El Codice Atlantico

El Codice Atlantico


En febrero del año del señor de 1482 Leonardo da Vinci, con 32 años, abandona Florencia para dirigirse a Milán en busca de nuevos horizontes, lo que seria una constante en su vida. Quería entrar al servicio de Ludovico Sforza, llamado el Moro, a la sazón duque de Milán a toda costa cosa lo que le costo bastante trabajo y pesares. Si algo sabia Leonardo, y sabia muchas cosas, era el su propio potencial y sin cortarse ni un pelo le dirigió al duque esta misiva:

Mi muy Ilustre Señor:

Habiendo visto y examinando suficientemente las invenciones de todos aquellos que se dicen maestros y artífices de instrumentos de guerra, he hallado que, en lo concerniente a diseño y funcionamiento, sus maquinas no son de ningún modo diferentes de aquellas que se utilizan comúnmente. Me atrevo, pues, sin mostrar mala voluntad hacia nadie, a ofrecer mis competencias a Su Excelencia y a informar a Su Señoría de mis secretos, y me ofrezco igualmente a hacer una eficaz demostración de todas ellas en el momento que Su Señoría considere mas conveniente.

En el Códice Atlántico se puede ver un borrador de esta carta junto con dibujos y una lista de lo que podía ofrecer, siempre en clave militar, Leonardo sabia perfectamente que todo lo que fuesen técnicas militares llamarían la atención del dirigente milanes. Y sigue con una lista de lo que puede ofrecer.

Tengo planos de puentes, muy ligeros y resistentes, fácilmente transportables, con los que poder perseguir y a veces derrotar al enemigo; otros son sólidos e indestructibles por el fuego o un posible asalto, fáciles y cómodos de transportar e instalar. Y conozco métodos para quemar y destruir los del enemigo.

En caso de sitio, se como desecar al agua de los fosos, y como construir un numero infinito (¿?) de puentes, manteletes, escalas de sitio y otros instrumentos relacionados con el mismo fin.

(…)

También tengo planos para fabricar un cañón, muy cómodo y fácil de transportar, con el que lanzar pequeñas piedras de forma similar al granizo y aterrorizar al enemigo con el humo, causando grandes perdidas y confusión.

(…)

1. También puedo construir carros blindados, seguros e invulnerables, que pueden entrar en las apretadas filas enemigas con su artillería y no hay compañía de hombres armados tan grande que no pueda romper. Detrás de estos carros podría avanzar la infantería sin apenas sufrir daños y sin ninguna oposición.
2. Asimismo, si fuera preciso, puedo hacer cañones, morteros y artillería ligera de formas elegantes y útiles, muy diferentes de las de uso habitual.

La lista sigue con mas ofrecimientos en este estilo y concluye de forma magistral, como de pasada:

También puedo ejecutar esculturas en mármol, bronce o arcilla, y pinto cuadros, que están a la altura de la obra de cualquiera, quienquiera que sea


¿Podía Leonardo hacer tantas cosas? Es dudoso que lo pudiese hacer, pero lo que si hay son algunos dibujos y bocetos en el Códice Atlántico:

atlantico

Estudio de artillería
.

Leonardo Da Vinci

Maquina para bombear agua
.

invenciones

Tornillo de Arquimedes


Fuente

Fuentes de Información - El Codice Atlantico

Dar puntos
0 Puntos
Votos: 0 - T!score: 0/10
  • 0 Seguidores
  • 2.424 Visitas
  • 3 Favoritos

1 comentario - El Codice Atlantico

@Jekxronal Hace más de 9 meses
Gothika tienes El Codice Atlantico de Leonardo Da Vinci?