CEMENTERIO RECOLETA


Cementerio Recoleta : historias y leyendas


Fantasmas



En el Cementerio de la Recoleta descansan los restos de numerosos personajes históricos, pero lo que realmente lo hace interesante son las historias que se cuentan sobre quienes allí tienen su última morada....


EL NOBLE OLVIDADO:

Perdidos para siempre descansan los restos de Miguel Haines (h), nieto del rey Jorge IV de Inglaterra. Su padre, hijo natural del monarca, llegó a Uruguay durante las invasiones inglesas. Su hijo vino a Bs As a los 20 años, ciego después de una fallida operación en Europa. A su muerte fue enterrado en el sector 3 del cementerio, pero un descuido durante una reforma en 1880 hizo que sus restos desapareciesen para siempre.

LA NIETA DE NAPOLEÓN:

En 1847 arribó a la Argentina el conde Alexandre Walewski, hijo de una amante del Emperador, A la semana de llegar, su esposa dio a luz a una débil y enferma niña a la que bautizaron Isabel Elvira. El General Rosas ordenó que fuese atendida por los mejores médicos, pero los esfuerzos resultaron infructuosos y a los pocos dìas la niña falleció. Tiempo después el matrimonio Walewski regresó a Francia, pero decidieron dejar aquí el cadáver de la niña. Los restos de la niña descansan en la tumba de su madrina, Mariquita Sánchez de Thompson, aunque no hay ninguna placa que la recuerde.
CURIOSIDAD: Los cuidadores comentan que ciertas noches puede oírse el llanto de un bebe en esa tumba y algunos cuentan que si uno es lo suficientemente valiente para acercarse, podrá ver a la pequeña Isabel llorando en brazos de su madrina.


¿EL ÚLTIMO DELFÍN DE FRANCIA?:

Historiadores sostienen que aquì descansa Luis XVII, Delfín de Francia escapado de la Prison du Temple. En 1818 llegó a la Argentina en un buque de guerra bajo el nombre de Pierre Benoît, y ejerció su profesión de arquitecto, siendo responsable de la realización del frente de la Catedral Metropolitana. En 1853 tuvo un encuentro con un misterioso hombre llegado de Francia, quien decía traer un mensaje para él. Después de esta reunión, Benoît se mostró perturbado y su salud desmejoró. Tiempo después, en su lecho de muerte, confesó que era Luis XVII, heredero del trono francés.
CURIOSIDAD: Aún en la actualidad sus descendientes litigan en los tribunales franceses para probar la legitimidad de su realeza.


SE SUICIDÒ PARA ESTRENAS SU PROPIA BOVEDA:


mitos


David Alleno, un joven cuidador del cementerio que trabajò entre 1881 y 1910 cumplió su deseo de descansar en este lugar. Su historia revela un hecho insólito... Se dice que el joven se suicidó para estrenar su propia bóveda.
David pensó en tener su propia escultura imitando la idea que tuvo la "Nocciolina", una vendedora de nueces, sepultada en Staglieno.
Su pequeña bóveda representa a un cuidador de este cementerio con su ropa de trabajo, regadera, escoba y un enorme candado con llaves.


LA MAS CONMOVEDORA DE LAS ESCULTURAS:


leyendas


El mausoleo donde descansan los restos del joven Juan Alberto Lartigau, (secretario del Jefe de Policía Ramón Falcón), recrea la fatalidad del acto anárquico que llevó a ambos a la muerte. Es la más conmovedora de las esculturas. En ella podemos apreciar el cuerpo sin vida del jovencito, en brazos de su madre y la figura en la parte superior, simbolizando la fatalidad, con su puño cerrado en un gesto de rabia e impotencia por la pérdida de una vida tan jóven


LA BOVEDA MAS VISITADA:


cementerio


turismo


La bóveda de la familia Duarte es la más visitada, ya que el personaje de Eva Duarte despierta la curiosidad de acudir al lugar donde finalmente después de algunos años de fallecida y de haber deambulado su cadáver por diferentes lugares su cuerpo logró el descanso eterno. En la puerta de acceso siempre hay ofrendas florales y cartas de todos aquellos que la admiraron.


LO MACABRO:


recoleta


Este cementerio es uno de los más importantes del mundo, siendo considerado un museo al aire libre. Las bóvedas embellecidas por esculturas y vitrales, cautivan al visitante. Sin embargo, podemos descubrir que el paso del tiempo dejó al descubierto a algunos seres que ya nadie visita.
Algunas bóvedas están en gran estado de abandono, debido a que ya no existen sus deudos ni nadie que las cuide. Estas bóvedas no pueden demolerse porque los sepulcros de Recoleta son a perpetuidad


LA BOVEDA MAS ORIGINAL:


fotografias cementerios


Sin dudas es la más original de las bóvedas, en forma de gruta. Aquí descansó el Gral. Tomas Guido, hasta el centenario de su muerte, cuando sus restos fueron trasladados a la Catedral, junto a su inmortal compañero, el Gral. José de San Martín. Esta bóveda fue construida por uno de sus hijos, el poeta Carlos Guido Spano, con sus propias manos, en homenaje a su padre, símbolo de la humildad con la que siempre vivieron.


LA BOVEDA MAS COSTOSA:


Cementerio Recoleta : historias y leyendas


Es donde descansa el premio Nobel en Química de 1970, Federico Leloir. El templete que corona la bóveda de forma cuadrangular, está coronado por una cúpula en cuyo interior resalta un Cristo redentor con los brazos abiertos, realizado en teselas de colores y el mayor porcentaje de las mismas, bañadas en oro.


LA BOVEDA MAS ESPECTACULAR:


Fantasmas


mitos


La bóveda de la familia Dorrego Ortiz Basualdo está considerada la más grandiosa de las bóvedas. Fue construida en forma de capilla, de estilo francés y posee gran simbología. La escultura realizada en mármol recrea una escena de "La parabola de las virgenes prudentes y las virgenes necias" (del escultor italiano Giovanni Villa). El candelabro de siete brazos es común para la religión católica como para la judía, con diferente simbología. En este caso, se observa una cruz latina con el emblema de los 4 evangelios en sus extremos, lo que nos indica que los dueños de la bóveda son católicos y en este caso, ese candelabro simboliza la luz divina y la salvación.


LOS AMOS Y SUS SIRVIENTES:


leyendas



Esta bóveda, en la que es notable el paso del tiempo, es la más ambivalente por la contradicción que encierra la historia de una época en la que amos y sirvientes mantenían la distancia que sus diferencias de clases imponìan, Pertenece a la familia Sáenz Valiente, que como premio a la fidelidad de quien fuera su sirvienta, Catalina Dogan, se le concedió la deferencia de reposar en el mismo lugar de sus amos, pero fuera de la bóveda, en una simple sepultura y manteniendo la misma distancia.


LA NOVIA DEL PLATA:


cementerio


turismo


Elisa Brown, hija del almirante irlandés, esperaba el regreso de su prometido, el comandante Francis Drummond, que luchaba a las órdenes de Brown. En la batalla de Monte Santiago, el joven muere heroicamente, en los brazos del almirante.
El marino debe comunicarle la noticia a su hija de 17 años y le entrega el reloj que había pertenecido a su novio, última voluntad del joven.
Desgarrada, Elisa -ataviada con su malogrado vestido de novia- se sumerge en las aguas del Río de la Plata para reencontrarse con el alma de su amado.
Los restos de la novia del Plata yacen en una urna detrás de la del marino, confeccionada con el bronce fundido -y la gloria- de uno de los cañones de su embarcación.


UN ENOJO QUE PERDURA EN EL TIEMPO:


recoleta


Salvador María del Carril (vicepresidente del Gral Urquiza)hombre bastante duro tanto en cuestiones políticas como en la vida conyugal. Por medio de una carta pública que mando a los diarios, comunicó a los acreedores de su mujer que no pensaba hacerse cargo de sus deudas. Su esposa (Tiburcia Dominguez) decidió no volver a hablarle. Durante 21 años convivieron de esa manera. Cuando murió, ella construyó uno de los monumentos “más formidables” del predio. Del Carril está sentado mirando hacia el sur.
15 después, como última voluntad, ella pidió que su busto fuera colocado de espaldas a él Una muestra en mármol de como había sido la vida en común. El enojo fue tan grande, que ella solicitó que el día en que falleciera, su escultura se ubicara en la posición en que se encuentra, donde se los ve dándose la espalda porque seguiría enojada con él, aún después de la muerte.


LA DAMA DE BLANCO:


fotografias cementerios


Cementerio Recoleta : historias y leyendas


Fantasmas


Luz Marìa garcìa Velloso hija del dramaturgo Enrique García Velloso, tenía 15 años cuando murió de leucemia en 1925.
Su madre, deprimida después de la muerte de la hija, obtuvo permiso especial para permanecer junto a esta tumba por las noches. Su bóveda se encuentra a la derecha de la avenida principal de la Recoleta. Allí hay una estatua yacente de una criatura muy hermosa, muerta en su lecho.
La madre, desesperada, durmió durante meses a los pies de la imagen, en un pequeño espacio detrás de las rejas.
CURIOSIDAD: A Luz María se le atribuye la leyenda urbana más popular "la Dama de Blanco": un joven se encuentra con una bella chica, la lleva a bailar, ella siente frío, él le presta su saco. Al día siguiente, cuando el joven quiere recuperar su saco en casa de la chica, la madre le comunica que está muerta, enterrada en la Recoleta. El joven va al cementerio y encuentra su saco sobre la bóveda.


FALLECIÒ EN SU LUNA DE MIEL:


mitos


leyendas


Liliana Crociati, hija de un conocido peinador, pintor y poeta italiano. Falleció a los 26 años en Innsbruck, en 1970, cuando se encontraba en viaje de bodas. Un alud golpeó la parte del hotel dónde se hospedaban. Moriría asfixiada por su propia ropa entre la nieve.
Ese mismo día, a 14.000 kilómetros de distancia, también murió Sabú, su perro.
En la escultura realizada en bronce podemos ver a Liliana vestida con su traje de novia, su anillo de compromiso y acompañada por su querida mascota. La madre de Liliana exigió que su tumba solo fuera decorado como replica de la que fuera su habitaciòn en vida.
Se puede reconocer su féretro desde la entrada ya que este está semicubierto por un tsari rojo que ella adquirió en un viaje a la India. En las paredes podemos ver retratos pintados de Liliana.
Su padre mando a tallar en marmol un poema en Italiano en las paredes de la tumba...
A mi hija: Sólo me pregunto por qué te has ido y has dejado destrozado mi corazón. Que solo te quería por qué? Por qué? Solo el destino sabe el por qué y me pregunto por qué? Por qué no se puede estar sin ti, por qué? Tan linda eras que la naturaleza, envidiosa, te destruyó, por qué? Por qué, solo me pregunto si hay dios, se lleva lo que no es suyo. Por qué destroza y deja hasta el infinito el dolor! Porqué, creo al destino y no a ti, por qué? Por qué solo se que siempre sueño contigo, por qué hay de qué? Por todo el amor que siente mi corazón por ti. Por qué? Por qué? Tu papá...

CURIOSIDAD: Nadie supo explicar qué sucedió con el viudo, si vivió o no. Tampoco se entiende por qué un misterioso hombre le deja flores en la puerta de la tumba y huye antes que alguien pueda preguntarle algo.


LA JOVEN QUE MURIÒ 2 VECES:


cementerio


turismo


Dentro de la Recoleta, se alza una escultura que inmortaliza a la joven Rufina Cambaceres hija del escritor Eugenio Cambaceres, a quien la alta sociedad repudió por haberse casado con una bailarina italiana, Luisa Baccichi, El matrimonio tuvo una única hija y cuando Cambaceres murió, Luisa y la joven Rufina quedaron solas, con un palacete en la calle Montes de Oca, entre otros bienes. El 31 de mayo de 1902 Rufina cumplía 19 años, su madre había organizado una gran fiesta. Cuando finalizó el festejo, Luisa escuchó el alarido aterrador de una de las mucamas, corrió a la habitación de Rufina y la encontró tendida en el suelo, rígida, muerta. Un médico confirmó que había sido un síncope. Al día siguiente, la sepultaron en la Recoleta. Poco más tarde, el cuidador de la bóveda de los Cambaceres, avisó el macabro hallazgo del ataúd de Rufina abierto y con la tapa rota. La versión oficial sugirió un robo, ya que la niña había sido enterrada con sus mejores joyas; pero Luisa vivió el resto de su vida torturada por la convicción de que su hija había sufrido un ataque de catalepsia y fue sepultada viva. Pues la leyenda cuenta que arañando, golpeando las paredes del féretro, logró salir y ver el cementerio desierto. Pero las puertas de la bóveda estaban cerradas. Entonces, víctima de la desesperación, volvió a morir realmente de un ataque al corazón...Por eso, una languida estatua la representa con una mano aferrada a la reja de la bóveda, como tratando de abrir inutilmente el picaporte de una puerta. Su feretro es el unico de un solo bloque de marmol milanes, en toda la Recoleta


ALGUNAS FOTOS:

recoleta


fotografias cementerios


Cementerio Recoleta : historias y leyendas


Fantasmas


mitos


leyendas


cementerio


turismo


recoleta


fotografias cementerios


Cementerio Recoleta : historias y leyendas



ALGUNOS VIDEOS:









DATOS CURIOSOS:

** El cementerio de la Recoleta no es un camposanto: perdió esa condición en 1853 cuando el presidente Bartolomé Mitre ordenó el entierro del Dr. Blas Agüero, un francmasón a quien el arzobispo de Buenos Aires le había negado cristiana sepultura. Mitre decretó el permiso para el entierro, y el arzobispo retrucó retirando la bendición a la necrópolis y por lo tanto su condición de santidad.
Nunca volvió a restaurarse, y probablemente la Recoleta no volverá a ser un camposanto nunca.

** El primer enterrado en el cementerio de más alcurnia de Buenos Aires fue un hijo de esclavos.

** La firma que puede verse en el mausoleo de Adolfo Alsina fue tallada por una escultora despechada que, una noche y a escondidas, rubricó la obra para que pareciera de su autoría.

** El Cementerio del Norte fue decretado monumento nacional en 1946 por Edelmiro Farrel y pasò a denominarse Cementerio de Recoleta en 1949 nombre con el que es conocido hasta la fecha.


PARA SEGUIR VIENDO:
http://www.ciudaddeangeles.com/bovedas1.htm


PASEO VIRTUAL:
Pàgina web virtual con mapa y detalle de las bovedas mas reconocidas

http://www.buenosairesteinvita.com.ar/cementerio_paseo_virtual.htm



CEMENTERIO DE LA RECOLETA
Direcciòn: Junín 1760 – Capital Federal
Se puede visitar todos los días de 07.00 a 17.45 horas.
Visitas Guiadas los domingos a las 14.30 horas.
Informes: Dirección General de Cementerios. TE: 4553-0041 / 6792.




fuentes:
- www.cementeriodlarecoleta.blogspot.com
- www.cementeriorecoleta.com.ar
- "Cementerio de la Recoleta" de Cecilia Pastore
- "Las mil y una curiosidades del Cementerio de la Recoleta" de Diego M. Zigiotto