Todos sabemos que jugar es divertido y que puede estar bien para llenar esos ratos de ocio en solitario o en compañía que nos permiten nuestras obligaciones. Sin embargo, hay gente que va más allá y hace de su afición una profesión. Seguro que habéis oído hablar alguna vez de gente que ha ganado mucho dinero participando en alguna competición. ¿Pero es esta la única forma que tenemos de rentabilizar nuestras habilidades? Quizás no podemos ponernos a crear un estudio o una empresa de distribución y no somos lo suficientemente buenos como para tener un nivel de competición. ¿Hay otras alternativas? Pues efectivamente, y nosotros os proponemos unas cuantas:

1. Dedícate a probar juegos en desarrollo.

No hace falta ser tan bueno como para ganar un torneo, pero sí tener constancia, capacidad organizativa y mirada crítica. Tu trabajo consistiría en probar durante horas juegos que han de ver la luz dentro de unos meses, detectar errores e informar de ellos al programador para que los corrija.

Esta es una profesión donde la carrera profesional no suele ser muy larga, pero que te puede abrir muchas puertas en un futuro si quieres trabajar en la industria. Eso sí, prepárate a trabajar duro y a aborrecer juegos que pensabas que te encantaban.

2. Vende objetos virtuales por dinero real.

Otro de los grandes negocios que han promovido las comunidades online como "World of Warcraft" es la compra-venta de objetos virtuales en el "mundo real". Puedes comprar una espada, una armadura o simplemente oro del juego por dinero de verdad. Si dedicas el suficiente tiempo a encontrarlos y creas una tienda en una web de venta por Internet, puedes rentabilizar tus horas de ocio de una forma más que aceptable. Juegos como Animal Crossing, LittleBigPlanet, Pokémon o Everquest están poblados de gente que compra y vende estos objetos virtuales.

¿Te sorprende que se pueda ganar dinero con algo así? Pues es algo más serio de lo que parece, pues en países como China se han visto obligados a prohibir el intercambio de dinero virtual por el real. Hay gente que ha llegado a amasar fortunas entre 200 millones y 1 billón de dólares.

3. Sé un "Game Master"
Un "Game Master" (o GM) es el enlace entre la comunidad de jugadores y la compañía que ha producido un juego. Su trabajo principal es el de ofrecer un servicio técnico y de ayuda dentro del propio juego, moderar disputas, banear a usuarios que incumplen las normas y cosas así. Compañías como Blizzard ofrecen puestos dentro de su "World of Warcraft" bastante bien pagados donde no exigen demasiado. Prácticamente cualquiera con un PC y una cuenta del juego puede presentar su currículum. Eso sí, mejor que sepas inglés.

4. Juega por dinero.

Hay sitios web como Bringit.com donde puedes jugar por dinero. Es seguro, es legal (de momento) y puede participar cualquier jugador del mundo, tanto de PC como de consolas. Los usuarios ponen su dinero para ser socios, participan en torneos y enfrentamientos individuales y al ganar, en lugar de llevarse puntos, se llevan el dinero.

5. Profesionaliza tu juego y compite en torneos

Seguramente no es lo que tus padres tenían en mente cuando te compraron tu primer ordenador, pero una buena opción para ganar dinero con los videojuegos es convertirte en profesional.

El jugador profesional ve los videojuegos como un atleta vería cualquier deporte. Dedican una serie de horas de entrenamiento al día perfeccionando sus habilidades. Se especializan en un juego y se dedican a él hasta lograr la perfección en su manejo. Este duro entrenamiento no sólo les sirve para participar en torneos, sino para protagonizar tráilers y demostraciones en empresas. Una vez asistí a una presentación de unos cascos en los estudios Dolby y allí había dos jugadores profesionales jugando a Counter Strike en una pantalla de cine. Obviamente, cobraron un buen sueldo por hacer aquella presentación, de un producto que no tiene por qué estar relacionado con los videojuegos.

El profesional, al igual que muchos atletas, también puede cobrar por patrocinio. Una marca puede pagar porque usen su ratón, lleven una gorra con su logotipo o utilicen un PC. Seguramente esta es la mejor forma de ganar dinero, pero también la más exigente. Como cualquier deporte


comenten lo que opinan