Publicidad: adoctrinamiento de masas (Parte 1)

Publicidad: adoctrinamiento de masas (Parte 1)


Estimo oportuno abrir el presente artículo, con una visión de T.H. Qualter (Qualter, 1994) según la cual la publicidad se podría considerar una de las máximas expresiones y vehículo del capitalismo actual, por medio de sus agencias de comunicación y de los medios de comunicación de masas, siendo su eminente finalidad incitar el consumo de todo tipo de productos o servicios. La publicidad es homogeneizadora del pensamiento, trasmisora de la cultura de masas y de los valores del pensamiento únilateral del imaginario mercantilista y de nuestra sociedad de consumo.

Ronald Berman pensaba que la publicidad forma, en gran manera, nuestra imagen de este mundo. Los anuncios recrean nuestra propia sociedad de dos formas principalmente: “organizándose alrededor de la vida industrial y respondiendo a las presiones de tal vida”. De esta forma definimos las dos primeras fases de una economía de mercado: "Fase uno: encontrar (o fabricar) una necesidad de los consumidores que no esté siendo atendida adecuadamente. Fase dos: Diseñar un producto que el consumidor pueda y quiera pagar".

Qualter, en el citado libro, con el que comenzamos este artículo, indica que el consumo es la única exhortación de la publicidad comercial. Salir a la calle sin consumir, induce extrañas y extravagantes sospechas. Lo que no implique un consumo, una transacción económica, no está dentro del “pensamiento único”, de lo normalizado socialmente, de lo correcto.

empresas



La publicidad, por lo tanto, contribuye a crear y definir socialmente la buena vida, en qué consiste y cómo se puede y se debe ser feliz, sobre la base de la incuestionable ideología capitalista y consumista. Todo esto como camino hacia la felicidad del ser humano.Por ello en la publicidad tienen cabida y se presentan como deseables aquellas actividades o situaciones que deben ser emuladas por la población, es decir, por los consumidores. No obstante, esta imagen del mundo que nos presenta la publicidad es idealizada, ya que es ajena a las confrontaciones y verdaderos problemas de las personas y, “falsifica, por omisión, todos los hechos desagradables” (Qualter, 1994).

capitalismo


Es importante mencionar que en la visión del mundo que nos hace ver en muchos casos la publicidad comercial, de acuerdo con una rentabilidad capitalista y pretendiendo la individualización extrema del ciudadano, contribuye a que se pierda la conciencia de pertenencia a un colectivo humano y cooperativo. Fomentar valores como la solidaridad, o el interés por construir un mundo diferente, mejor, creernos que eso puede ser posible, no encuentran apenas cabida en el panorama publicitario actual.

Eso se traslada no sólo a la publicidad, sino a comedias de situación de grandes audiencias (imaginen cualquiera), a películas, y en general a todo nuestro imaginario colectivo mediático. Aunque se pretenda comunicar lo contrario, se piensa esa filosofía de vida mediático-consumista como asumida por la población.

La publicidad cohesiona la ideología del capitalismo, extendiéndola a través de los medios, y omitiendo los discursos alternativos o marginales. Además está presente en todos los eventos o situaciones de ocio que solemos disfrutar, desde la decoración de un bar de copas, pasando por las salas de cine, hasta nuestro programa favorito en televisión (Qualter, 1994).

Fuente:
"Contrapublicidad y valores alternativos", por Alfonso Cortés, en www.razonypalabra.org.mx/N/n67/varia/acortes.html

Fuentes de Información - Publicidad: adoctrinamiento de masas (Parte 1)

Dar puntos
6 Puntos
Votos: 2 - T!score: 3/10
  • 0 Seguidores
  • 1.728 Visitas
  • 5 Favoritos

9 comentarios - Publicidad: adoctrinamiento de masas (Parte 1)

@emigrunge Hace más de 5 años
@mcjack Hace más de 5 años
de una u otra forma, te laburan el mate igual..
@otrasyerbas Hace más de 5 años
ni lei un post, pero que lindo seria un plasma de 32\'\' a 635 pesitos... porque somos tercer mundo, porque??? ajaj
@SantiMonse Hace más de 5 años
Son euros. Y te recomiendo leer el post.
@fedetomas Hace más de 5 años
otrasyerbas dijo:ni lei un post, pero que lindo seria un plasma de 32\'\' a 635 pesitos... porque somos tercer mundo, porque??? ajaj
@Alvaro218 Hace más de 5 años
buen post, es tal cual, se dice que el padre de la publicidad actual es Joseph Goebbels, responsable del Ministerio de Educación Popular y Propaganda, creado por Adolf Hitler a su llegada al poder en 1933. Este loco la tenia re clara fue el primero en entender el verdadero poder que tienen los medios y la publicidad. Para que tengan una idea miren lo que son los 11 principios:

1. Principio de simplificación y del enemigo único. Adoptar una única idea, un único símbolo. Individualizar al adversario en un único enemigo.
2. Principio del método de contagio. Reunir diversos adversarios en una sola categoría o individuo. Los adversarios han de constituirse en suma individualizada.
3. Principio de la transposición. Cargar sobre el adversario los propios errores o defectos, respondiendo el ataque con el ataque. \"Si no puedes negar las malas noticias, inventa otras que las distraigan.
4. Principio de la exageración y desfiguración. Convertir cualquier anécdota, por pequeña que sea, en amenaza grave.
5. Principio de la vulgarización. Toda propaganda debe ser popular, adaptando su nivel al menos inteligente de los individuos a los que va dirigida. Cuanto más grande sea la masa a convencer, más pequeño ha de ser el esfuerzo mental a realizar. La capacidad receptiva de las masas es limitada y su comprensión escasa; además, tienen gran facilidad para olvidar.
6. Principio de orquestación. La propaganda debe limitarse a un número pequeño de ideas y repetirlas incansablemente, presentarlas una y otra vez desde diferentes perspectivas, pero siempre convergiendo sobre el mismo concepto. Sin fisuras ni dudas. De aquí viene también la famosa frase: «Si una mentira se repite suficientemente, acaba por convertirse en verdad».
7. Principio de renovación. Hay que emitir constantemente informaciones y argumentos nuevos a un ritmo tal que, cuando el adversario responda, el público esté ya interesado en otra cosa. Las respuestas del adversario nunca han de poder contrarrestar el nivel creciente de acusaciones.
8. Principio de la verosimilitud. Construir argumentos a partir de fuentes diversas, a través de los llamados globos sondas o de informaciones fragmentarias.
9. Principio de la silenciación. Acallar las cuestiones sobre las que no se tienen argumentos y disimular las noticias que favorecen el adversario, también contraprogramando con la ayuda de medios de comunicación afines.
10. Principio de la transfusión. Por regla general, la propaganda opera siempre a partir de un sustrato preexistente, ya sea una mitología nacional o un complejo de odios y prejuicios tradicionales. Se trata de difundir argumentos que puedan arraigar en actitudes primitivas.
11. Principio de la unanimidad. Llegar a convencer a mucha gente de que piensa «como todo el mundo», creando una falsa impresión de unanimidad.
@aldebaran85 Hace más de 5 años
muy buen post, la tv nos dice y nos enseña como ser feliz, cual es el ideal de vida, el objetivo de nuestras vida, y para ser feliz si o si necesitas dinero, el problema surje cuando este mensaje es enviado a todos por igual
comprate el ultimo celular a 5.000 pesos y todas las minas te van a tirar la goma.
el de clase alta se lo regala el papi
el de me clase media se rompe el culo y gasta 5 sueldos en comprarse esa mierda
y el de clase baja?

si te enseñan q para ser feliz y exitoso necesitas tener el ultimo celular, alguien q no tiene dinero como se debe de sentir si no puede comprar eso q le da sentido a vivir?