Problema de la Marginalidad en la Sociedad

El Problema de la Marginalidad en la Sociedad


El presente trabajo está interesado en mostrar un panorama de cómo los grupos marginales, son un buen ejemplo de las condiciones sociales de la humanidad; por una parte, los grupos marginales representan no sólo un problema de una clase determinada, sino que puede ser una muestra de la realidad social en sus distintos niveles; no obstante, cabe destacar que aunque son muchos los factores que involucran a la marginación, es mi intención mostrar sólo los aspectos más representativos en los cuales se incluye la desigualdad de genero, la influencia de los medios masivos de comunicación, la identidad y sobretodo la enajenación y la alienación, como parte de esta condición.

Sin embargo, para comprender los problemas de los grupos marginados, debemos remitirnos a la comprensión de la estructura de la familia como primer instrumento de socialización de estos sujetos.

En vista de que la familia es quien se encarga de reproducir patrones culturales en el individuo. Ya que, no sólo imparte normas éticas, proporcionando al niño su primera instrucción sobre las reglas sociales predominantes, sino que también moldea profundamente su carácter, en formas de las que no es consciente. La familia inculca modos de pensar y de actuar que se convierten en hábitos. Debido a su enorme influencia emocional, afecta toda la experiencia anterior al niño.

La unión de amor y disciplina en las mismas personas, madre y padre, crea un ambiente fuertemente cargado en el que el niño aprende lecciones que nunca olvidará, aunque no necesariamente las cosas explícitas que sus padres desearían que conociera. Desarrolla una predisposición inconsciente a actuar de determinada manera y a recrear más adelante, en sus relaciones con sus seres queridos y autoridades, sus primeras experiencias. Si la reproducción de la cultura fuera solamente una cuestión de instrucción formal y disciplina, se le podría dejar a cargo de las escuelas. Pero también, requiere que la cultura se fije en la personalidad. Es por ello que la socialización se nos presenta como la relación que establece el sujeto con otros respetando sus diferencias y en el que por medio de esta interacción conoce al mundo que le rodea y que le permite desarrollar una personalidad que se encontrará mediada de los diversos factores tanto sociológicos, económicos, biológicos y psicológicos que se le presenten en un determinado tiempo y espacio, considerándose todo esto dentro de un proceso en el que la familia es el agente al que la sociedad le ha confiado en una primera etapa esta compleja y delicada tarea.

Sin embargo, la división de roles en la familia sirve para facilitar el desarrollo emocional del niño: el padre desempeña el papel principal al obligar al niño a liberarse de la excesiva dependencia de la madre; a lo que Freud denominó como complejo de Edipo, mecanismo que le permite lograr esta hazaña, y si la familia constituye un tipo especial de grupo pequeño, el tabú del incesto, que origina un complejo edipico, también tiene analogías en grupos muy diferentes de la familia.

Por otro lado, ¿qué importancia tiene la familia para los hijos? Y bueno es que ya se ha hablado de que es el primer sistema de socialización, transmisor de cultura y normas sociales; y que también está encargada de generar los roles que el adolescente debe cumplir; y que según dependiendo del género y el lugar ocupado entre sus hermanos será el tipo de papel que debe cumplir dentro del núcleo familiar y que están establecidos de acuerdo a sus costumbres, por lo que esto resulta ser un factor importante.

Por un lado, el rol de la mujer en grupos marginados está lejos de haber abandonado los viejos estereotipos, ya que su papel en primera instancia queda reducido a ama de casa, ya sea que cuiden a sus hermanos menores o que cumplan funciones de labores domesticas en su casa o en algún empleo.

A esto cabe agregar que la mujer desde la infancia no tiene las mismas obligaciones u oportunidades que las del varón, el hecho de que tengan que cumplir con roles que están muy por encima de su desarrollo, la llevan a sufrir de graves conflictos psicológicos.

Y es que queda agregar que culturalmente es aceptado una sumisión y alineación de la mujer ante la vida social, y por lo que en cierta medida el ser madre es un valor de los grupos marginados que autoafirma a la mujer en su rol familiar, y que conforme a la edad, este papel en la vida va siendo más arraigado, ya que la mujer aun en la tercera edad y ante el abandono de los hijos; en una búsqueda por suplirlos, es continuando con la labor maternal con los nietos.

Pero ¿qué es lo designa la diferenciación de roles? O dicho de otra manera ¿quién y cómo se asignan estos roles en la familia? Y a esto podemos integrar otra pregunta ¿de qué manera el género marca el papel y la función de un sujeto ante la sociedad? Y es que en cierta medida la literatura encargada del estudio de la familia ha demostrado que el género determina quien habrá de llevar ciertos papeles y en este caso los grupos marginales no son la excepción.

Como ya se ha explicado antes, la mujer a temprana edad es inculcada a cumplir un papel de madre, del que se puede considerar que no es una opción sino una imposición orillada por las necesidades, y que además es una condición inculcada de generación a generación.

Las condiciones económicas y sociales en cierta medida fomenta el tipo de responsabilidades que debe llevar cada integrante de la familia y en lo que la educación es un instrumento que puede impulsar a que la mujer lejos de cumplir un papel más activo en la sociedad, se limite a ser vista como un objeto decorativo.

Por otro lado, el papel del varón está más encaminado a ser quien satisfaga las necesidades de la familia, principalmente económicas, de alguna manera, el varón es visto como un apoyo al sustento, y por lo tanto son valorados por su capacidad económica; por lo que es una condición al que se es inculcado a temprana edad y que al igual que la mujer representa ser una situación en ocasiones frustrante y enajenadora.

Aunque por un lado, es aun parte de la cultura que el hombre sea quien deba trabajar y ser el sustento principal de la familia, la realidad resulta ser otra, debido a que ante la incapacidad poder conseguir un trabajo estable, provoca que mujeres y niños se empleen, a pesar de que ellos no lo deseen.

Esto nos lleva a pensar que aunque la cultura es un factor importante para la designación de los roles, la realidad tanto social como económica, obliga a considerar nuevas actitudes y por lo tanto los valores estén siempre sometidos a múltiples cambios que van en contra de las costumbres anteriores.

También cabe destacar, que los estudios están siempre en estrecha relación con el trabajo y que dependiendo del nivel estudios alcanzado va a determinar por mucho la condición laboral del sujeto.

A lo largo de la historia la educación a tenido el papel de preparar al sujeto en perspectivas de equidad y así recibir los elementos necesarios para enfrentarse al mundo, por lo que de algún modo el gobierno ha buscado la manera de fomentar esta oportunidad. Empero, la educación misma a tenido muchos problemas, en vista de que ésta nunca deja de estar bajo los intereses de una minoría. Si bien ahora se habla de una educación básica y gratuita como una parte de la solución en contra del analfabetismo, esto nunca ha podido ser suficiente.

Por un lado, con respecto a la educación, parece que se nos ha olvidado que el esfuerzo de los padres de familias marginales es doble, al plantearse dentro de su situación económica que siempre es más importante para ellos comer y ayudar en el sustento económico, que asistir a la escuela; ya que además, las familias marginales en su mayoría, consideran que invertir en la educación es una actividad no redituable a corto plazo. A esto cabe destacar que de algún modo la sociedad misma a olvidado fomentar la educación no como una obligación, la cual, hace sentir al individuo como algo externo a él, en lugar de que dé al sujeto una posibilidad de pensar en un crecimiento y desarrollo a nivel personal.

Otros de los problemas de la educación, es el hecho de que se ha abierto un interés por crear gente menos critica, conformista y mal preparada, la apertura de numerosas escuelas técnicas que comúnmente son de dudosa calidad, se presenta como una arma de doble filo; por un lado, parece ser que la finalidad es que todos tengan la oportunidad de alcanzar un mayor nivel educativo, permitiendo la posibilidad de que el sujeto estudie lo que desee siempre y cuando pueda pagarlo, es por ello que podemos observar numerosas escuelas de paga que ofrecen secundarias y preparatorias con carreras técnicas, licenciaturas cortas, y un sin número de oportunidades educativas a corto plazo, con la verdadera intención de crear mano de obra barata, y que se distinguen por ser menos comprometidos tanto con la sociedad como con ellos mismos.

Esto afecta directamente a la juventud, ya no sólo marginal, sino a la juventud en general, puesto que la educación a parte de fomentar distintos tipos de cultura, también crea necesidades en ocasiones inalcanzables, alienantes y enajenantes.

Y por si fuera poco cabe mencionar que los medio masivos de comunicación, también crean ídolos en el que los sujetos depositan un Yo Ideal inalcanzable; estos ídolos que por lo general resultan ser la abstracción de un personaje histórico, que tiende a ser manipulados o exagerados con la finalidad de que el sujeto se identifique con el objeto, manifestando así su necesidad de satisfacer aquellos deseos que por ellos mismos no pueden satisfacer, siendo así el objeto algo de lo que se quisiera ser o de lo que se quisiera tener, teniendo en cuenta que la identificación aspira a conformar al propio Yo análogamente al otro tomado como modelo.

Es por ello que en los grupos marginados es posible coincidir con el hecho de que el sujeto marginal vive entre dos culturas, con las que no logra adaptarse o identificarse tan fácilmente como podría esperarse y que éste se encuentra en constante conflicto.

Cabe destacar que no es sólo la educación impartida por la escuela y la familia, sino que también los medios masivos de comunicación son un factor importante, debido a que permiten promover modelos estereotipados por las masas de posiciones económicas mejor establecidas; y en el que el sujeto marginado, no es capaz de identificarse en una sociedad que sólo hace que pierda el sentido de su papel como humano, viéndose así mismo como un objeto.

Por un lado, el desarrollo de culturas juveniles o conocidas como contraculturas, ha intentado ser una solución, pero ¿qué importancia y valor puede tener para la sociedad la formación de estas contraculturas? Si bien es cierto que el sistema capitalista se caracteriza por su tendencia a homogeneizar las relaciones entre los hombres, traduciéndolas luego en patrones de comportamiento en serie, cuya función principal es tener una línea continua de progreso material. Ahora bien, las contraculturas se nos presentan como el esfuerzo de algunos sectores sociales que, por medio de su práctica, elaboren su propio dominio cultural, aunque luego se constituyen en barreras hacia el camino de la homogeneización. Los grupos, al reclamar sus espacios para la consolidación de su propia identidad, poco a poco propician el nacimiento de conciencias sociales, las que al practicarse desembocarán en formaciones políticas e ideológicas a menudo opuestas al ejercicio del poder.

Cabe preguntarse si esto en verdad ocurre, y es que aunque las contraculturas, por un lado, son una muestra para evitar estas imposiciones sociales, por otra parte, parecen terminar perdiendo el sentido y el interés por las mismas, con lo que siempre es posible notar que lo que antes era un movimiento en contra de algo, al final termina por ser un producto consumido por los mismos integrantes de esos grupos, con la finalidad de emplearlo para sentirse aceptado en un grupo; por lo que hace pensar que estas contraculturas pasan a tomar parte de una corriente, y esto pasa con todas estas clases de expresión, ejemplo de esto se puede encontrar en los movimientos de carácter político, económico, social o económico, entre otros tantos que incluyen la búsqueda de un cambio en la estructura.

A esto es lo que nos llevado el capitalismo y consumismo lo cual se nos presenta como el peor de los males de nuestra sociedad, ya que crea ideas e identidades absurdas e innecesarias, y que al final subordina al sujeto a buscar placer en los objetos inanimados, sin embargo, esto no sólo parece limitarse a esos objetos sino que la homogenización de algún modo ha buscado que los sujetos mismos se sientan como producto en venta y que estos sólo valen más por los papeles o títulos que le otorga la sociedad, que por lo que el sujeto mismo pueda considerarse como humano.

Si bien es cierto que como ya se mencionó anteriormente, la educación y el trabajo van de la mano para el desarrollo del sujeto dentro de la sociedad, pero en realidad parece ser que ambas, crean nociones discriminativas entre los mismos sujetos; actualmente no necesitamos saber quien es más capaz si el hombre o la mujer, puesto que la lucha de géneros a servido a la sociedad lo mismo que la lucha de clases, esto es para nada; en vista de que es posible considerar que la gente misma vive en una situación enajenante y enferma por igual, y que un claro ejemplo de esto, y en una forma muy específica es visto a nivel de las condiciones de los grupos marginales (o en cualquier otro nivel socioeconómico ya que la enajenación al igual que cualquier otra enfermedad, sólo los distingue por quienes puedan o no tener al objeto deseado para poder disfrazar su infelicidad; puesto que no por poseer al objeto, el sujeto habrá de dejar de sentirse enajenado por éste), por ello no es posible que se mencione la existencia de una sociedad sana y mucho menos que se pueda aspirar a que exista un progreso a nivel social o económico, por un lado tenemos la existencia de una educación pobre y por otro tenemos que se piensa en una falta de conciencia con la vida, al decir esto lo que podría pensarse que la solución es crear culturas nuevas fundamentadas en las ya nacidas contraculturas, pero ¿a qué clase de contraculturas es necesario tomar en cuenta, si por un lado es visto que la juventud crea movimientos de oposición que ya en su mayoría no tienen el sentido de oposición e identidad? Pues bien, lo que parece necesitar una sociedad como la nuestra en realidad no son movimientos aislados y momentáneos, sino lo que se necesita es que el sujeto mismo se plantee cuestiones que pueda resolver, y que sobretodo se las crea; puesto que de nada sirve crear objetos que al final terminaran por someter al sujeto, es por ello que la democracia en si misma no es en la actualidad real, puesto que el sujeto limita su derecho sólo al voto y después de un determinado tiempo tiende a olvidar su compromiso con ello.

Pues bien como ya lo he planteado, una parte de la solución es comprometerse con lo que se crea y no subordinarse, pero también podría ser de interés reconstruir los cánones con los que actualmente se viven por lo que la educación podría tomar parte en esa labor, puesto que es propicia que sea ella quien se encargue no sólo de la transmisión de los conocimientos sino también de la formación de carácter y que sobretodo enseñe al sujeto a no ser como un elemento de la producción o como una fuerza de trabajo, sino que se le debe enseñar a sentir con todos sus sentidos y a ser coherente con lo que hace y con lo que piensa, puesto que el cuerpo y el alma no deberían de ser dos elementos aislados sino algo en continua coherencia.

Es por ello que no necesitamos nuevas teorías para explicar lo que nos pasa, sino recuperar el interés por regresar a ser parte de la naturaleza, y olvidar que valemos más por lo que tenemos que por lo que somos y sobretodo a olvidar que existen diferencias como hombre y mujeres y buscar la complementariedad, puesto que al parecer lo que la sociedad misma parece estar buscando en el avance tecnológico, no es la tecnología al servicio del sujeto sino la tecnología al servicio del caos y la autodestrucción de todo lo que nos rodea, ya que al parecer lo que se busca es la forma de morir mejor que la de vivir bien. Es por ello que el sujeto nunca llegará a sentirse bien consigo mismo, por que su existencia se ha limitado a la búsqueda de la satisfacción de necesidades absurdas y es por ello que existen grupos marginales, y que los planes que se creen para su mejoramiento no funcionarán a menos de que se inculque otro tipo de valores y otro tipo de esperanzas, pero que no estén fundamentadas en la idea de pertenencia o consumo, sino que se fundamenten en nociones de igualdad.




Problema de la Marginalidad en la Sociedad


Mis otros posts: TONYJAGGER63

Post que llegaron al Top:




ESPERO SUS COMENTARIOS.

Fuentes de Información - Problema de la Marginalidad en la Sociedad

Dar puntos
20 Puntos
Votos: 0 - T!score: 0/10
  • 1 Seguidores
  • 2.953 Visitas
  • 9 Favoritos

5 comentarios - Problema de la Marginalidad en la Sociedad

@raalej Hace más de 5 años
Lo leo más tarde, a fav
@elgus114 Hace más de 5 años
Muy bueno e interesante, concuerdo con todo en especial con que es más un problema cultural que económico, a los medios masivos de comunicación hay que quemarlos a todos y empezar de cero.......
@quintina Hace más de 5 años
@alejita Hace más de 5 años
biennn Tony pero que hacemos con lo que ya esta hecho? Yo voy casi todos los dias y veo gente con ningun tipo , manera, forma o cualquier palabra que rime con motivacion
@desimari Hace más de 5 años
Excelente el post tony!

Es verdad, se enseña a ser de una forma determinada como si toda opción distinta fuese \"anormal\"...
Las nenas van a ser madres...
Los nenes van a trabajar...
El rosa es color de nenas, el azul es color de nenes....

Y sí, la injusticia más grande es cuando, por la falta de oportunidades, seguir un parámetro \"normal\" es como realizarse en la vida.... Cuando en realidad, si se puede elegir, si hay medios y libertad, tal vez ese realizarse surja de deciciones muy diferentes.
por un lado tenemos la existencia de una educación pobre y por otro tenemos que se piensa en una falta de conciencia con la vida
sino lo que se necesita es que el sujeto mismo se plantee cuestiones que pueda resolver, y que sobretodo se las crea; puesto que de nada sirve crear objetos que al final terminaran por someter al sujeto
Qué bueno que está eso...se ve a diario mucho de lo contrario...

Muy linda la reflexión final (o conclusión). Muy bueno todo el texto.