Las luces HID no son muy comunes en los autos hoy en día pero es probable que se conviertan en el estándar ya que producen más luz que las lámparas convencionales y al mismo tiempo consumen menos energía.

Esta tecnología se denomina “descarga de alta intensidad” o HID por sus siglas en inglés (High Intensity Discharge) y en este artículo te explicaremos como funcionan y algunas de las ventajas que ofrecen.


Las luces HID son comúnmente llamadas “luces de xenón” pero en realidad son más una forma especializada de las lámparas de haluro metálico que se utilizan ampliamente en la iluminación de calles, parques, estadios e industrias en todo el mundo.

Este tipo de lámparas está compuesta por un bulbo tubular externo de aproximadamente 10mm de diámetro, que contiene el “tubo de arco” o bulbo interno.

El bulbo externo está hecho de un cuarzo especial, dopado con cerio que bloquea la mayor parte de la dañina luz ultravioleta de corta y media longitud de onda.

Luces descarga de alta intensidad (HID)
Bombilla HID para auto

El tubo de arco o bulbo interno esta compuesto de cuarzo normal fundido con electrodos de tungsteno, con una separación entre ellos de aproximadamente 4.2mm sin filamento alguno que los conecte.

El tubo de arco contiene xenón a unas cuantas atmósferas de presión cuando esta frío y varias más cuando se calienta, también hay mercurio en el bulbo interno y cuando este se vaporiza añade unas 20 atmósferas más para un total de alrededor de 30 o más atmósferas de presión.

informacion

Algunos otros haluros metálicos también son parte de la formula en las luces HID para uso automotriz, incluyendo sodio y escandio, el xenón a alta presión es utilizado para obtener algo de luz aprovechable desde que se enciende la lámpara y durante el “calentamiento”, antes que los otros ingredientes se hayan vaporizado.

electricidad
Lámpara de haluro metálico utilizada en proyector IMAX

La luz es producida cuando una corriente eléctrica pasa de uno de los electrodos a través de los elementos vaporizados de la lámpara hacia el otro electrodo, a esto se le llama “arco” esta corriente hace que los electrones de los distintos elementos cambien de nivel de energía y cuando estos vuelven a su nivel normal liberan la energía en forma de luz (Fotones).

mecanica
Electrones chocando contra un atomo

Estas lámparas requieren un balastro bastante sofisticado para funcionar, el balastro se encarga de suministrar una corriente eléctrica constante y limitada a la lámpara, ya que a diferencia de una lámpara con filamento que regula su consumo eléctrico por si misma (el filamento actúa como resistencia), estas lámparas no pueden hacerlo por lo que el balastro se encarga de esta tarea y evita así que exploten, además de esto, el balastro también les proporciona del llamado “pulso de arranque” que está entre los 12,000 y 20,000 voltios, dependiendo de la temperatura y presión interna de la lámpara, o sea si se acaba de encender (fría y baja presión) o si esta re-encendiéndose (caliente y alta presión).

El pulso de arranque debe ser repetido frecuentemente hasta que el arco este establecido, el balastro además debe proveer un voltaje de corriente continua de aprox. 400 a 450 voltios para forzar a que se establezca el arco.

automovil

Juego de balastros, bombillas y cables para instalar en un automovil


Una lámpara común de las que utilizan los autos actualmente, típicamente de halógeno, consume aprox. 55 Vatios de potencia y produce luz con aprox. 1400 lúmenes de intensidad, mientras que estas luces HID consumen solo 35 Vatios y producen más de 2800 lúmenes.

Con el tiempo, debido al desgaste de la lámpara cada vez aumenta más la presión del gas dentro del tubo de arco debido al calor generado y es necesario suministrar un voltaje más alto para mantener el arco, esto continua sucediendo a lo largo de la vida util de la lámpara, hasta que eventualmente se llega al punto en que el balastro ya no puede suministrar dicho voltaje, cuando esto sucede el arco falla y sin el arco la temperatura baja, lo mismo que la presión y el balastro puede suministrar nuevamente el voltaje necesario para que la lámpara funcione, el efecto de esto es que la lámpara se enciende momentáneamente y luego se apaga, repetidamente.

Los diseños de balastros más sofisticados pueden detectar este fenómeno y en ese momento dejan de suministrar corriente a la lámpara.