las 7 maravillas del mundo antiguo

La lista de las Siete Maravillas del Mundo se creó alrededor del segundo siglo antes de Cristo.
La primera referencia de dicha lista se encuentra en la Historia de Herodoto durante el Siglo V a.C.
Posteriormente, historiadores griegos y romanos escribieron sobre grandes monumentos en el Mundo, y en la Gran Biblioteca Real de Alexandria alrededor del 305-240 a de C. se escribió "La colección de Maravillas alrededor del Mundo", pero todo lo que se sabe de este documento es su título ya que la biblioteca fue posteriormente destruída.
No es hasta la Edad Media que la lista final fue escrita. La lista contenía los siete más esplendorosos e impresionantes monumentos de la Antiguedad:

1. Las Pirámides de Gizeh
2. Los Jardines Colgantes
3. El Templo de Artemis
4. La Estatua de Zeus
5. El Mausoleo de Halicarnaso
6. El Faro de Alejandría
7. El Coloso de Rodas

1. Pirámides de Gizeh:

Monumento funerario egipcio, utilizado como sepultura para los faraones.
Las pirámides más famosas son: Keops, Kefren y Micerino, en Gizeh.
La gran pirámide de Keops data del siglo XXVI a.C. Compuesta por 2.500.000 bloques pétreos de 2,5 toneladas de peso cada uno, mide 146 metros de altura y 234 de lado. Se mantiene en buen estado y puede ser visitada. Gizeth es la única de las maravillas que aun podemos ver, a pesar de ser la más antigua.


Las pirámides de Egipto fueron construídas entre el 2900 y el 2800 a.C., siendo uno de los elementos arquelógicos más formidables del Mundo. Tres faraones consecutivos construyeron el grupo más grande de monumentos en un mismo lugar, las Pirámides de Giza. Se calcula que se emplearon más de 100 hombres durante 20 años para construir la más grande de las pirámides, la gran pirámide del faraón Kufu, en Giza

las 7 maravillas del mundo antiguo

El Faraón Keops o Kufu de la cuarta dinastía, construyó la gran pirámide para servirle como tumba al morir. La pirámide de Keops tiene unos 147 metros de alto y 230 de ancho. Fue la estructura más alta del mundo por varios milenios hasta que la Torre Eiffel en París fue terminada en el 1887. La pirámide de Giza es la única de las Siete Maravillas de la Antiguedad que ha sobrevivido hasta nuestros días.

A través de su historia, las pirámides de Giza han estimulado la imaginación humana. Muchos las han nombrado como "los graneros de José" y "las montañas del Faraón".
En el 1798 cuando Napoleón invadió Egipto, éste expresó la famosa frase: " Soldats! Du haute de ces Pyramides, 40 siecles contemplent nous" (Soldados! Desde lo alto de estas pirámides, 40 siglos nos están contemplando)


2. Jardines Colgantes de Babilonia

Construídos por el Rey Nabucodonosor unos 600 años antes de Cristo para aliviar la nostalgia que sentía su esposa por su lejana y montañosa tierra. Eran una serie de estructura artificial aterrazada llena de vegetación hábilmente dispuesta sobre el techo de su palacio de 100 metros de altura, con parterres, flores e incluso árboles. Las alturas entre las terrazas se aprovecharon para construir salones palaciegos.
No ha quedado ningún rastro de ellos.

Los jardínes fueron plantados en una terraza del ladrillo a 400 pies de cuadrado y 75 pies sobre la tierra. Los jardínes estaban formados por una serie de amplias terrazas escalonadas, sostenidas por columnas y arcos de piedra, en las que se cultivaban gran parte de los árboles y flores.
En la terraza superior se almacenaba el agua del Río Eufrates que era distribuída a los demás pisos.

maravillas


Las historias de los Jardínes Colgantes de Babilonia nos llegan de los historiadores griegos tales como Berossus y Diodorus Siculus.
Las tablas cuneiformes a partir de la época de Nabucodonosor, durante la época Neo-Babilónica, no hacen referencia a los jardínes, aunque si existen descripciones de sus palacios, de la ciudad de Babilonia y de las murallas de 13 millas de largo.
Historiadores modernos argumentan que cuando los soldados de Alejandro el Grande llegaron hasta la tierra de la Luna Fértil, Mesopotamia, y vieron la ciudad de Babilonia con sus jardínes, flores olorosas y exuberantes y sus murallas, quedaron impresionados. Al regresar a sus ciudades de origen estos soldados comenzaron a hablar de los asombrosos jardínes, y el esplendoroso palacio de Nabucodonosor y acerca de la Torre de Babel en Mesopotamía, y todavía se preguntan algunos si no sería la imaginación de los poetas y los historiadores antiguos que mezclaron todos estos elementos juntos para producir una de las siete maravillas del mundo. Hoy día los arqueólogos todavía están trabajando para recolectar la evidencia necesaria antes de alcanzar las conclusiones finales acerca de la localización de los jardínes, de su sistema de irrigación, y como éstos lucían originalmente.


3. Templo de Artemis en Efeso:

Era un templo de estilo griego, pero enorme y delicado a la vez del siglo VI a.C. Varias veces destruido y reconstruido, fue incendiado por un fanático que deseaba pasar a la historia precisamente con ese hecho.
Era un gran edificio recubierto de adornos metálicos y rodeado por un bosque de columnas de casi 20 metros de altura. Ya sólo queda una de ellas y fragmentos de la decoración.
La estructura fue construída alrededor del 550 AC en la ciudad griega de Efeso, lo que hoy día es Turquía, por el Rey Lidio Croesus y fue diseñada por el arquitecto griego Chersiphron.
Estaba compuesto de 127 columnas de mármol de 18 metros de altura y contenía las mejores obras del arte griego, como las estatuas de Fidias y Praxiteles, y decorados de Apeles y Parrasio.
El templo sirvió como mercado e institución religiosa durante muchos años.

Mundo

El templo era visitado frecuentemente por mercaderes, artesanos y reyes de lugares tan lejanos como Persia y la India para rendir tributos a los Dioses. Durante el mismo día del nacimiento de Alejandro el Grande, en el año 356, Herostratus quemó el templo de Atemir o Diana como lo nombraron los Romanos.
Por más de dos décadas el templo fue reparado y cuando Alejandro el Grande conquistó Asia Menor, éste ayudó a repararlo. Posteriormente los Godos saquearon y destruyeron el templo en el año 262 a.C.


4. Estatua de Zeus

Era en honor a esta estatua en Olimpia (como símbolo de díos supremo) que se realizaban los Juegos Olímpicos de la Antigüedad. Con 12 metros de altura, estaba hecha de mármol, oro y marfil, y creada por Fidias, a quien muchos consideran el escultor más grande de todos los tiempos.
Era tan impresionante, que se decía que parecía respirar.



El magnífico Templo de Zeus fue construído alrededor del 450 a.c y diseñado por el arquitecto Libon.
Durante el gran poderío y magnificencia de la Antigua Grecia, el estilo Dórico de los templos pareció demasiado mundano para la época y necesitaba modificarse. La solución fue una mejestuosa estatua. El escultor de la obra fue Fidias.
Zeus aparecía sentado en un trono construído de marfil y oro, con una pequeña estatua de la diosa de la Victoria en la mano derecha y un cetro a la izquierda y a sus alrededores otras esculturas representativas de diversos héroes mitológicos. Por muchos años, el templo atrajo a muchos visitantes y escultores de todo el mundo, ya que se consideraba la mas bella expresión escultórica de la época.



Durante el período del emperador romano Calígula, se intentó transportar la estatua a Roma, pero este intento falló cuando los andamios contruídos por los trabajadores de Calígula colapsaron.
Posteriormente cuando los juegos Olímpicos fueron prohibidos por el Emperador Teodisio I por considerarse prácticas paganas, se ordenó que el Templo de Zeus fuese cerrado.
Olimpia fue sacudida en un sin número de ocasiones por terremotos que dañaron la estructura. Se cree que la estatua desapareció en el siglo VI, debido a un terremoto.
Hoy día no queda ningún rastro de la estatua, sólo quedan piedras y columnas del viejo templo.

antiguo

5. Mausoleo de Halicarnaso

Halicarnaso es una antigua ciudad de Asia menor, en la cual la reina Artemisa hizo erigir una espectacular tumba queen honor a su esposo, el Rey Mausolo.
Desde entonces a toda tumba suntuosa se le llama mausoleo.Del siglo IV a. de C. medía 42 metros de altura y destacaban en él los grupos escultóricos que lo adornaban.
Han aparecido muchos restos, aunque muy fragmentados, en excavaciones recientes.

El Imperio Persa fue superior a ningún otro en la antiguedad del Cercano Oriente. El imperio se expandió desde la India hasta Asia Menor. Debido a lo vasto del imperio, éste se dividía en satrapías o provincias compuesto por unos gobernadores locales. Estos gobernadores locales o reyes subordinados poseían tanto poder que cada satrapia era prácticamente autónoma. Una de estas satrapias lo era en Caria, gobernada por el Rey Mausolo , en la parte occidental de Asia Menor, hoy Turquía, este movió la capital a Halicarnaso (hoy día Bodrum, Turquía) y es allí donde se construye su tumba o mausoleo.

las 7 maravillas del mundo antiguo

El proyecto fue organizado por sus esposa y su hija, Artemisia.
Se componía de una base cuadrangular sobre la que se elevaban 36 columnas de mármol blanco que sostenían una pirámide de 24 escalones coronada por una cuadriga con la estatua de Mausola. El mausoleo fue completado alrededor del 353 ac, tres años despues de la muerte de Mausolo.
Por más de dieciséis siglos, el Mausoleo permanció en óptimas condiciones hasta que un terremorto causó ciertos daños al techo y las columnas. A principios del siglo XV sus piedras fueron utilizadas en las fortificaciones de la ciudad.

6. Faro de Alejandría


Alejandría fue capital del país en tiempos de Tolomeo, que la convirtieron en centro cultural y científico. Una espectacular torre de 180 metros de altura que dominaba la entrada al puerto de Alejandría, edificada sobre un promontorio rocoso en la isla de Faros. Fue una referencia fundamental para los navegantes durante más de mil años, hasta que fue destruído por un terremoto.

maravillas


Durante el reinado de rey Tolomeo II de Egipto, cerca de 270 A.C., el arquitecto griego Sostratos diseñó este faro. Construído en la Isla de Pharos, el Faro de Alexandría, sirvió de guía a comerciantes y marinos por el mediterráneo durante 16 siglos. El faro tenía forma rectangular con una torre de unos 122 pies de alto, en la cual el fuego hecho de residuos de madero o de aceite era mantenido constantemente. El fuego era reflejado por unos espejos de metales que lo hacían visible a unos 50 kilómetros de distancia.

Posteriormente, cuando los árabes conquistan Egipto, estos quedan impresionados con la ciudad de Alexandría y sus riquezas. En el 956, un terromoto sacudió Alexandría y causó algún daño al Faro. No es hasta el siglo XIV que dos terromotos de mayor intensidad causan un daño significativo a la estructura. Finalmente, en el 1480 ac Qaitbay, un Sultan Mameluco Egipcio, decidió fortificar la ciudad de Alexandría y construye un fuerte medieval en el mismo lugar donde el Faro una vez estaba, usando la piedras y el mármol que habían quedado de la estructura.

7. Coloso de Rodas

Se construyó alrededor del 300 a J.C. El famoso Coloso es una estatua de Apolo, en 35 metros de bronce, que fue erigida a la entrada del puerto de Rodas y destruida por un terremoto. Sus restos fueron vendidos por los árabes a un chatarrero judío en el año 667.

Gigantesca estatua de bronce, que según la tradición se elevaba en la entrada del puerto de Rodas, capital de una isla Griega que lleva el mismo nombre. Según la historia, la estatua era tan grande que las embarcaciones pasaban por entre sus piernas.
La estatua fue construída para celebrar la unidad entre Rodas y la alianza con los Tolomeos de Egipto.

Mundo

La construcción del Coloso, que representaba a su Dios Helios duró doce años y se terminó en 282 ac. Hasta que 56 años más tarde un terremoto dañó gravemente el Coloso.
Tolome III de Egipto ofreció ayuda económica para restaurarlo pero despúes de consultar a un oráculo los Rodianos declinaron la oferta.
Posteriormente los Arabes invadieron Roda y vendieron los restos rotos del Coloso a un judío de Syria.

Fuentes de Información - las 7 maravillas del mundo antiguo

Dar puntos
0 Puntos
Votos: 0 - T!score: 0/10
  • 0 Seguidores
  • 14.392 Visitas
  • 0 Favoritos

0 comentarios - las 7 maravillas del mundo antiguo