Despenalización Marihuana. Cultivo Interior


Declaración de apoyo a la despenalización de la tenencia de drogas para consumo personal y fundamentos de la propuesta de modificación del Art. 14 de la ley 23.737 de la Asociación de Reducción de Daños de la Argentina


La despenalización de la tenencia de drogas para uso personal: un remedio necesario para garantizar el derecho a la salud de los usuarios de drogas.
La Asociación de Reducción de Daños de la Argentina ARDA en atención a que se encuentra en vigor la ley 23.737 que criminaliza la tenencia de drogas para consumo personal (Art. 14, 2° párrafo) y la inercia de los organismos legisferantes para modificar dicha norma penal, entiende necesario proponer la modificación de la redacción de dicho artículo en el sentido de despenalizar la tenencia de drogas para consumo personal, propuesta fundamentada en las siguientes consideraciones:

Que la incriminación de la tenencia de drogas para uso personal es responsable de gran parte de los daños sociales relacionados directa o indirectamente con el consumo.
Que no obstante que la referida ley lleva quince años en vigencia, no se necesita demasiada sagacidad para advertir el fracaso de dicho instrumento legal en relación al bien jurídico que busca proteger: la Salud Pública.
Que a pesar de que, por ejemplo en el 2003, las fuerzas de seguridad detuvieron a más de 31.000 personas en todo el país por infracción a la ley de drogas, y que más del 80% de las causas que se instruyen en la Justicia Federal por infracción a la ley 23737 corresponde al delito de tenencia simple o tenencia para uso personal, lo cierto es que sigue en aumento el consumo de drogas, como lo reconoce la Secretaría de Programación de la Prevención de la Drogadicción y Lucha contra el Narcotráfico (SEDRONAR).
Que la mencionada norma penal convierte al usuario de drogas en “delincuente”, condición que lo marginaliza y lo clandestiniza, haciendo muy difícil cualquier intervención en materia de asistencia y prevención.
Que la respuesta penal condiciona el contacto del usuario de drogas y el drogadependiente con las instituciones sanitarias u otros organismos en razón de representarse la posibilidad cierta de ser detenidos.
Que ello trae aparejado que una porción importante de usuarios de drogas no se acerque voluntariamente a los centros de salud, privándolos no solamente de la acción terapéutica que pudiera necesitar en relación al consumo, sino también de la atención médica que urgen otras patologías (hepatitis, SIDA, cáncer, endocarditis, embolias, abscesos, problemas pulmonares, etc.), y la posibilidad de recibir información acerca de cómo poder evitarlas (por ejemplo, en relación al virus HIV, el uso de preservativos, descontaminación de jeringas), y el suministro de materiales que reduzcan los riesgos de contraerlas (entrega de equipos de inyección estériles o de materiales descontaminantes, etc.).
Que los órganos de gobierno, garantes de nuestra salud, no pueden desconocer que entre 1982 y el 2002 más del 40% de los casos de SIDA se debió a la utilización compartida de material de inyección, porcentaje que podría aumentar si no se produce un cambio legislativo que despenalice la tenencia.
Que no sólo en el primer mundo, sino que también otros países en América Latina han avanzado en esta modificación y que, por ejemplo, Uruguay, Colombia, Perú y Bolivia no penalizan la tenencia para consumo personal.
Que el artículo 14 de esta ley vulnera abiertamente el artículo 19 de la Constitución Nacional que establece que “las acciones privadas de los hombres que de ningún modo ofendan al orden y la moral pública, ni perjudiquen a un tercero, están sólo reservadas a Dios, y exentas de la autoridad de los magistrados”. La ley 23.737 a través de la persecución penal de la tenencia de drogas para consumo personal realiza una intromisión inaceptable en el ámbito de la privacidad.
Que por otra parte no puede obviarse las graves consecuencias que trae aparejado ingresar a los usuarios de drogas al sistema penal, que implica como la realidad nos demuestra, no sólo poner en peligro su integridad física y en situación de ser objeto de extorsión o de coacciones, sino también colgarles un antecedente que le impedirá conseguir un trabajo en un país donde la desocupación orilla el 20%.
Que consciente de los efectos negativos de la penalización de modo directo o indirecto del consumo de estupefacientes, el “Comité sobre Derechos Económicos, Sociales y Culturales”, creado en el marco del “Pacto Internacional sobre Derechos Económicos, Sociales y Culturales” (que integra nuestra Carta Magna, por imperio de lo prescripto en el Art. 75, inc. 22), ha observado que la drogadependencia no puede resolverse mediante el recurso a medidas represivas y que debe reconocerse la existencia de otros problemas como la pobreza extrema o la desigualdad, recomendando el referido Comité de que los adictos a las drogas no deben ser considerados necesariamente delincuentes, sino más bien víctimas o pacientes.
Que el Estado, por tanto, debe adoptar una política respetuosa de los Derechos Humanos, descriminalizando a los usuarios de drogas, que nuestra legislación considera ilegales, para libres de persecución penal, puedan acceder a mayores ofertas de ayuda y a la igualdad legal con respecto a los consumidores de drogas legales para que puedan -independientemente del consumo de sustancias ilegales- integrarse a un sistema de protección.


EL CULTIVO INTERIOR.


Si nuestro interés es el cultivo interior, debemos considerar que las semillas que proceden de plantas de exterior, aunque sean de buena calidad necesitaran una adaptacin al medio artificial y esto podra llevar generaciones de semillas seleccionadas para obtener buenos resultados. Esto lo llevan haciendo en Holanda con muchos medios y durante aos. En la actualidad cuentan con un amplio catlogo de semillas de calidad asegurada para todo tipo de cultivos. En el cultivo interior la gentica se mantiene si se crean las condiciones más favorables y se cruzarn las plantas que mejor se adapten al microclima creado bajo la luz artificial.
Esta demostrado que la gentica de una semilla es el factor más importante para que el producto final sea de calidad. Una mala semilla en las mejores condiciones puede dar una gran planta pero sin resina ni olor. Las semillas deben tener ``pedigr" o linaje.

La planta tiene dos fases en su vida, el crecimiento vegetativo y la formación de flores, cosa que ocurre cuando la planta percibe que la duración del periodo de luz solar se va acortando, es decir, que se acerca el otoño. Cuando el da empieza a ser mas corto que la noche, la planta entrar en periodo de floración sea cual sea el tamaño que haya alcanzado.
En interiores, se ha descubierto que se puede forzar la floración manipulando el tiempo de exposicin a la luz artificial, cuando la planta tenga la altura que se desee. Bajo estas condiciones la madre naturaleza eres t. >>

Aqu tienes información sobre un sistema ya probado de autoabastecimiento, en el que se pueden recoger de tres a cinco cosechas al ao, dependiendo de la complejidad del sistema.

Es mucho más sencillo adaptar una semilla de interior a exterior que a la inversa .

La luz del sol tiene muchos rayos ultravioleta que quemaran a una planta crecida bajo luz artificial, si se la somete a dicho cambio de forma brusca.

Si por el contrario dicho cambio es hecho paulatinamente la aclimatación ser perfecta. Conviene improvisar un pequeo invernadero con pálstico o similar hasta que puedan soportar la luz directa. Muchos plantadores de exterior comienzan la plantación en interiores. Hay semillas aptas tanto para interior como para invernadero.

Adaptar una planta de exterior a interior no vale la pena. Hay semillas de `pedigri" aptas para balcones con buenos resultados. El problema del cultivo exterior es que a pesar de que se cultiven grandes plantas, estas están expuestas durante meses al clima y a las plagas, y solo hay una cosecha por año.

Iluminación de la marihuana

Durante muchos años se han utilizado los fluorescentes para el crecimiento de plantas sin sol. Despus se utilizaron lámparas de vapor de mercurio, aunque sin grandes mejoras. Desde la aparicin de las lámparas de alta presión: las de vapor de sodio (HPS) y las de halogenuros metlicos(MH), que suelen utilizarse en el alumbrado público (autopistas, parques, estadios, etc. ), las demás se han quedado anticuadas, aunque los fluorescentes se pueden seguir utilizando. (son idneos para ciertas fases del proceso).

Las luces incandescentes y las halógenas, no son de nuestro interés. No dan el espectro adecuado y si mucho calor y consumo.

Las del tipo MH, son ideales para crecimiento vegetativo y son aptas para germinación y clonación (esquejes). Dan una luz generalmente blanca, existiendo diversos tonos.

Las del tipo HPS, son ideales para floración y aptas para crecimiento. Suelen dar una luz de color anaranjado, aunque ya se han obtenido nuevas tonalidades, incluso el sodio blanco.

Los fluorescentes del tipo cool white (color 33) y los del tipo gro-luxe, son ideales para clonación y germinación.

Si no hay más remedio, con cualquier lampara de alta presión o incluso con un buen montaje de fluorescentes, se puede realizar todo el ciclo. Las potencias de stas lámparas (HP) son de 150, 250, 400 y 1000 W. Las diferencias de precio entre una de menor potencia y otra de mayor, son mnimas, en cambio los resultados son muy distintos. No son recomendables potencias menores a 250 W.

Las lámparas de alta presión llevan balastos muy pesados y deben estar bien sujetas con cadenas o poleas. Se pueden montar los balastos aparte, y slo sujetar la pantalla y la bombilla a una polea, dado que la luz deber ir subiendo a medida que las plantas crezcan. Es imprescindible consultar con un especialista para saber instalar bien una lampara de estas caractersticas, si no se tienen conocimientos sobre electricidad. Conviene esta advertencia, mas por el peligro que entraa una instalacin mal hecha, que por la complejidad del montaje que no es tal.

Para lograr un rendimiento parecido a una HP a base de fluorescentes, se requerir un montaje bastante pesado y de difcil manejo. Hemos de pensar que un watio de luz de una lampara de alta presión da más luz que un watio de luz fluorescente.

Hay soportes con movimiento circular o lateral donde se instalan una o varias lámparas, logrando doblar el rea de plantación, aunque son costosos.

Las lámparas MH, requieren funcionar en horizontal alterando su rendimiento las inclinaciones, seria conveniente usar un nivel de obra. Algunos modelos funcionan en vertical, pero con menor rendimiento.

Luces recomendadas. :

Bombilla de sodio SON-T AGRO 400 W de PHILIPS, ideal para crecimiento y floración.

Bombilla de sodio SON-T 400 W de PHILIPS, ideal para floración.

Estas dos bombillas, pueden ir montadas en un kit con pantalla y balastros ideal para un rea de 180x60 cm (SGR 200 de PHILIPS)

Bombilla de halogenuros metlicos HPI-T 400 W, con kit (soporte + pantalla + balastros) MGR 300 de PHILIPS.

En caso de usar fluorescentes que no sean los anteriormente recomendados, debemos pensar que los azules o fros son más aptos para crecimiento y los rojos o clidos son para floración.

En el sistema que más adelante se explicar, se iluminarán dos reas de 180x60 cm. Una de crecimiento, iluminada con una HPI de 400 W. con un montaje de cuatro fluorescentes de 120 cm y dos redondos de 30 cm para los laterales. Y la otra rea, iluminada con una HPS tipo SON-T de 400 W.

Las distancias recomendadas desde la luz hasta las puntas de las plantas dependen del tipo y la potencia de la lampara: usando fluorescentes la distancia se mantendr entre 5 y 15 cm. La distancia para una HPS de 400 W. se mantendr entre 50 y 60 cm.

Algunas especies aguantan menos distancia, pero si las hojas superiores se doblan hacia arriba, es que, están demasiado cerca de la luz.

Las necesidades lumnicas de la marihuana, segn Rosenthal, son de entre 1000 y 3000 lumens por pie cuadrado a la distancia recomendada.

Medios de cultivo

Los medios de cultivo son lo que comnmente venimos a llamar tierra. Desde la tierra que se puede aprovechar de una maceta vieja hasta la más sofisticada mezcla inorgnica usada en cultivos hidropnicos en los que el alimento es suministrado de forma medida en el agua a travs de ingeniosos sistemas de riego automatizado hay un largo camino. En un primer sistema no se querr utilizar algo tan complicado, pero tampoco algo de tan pocas garantas. Todo lo que se use debe estar esterilizado y no se deben utilizar tierras viejas provenientes del exterior, pues pueden tener plagas, (se puede hervir la tierra aunque es muy trabajoso). Las mezclas para plantas de interior que venden empaquetadas suelen estar esterilizadas. (Debe indicarlo).

Lo ideal es hacerse uno la propia mezcla comprando los materiales por separado. Podramos definir tres caractersticas bsicas de los materiales a utilizar en una mezcla:

1.NUTRIENTE, que aporte los elementos que la planta necesita para su desarrollo.

2.RETENTOR DE AGUA, que permita que el agua sea absorbida o se a adhiera a su superficie

3.AIREADOR DRENADOR, que permita que el agua drene con facilidad y evite que la mezcla sea muy compacta.

El medio ideal estara compuesto de una mezcla que combinase bien los tres elementos.

En cultivos hidropnicos las mezclas usadas son totalmente inorgnicas y carecen de nutrientes (se suministran por el agua).

En cultivos tradicionales se utilizan materiales orgnicos sin esterilizar. Aqu se proponen nicamente mezclas semiorgnicas pero todas con materiales esterilizados, pues pensamos que es lo más cmodo si no quiere uno introducirse en el mundo de los cultivos hidropnicos, lo cual es muy interesante.

Materiales orgnicos:

Substrato vegetal: ``tierra" preparada para plantas de interior a base de materia vegetal en descomposicin. Tiene mucho alimento y tambin retiene mucha agua, pues le aaden retentores de humedad. Por si sola no tiene buena aireacin ni drenaje, pero es un buen nutriente para aadir a la mezcla.

Turba de spagnum: excelente nutriente y retentor. La mayora de turbas que se comercializan, son de spagnum, y es uno de los componentes de los preparados para plantas antes mencionadas.

Humus de lombriz: tambin conocido como ``vigorhumus", es literalmente producto de lombrices de tierra. Es un gran nutriente y un elemento idneo para una mezcla. No retiene la humedad con facilidad. Aplicando una labor de humus por encima de la mezcla mantiene seca la superficie, pues al regar flota y vuelve a posarse al ser absorbida el agua. Est esterilizado.

Abonos orgnicos: están compuestos de materia orgnica de origen animal (estircol) vegetal en descomposicin. Hay varios tipos, el ``steer manure", el ``compost", etc. Son excelentes nutrientes pero no suelen estar esterilizados (pueden llevar huevos de insectos, esporas o semillas de malas hierbas).

Arena gruesa: de la que se usa en jardinera, para acuarios, o incluso de la que se usa en construccin, aunque debe ser lavada. Tiene las mismas caractersticas que la vermiculita pero con mayor drenaje y mucho más peso.

Porespn: Es hidrofbico por lo que drena y airea estupendamente. Se puede usar en bolitas en trocitos pequeos. Por su gran ligereza es un buen componente, incluso como fondo de drenaje.

Espuma: cortada en trocitos pequeos de aproximadamente 1 cm3. Se puede aadir a las mezclas pues retiene el agua increblemente a la vez que airea. No drena y es muy ligera. No conviene que sobresalga por la superficie pues puede enmohecerse. Es conveniente que sea sinttica pues algunas espumas (esponjas) se pudren.

Lana de roca (rockwool): tambin es un aislante termo-acstico. Es fibra de vidrio de color amarillo. Se utiliza como medio nico en hidropnicos y no suele formar parte de las mezclas. Retiene el agua y permite buena aireacin lo que hace que sea un buen medio de germinación. El rockwool tiende a basificar el agua por lo que es conveniente regar con un PH bajo para equilibrar y aadir al agua el alimento. Es un medio muy prctico si se usa con conocimiento, y sera un primer paso en el cultivo de plantas sin tierra. Debe manejarse mojado y es reciclable. Se usa en bloques o desmenuzado y en recipientes. Existe el libro ``Rockwool Gardening" de V. Patten, y tambin se puede obtener una información más aplicada a nuestro cultivo y que habla de más medios en el libro ``Marijuana hidroponics" de D. Storm.

Las mezclas propuestas a continuacin llevan entre un 40-50% de materia orgnica y un 50-60% de inorgnica, evitando tener que abonar en las primeras semanas. Los materiales inorgnicos son reciclables, e incluso las mezclas si se las limpia de races y se les aade nueva materia orgnica.

3 PARTES DE (humus de lombriz, turba y/o substrato)a elegir o combinar.

2 PARTES DE (perlita, arlita, lava y/o porespan)

1 PARTE DE (vermiculita, arena y/o trozos de esponja)
Es muy conveniente aadir una taza de polvo de dolomita (carbonato de calcio y magnesio) por cada 10 litros de mezcla, ayuda a estabilizar el PH y aporta magnesio de forma lenta, cosa que conviene para el desarrollo de la planta. Si no se dispone de dolomita, se pueden aadir sales de magnesio.

Otras mezclas podran ser: turba-perlita o turba-arlita al 50%, se podra usar humus en vez de turba o combinar los cuatro a partes iguales. En definitiva toda mezcla tiene que cumplir las cualidades antes mencionadas, varindolas ligeramente en funcin de lo asiduo que se quiera regar o del tamaño de los recipientes.

Recipientes

Hemos de pensar que en la naturaleza las plantas no tienen limite al crecimiento de sus races. En interiores debemos cultivar en recipientes, lo cual limitar el crecimiento de las mismas. Podramos establecer un mnimo cubicaje de los recipientes para poder soportar todo el ciclo sin necesidad de transplantes, cosa que traumatiza a la planta y alarga el proceso.

Podemos decir que el mnimo contenido de una maceta debe ser de 6 litros, y si utilizamos macetas de más de 12 litros nos quitarn espacio para poder cultivar el nmero de plantas ideal en el rea disponible. Dentro de estos lmites usaremos los recipientes de mayor contenido posible, lo que dar una mayor cosecha. Los recipientes más grandes darn las mejores plantas, si plantamos dos clones de una misma planta madre en dos recipientes de diferente tamaño y les damos los mismos cuidados, el que crezca en el mayor de los recipientes ser mucho más desarrollado y con cogollos más grandes. Macetas de entre 25 y 35 cm. de dimetro o lado y de altura similar nos irn bien para nuestros propsitos.

Nos conviene manejar materiales ligeros, pues las plantas se deben girar sobre si mismas peridicamente para obtener un crecimiento uniforme e incluso cambiarlas de lugar. Por tanto los recipientes de pálstico irn mejor que las viejas macetas de barro. Asimismo, cada planta necesita un recipiente individual(min. 6 l. x planta), por lo que las jardineras no nos sern muy prcticas. >>

Las macetas deben estar en una cubeta comn, tipo de las que se usan para el revelado fotogrfico, o de jardinera, o confeccionada con hule grueso. Tambin se utilizan piscinas inflables para nios. La cubeta permite que la planta pueda reutilizar luego el agua que drena por los agujeros de la base de la maceta, si esta es comn a todas las plantas, el agua que le sobre a una puede necesitarla otra. Si no tienes nada más usa platos individuales, o cubetas más pequeas que quepan varias plantas. Es conveniente que la mezcla (tierra) no toque directamente al agua que se deposita en la cubeta, por lo que se debe poner un fondo de drenaje en la base de la maceta antes de introducir la mezcla. El drenaje evitar dicho contacto y evitar perder medio. Hay sistemas en que las macetas son elevadas unos centmetros mediante soportes por encima del nivel de agua, esta es succionada a travs de gruesas cuerdas de nylon que se introducen en el medio por los agujeros de drenaje, (siempre conviene dejar algn agujero libre). Este sistema permitir dejar agua en la cubeta y las plantas la succionan segn sus necesidades, lo que permite regar con menos asiduidad. Si la luz llega al agua estancada en la cubeta se formarn algas no deseadas, evtalo tapando los huecos que queden entre los recipientes. Este sistema de ``mecha" es similar al utilizado en las macetas auto-riego de venta en los ``garden center", con la diferencia que el depsito (cubeta), es comn, en cambio este tipo de macetas, aunque pueden dar un excelente resultado requerirn un control más individualizado.

La mecha se puede introducir por los agujeros de la base de la maceta siempre que quede alguno libre, o se pueden practicar nuevos agujeros para tal fin cerca de la base.

El medio se debe humedecer gracias a la succin de la mecha, si al cabo de un rato el agua no llega a la superficie, significa que la succin no es suficiente, por lo que la mecha deber llegar más arriba o hacen falta más mechas, o el medio no es suficientemente poroso para utilizarlo con este sistema. En caso de que se moje demasiado(cosa no conveniente pues las plantas deben pasar periodos secos), o sobran mechas, o llegan muy arriba o el medio no tiene suficiente capacidad de drenaje. Lo difcil es encontrar el punto entre la porosidad del medio y la cantidad de mecha, pero una vez encontrado es un sistema muy cmodo. Aunque se utilice un soporte y el medio no toque directamente el agua es conveniente poner un poco de medio de drenaje en el fondo del recipiente para evitar que se escape la ``tierra" por los agujeros libres. Si la base de drenaje es muy grande se podran apoyar las macetas directamente en la cubeta sin necesidad de soportes, e incluso sin necesidad de mechas si el medio es lo suficientemente poroso, pues las races penetraran en dicho drenaje y succionaran el agua directamente obteniendo parecidos resultados al sistema con soportes. Las mechas sern convenientes si se desea un riego menos frecuente. El grosor del drenaje determinar el nivel mximo de agua

La mecha se puede introducir por los agujeros de la base de la maceta siempre que quede alguno libre, o se pueden practicar nuevos agujeros para tal fin cerca de la base.

El medio se debe humedecer gracias a la succin de la mecha, si al cabo de un rato el agua no llega a la superficie, significa que la succin no es suficiente, por lo que la mecha deber llegar más arriba o hacen falta más mechas, o el medio no es suficientemente poroso para utilizarlo con este sistema. En caso de que se moje demasiado(cosa no conveniente pues las plantas deben pasar periodos secos), o sobran mechas, o llegan muy arriba o el medio no tiene suficiente capacidad de drenaje. Lo difcil es encontrar el punto entre la porosidad del medio y la cantidad de mecha, pero una vez encontrado es un sistema muy cmodo. Aunque se utilice un soporte y el medio no toque directamente el agua es conveniente poner un poco de medio de drenaje en el fondo del recipiente para evitar que se escape la ``tierra" por los agujeros libres. Si la base de drenaje es muy grande se podran apoyar las macetas directamente en la cubeta sin necesidad de soportes, e incluso sin necesidad de mechas si el medio es lo suficientemente poroso, pues las races penetraran en dicho drenaje y succionaran el agua directamente obteniendo parecidos resultados al sistema con soportes. Las mechas sern convenientes si se desea un riego menos frecuente. El grosor del drenaje determinar el nivel mximo de agua

Condiciones ambientales

Es importante conocer las condiciones climatolgicas que queremos crear a la hora de escoger la ubicacin idnea para el montaje. Las plantas de cannabis son capaces de soportar temperaturas de entre 10 y 40 grados centgrados, detenindose el crecimiento en dichos lmites. La temperatura deber mantenerse entre 17 y 30 grados siendo 24 grados la idnea. Lgicamente la temperatura desciende durante el periodo oscuro. Con temperaturas muy altas las plantas gastan mucha de su energa en disipar el calor y las temperaturas muy bajas pueden llegar a matarlas. La marihuana es capaz de absorber una cantidad de anhdrido carbnico(CO2)del aire, en una concentracin mucho mayor a la que se encuentra en la atmásfera. El aire contiene un 0.003% de CO2 y las plantas experimentan un aumento del crecimiento de casi el doble bajo concentraciones de CO2 del 0.015%. Existen sistemas a la venta para aumentar el nivel de CO2 en el montaje.
Hay un libro sobre el tema aplicado a este tipo de cultivos: (CO2, Temperature and Humidity" by D. Gold. ). Aplicando estas tcnicas se acorta el proceso y se obtiene mayor produccin, aunque debe estar muy bien regulado pues al ser más rpido el crecimiento necesita una supervisin más continuada.

Aunque el CO2 es incoloro, inodoro y no es inflamable, puede ser peligroso rebasar los lmites establecidos. De todas formas se puede lograr un gran resultado sin necesidad de tanta sofisticacin. El simple aporte de aire fresco del exterior(filtrado, por supuesto)nos aportar el CO2 necesario.

El aire debe ser movido mediante un ventilador en el interior del sistema, para asegurar que el aire fresco llega a todo el jardn. El sistema necesitar de una entrada de aire, que puede venir del exterior mediante succin y filtrado, o desde la misma estancia donde se instale el montaje si esta es suficientemente amplia y ventilada. Ser necesaria una salida de dicho aire mediante un extractor al exterior, o a un segundo montaje y de este otra al exterior.

Resumiendo, se precisa una entrada filtrada con o sin extractor, una salida con extractor y un ventilador en la parte superior del interior del montaje para que dicho aire circule, conviene que las plantas se muevan ligeramente. Los ventiladores funcionarn cuando la luz funcione, aunque se pueden programar mediante temporizadores. Desde luego as no aumentaremos el porcentaje de CO2 en el sistema, pero evitaremos que descienda. Las estufas y calentadores de gas aumentan la concentracin de CO2 en el ambiente, aunque pueden causar problemas con la temperatura(debemos pensar que las lámparas darn calor). Las visitas al jardn sern agradecidas por las plantas pues nuestra respiracin aumentar el nivel de anhdrido carbnico del ambiente.

Las plantas desprenden olor, sobretodo en ciertas fases del proceso. Si esto pudiese ser un problema, se aconseja el uso de ionizadores de aire. La humedad del ambiente conviene mantenerla entre el 40 y el 60%, el uso de un termometro-higrometro con mximas y mnimas del da seria aconsejable.

Las medidas del sistema dependen en parte de la potencia de la luz, aunque hemos de pensar que las plantas medirn aproximadamente un metro de alto, más la altura de la maceta, más la distancia entre la luz y las plantas y el grosor de la luz con las cadenas y anclaje, ser necesaria una altura de por los menos dos metros. Si no se dispone de tanta altura se pueden forzar las plantas a floración antes y en mayor nmero cosechando as una legin de ``bonsis" o doblar puntas.

El rea aqu recomendada es de 180x60, aproximadamente 1 metro cuadrado. Si se hacen dos montajes simultneos, uno de crecimiento y otro de floración, requerir mayor altura este ltimo. Es necesario que los montajes sean estancos a la luz, sobretodo en la fase de floración, donde interesa que durante la ``noche", la oscuridad sea total. Asimismo se aconseja que dichas paredes sean refractantes en su interior, y que el material del que están hechas colabore a crear las condiciones climticas ideales. Si nuestro problema es el fro paredes forradas de porexpan nos conservarn la temperatura a la vez que refractarn la luz. Y si nuestro problema es de exceso de temperatura, se pueden usar planchas de metal. Una pared de piedra simplemente se pintar de blanco, el color blanco es un gran refractante.

Podramos decir que el sitio ideal seria un stano pues suelen tener un clima similar durante todo el ao, pero puede ser instalado en cualquier habitacin, armario, altillo, etc. Es mejor que est alejado de jardines o cualquier tipo de vegetacin pues puede traernos plagas muy problemticas. La limpieza de manos y cambio de ropa no est de más si se ha trabajado en un huerto o jardn, o si se viene del campo. Asimismo no es aconsejable introducir en el montaje plantas provenientes del exterior o de otros monta <

Procedimiento

En interiores, las plantas son sometidas a un rgimen de luz de un mnimo de 18 horas durante el periodo de crecimiento, aunque algunos cultivadores sostienen que durante esta fase las plantas no necesitan descanso, mientras tengan suficiente aporte de agua y luz, por lo que las someten a un rgimen continuo de 24 horas de luz. La diferencia entre los dos regmenes estriba en la duracin de la fase de crecimiento (horas de luz = crecimiento). Si es necesario por algn motivo tener las luces apagadas en algn momento del da, es mejor darles 18 horas de luz, nunca menos. Si no hay ningn inconveniente es mejor usar el sistema de rgimen continuo (24 horas de luz), las lámparas lo agradecen, pues los sucesivos encendidos y apagados les acortan la vida. (es conveniente esperara una media hora si se quiere volver a encender una lampara de alta presión tras un apagado o una desconexin). El rgimen elegido ser constante.
Podemos provocar la floración cuando lo deseemos, con el simple procedimiento de acortar el periodo diurno a 12 horas. Las 12 horas de noche forzarn a la planta a florecer, es importante que la oscuridad sea total, polucin de luz en esos momentos puede evitar que los cogollos se desarrollen correctamente. (El uso de temporizadores es obligado pues los periodos deben ser exactos. )

Dado que las luces no penetran con la potencia deseada mucho más de 60-80 cm a partir de la distancia de seguridad, no conviene dejar crecer vegetativamente mucho las plantas, pues durante la floración pueden llegar a doblar su tamaño y exceder las medidas que deseamos. (La marihuana en la naturaleza suele medir entre 1'5 y 3 metros segn especies).

De alguna manera estamos creando ``bonsais" de marihuana a medida. Las alturas recomendadas para iniciar el proceso de floración (12 horas da/12 horas noche), las limitaremos entre un mnimo de o de 20 cm. y un mximo de 38 cm. Segn la altura de nuestro sistema y la potencia de las lámparas buscaremos la altura ideal entre dichos lmites para nuestras necesidades. Si cultivamos especies diferentes puede que requieran ser llevadas a floración a alturas distintas. No conviene mucho que las plantas rebasen el metro y medio, en la madurez medirn entre 60 cm. y 1 metro. Si alguna se dispara se le puede doblar la punta con un alambre o un hilo.

Se puede dominar a voluntad la direccin del crecimiento de una planta. La punta contiene un inhibidor que evita que las ramas laterales superen la altura de la punta, est dar el cogollo más grande y potente. Con el simple hecho de cortar o doblar la punta, se neutraliza ese inhibidor y las ramas laterales pugnan por ser la más alta, con lo que la planta crece más ancha y ramificada, se recomienda más doblar la planta desde casi la mitad, antes que cortarla. Las plantas que se espiguen se irn colocando en los laterales del sistema para que no hagan sombra a otras mas bajas.

El mtodo empleado ser el conocido como ``sinsemilla" o ``sensi", (palabra americana que procede de nuestro idioma). Con dicho mtodo podremos recolectar grandes cogollos resinosos y libres de semillas. (si se desean se pueden producir en pocas cantidades segn vendr explicado)

La marihuana tiene dos sexos y en ocasiones aparecen plantas hermafroditas. La mayor concentracin de THC se encuentra en los cogollos que forman las plantas hembras. Los machos apenas si contienen dicha substancia por lo que no interesa su cultivo (si se cultiva uno excepcionalmente es por la necesidad de producir semillas). Las hermafroditas en principio tampoco sern de nuestro interés. (ver hermafroditismo). Los machos producen polen (que no contiene THC apreciable), que insemina las flores de las hembras formando semillas, si la hembra es totalmente polinizada deja de formar flores para desarrollar las semillas con lo que los cogollos sern mas pequeos y rellenos de multitud de semillas.

Por el contrario si apartamos los machos del sistema al principio de la floración, las hembras desarrollan grandes sumisiones florales (cogollos)en un intento de captar el inexistente polen, al final acaban madurando ``vrgenes" y dando una cosecha de autentica ``sinsemilla" que en contra de lo que algunos creen, es un sistema de cultivo, no un tipo de marihuana. El primer paso ser lograr que la semilla germine cosa no siempre facil.

VIDEOS

link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=Jg-sZCVyyjI


link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=CR8_2i7ukNw


link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=wem-gZAfe_c


Bob Marley

saludos!