La llamada Metafísica estudia conocimientos milenarios que hasta las primeras décadas del siglo pasado estaban reservados sólo a iniciados, sabios, iluminados o cultores de las Ciencias Ocultas. Enseñanzas que estuvieron vedadas por siglos para la gente común, pero que ahora con la llegada de la denominada "Era de la Luz", por mandato divino deben ser revelados y puestos al alcance de todos aquellos que quieran aprender a ser mejores y más felices.Autor: Iris Beatríz Beatríz

metafisica practica

No se necesitan conocimientos previos de nada, sólo estar interesados en el adelanto espiritual y tener la constancia de practicar sus enseñanzas. Son leyes universales muy sencillas, a medida que las vayas estudiando e incorporando a tu vida cotidiana, muchas veces vas a tener la sensación de "esto yo siempre los supe" y si es así, felicitaciones, estás en el buen camino, este curso te será fácil y le sacarás buen rédito.

Como podrás comprobar, meditar sobre estos conocimientos te provocará alegría, positividad, verás la vida de otra manera. No tengo dudas en que te sentirás más segura porque comprobarás que tú puedes hacer que las cosas cambien, y que cambien para bien.

De todos los estudiantes de metafísica que conozco a todos, descubrir esta filosofía ha marcado un antes y un después en sus vidas, es maravillosa. No se trata de magia, son leyes naturales que enseñan "secretitos" muy poderosos que te permiten mejorar tu calidad de vida y la de tu entorno, ya que podrás influir positivamente en todo, en situaciones, personas, animales o incluso en objetos para que "funcionen" a tu favor cuando los necesites.

Es muy sencillo aprender metafísica, pero requiere mucha constancia para practicar sus principios y sus leyes para incorporarlos y así vivir de acuerdo a ellos. Eso significa que tendremos que cambiar hábitos que hemos ido incorporando a lo largo de toda nuestra vida, y que han condicionado (en la mayoría de los casos negativamente) nuestra realidad.

Antes de pasar a estas maravillosas leyes cósmicas que la Sabiduría Universal pone a nuestra disposición para que aprendamos a vivir, debo hacerte algunas recomendaciones que es bueno tener en cuenta.

Una de ellas es que cuando estamos dando los primeros pasos en este camino y vayamos comprobando todos esos "milagros" que podemos lograr casi sin esfuerzo, hace que nuestro entusiasmo se desborde y queramos compartir con los seres más queridos nuestros conocimientos, porque creemos que al igual que nosotros están preparados para recibirlo.

Y es un deseo muy noble el nuestro pero puede ser contraproducente y llevarnos a cometer graves errores, y que obtengamos un resultado contrario al que buscamos. No trates de convencer a nadie de transitar este camino espiritual y aprender la Verdad. Quizás esos seres tan queridos por nosotros no estén en el nivel espiritual adecuado para comulgar con esta enseñanza.

Si es así, ese primer contacto con la Metafísica no va a ser bueno y puede que sea el único, además es muy probable que intente argumentar en contra de esta instrucción. Créeme no es necesario ni vale la pena enfrascarse en una discusión por este tema. No te preocupes, una máxima ocultista dice "cuando el alumno está preparado aparece el Maestro" y así será.

Lo mismo para ti, cuando una enseñanza te sea difícil de aceptar, no la cuestiones, déjala pasar, ya llegará el momento en que te parezca lo más natural del mundo y no le opongas resistencia.

Por último, estas leyes inmutables que vas a conocer aquí deberás leerlas y releerlas mil veces si es posible y todas las veces te dejarán algo nuevo. Pero nunca se te vaya a ocurrir querer sacar ventaja de ellas en perjuicio de otros seres que no las conozcan; si por alguna razón llegaran a funcionarte, actuarán como un boomerang y su efecto te volverá multiplicado.

¡Ni lo intentes!

Origen
El origen de la Metafísica se sitúa en Grecia en el siglo III A. de C. y sus enseñanzas se atribuyen a Aristóteles, en sus obras aparece por primera vez la palabra Metafísica, que etimológicamente quiere decir "más allá de lo físico", aquello invisible, intangible, eterno. El término fue creado por Andrónico de Rodhas, quien en el siglo I A. de C. recopiló estas enseñanzas.

Para otros autores los conocimientos metafísicos pertenecen al primer gran Maestro de la humanidad llamado Enoch, descendiente de Adán y padre de Matusalén. Afirman también que el propio Jesús, el Cristo fue instruido en las enseñanzas de Enoch. A este Maestro de Sabiduría se lo disputaban los grandes pueblos de la época y lo nombraban en su lengua, para los egipcios fue el dios Thot (el dos veces grande), para otros fue el Escriba de los dioses; en Grecia lo llamaban Hermes Trimegisto (tres veces grande), para los fenicios fue Cadmus, el cinco veces grande, pero Enoch era en realidad de raza judía, y era un iluminado, un verdadero sabio, escribió de todo, desde matemáticas (en ese entonces se la llamaba geometría) hasta la Cosmografía, pasando por la Kábala y el Tarot.

Existen muchas definiciones de Metafísica, he aquí algunas de ellas: "Es la parte de la filosofía que trata del Ser en si mismo, y de sus propiedades, principios y causas primeras".

"Metafísica es la ciencia que sostiene la Sabiduría de todo lo que está más allá de lo percibido en los sub-planos sólido, líquido y gaseoso de la región física del plano físico cósmico".

Para nosotros intentar definir una enseñanza como la Metafísica, es querer encerrar en un concepto humano conocimientos pertenecientes al infinito reino de Dios, entonces nos afiliaremos a quienes la califican como una práctica científico-filosófica basada en el Amor Universal, en el Bien, la Paz y la Armonía entre todo lo que existe, animado y aparentemente inanimado, y sobre todo, en el Amor entre los seres humanos, suprema creación del Padre Eterno.

Somos hijos de Dios, creados a su imagen y semejanza, por lo tanto creadores de nuestro propio destino.

Por ello, más allá de nuestras deudas kármicas, somos responsables en gran parte de lo que nos pasa en esta vida terrenal, debemos hacernos cargo de nuestros errores y no responsabilizar a Dios de sus consecuencias.

Debemos recordar siempre que somos muy amados por Él, sin distingo de género, razas o condición social, y que siempre está con nosotros y dispuesto a ayudarnos en toda circunstancia y dispuesto a concedernos todo lo que le pidamos; en este curso les contaremos cómo obtener fácilmente las respuestas que necesitamos.

Estudio
Para estudiar Metafísica la podemos desglosar en 3 campos, en realidad no muy definidos entre si, ellos son: la ontología, teología y gnoseología.

Entendemos por Ontología, la ciencia que estudia el Ser.

Primero Soy, luego existo, con el verbo Ser, en primera persona, Yo Soy, como Logos Creador. Según el Evangelio de San Juan, en uno de los versículos más difíciles de comprender "en el principio, era el Verbo; y el Verbo estaba con Dios, y el Verbo era Dios...".

Yo Soy como Dios, Ser Supremo, el TODO en TODO; por lo que entramos en la Teología, o la ciencia del estudio de Dios, Yo Soy.

Y así todas las religiones coinciden en llamar a Dios con nombres que significan YO SOY, para citar algunos, la Biblia, en Antiguo y Nuevo Testamento; el Corán; los Upanishads de la literatura Védica y el Taoísmo, entre otras.

En las primeras décadas del siglo pasado apareció en los EEUU un libro llamado "The I Am Discourses" "Los Discursos del Yo Soy" del Ascendido Maestro Saint Germain, donde expresa claramente la Metafísica del Ser, la Teología definiendo a Dios como Yo Soy, Creador de todo el Universo y de todo lo que existe, ha existido o existirá a lo largo de los tiempos.

Por último la Gnoseología o la ciencia que estudia el conocimiento en si mismo y se ocupa en investigar el campo de acción de Dios, Yo Soy o sea la manifestación de la Teología.

Por todo lo dicho la Metafísica es la base de todas las religiones que contemplen el estudio del amor de Dios, del Ser y del Conocimiento, también de ella parten filosofías y corrientes de pensamiento.

Pero la verdadera eclosión de la práctica de la Metafísica a nivel popular recién comenzó a mediados del siglo pasado cuando la actriz, compositora y escritora venezolana Concepción (Conny) Méndez crea (1946) el movimiento de Metafísica Cristiana en Caracas su ciudad natal.

Conny Méndez a través de sus libros y conferencias "traduce" las enseñanzas de los grandes filósofos en palabras sencillas y de fácil comprensión para todos aquellos que sin conocimientos académicos, puedan acceder a estas enseñanzas esotéricas milenarias antes reservadas sólo a los iniciados. El conocimiento algunas de estas leyes universales también estuvo en poder de sociedades secretas en los últimos siglos, que vivían según sus preceptos y practicaban sus rituales.

En lo personal nosotros accedimos a estas enseñanzas a través de libros de los Maestros Ascendidos y también de Conny Méndez, por lo que constantemente estaremos refiriéndonos este curso a esos contenidos.

informacion

Los 7 Aspectos de Dios
Para iniciar este estudio, partimos que DIOS, llamémosle como le llamemos es UNO SOLO, UNICO e INDIVISIBLE, es el Creador de todo lo que existe y de sus manifestaciones.

Veamos ahora los 7 principales aspectos de Dios: Vida, Amor, Verdad, Inteligencia, Unidad, Espíritu y Principio.

DIOS es VIDA, está en todas partes incluso en aquello que parece no tenerla, por ejemplo, una piedra. La vida se manifiesta en la forma más adecuada al medio en el que vive. La vida es indestructible y eterna, por lo tanto la Muerte no existe, lo que llamamos muerte es sólo una transformación de la vida, un pasaje de plano, cerramos una etapa en la continua evolución espiritual y nos preparamos (en otro plano) para encarnar nuevamente o para seguir trabajando para el Padre en los planos celestiales. La Vida es invisible, lo que vemos son sus efectos. Por lo tanto Dios es invisible, pero podemos reconocerlo en todas partes y fundamentalmente en ti mismo. La primera prueba de Vida son los latidos de tu corazón, vives, sientes, piensas, te mueves y no estás conectado a 220 volts, eso es Vida, esa es la manifestación de Dios en ti.

Medita sobre la Vida, tómate el pulso y siente que con cada latido te llegan toneladas de energía, energía pura, con todo tipo de virtudes, virtudes todas derivadas del Amor, la Inteligencia y la Voluntad de Dios, que anidan en la Llama Triple de nuestro corazón. Los latidos provienen de la Magna Presencia de Dios a través del Cordón de Plata, que entra por el Chacra Coronal hasta el corazón.

Como dice Conny Méndez, no me creas compruébalo, practícalo, te sentirás mucho mejor.

Verdad
Es otro aspecto de Dios, el segundo para nosotros, pero el orden no importa, todos son UNO. La Verdad es una presencia viviente, es un aspecto de Dios y es Dios actuando, manifestándose. Es la Verdad Absoluta, cuando tengas dudas sobre lo que sea, invócala y la verás actuar. En una situación de la que no estés muy convencida, llama a actuar a la Verdad Absoluta, que es Dios en acción, dile también que quieres verla. No tienes que hacerlo en voz alta, puedes invocarla mentalmente, pero no olvides decir que quieres verla. Esta es una fórmula muy válida para cuando necesitas una información, sospeches un engaño, si se está siguiendo un juicio, afirma que la Verdad está presente y verás como todo se soluciona de alguna forma, nunca trates de imponer tu voluntad, en cual sería esa solución, déjasela a la Verdad o sea Dios, Él sabrá lo que es mejor para esa situación. Aunque sean errores tuyos, no temas, invoca la Verdad, ella siempre va a estar de tu lado.

También para asuntos de salud es muy importante llamarla a la acción. Dios quiere lo mejor para sus hijos y la salud es mandato divino, si falta, se está manifestando una mentira, y Dios es la Verdad, Verdad Absoluta, siempre está dispuesta a manifestarse. Pruébalo.

Amor
Como todos los aspectos de Dios, el Amor también es invisible pero muy real. Seguramente muchas veces habrás oído decir que "Dios es Amor", y todos amamos a alguien o a algo y siempre se da, el Amor siempre está presente de una u otra forma. El Amor es el Bien y el Bien está en todas partes y en todo. Ante cualquier circunstancia donde no se manifieste claramente el Bien, se está manifestando una mentira, y eso ocurre porque falta AMOR. Entonces como ya aprendimos, invoca a Dios a la acción, a través de sus aspectos, la Verdad, el Bien... el Amor. Todos los aspectos Divinos están entrelazados y teniendo plena conciencia de ello, fácilmente podemos ponerlos en acción. Una forma es bendiciéndolos, porque todo lo que bendecimos se agranda. Y no se necesitan grandes rituales para lograrlo, sólo dices..."bendigo el bien que esta situación contiene y quiero verlo", y verás que el Bien, lo Bueno, la Verdad, el Amor... aflora.
Para proteger a tu persona, tus bienes o cuando presientas que alguien quiere hacerte daño o quitarte algo que te pertenece, di mentalmente "te envuelvo en mi círculo de amor". La situación o la persona en cuestión cambiará para Bien, rápidamente, si no lo hace, persiste en esta afirmación porque es una invocación de origen divino, por lo tanto: infalible. No es necesario sentir ese Amor con que envuelves a lo negativo, basta con la buena voluntad de expresarlo. El dicho reza "el corazón no se manda" y es cierto pero no olvides que en tu corazón está la chispa divina de Dios, tu Cristo, tu Yo Superior, medita sobre ello, comienza a decretar la Perfección con todas sus virtudes y podrás comprobar su manifestación en tu vida. El Amor Divino no es sólo para experimentarlo, sino también para compartirlo, los decretos o afirmaciones que valen para mejorar tu vida, valdrán mucho más si a través de ellos ayudas a los demás, pero la condición es que jamás podrás mencionarlo.
Uno de los secretos de este maravilloso poder que manejas es: Osar, Hacer y Callar.

Recomendación: De estas enseñanzas, lo que no puedas aceptar o comprender, no lo niegues, ni lo cuestiones, simplemente... déjalo pasar, quizás no estés preparada espiritualmente todavía, para entenderlo y asimilarlo, ya llegará ese momento.

Inteligencia
Es el cuarto aspecto principal de Dios. Dios es inteligente, Dios es LA INTELIGENCIA y sabemos que DIOS está en todas partes, entonces todo contiene Inteligencia. No sólo los seres humanos, sino también los animales y las plantas y hasta los objetos aparentemente inanimados, todos contienen Dios y por lo tanto contienen Inteligencia. Veamos porqué.

Los objetos están compuestos por átomos, los átomos a su vez por partículas positivas en su núcleo (protones, los neutrones son neutros), y por energía negativa (electrones) en su órbita, y conforman a su vez otros dos aspectos o facultades de Dios, uno positivo y masculino que es INTELIGENCIA y el otro negativo o femenino que es AMOR. Como sabemos si se destruye el átomo se transforma en Energía, por tanto en Dios, en Inteligencia.

Entonces todo lo que existe contiene a Dios, contiene Inteligencia. En suma si tenemos este concepto claro, nada puede funcionar mal en nuestra vida. Si no es así, hazle lo que Conny Méndez llama "tratamiento" que consiste en recordarle a lo que esté marchando mal, ya sea un electrodoméstico, un auto, un animal o un órgano de tu cuerpo o lo que sea, que son Inteligencia Divina.

Le hablas mentalmente y le recuerdas que no puede comportarse de forma contraria a su esencia, que fue creada para servirte, para traerte armonía, que no puede actuar de otra manera, porque Dios no puede contraponerse a si mismo. Si es un artefacto responderá instantáneamente a cualquier acción física que se le haga.

Cuando se trata de un ser humano, inclusive tu, es más interesante aún. El procedimiento tiene una ligera variante, le hablas directamente al Yo Superior de la persona a quien quieres ayudar para aumentar su inteligencia. Le recuerdas que Él (Yo Superior) es Inteligencia Divina, hazlo varias veces hasta que veas los resultados, los niños responden rápidamente y no hay retroceso en este adelanto.

Lo mismo si manifiestas alguna carencia de salud, cualquiera sea, los órganos y las células también son inteligentes y siempre responden. Ya lo sabes cuando se presenta un problema, recuerda el Aspecto con el que está relacionado, actúa dando la orden con fe y se solucionará. Practícalo, practícalo y practícalo.

Unidad... individualildad
Dios es UNO. Tú y yo somos chispitas de Dios individualizadas de ese Dios único. Pero cuidado no nos estamos refiriendo a tu yo físico, hablamos de tu Cristo, de tu Yo Superior, de la Presencia de Dios individualizada que va contigo donde vayas. Es tu Dios interior, nada tiene que ver con tu cuerpo físico que es sólo un envase, que te permite actuar y movilizarte en el mundo terrenal. El cuerpo físico, es el más denso de tus 7 cuerpos, es el templo de tu Dios Interior.

Este es un concepto muy nuevo que no es fácil de asimilar, debes meditar mucho en él. Si bien eres Dios, porque fuiste creado a su imagen y semejanza, sería absurdo pensar que eres el Dios TODO. Eres una chispita, una gota de agua de mar, reúnes todos los componentes del mar, pero siendo sólo esa gota no eres el mar.

Insisto en la necesidad de interpretar con mucho cuidado este concepto, Dios que es el TODO, se individualiza en todo lo que existe y conocemos, seres humanos, células, átomos, tierra, aire, animales, plantas, espacio por eso debemos comprender también, que no estamos tan separados de todo lo que existe, somos parte de un mismo TODO.

Por eso "debemos amar al prójimo, como a nosotros mismos", todos y todo es creación de un mismo Creador.

Ahora, el comprender que somos creadores como nuestro Padre Eterno no debe hacernos vanidosos, sino todo lo contrario, debe darnos humildad y confianza en nosotros mismos. Nunca debemos sentir temor porque nunca estamos solos, Dios está con nosotros y siempre dispuesto a ayudarnos.

Este Aspecto es muy adecuado para cuando estamos ante una tarea o situación en la que nos vemos superados, que dudamos de nuestra capacidad de acción, es allí donde debemos recurrir al aspecto de Unidad con el Creador, para que Él actúe a través de nosotros y que nos convirtamos en meros instrumentos de su Sabiduría.

Practícalo y verás que todo saldrá a la perfección.

Espíritu
Dios no es un anciano venerable de barba larga sentado en el trono del cielo, ésa es una imagen errónea y un tanto infantil del Creador, Dios es ESPIRITU.

El Espíritu es invisible, no puede ser destruido, ni dañado, ni lastimado, no muere, no envejece, es lo opuesto a la materia. No conoce el pecado, ni el rencor, ni la discordia, es la Verdad, es tu Verdad, porque tú eres espíritu.

La materia no es una ilusión, existe, pero no es tu verdad, es sólo un envase que permite movilizar a tu espíritu aquí en la Tierra. Reconoce tu superioridad y siempre obedece, tu cuerpo está compuesto por células inteligentes, son entidades bajo el mando del Elemental de tu Cuerpo, he aquí otro concepto muy nuevo. Un Ser del Reino Elemental, es el encargado de integrar y desintegrar tu cuerpo en cada reencarnación, es su tarea, la hace desinteresadamente, lo único que espera es tu reconocimiento y tu amor.

Tú, como máxima creación de Dios eres superior a los elementales y a toda materia por lo que puedes dar órdenes, tanto a lo animado como lo inanimado y siempre te obedecerá. Decíamos que todo contiene a Dios, todo es una idea espiritual, una creación Divina, hasta nuestros errores humanos son creados por sustancia divina sólo que mal calificada.

La Energía Divina que nos da vida, es perfecta, nosotros la podemos "contaminar" con conceptos humanos imperfectos y entonces veremos como una situación se torna negativa, un artefacto o un órgano comienza a funcionar mal, pero si nosotros le damos conscientemente la orden de manifestar la Verdad, la Perfección ella obedecerá.

Este aspecto de Dios, contiene varios puntos que pueden parecer difíciles de asimilar, Conny Méndez quién fuera maestra de Instructoras recomienda estudiar en orden cronológico y cuidadosamente lo que aquí se dice y comprobarlo.

Principio
Es el séptimo Aspecto Principal de Dios. Los principios son únicos, invariables, imperecederos, lo fueron, lo son y lo serán por siempre bajo cualquier circunstancia. Dios es el principio de la Armonía Perfecta por eso todo lo que haga el Creador o se exprese en su nombre debe responder a esa Armonía Perfecta. Si no lo vemos, el error está en nosotros, en nuestra visión interna o externa.

Cuando queramos actuar de determinada manera, manifestar determinada condición deberemos elevar nuestro pensamiento a Dios, a nuestro Cristo Interior o Yo Superior y pedirle que nos ayude, ilumine o nos inspire para llevar adelante la empresa que queramos.

Este Principio determina que siempre que hagamos una llamada al Creador obtengamos respuesta. Ocurre siempre, es infalible, si no lo ves, es porque hay algo que anda mal en ti.

Estos 7 Aspectos de DIOS son cada uno un elemento, pero el Creador los contiene a todos, y la Ciencia y la Religión son 2 aspectos de una misma cosa.

Para entenderlo mejor vamos a un interesante paralelismo entre las denominaciones de sus principios, que hace Conny Méndez en "Metafísica 4 en 1", libro altamente recomendado.

Lo que Religión llama AMOR, la Ciencia le dice Ley de Atracción. En Religión se hable de ESPÍRITU en la Ciencia de Causa y Efecto. La Ciencia llama Ley de Generación a lo que la Religión llama VIDA. A lo que los religiosos llaman UNIDAD, los científicos llaman Ley de Mentalismo. La Religión dice BUENO y MALO, la Ciencia Positivo y Negativo, o Polaridad. La Religión dice, DIOS es el PRINCIPIO de todas las cosas y para la Ciencia es Causa y sus Principios.

Una vez más estamos frente a la dualidad de Dios en sus aspectos masculino y femenino, Padre y Madre, respectivamente. La Religión estudia a través de los Aspectos la parte anímica y sentimental, mientras que la Ciencia se aboca al Principio Universal, que nosotros tal cual hicimos con los Aspectos los desglosaremos para comprenderlos mejor.

info

espero que les haya gustado la info y por favoir no se vayan sin comentar!!!!muchos saludos!