulido en bruto, o para igualar la superficie del aluminio. Cuando más tiempo dediques a este proceso, mejor que mejor. Seguidamente le di con el disco de fieltro (previamente probé con un disco de algodón, pero se deshilachaba enseguida) y una pasta azul, para sacar brillo. Aquí también ocurre como con todo el proceso, pues cuanto más tiempo dediquemos, mejor que mejor. Si se desean dejar pulidas a espejo, solo hay que meterle tiempo a esta tarea: a más tiempo dedicado, más pulidas quedan, todo e cuestión de darle, darle, y darle con el taladro.

Productos utilizados:

Acople de taladro con disco de hilo de cuerda, acople de taladro con disco de fieltro, y kit de pastas marrón y azul (este kit de pastas se venden en varios sitios, aunque alguno lo ha conseguido en El Corte Inglés, en Barcelona, en el Corte Inglés de Plaza Cataluña no tenían ni folla de que eso existiera, así que me tocó ir a Leroy Merlín de Badalona para conseguirlo).

Tiempo estimado dedicado al pulido del aro de cada llanta: 2 horas.
Pintado de los radios de las llantas.
Una vez lijadas las llantas por su aro, y sus cantos, procedí a pintar los radios y el borde, hasta llegar al principio del aro (le llamo aro, por llamarle de alguna forma, a la parte exterior de la llanta, pues el aro sí que es una parte que existe en ciertas llantas, como las llantas desmontables BBS RM o RS). Las pinté en negro con el aro pulido, porque el color negro le daba un toque racing, e iba a ser el ideal para un coche de color blanco.

Productos utilizados:

Pintura, pincel e tamaño medio (2 dedos de grosor), y un pincel fino para los detalles.

Las pinté con Titanlux acrílico en color negro brillante especial para exterior, tanto para madera, como para metales. Al ser acrílico se va con agua, si la pintura está fresca, sin necesidad de tener que eliminar los excesos con disolvente, o incluso con un poco de decapante. Les di a las llantas dos manos de pintura, más unos brochazos más de repaso, a ciertas zonas donde se clareaba el color primitivo de la llanta. Los bordes, los pinté a pulso, con mucha paciencia.

¿Por qué no las pinté a pistola o a spray?. Pues porque para empapelar y encintar con cinta de carrocero, una llanta de este tipo, empleas más tiempo que haciendo como yo lo hice. Hubiera tenido que emplear horas en encintar. Hay tantos detalles para tapar, que te das cuenta que estás perdiendo el tiempo, así que preferí invertirlo pintando a mano, y los bordes a pulso. Además, si pintas con pistola o spray unas llantas de este tipo, no solo debes encintar la superficie frontal de la llanta que deseas pulir (el aro o la parte exterior), sino también el interior de la llanta (la cara interior que no se ve), pues en caso de no hacerlo, la pintura que cae entre los radios, va dejando negro el interior de la llanta. Yo quería dejar de color original (ocre) en el interior de las llantas, para darles un toque de metal, pues aunque con el tiempo, por dentro acaben negras de la suciedad que vayan cogiendo, siempre es preferible que parezcan tener el interior metálico, que de color totalmente negro.

Si me preguntáis si se notan los brochazos, os diré que no se notan. Todo es cuestión de dejar la superficie lisa (en algunas partes de los radios si te acercas mucho, a un palmo, puede notarse que están pintadas a mano, porque no dejé completamente lisa esa parte de la llanta, ya que con tantos recovecos, es casi imposible dejarlas superlisas). Si usas buena pintura, y una buena brocha, no se nota nada de nada.

Tiempo estimado dedicado al pintado de cada llanta: 1,5 horas.


Barnizado de las llantas.
Una vez pintadas las llantas, con su aro pulido y brillante (pero sin llegar a estar pulidas a espejo), les di una sola mano de barniz especial para metales. Me costó encontrarlo, pues la mayoría de los barnices es para madera. Finalmente lo localicé en Leroy Merlín, preguntándole a un empleado.

Productos utilizados:

Barniz brillante incoloro especial para metales de la marca Titanlux. En el envase pone que es incoloro, lo cual no quiere decir que sea translúcido, ya que el barniz mata un poco el brillo del aluminio. De hecho, sin aplicar el barniz, las llantas brillaban más, sin llegar a tener un pulido a espejo, sí que tenían más brillo. Así que aunque ponga en el barniz, que es incoloro, algo de brillo mata, por eso supongo que el fabricante recomienda solo una mano de barniz.

¿Por qué les di con barniz, en lugar de dejarlas "al natural"?. Le di con barniz a la pintura negra, para que fuera más consistente la pintura y para que no saltara a las primeras de cambio (no utilicé imprimación previa para que agarrara la pintura negra, cosa que cualquier “purista”, me echaría en cara). Aparte de ese motivo, barnicé el aro de la llanta, porque sin barniz, el metal y en especial el aluminio, va cogiendo un color negruzco con el paso del tiempo (fruto de la oxidación con el aire). Para no tener que estar puliendo continuamente el aro de las llantas eliminando el color negro que toma el metal, y que no se va con agua y jabón, sino con pulimento, y trapo, dándole que te pego, decidí darles una mano de barniz. Así, para limpiar posteriormente y darles brillo a las llantas con barniz cuando estuviesen guarrillas, solo necesitaría agua, jabón, y una esponja.

Tiempo estimado dedicado al barnizado de cada llanta: 30 minutos (una sola capa, como indica el fabricante).
Tiempo total invertido.
En definitiva, para cada llanta he invertido el siguiente tiempo:

1.- Lavado: 3 horas.
2.- Decapado: 2 horas.
3.- Limado: 0,5 horas.
4.- Lijado: 2 horas.
5.- Pulido: 2 horas.
6.- Pintado: 1,5 horas.
7.- Barnizado: 0,5 horas.
Total: 11,50 horas por llanta.

En total, por tanto, les he dedicado a las 4 llantas: 11,50 h. x 4 llantas = 46 horas aproximadamente (quizás hayan sido realmente 42, 44, o 52 horas, pero es para que os hagáis una idea del tiempo que he invertido aproximadamente).

Todo este ha sido el proceso que he seguido para hacer de un trozo de metal sucio, unas llantas clásicas con un toque racing.

Fuentes de Información - restauracion de llantas

Dar puntos
13 Puntos
Votos: 2 - T!score: 6.5/10
  • 0 Seguidores
  • 11.989 Visitas
  • 3 Favoritos

4 comentarios - restauracion de llantas

@Elaija Hace más de 5 años
Gracias por el aporte

@Piany Hace más de 5 años
Bien mamerto, buen aporte, no te puedo dejar puntos, pero te dejaria 10 jaja, nos vemos,suerte....
@Piany Hace más de 3 años +1
ahi te deje los 10 q te hubiera dejado hace mucho...
@jlsola2003 Hace más de 3 años +4
Y las fotos?